Andalucia Rustica

Buscar más

Sin categoría

Adamuz – Manantial de Fuente Valdeja

Sin categoría

Manantial de Fuente Valdeja – Adamuz

El Manantial de Fuente Valdeja se localiza a pocos minutos de la localidad de Adamuz, en la provincia de Córdoba. Se accede por el Camino de la Dehesa, poco después de pasar por el Molino del Gollizno.

En Adamuz han existido y existen numerosos manantiales, también conocidos por las gentes de la zona como fuentes, surgencias, manaderos o minas de agua.

Cuando llueve, una parte del agua de lluvia se filtra por el terreno y da comienzo un viaje subterráneo hasta que, en meses, años e incluso siglos, estas aguas alcanzan capas impermeables y vuelven a la superficie de forma natural, brotando hacia el exterior cuando el acuífero está saturado y dando lugar a manantiales, fuentes, ríos o lagos.

En el pasado, este manantial brotaba de manera permanente bajo una portentosa higuera, surgiendo desde sus entrañas y derramándose hacia el exterior a través de un canal hasta un pilar de piedra de reciente construcción.

En la actualidad, la Fuente Valdeja no está pasando por su mejor momento debido a la sobrexplotación de acuíferos y a la sequía.

El Camino Real de la Plata

La Fuente Valdeja recibe su nombre por encontrarse en el antiguo descansadero de Valdeja, que forma parte de la vía pecuaria del Cordel de Villanueva, también conocido como Camino Real de la Plata. Este camino fue un punto estratégico a nivel andaluz y tuvo notable importancia como zona de paso entre Castilla y el Valle del Guadalquivir hasta la apertura a finales del siglo XVIII del nuevo trazado diseñado por Lemaur, que atravesaba Sierra Morena por Despeñaperros.

El camino existió desde la época neolítica, se usó durante épocas romana, visigoda y árabe, alcanzando su esplendor a partir de 1394, cuando Enrique III concedió a la ciudad de Córdoba un privilegio “para que puedan poner, y pongan en los dichos caminos (uno por Adamuz y el otro por el Villar) los dichos doce venteros; e que sean francos para siempre de monedas, y de almoxarifados, y de todos los otros pechos, y tributos…”. Por este hecho, también se le conoció como el Camino de las Ventas.

El Mito de la Higuera

Cuentan que la higuera florece una única vez en la víspera de San Juan, a las doce de la noche, durando su floración solamente unos instantes. Dicen que quien consigue cortar esta flor, evadir a los demonios y seres del inframundo que la custodian y bajar de la higuera con la flor en el pecho, será feliz el resto de su vida.

Fuente: Excmo. Ayto. de Adamuz


0 comentarios

Deja un comentario