Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Algatocín

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Algatocín

Las tierras de Algatocín se extienden de Este a Oeste a lomos de la sierra que separa los ríos Genal y Guadiaro, entre lomas de pinos, castaños, alcornoques y encinas.

El pueblo está situado al pie de la Sierrecilla, a 724 metros sobre el nivel del mar, en el monte que recibe el nombre de “La Prontitud”. Se asoma al valle del Genal, aportando un excelente paisaje las pinceladas blancas de sus casas sobre la loma de “El Fraile”, roca tallada por el tiempo que presenta la figura de un monje.

Poco se conoce del origen de Algatocín, cuyas tierras fueron ocupadas ya por los romanos, a juzgar por los restos hallados en Cerrogordo, cercano al pueblo. Todo parece indicar, por asociación con el nombre actual de la población, que fué fundada por la tribu bereber Al Atusiyin, aunque Diego Vázquez Otero en su libro Pueblos Malagueños, afirma que Algatocín “en un principio estuvo situado en la vertiente del río Guadiaro. Trasladado a la pequeña meseta en que está, fue residencia de la princesa Algotisa, hija de un rey moro de Ronda, del nombre de la cual debió derivarse el que hoy tiene”. Más adelante añade que al parecer, el nombre del rey musulmán y padre de la princesa pudo ser Abomelia, segundo monarca de la ciudad de Ronda.Nada de esto tiene una confirmación histórica, pues el nombre de Algotisa, del que pudo derivarse Algatocín, sólo se basa en la tradición oral. En cualquier caso, su consolidación se produjo con la repoblación castellana posterior a la conquista cristiana.

Monumentos

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario de Algatocín

Ermita del Santo Cristo

Este santuario fue construido por iniciativa municipal en 1996 sobre los restos de la antigua Ermita del Calvario.

En la planta cuadrada, la ermita tiene un tejado triangular coronado por una pequeña espadaña que aloja una campana. El camino que da acceso a la ermita ha sido ampliado y pavimentado recientemente por una Escuela Taller. Dicho camino pasa junto a un lavadero público y toma una pequeña vereda a la zona conocida como las Pilas.

Los vecinos del municipio acuden por promesa hasta esta ermita, que también se ha convertido en lugar de reunión de los jóvenes del pueblo. Desde este lugar se puede contemplar una de las vistas más hermosas del Valle del Genal.

Ermita del Santo Cristo de Algatocín

Nacimientos y Fuentes

Nacimiento Chico de Salitre
La Fuentecilla
Las Pilas
Lavadero Municipal de Algatocín
Nacimiento Grande de Salitre
Fuente Las Pilas
Manantial Chiculinas
Fuente de la Mimbre
Los Nacimientillos
Fuente del Pulqué
Nacimiento del Romeral
Fuente de San Antonio

Fuentes y Manantiales

Cortijo de la Albariza

La Fuentecilla
La Fuentecilla se localiza a la salida de Algatocín en dirección a Gaucín, a la derecha, frente a la piscina municipal y zona deportiva de Algatocín. Pequeño abrevadero sin valor real, pobre mantenimiento y sin agua a 21/05/2018.

Urbanismo

Pueblo blanco de la Serranía de Ronda, de estrechas y empinadas calles que tienen su origen en el periodo árabe andalusí.

Del siglo XVIII se conservan fachadas de viviendas ornamentadas con escudos heráldicos.

Gastronomía de Algatocín

Entre los platos más destacados de la gastronomía de Algatocín, sobresalen los guisos de chivo, la cocina de hinojos, el conejo en salsa, los derivados del cerdo ibérico y el pan romano. También tiene una amplia variedad de sopas como el gazpacho campero, el gazpacho fresco o las sopas cocidas.

En el capítulo de la repostería tenemos un gran surtido para elegir entre las tortas de miel, las mermeladas, carne de membrillo, los roscos fritos, los hornazos y los suspiros, a lo que hay que sumar los orejones, el pan de higo, las cerezas en aguardiente y los higos pasados. Y para acompañar la comida, Algatocín nos ofrece la mistela, un exquisito caldo dulce de la tierra.

