Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Sevilla

El Pedroso Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación

Monumentos en Sevilla

Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación

La Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación se encuentra en la plaza del mismo nombre, a pocos metros del Ayuntamiento, en El Pedroso.

La Iglesia de Ntra. Sra. de la Consolacion de El Pedroso es un edificio de una sola nave con cabecera plana que fue construida en varias fases y estilos.

Se conservan restos en la actual capilla bautismal cubierta con bóveda de terceletes de una primitiva construcción gótica del 1400. Levantados en el siglo XVI, el presbiterio y los dos primeros tramos de la nave se cubren con bóvedas vaídas. Los tres últimos tramos, añadidos ya en el último cuarto del siglo XVII, lo hacen con bóveda de cañón con fajones. En estos últimos tramos la nave se estrecha ligeramente y en los laterales se sitúan dos sencillas puertas adinteladas de acceso y capillas. Sobre ellas corre una galería abierta a la nave, que se cubre en cada tramo con bóvedas de cañón dispuestas transversalmente a ésta. Esos tramos se comunican entre sí por pequeños huecos de paso abiertos en los machones de separación.

Abre la Capilla Sacramental en el lado de la Epístola, trazada por Pedro Díaz de Palacios en 1575, cubierta con cúpula casetonada con linterna. Frente a ella, en el lado del evangelio, se dispone la torre y el cuerpo que alberga la sacristía y la vivienda parroquial, que se estructura al exterior mediante robustos contrafuertes de sillería.

A los pies, adintelado sobre gruesos pilares de ladrillos, se sitúa el coro alto y bajo éste está la sillería del coro bajo, que se cierra lateralmente con dos puertas de acceso a sendos pequeños espacios laterales.

Muy compleja es la volumetría del templo al exterior donde se refleja el proceso de adiciones históricas. Se pueden observar los distintos volúmenes de las dos fases constructivas de la nave. La primera, de mayor altura, trasluce al exterior los dos tramos de que consta mediante grandes contrafuertes, presentando bajo la cornisa de la cubierta una serie de gárgolas de piedra que permiten deducir la existencia de una primitiva cubierta de traza distinta de la actual, a varias aguas y con tejas curvas.
La estructura portante se resuelve con muros de carga de sillería en la parte antigua y fábrica de ladrillo en la ampliación, en ambos casos enfoscados y encalados tanto al interior como al exterior.

En la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación se pueden diferenciar varias etapas según las distintas épocas. En principio fue un templo gótico-mudéjar de tres naves, aunque de esta época solo queda la actual Capilla Baustismal, situada junto a la Capilla Mayor en el lado de la Epístola.

Entre 1556 y 1561 (época Renacentista), sufre una gran modificación y pierde su estructura original. El edificio pasa de tener tres naves a disponer solo de una que ocuparía la extension de las anteriores y que se dividiría en dos tramos.

En la segunda mitad del S. XVI la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación sufre nuevas alteraciones, en este caso en su cubierta, ésta se sustituye por una nueva, en forma de terraza, de ahí que se conserve debajo de la cornisa las gárgolas de piedra que servía de desagüe.

Debido a los sucesivos derrumbes provocados por movimientos sísmicos (terremoto de Lisboa y otro en 1761 y 1763), en el siglo XVIII la iglesia sufre numerosas intervenciones, también provocadas por el auge experimentado por la población, la iglesia se estaba quedando pequeña.Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación

En 1758 se realizan varias obras en la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Consolación de El Pedroso, entre ellas cabe destacar la torre campanario que podemos ver a día de hoy. También se hacen las cubiertas de la capilla mayor y de la colateral y se reparan las de la nave principal. Estas obras fueron dirigidas por el maestro arquitecto Pedro de Silva.

Sería el arquitecto español Ambrosio de Fiqueroa quien, en 1771, realizaría un informe tras el cual se procedería al arreglo de las cubiertas. En 1776 se vuelven a reparar las cubiertas, en este caso las obras fueron dirigidas por el maestro mayor José Alvarez.

Por problemas de espacio, entre 1779 y 1780, Antonio de Figueroa da una solución a estos problemas, prolongando la nave principal añadiendole tres tramos más.

Siguen los arreglos y reformas de la iglesia hasta comienzos del S. XIX.


0 comentarios

Deja un comentario