Andalucia Rustica

Buscar más

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural del Estrecho

Parques Naturales de Andalucía

Parque Natural del Estrecho – Cádiz

Información sobre el Parque Natural del Estrecho en Algeciras y Tarifa.

El área del Estrecho tiene un valor cultural excepcional como escenario histórico de las relaciones entre el continente europeo y el africano y por ser un enclave fundamental en los tránsitos culturales entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Existe un gran número de yacimientos arqueológicos y un patrimonio artístico y etnográfico que representa una gran variedad de los estilos que han llegado a constituir las señas de identidad de Andalucía.

El Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, declarado Monumento Histórico Nacional, constituye el núcleo central del patrimonio histórico y artístico del Parque. Esta antigua ciudad-factoría romana es extraordinaria por varias razones: su privilegiado emplazamiento, su estado de conservación, sus dimensiones, las posibilidades que ofrece para el conocimiento-investigación de estructuras urbanas y productivas antiguas y por su potencial turístico.

También cabe destacar el sistema de vigilancia y defensa constituido por un conjunto de Torres de vigía o almenara, que presentan la ventaja de poder ser utilizadas como hitos de referencia en recorridos o itinerarios por la costa.

En el ámbito del Parque Natural se ha registrado hasta ahora la presencia de unas 30 cuevas que tienen manifestaciones de arte rupestre y que en la mayoría de los casos se identifican con pinturas esquemáticas.

Debido a la situación del Estrecho de Gibraltar y a su complejo sistema de vientos y corrientes, existe un abundante patrimonio arqueológico submarino formado por diferentes tipos de restos de barcos hundidos (pecios). Uno de los aspectos más llamativos del mismo, es que viene sufriendo desde hace tiempo un proceso de expoliación.

Clima

El área del Parque Natural del Estrecho, está influenciado por una variedad mediterránea oceánica. Las precipitaciones anuales sobrepasan los 700 litros y la temperatura media es de 17 °C. Pero lo que realmente resalta en el territorio es el viento predominante del Este con rachas de hasta 125 km/h. Este factor es determinante en la adaptación de la vegetación al medio e indirectamente en el paisaje.

Carácteres Geomorfológicos

Existe un complejo tectónico con apilamiento de mantos de corrimiento con diferentes unidades estratigráficas, destacan las formaciones Flysh que son secuencias sedimentarias con alternancias de materiales duros como areniscas y calizas con otros blandos como arcillas y margas, quedan representados en los acantilados y las plataformas de abrasión.

También son importante las formaciones karsticas submarinas, las marmitas de Punta Camarinal, las dunas cuaternarias y las playas del litoral.

Al noroeste de la zona aflora la Sierra de la Plata, en la que se encuentra el punto más alto y la Loma de San Bartolomé. La Sierra de la Plata es una sierra litoral, su disposición es Nordeste-Suroeste y presenta mayores altitudes en el sector septentrional, concretamente la Silla del Papa con 459 m., que en el meridional, con La Laja de 343 m., donde se bifurca antes de llegar al mar en dos ramales: Cabo de Gracia y de la Plata. Por el Nordeste enlaza con la Laja de las Algas, 415 m.

San Bartolomé constituye una pequeña elevación de disposición Norte-Sur que culmina a 444 m y que forma parte del denominado Arco de Bolonia.

El litoral es muy variado y da lugar a dos tipos de costa claramente separados por la Isla de Tarifa, siendo arenosa y de pendiente suave en su parte occidental y formada por acantilados rocosos en la oriental.

En las sierras y colinas existen dos tipos de suelos: la tierra parda forestal sobre areniscas silíceas del Aljibe y el lehm margoso sobre sedimentos calizos del Eoceno. La tierra parda forestal es el suelo de las sierras y montañas, y el lehm margoso el suelo de las colinas. Existen además, en esta región, suelos de vega aluvial, suelos rojos mediterráneos y tierras pardas calizas.