La Matanza

Con la llegada de los colonizadores cristianos, allá por el siglo XV, los productos derivados del cerdo se fueron implantando con tal fuerza que, hoy en día, no hay menú casero que no contenga su trocito de morcilla, chorizo, tocino, costillas o sus buenas orejas y callos si lo que se quiere cocinar es el famoso “guiso patas”.

Algatocín, que en esto sigue la tradición de sus antepasados, una vez llegan los fríos, sigue realizando la matanza a la antigua usanza, invitando para ello a parientes y vecinos a participar de la fiesta. Los cerdos, creados en montanera una vez han cogido el peso adecuado, entre diez y catorce arrobas, son traidos al cortijo donde son sacrificados. Remover la sangre, pelarlo con agua hirviendo, abrirlo en canal, descuartizarlo y lavar las tripas son, entre otros, trabajos habituales.

Hoy en día, entorno a los productos chacineros, se ha ido levantando una industria en la que se preparan toda clase de embutidos, mantecas y jamones que, sin renunciar a su pasado, se ha ido adecuando a los nuevos tiempos.

Senderos de la Serranía de RondaAyuntamiento de Algatocín

Mirador del Genal

Valle del Genal

Cómo llegar

Desde la Costa del Sol, tanto por la autopista AP-7 como por la antigua N-340, se accede, a la altura de Manilva, a la A-377, que nos conduce a Gaucín. En esta localidad se enlaza con la A-369, que es la continuación de la A-377 y que desemboca en Algatocín. Si el itinerario se inicia en Ronda, no hay más que tomar la A-369 dirección Algeciras, y a 30 kilómetros de distancia de la ciudad del Tajo aparece Algatocín.

Distancias

A Ronda 29 km
A Algeciras 73 km
A Cortes de la Frontera 16 km
A Gaucín 8,5 km
A Jubrique 13 km

Algatocín

Alameda de Andalucía - Algatocín

Senderos

Pista de descenso de BTT
“Barranco de la Loma”
Algatocín

Nos encontramos en la Serranía de Ronda, espacio de gran valor ecológico caracterizado por una topografía accidentada que se formó durante la Orogenia Alpina. Es un territorio de fuertes pendientes, procesos erosivos intensos y materiales metamórficos que han formado zonas de canchales, desprendimientos y laderas irregulares que desembocan en cañadas, arroyos y torrenteras.

El carril del Barranco de la Loma, como es conocida esta pista por los lugareños/as, recorre un espacio abrupto que divide los municipios de Algatocín y Benarrabá, por lo que tendremos la suerte de avistar ambos pueblos durante el descenso. En los primeros metros circularemos por una pista con tránsito rodado hasta la Villa del Barranco pora iniciar la bajada en el km 1,65.

Es un descenso técnico, que en el primer sector nos obliga a sortear espacios arbolados (alcornoques y pinos principalmente), para, poco después, en el sector central, bajar por un espacio de menor pendiente y con tráfico rodado, que nos lleva directamente al último sector, denominado cuesta del Amarguillo, donde hallaremos una vereda sinuosa, estrecha y de gran desnivel. Finalizamos en la Venta de San Juan, junto al Río Genal.

Pista de descenso de BTT "Barranco de la Loma" - Algatocín

Pista de descenso de BTT "Barranco de la Loma" Algatocín

Algatocín

Algatocín

La Arriería

Debido a lo abrupto del terreno, las comunicaciones y transportes, por esta comarca, se hacían a lomos de caballerías. Algatocín contaba con varios arrieros que ponían sus a disposición de que lo requiriese para, así, llevar y traer las más diversas mercancías.

De aquí sacaban los productos excedentes: madera, corcho, carbón, naranjas, uvas, cachinas, aceite, aguardiente, etc.  Ya de vuelta, aprovechaban el viaje para traer ladrillos, telas, la conocida sal de “Hortales” y, en fin, todo aquello que aquí no se producía.

La rriería era una profesión muy sacrificada. Recorrían veredas y caminos angostos y empinados, soportando muchas veces al interperie de la noche y corriendo el riesgo de ser asaltados por los muchos facinerosos que se escondían entre las peñas.

El papel que jugaron estas buenas gentes como transisores de noticias, historias y costumbres entre las distintas comarcas, y aún regiones, es algo digno de admirar.


0 comentarios

Deja un comentario