Andalucia Rustica

Buscar más

Castillos en Sevilla

Castillo de Estepa

Castillos en Sevilla

Castillo de Estepa

El Castillo de Estepa está situado en el extremo occidental del Cerro de San Cristobal, tiene una planta casi triangular adaptándose a la topografía del terreno y cuenta con una torre homenaje albarrana.

Según el Inventario de Patrimonio Cultural Europeo, en Estepa existirían dos fortificaciones. La primera sería el Recinto Militar (romano-árabe), la segunda fortificación sería el Castillo, datado como árabe y del siglo XIV, según este inventario al Castillo se le conocía popularmente como “Torre de Palacio”.

Murallas: S. X-XVI. Pertenece al periodo islámico, fue reconstruida en época almohade y nuevamente retocada en época de la Orden de Santiago.

Torre del Homenaje: Se trata de una torre albarrama erigida por el Maestre Santiaguista Lorenzo Suárez de Figueroa.

Alcazaba: Islámico (s. XII), Santiaguista (S. XIV) y Palacio del Marqués de Estepa (S. XVI).

Torre Ochavada: (S. XIII). Época almohade. Parece que estuvo unida al recinto principal por una muralla.

Castillo de Estepa

Castillo de Estepa. El recinto fortificado ocupa la parte alta del cerro en el que se ubica la villa. En la actualidad se conservan únicamente algunos lienzos y cubos de la muralla sobre todo en el sector sureste, alternando las de planta cuadrada con las semicirculares. En el lado oeste, próximo a la zona donde estaba la entrada principal del recinto y sirviendo de baluarte defensivo, se alza el antiguo alcázar o castillo, del cual se conserva la Torre del Homenaje. Ésta fue en origen una torre albarrana conectada con el alcázar propiamente dicho. Posee solamente una cámara en la parte alta cubierta con bóveda gótica de ocho nervios de piedra con plementería de ladrillo. Su planta es cuadrada, de 13 metros de lado a ras del suelo y de 12,5 metros en la parte superior. Su altura es de 26 metros. La construcción es de sillares a soga y tizón en el zócalo hasta la sexta hilada. También son de sillares las esquinas y el macizo en el que se abren las ventanas y la puerta de acceso, como también las ménsulas de los ángulos y el matacán sobre la puerta. El resto del paramento es de tapial. La parte maciza tiene 12,5 metros de altura, a cuyo nivel se halla una cámara de planta cuadrada de 7,35 metros de lado, cubierta con una bóveda de crucería octogonal. La entrada de la cámara está a levante en el mismo lienzo de pared de la entrada y en su ángulo con el muro sur se abre la puerta de acceso a la escalera de la azotea, cubierta por tres tramos de bóveda escalonados, la primera vaída, la segunda de artesa y la tercera de cañón apuntado. La terraza que corona la torre carece de parapeto hoy día.


0 comentarios

Deja un comentario