Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Sevilla

El Cuervo de Sevilla – Casa de Postas

Monumentos en Sevilla

Casa de Postas

La Casa de Postas (Centro Cultural Casa de Postas) se encuentra situado en la Avenida de Jerez, a un par de minutos de la Parroquia de San José, en la localidad andaluza de El Cuervo de Sevilla.

La Casa de Postas de El Cuervo es un edificio singular cuya imagen escogemos para representar e identificar a nuestro pueblo. Notas históricas y anécdotas rodean a este edificio del siglo XVIII que se supone la primera edificación en la zona.

En el Reglamento General dictado por su majestad el Rey Don Felipe V, el 23 de abril de 1720, se contemplaba lo que se llamaba la Carrera o Camino Real, desde Madrid a Cádiz por Toledo, Ciudad REAL, Córdoba, Écija, Carmona, Sevilla, Lebrija, Jerez, Puerto de Santa María y Cádiz. Sin embargo la etapa entre Sevilla y Cádiz resultaba demasiado penosa para las caballerías y más cuando se introdujeron las diligencias, carruajes de mayor peso y dificultad, dado que la ordenanza señalaba que solamente se podía viajar durante el día, de sol a sol. Fue necesario crear la Casa de Postas de El Cuervo para partir así la jornada.

Se encuentra situada en el margen derecho de la carretera Nacional IV, casi en el límite de las provincias de Sevilla y Cádiz. La edificación ocupa 2016 metros cuadrados de los que hay construidos 1260. La construcción original responde a una crujía perimetral con cubierta a dos aguas de teja árabe, patio central y pozo correspondiendo esta zona a la antigua posada-mesón. Se utilizaba para cambiar las caballerías y como albergue para viajantes. Era una parada obligatoria después de tantos kilómetros para reponer las fuerzas de los primitivos correos y viajeros de las diligencias.

En el libro “La Patria de Lebrija” del historiador D. José Bellido Ahumada, hemos encontrado algunos paisajes históricos que dan idea de la importancia que la Casa de Postas debió tener, fragmentos que transcribimos íntegramente.

“El 1 de marzo de 1796 pasó por el término de Lebrija el Rey Carlos IV con la Reina y el Infante que había venido a Sevilla a visitar el sepulcro de San Fernando e impetrar la curación del Príncipe de Asturias. Salieron las Justicias al arroyo de Mascargo a cumplimentarles y les acompañaron hasta la Casa de Postas de El Cuervo. Habían salido de Utrera el mismo día y llegaron a Jerez a las doce y media; al día siguiente continuaron hacia Cádiz, donde permanecieron hasta el día 5.

“El 13 de junio de 1823, siendo también alcalde de segundo voto, Diego Sánchez – Pabon, pasó Fernando VII con dirección a Cádiz, adonde había sido decretado su traslado la Regencia provisional nombrada en Sevilla por el Congreso para este solo acto, y unos días después del 19 al 24, cruzaron en el mismo sentido los llamados “Cien mil hijos de San Luis que envió el Rey de Francia para restablecer el absolutismo en el suelo español, a cuyo Generalísimo, el Duque de Angulema, acudió a felicitarle en el Puerto de Santa María una comisión del Ayuntamiento presidida por Diego de Soto y Tejero. Durante la estancia de los francés en la provincia gaditana hubo de pechar Lebrija con la obligación de ayudarles en los transportes, surtidos de paja, esteras para los hospitales de sangre, farolas para el alumbrado de cuadras y otros efectos, pero particularmente de caballos para los correos, de los que necesitaban ocho permanentes en la Casa de Postas de El Cuervo, habiendo llegado al extremo de que en septiembre solo restaban  a los ganaderos sementales, por haber muerto o quedado inútiles en el servicio los demás de lo que se quejaron en vano al jefe de las postas francesas, Mr. Regnon”.

“El 3 de diciembre de 1848 acordó el ayuntamiento que el Regidor Francisco Javier Vélez de Gusrara y el Secretario, saliera a acompañar a la Infanta María Luisa Fernanda durante su tránsito por el termino a quien se sirvió el almuerzo en la Casa de Postas de El Cuervo, que importo 6602 reales “.

Estos son los escasos datos con rigor histórico que poseemos sobre este edificio.

Los suceso y avatares que han transcurridos con posterioridad por la Casa de Postas los conocemos por transmisión oral. Después de la decadencia de las diligencias se ubico allí un cuartel militar y más tarde un cuartel de la guardia civil. Al parecer el Sr. Villacieros compra el edificio, quien se lo cede en arrendamiento a una familia de Lebrija que lo utiliza como molino de aceite, almacén de grano y también molino de harina. Este es el motivo por el que los Cuerveños también conocemos la edificación como el Molino, denominación que ha ido pasando de generación en generación. Además se sabe que fue almacén de distribución de aceite y ultramarinos.

Casa de Postas (Centro Cultural Casa de Postas)

Casa de Postas (Centro Cultural Casa de Postas)


0 comentarios

Deja un comentario