Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Sevilla

Utrera – Convento de la Purísima Concepción

Monumentos en Sevilla

Convento de la Purísima Concepción

El Convento de la Purísima Concepción se encuentra en el centro monumental de Utrera, justo frente al Hospital de la Santa Resurrección de Ntr. Sr. Jesucristo y de la Parroquia de Santiago el Mayor, a pocos metros del Castillo de Utrera.

Es el único convento de clausura de la Utrera del siglo XVI que contigua habitado, desde su fundación, por la Orden de Carmelitas de la Antigua Observancia. El edificio conventual es de menores dimensiones al original, ya que en el s. XIX sufrió una profunda rehabilitación financiada por los marqueses de San Marcial. No obstante hoy día, conserva su huerta y corral, así como el claustro, la sala capitular y el refectorio, además cuenta con locutorios, hospedería y torno. A través de dicho torno podrán adquirir exquisitos dulces conventuales.

Actualmente el convento de las madres carmelitas representa en Utrera un espacio de solidaridad, oración e interculturalidad. Convento de la Purísima Concepción de Utrera, monumento religioso de UtreraReligiosas procedentes de misiones africanas manifiestan en los cantos religiosos su aportación intercultural al fusionar tradicionales armonías conventuales con los ritmos de la música africana.

Del conjunto arquitectónico destaca la iglesia que conserva un aspecto muy similar al que tuvo en su origen. Formada por una sola nave, se cubre con un interesante artesonado de madera en tres paños, obra mudéjar. A los pies de la iglesia se encuentra el coro, distribuido en dos plantas y reservado para las religiosas. El coro bajo puede apreciarse a traves de la reja.

En el interior de la iglesia destaca el retablo mayor. La inmaculada Concepción, preside el retablo dorado, que se completa con las esculturas de dos místicas vinculadas a la orden, santa Teresa y la florentina santa Maria Magdalena de Pazzis.

Convento de la Purísima Concepción
Carmelitas, puerta del cielo.
Utrera, 1578


0 comentarios

Deja un comentario