Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

Berrocal

Pueblos de Huelva

Berrocal, Loelia

La localidad onubense de Berrocal está ubicada a 78 km. de la capital, su extensión es de 124,6 km. ocupados por una población de 416 habitantes.

Es la antigua Loelia, está cruzada por calzadas romanas y abundan los campos de dólmenes, lo que nos muestra la antigüedad de la presencia humana en esta zona. En la época medieval censan las actividades mineras y se sobrevive gracias al pastoreo, la agricultura. Las actividades cinegética y la abundancia de colmenas completan las actividades de esta zona.

Una familia en tiempos de la repoblación procedente del antiguo Reino de León pobló el lugar en torno al año 1348 fue sucesivamente creciendo hasta formar una aldea En 1658 consiguió su emancipación municipal por haber desaparecido totalmente la ciudad de Tejada a la cual perteneció. Hasta el año 1875 en que se constuyó el ferrocarril minero de Río Tinto permaneció el lugar sumergido en la Edad Media.

El origen exacto de Berrocal no ha llegado a saberse; sin embargo se cree que surgió como consecuencia de un pasaje de diligencia para caballerizas, ya que junto al pueblo pasa un carril romano desde el Río Tinto al Guadalquivir.

Durante la época de la Roma Imperial las minas de Río Tinto fueron objeto de una gran actividad y los minerales eran transportados por la calzada minera para su embarcado con rumbo a la capital del Imperio. En este tiempo debió de existir ya un gran núcleo de población que los romanos llamaron LOELIA. Cuando en el siglo V d.C. las minas de Ríotinto quedaron paralizadas, los moradores del pueblo se fueron adaptando a la vida del pastoreo, caza, explotación agrícola de los cercados y recolección de la miel de las colmenas. Berrocal era en aquel momento aldea dependiente de la despoblada Tejada de la Vieja.

Hacia el año 1612 contando con 60 vecinos fue levantada villa por el Rey Felipe III iniciándose la construcción de la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, la cual quedó terminada en 1646. Sobre el año 1860 hubo un reajuste en los términos municipales de la comarca que afectó a Berrocal, siendo recortada su extensión en beneficio de las Villas de Paterna y Escacena del Campo.

En 1833 se creó la actual provincia de Huelva pasando a depender Berrocal del partido judicial de Valverde del Camino y no de Aracena como lo venía siendo hasta ahora. A partir de los años 70, el pueblo ha sufrido un cambio sociológico, haciendo de él un lugar próspero y tranquilo, pasando a ser lugar residencial debido a que los obreros que poseen su trabajo en Sevilla y Huelva siguen teniendo su segunda residencia en el pueblo.

Monumentos

Iglesia de San Juan Bautista, siglo XVI.
Ermitas de la Cruz de Arriba y de Abajo.
Yacimientos Arqueológicos
Dólmenes.
Calzadas romanas.

Patrimonio Natural

Tranquilidad y naturaleza son los dos aspectos que el visitante debe tener en cuenta a la hora de llegar hasta Berrocal y sus alrededores. La riqueza natural es uno de los aspectos más destacados de esta singular porción de la Cuenca Minera.

La fisonomía de Berrocal se integra perfectamente en un entorno natural de embriagadora y a la vez sencilla belleza. Su tradicional aislamiento ha sido favorable para la conservación de parte de su identidad natural. Tres son los elementos de tradición paisajística: el río Tinto, la masa forestal y la reserva cinegética.

En los márgenes del Tinto y en su progresivo proceso de encajonamiento se encuentran los más atractivos y bellos parajes de todo Berrocal. El propio río con sus aguas tintas muestra una acusada singularidad. Uno de los lugares de más fácil acceso donde se puede contemplar este fenómeno es la zona conocida como El Molino Viejo, donde aparecen vestigios de la actividad minera y un lecho tupido de grandes cantos rodados.

Aguas arriba nos encontramos con dos parajes situados a ambos márgenes del río que incitan a la contemplación:

– Riscos Altos: Es un pequeño berrueco en el que se asoman grandes bloques de piedra y desde el que se ofrece una de las vistas más bonitas del Tinto.

– Alto de la Picota: Sobre cuya ladera se observa un claro ejemplo de vegetación autóctona, donde se entremezclan pies de encinas, jaguarzos, madroños y labiérnagos.

Caminando al Noroeste, encontramos una gran extensión de monte aterrazado y plantado con pequeños árboles: estamos ya en la famosa plantación de cítricos de la Riotinto Fruit, S.A., situada en pleno corazón minero.

Hacia el Sur, río abajo, se puede seguir el trazado del viejo ferrocarril, de vía estrecha, que transportaba el mineral desde las minas de Riotinto hasta el muelle de Huelva y cuya guía se va perdiendo poco a poco entre los primeros cerros.

En dirección a la Palma del Condado, vamos acercándonos al entorno de la Reserva Nacional de Caza de La Pata del Caballo, en un paisaje dominado por la alternancia entre el monte bajo mediterráneo, grandes eucaliptares y dehesas combinadas de encinas y alcornoques. En este paraje, y dependiendo de la hora del día, se pueden contemplar ciervos. Es interesante presenciar, en determinadas zonas, la berrea anual, que suele tener lugar durante el otoño. Mucho más complicado resulta detectar jabalíes, tejones, meloncillos, zorros, jinetas, gatos monteses, topillos, musarañas, etc., que junto a otras especies, aprovechan la seguridad de la noche para comenzar su actividad. Incluso se ha llegado a detectar la presencia de nutrias.

Siguiendo esta dirección a través de las numerosas pistas forestales abiertas se accede a otros parajes encantadores, como El Pico del Águila o el Collado del Peral.

Existe un paraje que supera al resto en espectacularidad, es la zona del Túnel Salomón y su puente sobre el Tinto. En este tramo el río describe un meandro que obligó a los técnicos ingleses diseñadores del ferrocarril minero a construir un gran puente de hierro.

Gastronomía

Los guisos de borrego, calderetas y gazpachos y ensaladas con productos de la huerta, sin olvidarnos de la repostería: tortas de manteca, piñonate o alfajores.
Los guisos de “chivito” o dulces de aceite y harina son tradicionales en sus fiesta.

Cómo llegar

Salir de Huelva. Tomar la A-472. Travesía de San Juan del Puerto- Travesía de Niebla – Travesía de Villarrasa – Travesía de La Palma del Condado. Girar a la izquierda: HV-5131. Girar a la derecha: H-9026. Entrar en Berrocal.

Distancias

A Huelva 78 km
A Zalamea la Real 21 km
A Cortegana 66 km
A Aracena 60 km
A Sevilla 81 km
A El Castillo de las Guardas 32 km
A Nerva 18 km
A Valverde del Camino 31 km


0 comentarios

Deja un comentario