A nivel hidrológico solo existen arroyos y pequeños ríos como El Jara, el Vega y el Guadalmesí

Fauna

La fauna de esta zona destaca por el gran número de representantes del grupo de las aves. Los resultados publicados hasta el momento incluyen más de setecientas mil aves censadas pertenecientes a treinta y cuatro especies. Las más numerosas son cigüeña blanca (Ciconia ciconia), halcón abejero (Pernis apivorus) y milano negro (Milvus migrans). También se observan el águila imperial (Aquila adalberti) y la cigüeña negra (Ciconia nigra), consideradas en peligro de extinción y “Especies que deben ser objeto de medidas de protección en cuanto a su hábitat” según la normativa europea. Además de éstas, se puede contemplar el buitre negro (Aegypius monachus), el halcón borní (Falco biarmicus) y el elanio azul (Elanus caeruleus). De igual forma el alimoche (Neophron percnopterus), el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), el aguilucho cenizo (Circus pygargus) el águila perdicera (Hieraetus fasciatus), el halcón de Eleonor (Falco eleonorae) y el halcón peregrino (Falco peregrinus) han sido vistas en el contexto del programa MIGRES. Todas ellas son consideradas vulnerables por la legislación española. Las colonias de buitre leonado (Gyps fulvus) son las más meridionales en Cádiz y en la Península Ibérica. Entre las dos sierras del Parque Natural se contabilizan un total de 50 parejas nidificantes.

Habiendo dejado de mencionar muchas especies, otro aspecto destacable de la fauna en la zona del Estrecho de Gibraltar es el fenómeno de las migraciones. Aunque éstas conciernen a insectos, aves, peces y mamíferos marinos, la mayor parte de las investigaciones se han centrado en el grupo de las aves. Esto ha generado un importante número de asociaciones y naturalistas en la zona que participan en diversos proyectos para el estudio de las aves en su paso por el Estrecho. Entre estos destaca el Programa MIGRES, financiado por la Consejería de Medio Ambiente y coordinado por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife). La mayor parte de estas actuaciones se realizan en el Parque Natural del Estrecho.

Flora del medio terrestre

La característica fundamental de la flora del Parque Natural es el aspecto actual que presenta, consecuencia de las peculiares condiciones climatológicas de la zona y de una fuerte presión antrópica desde tiempos remotos.

En las zonas de sierra, como Sierra de la Plata y de San Bartalomé, el tapiz vegetal que cubre sus laderas está formado por quercíneas y acebuches, sustituidos en gran parte de su superficie por matorral, pinos y eucaliptos de repoblación. En las partes más bajas de las sierras y en las cumbres, desaparecen las formaciones boscosas para dar lugar a pastizales y matorral rastrero.

Destacan los endemismos Narcissus viridiflorus, Genista triacanthos, Chamaespartium tridentatum y Drosophyllum lusitanicum.

La duna de Bolonia presenta una vegetación muy adaptada a este ambiente, con algunos rodales de Elymus farctus y barrón (Ammophyla arenaria), bajo cuya protección se instalan ejemplares de tártago marino (Euphorbia paralias) y Lotus creticus.

En Punta Camarinal y Punta Paloma, el sustrato arbóreo está dominado por una repoblación de pino piñonero (Pinus pinea) con algunos ejemplares de sabina (Juniperus phoenicea) y enebro (Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa), más abundantes junto a los acantilados. A medida que nos alejamos de la costa, en Punta Camarinal, aparecen especies como el lentisco (Pistacia lentiscus), el bayón (Osyris quadripartita) o el jaguarzo negro (Cistus monspeliensis), destacando entre todas la camarina (Corema album). En Punta Paloma, sin embargo, los espacios dejados por los pinos, están cubiertos con un retamar monoespecífico, bajo cuyas plantas resultan abundantes Centranthus calcitrapae y Anagallis arvensis.

En los acantilados de los Cerros del Estrecho se distinguen dos unidades vegetales: una formada por el hinojo marino (Crithmum maritimum), Calendula suffruticosa y Asteriscus maritimus sobre acantilados que cortan perpendicularmente los estratos y otra, sin apenas vegetación en paredes prácticamente verticales sobre cantiles de arenisca.

