Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Almería

Pueblos de Almeria

Almería – Comarca Metropolitana de Almería

Almería está ubicada en la bahía de su mismo nombre, es una ciudad luminosa, cuyo origen se remonta a tiempos muy remotos. Presidida por su imponente Alcazaba, de planta irregular, desde sus adarves se ofrece una extraordinaria panorámica de la ciudad y el puerto. A los pies de la Alcazaba se encuentra el barrio más típico: La Chanca con sus casas policromadas y pintorescas.
Almería es una ciudad que vive cara al mar, de ahí que el puerto forme parte de la misma, en su fisonomía y en su vida diaria. Dentro del puerto tiene especial interés el antiguo embarcadero de mineral, conocido como
” El Cable”.
En el centro, la Catedral, construida a modo de fortaleza para protegerla de los ataques de piratas, de ahí que su mayor interés está en el interior.

Además se pueden visitar los Jardines del Malecón, el barrio del Muelle de S. Pedro, la plaza de la Puerta de Purchena, la plaza Vieja o la de la Virgen del Mar.

Posee también Almería playas de interés para disfrutar del turismo de sol y playa, y parte de su término está incluido en el Paraje Natural Sierra de Alhamilla, lugar de gran interés ecológico y paisajístico por su abundante vegetación (consistente en un bosque de encinas muy bien conservado y bosques de pinos de repoblación), y por su importancia ornitológica.

Aunque fue habitada desde la prehistoria, también se desarrollaron las culturas de Los Millares y El Argar y fue ocupada por fenicios, cartagineses y romanos. El asentamiento actual de la ciudad y su mayor esplendor lo conseguiría en el periodo de Al-Andalus. Al-Mariya Bayyana, origen de la ciudad actual, fue arrabal marítimo de Pechina. Llegó a ser primer puerto Al-Andalus y base naval del Califato de Córdoba en tiempos de Abderramán III.

Con la caída del Califato de Córdoba pasó a ser la capital de uno de los reinos de taifas de mayor importancia. Su industria textil contaba con más de 10.000 telares en los que se producían las más ricas sedas, terciopelos, damascos y brocados. Alfonso VII en 1147 tomó y destruyó la ciudad que representaba su mayor competencia en el comercio del Mediterráneo. Volvió después a manos musulmanas. Jaime II de Aragón intentó de nuevo la toma de la ciudad en 1309. La conquista definitiva se llevó a cabo en 1489 por los Reyes Católicos.

En el siglo XVI sufrió una serie de terremotos en 1512, 1522 y 1550, además de continuados ataques de los piratas berberiscos que ocuparon su alcazaba.

En el siglo XIX seguía perteneciendo al reino de Granada hasta que en el año 1833 se reorganizó el territorio español en provincias, Almería se convierte en capital de la provincia de su mismo nombre.

La explotación extranjera de sus minas dio a Almería un considerable empuje, pero se frenó con la retirada de la compañía explotadora a los primeros signos de problemas en la comercialización de los productos.

En la actualidad (su economía se basa en el turismo y en los cultivos de invernadero) es la huerta de invierno de Europa. Igualmente, en los últimos años ha experimentado un alza en demanda y calidad de los productos artesanales existe un en trabajos artesanales.

Monumentos

Basílica de la Virgen del Mar
Alcazaba de Almería
Castillo de San Cristobal
Catedral de Ntra. Sra. de la Encarnación
Castillo de Almería
Templo de San Sebastián
Puerta de Purchena
Los Aljibes
Templo de Santiago
Iglesia de Las Claras
La Plaza Vieja
Iglesia de San Pedro
Templo del Sagrado Corazón
Teatro Cervantes y Círculo Mercantil
Hospital Real
Plaza de Toros
Templo de San Juan
Cuevas de la Chanca

Cortijos de Almería

– Cortijo El Pino
– Cortijo Romero
– Cortijo Góngora
– Cortijo Córdoba
– Cortijo Berenguel
– Cortijo Los Trancos
– Cortijo Las Palmeras
– Cortijo Torre Marcelo
– Cortijo Venta Martínez
– Cortijo Marín de Burgos
– Cortijo Noria de San Antonio
– Cortijo Fuentes de la Higuera

Gastronomía

La gastronomía que puede disfrutarse en la provincia de Almería es variada y natural, y en ella conviven desde la antigüedad productos de mar y de la tierra, de excelente calidad. Un cierto aislamiento tradicional ha dado lugar a una cocina de gran personalidad que conserva las más antiguas esencias de las influencias pasadas, que todavía se dejan sentir.

Almería capital es una de las zonas de Andalucía más propicias para el tapeo. Infinidad de bares ofrecen al visitante diversidad de tapas para acompañar la cerveza o los recios vinos de la región. En Almería, los barrios de Pescadería y El Alquián y en el Cabo de Gata son muy populares las tapas a base de pescado. Sin embargo, en las calles del centro de la ciudad, también es corriente encontrarse con tapas calientes (pucheros, patatas a lo pobre, migas, etc.).

En la provincia de Almería existe una muy variada cocina de cuchara, que para los que la visiten por primera vez, quizá parezca más propia de las tierras del interior de España, que de un emplazamiento costero. Son típicas las sopas: sopa de Almería (a base de mariscos), sopa de ajo almeriense, la fritada especialmente la de Sufli, sopa moruna, sopa negra, pimentón o caldo colorao (especie de zarzuela de pescado); olla de trigo o los conocidos gurullos (plato esencialmente campero consistente en pequeñas esferas de harina mojadas, escurridas y fritas en manteca de cerdo y saborizadas con ingredientes tales como ajos, chorizo, tocino, caza, entre otros).

Cómo llegar

Visitar Almería está al alcance de la mano desde cualquier rincón de Europa. El aeropuerto, situado a tan sólo unos minutos de la capital por autovía, pone en comunicación Almería con las principales capitales españolas y del Viejo Continente.
Como ciudad de clara vocación marítima, Almería recibe en su puerto embarcaciones y cruceros procedentes de los más diversos países, cubriendo además líneas regulares a los puertos de Melilla , Nador (Marruecos) y Ghazaouet (Argelia), en la costa norteafricana.

Por carretera, se accede con comodidad a la comarca a través de la autovía del Mediterráneo, la A-92 une Granada-Almería, por Guadix, y desde la costa malagueña por la ctra. N-340 con bastantes tramos de la autovía del Mediterráneo ya en servicio. Una completa red de carreteras recorre la zona, enlazando la capital con las poblaciones del norte y Níjar, además de las carreteras y vías secundarias del interior del Parque Natural. Hay que tener en cuenta que muchas de las playas de Cabo de Gata-Níjar, para preservar este importante espacio natural, no cuentan con acceso para vehículos, siendo visitables tan sólo a pie o en bicicleta.

En tren R.E.N.F.E. ofrece al usuario una diversa gama de productos y servicios que hacen más accesible el viaje en tren a nuestra provincia. Servicios a Granada, Barcelona, Madrid, Sevilla y Cádiz.

Distancias

A Málaga 206 km
A Sevilla 404 km
A Granada 156 km
A Córdoba 305 km
A Huelva 496 km
A Jaén 206 km
A Cádiz 460 km


0 comentarios

Deja un comentario