>Medio Marino

En el ámbito marino del Parque Natural del Estrecho, se concentran tres provincias marinas distintas: la Lusitánica, la Mauritánica y la Mediterránea, lo que confiere una gran singularidad a toda esta zona, cuyas aguas albergan valores muy altos de diversidad biológica. En los trabajos científicos realizados en la zona se han citado más de 1900 especies de flora y fauna marina, siendo descritas, algunas de ellas, como nuevas para la Ciencia. También, un número considerable de estas especies han sido primeras citas para la costa andaluza.

Entre las especies con mayor interés conservacionista debido a su endemicidad y/o rareza a nivel mundial o local destacan:Los poríferos (esponjas) como Axinella estacioi, Los cnidarios (medusas) como Merona ibera , Cervera atlantica, Scleranthelia microsclera, etc . dejandos gran número de moluscos crustáceos y briozoos sin mencionar. Estas especies viven en hábitats caracterizados por comunidades biológicas asentadas sobre substratos duros (fondos rocosos con elevada heterogeneidad espacial, ubicados generalmente entre 10 y 50 m. de profundidad).

También tienen importancia para su conservación un total de 23 especies, consideradas de interés comunitario como Patella ferruginea, (la mayor lapa de las costas de Europa), la Lithophaga lithophaga o dátil de mar y Pinna nobilis o nacra. La regresión de uno de sus hábitats preferentes como son las praderas de fanerógamas, ha contribuido a la disminución drástica de sus poblaciones; el equinodermo Centrostephanus longispinus o erizo de púas largas; así como todas las tortugas marinas (boba, laúd, carey y golfina); y cetáceos.

La Directiva 92/43/CEE incluye en su Anexo V (especies de interés comunitario cuya recogida en la naturaleza y cuya explotación puede ser objeto de medidas de gestión) una especie animal de la franja litoral Algeciras-Tarifa: el coral rojo (Corallium rubrum), establecido en zonas específicas de fondos rocosos superiores a 40 metros de profundidad pero que sufre una fuerte presión por su alto interés económico.

Los fondos marinos sobre los que se sitúa el medio marino del Parque, presentan una elevada diversidad debido a la gran variedad de substratos y la accidentada batimetría de los mismos. Estas dos características, unida a la presencia de un sistema de corrientes poco predecible, permite observar la disposición de numerosas formaciones vegetales.

En los fondos arenosos de la franja litoral comprendida entre la ciudad de Tarifa y la ensenada de Bolonia, aparecen las praderas de la fanerógama marina Cymodocea nodosa (Cymodoceion nodosae), recogidas, se sitúan frente a la playa de Los Lances y las Ensenadas de Valdevaqueros y de Bolonia.

En los fondos arenosos más profundos, a partir de los 30 metros de profundidad, aparecen densas formaciones de Laminaria ochroleuca que llega a formar importantes bosquetes.

Sobre los fondos con buena visibilidad y ausencia de material sólido en suspensión, muy abundantes por toda la franja costera del Parque en la zona intermareal rocosa y en la infralitoral, se sitúan formaciones de algas entre las que destaca la presencia de especies del género Cystoseira.

El Paisaje

En el Parque Natural del Estrecho se han definido 17 unidades paisajísticas en el ámbito terrestre y 7 más en el ámbito marino. Esta diversidad de formas en el espacio hacen del paisaje, sin lugar a dudas, uno de los recursos naturales más destacables del Parque Natural . Su conservación es, por tanto, uno de los aspectos clave en este espacio.

Por otro lado, no se debe olvidar el valor que tiene este espacio como área privilegiada desde la que se pueden contemplar elementos paisajísticamente tan valiosos como la costa norte del continente africano, la Isla de Tarifa o las Columnas de Hércules, razones más que suficientes para velar por su conservación.

Datos de Interés

  • Declaración: 2003.
  • Superficie protegida (ha): 18.931,- de las que 9.247,- son marinas.
  • País: España.
  • Comunidad Autónoma: Andalucía.
  • Provincia/s: Cádiz.
  • Municipio/s: Algeciras y Tarifa.
  • Figuras de protección enclavadas en el espacio: Paraje Natural “Playa de los Lances” (1989).
  • Monumento Natural “Duna de Bolonia” (2001).

0 comentarios

Deja un comentario