Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Cádiz

Algeciras – Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

Monumentos en Cádiz

Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

La Iglesia de Nuestra Señora de la Palma se encuentra situada en la Plaza Alta de la ciudad de Algeciras, a escasos metros de la Capilla Ntra. Sra. de Europa.

Conquistada de Algeciras, el 28 de Marzo del 1344 por Alfonso XI, éste mando consagrar el edificio donde se ubicaba la Mezquita Mayor bajo la advocación de Santa María de la Palma. Es ese mismo año se crea la diócesis de Algeciras por orden de Clemente VI, quedando así la antigua mezquita convertida en la iglesia catedral de la ciudad.

Destruida la ciudad en 1379 por los árabes, desapareció la antigua iglesia-catedral, pero con la repoblación del S. XVIII, se hizo necesaria la construcción de un nuevo templo que sería dedicado igualmente a Ntra. Sra. de la Palma.

Las obras comenzaron en 1723, acabando 13 años después, aunque la consagración canónica del templo no se realizó hasta el 1829.

En un principio, la iglesia constaba tan solo de tres naves. Actualmente consta de cinco naves, más una de crucero y cubiertas de tejas árabes situadas a distintos niveles.

La cúpula central del crucero descansa sobre cuatro anchos pilares de base cuadrada, rematados con capiteles que imitan toscamente el estilo jónico.

Fue entre 1795 y 1805 cuando se realizaron las últimas reformas con su magnífica torre campanario que se ha convertido en el emblema del este templo.

Denominación: Iglesia de Nuestra Señora de la Palma
Tipología: Iglesias
Actividades: Ceremonia Cristiana
Estilos: Barroco
Código: 110040002
Caracterización: Arquitectónica
Tipología Jurídica: Monumento
Protección: BIC – Bien de Interés Cultural
Provincia: Cádiz
Municipio: Algeciras
Dirección y vías de acceso: Pza. Alta, s/n

Iglesia de Nuestra Señora de la Palma de Algeciras algeciras-iglesia-de-nuestra-senora-de-la-palma-portada

Fotos de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Palma 08/12/2021

Campanario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma de Algeciras

Nave central de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

Nave del Evangelio de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma de Algeciras

Nave de la Epístola de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

Iglesia de Nuestra Señora de la Palma - Santo Cristo de la Fe y María Santísima de la Amargura

Iglesia de Nuestra Señora de la Palma - Nuestro Padre Jesús Nazareno

 Cristo Yacente en su Santo Entierro y María Santísima de la Soledad

Iglesia de Nuestra Señora de la Palma - San Antonio

Santa Rita - Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

A SANTA LUCÍA

Santa Lucía que de la luz recibiste tu nombre, a Ti confiadamente acudo para me alcances la luz celestial que me preserve del pecado y de las tinieblas del error.
También te imploro me conserves la luz de mis ojos, con una abundante gracia para usar de ellos según la voluntad de Dios.
Haz, Santa Lucía, que después de haberos venerado y haber agradecido este ruego, pueda finalmente gozar en el Cielo de la luz eterna de Dios. Así sea.

Sagrada Custodia Procesional

En 1881, por iniciativa de la Hermandad del Santísimo Sacramento, se encarga una nueva Custodia procesional –siguiendo la terminología empleada por Juan de Arfe-, realizada en plata de Meneses, sustituyendo a un primitivo templete de madera. Para sufragar el costo, se instaló en la feria de 1881 una tómbola para recaudar fondos. En 1931 fue parcialmente destruida.

Se reconstruyó utilizando algunos elementos de la Custodia original, conservando de ésta la forma de torre gótica y muchos de los elementos decorativos: los ángeles, los arcos ojivales, las tracerías, o los remates en pináculos y agujas. Las campanillas que cuelgan de los arcos del primer cuerpo, fueron añadidas posteriormente.

Asimismo, es añadido posterior la Custodia portátil actual, realizada en metal sobredorado y que se asienta en el primer cuerpo.

Corona la custodia una cruz de brazos rectos con terminaciones ovales en la que se dibujan relieves y en el centro la figura de Cristo.

Sagrada Custodia Procesional

Estas pilas de agua bendita aprovechan las valvas de una TRIDACNA GIGAS (Linné, 1768) molusco tropical de hasta 130 cm. de longitud, habitante del Pacífico Occidental, y según la tradición fueron donadas en calidad de exvoto

Inscripción Funeraria

Descubierto durante las obras de restauración del templo, su texto se puede interpretar así:

SEPULTURA DE LOS DESCENDIENTES DE D. SEBASTIAN MUÑOZ DE AGUILAR Y ROCHA AÑO DE 1740

Sin que se sepa exactamente porque, el apellido Rocha da nombre a una calle muy cercana a la Iglesia de la Palma desde el primer cuarto del S.XVIII.

Inscripción de Marcos Vivas

Sobre el dintel de la puerta, en la nave del sagrario, fue descubierta y recuperada esta inscripción, cuyo texto está casi perdido por descomposición de la piedra. Se hace referencia a la edificación, entre 1790 y 1793 de dicha nave, así como La de Ánimas, gracias a la generosidad de D. Marcos Vivas, Regidor del Ayuntamiento y Capitán de Milicias Urbanas, que gastó en estas obras y en otras de beneficencia más de un millón de reales.
La nave del Sagrario fue construida por el Maestro Alonso Barranco el Menor en 1790, bajo la dirección de Isidro Casaus, Maestro Mayor de Fortificaciones, quien en 1793 trazó y llevó a cabo la nave de Ánimas sin intervención del Maestro Barranco.

Breve Historia de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Palma

Nuestra Señora bajo la advocación de la Palma tuvo en Algeciras dos templos durante distintas épocas.

Templo Primero

El rey Alfonso XI de Castilla tomó posesión de Algeciras, después de haberla conquistado a los moros, el día 28 de marzo de 1344. Era Domingo de Ramos, y los cristianos, siguiendo la liturgia del día, entraron en la ciudad agitando palmas y olivos, convirtieron la mezquita mayor en templo y, en consonancia con la fiesta, lo dedicaron a Nuestra Señora bajo la advocación de la Palma, símbolo de la victoria.

A petición del Rey, el Papa elevó el templo a la categoría de catedral, y le designó como obispo al de Cádiz con el título de “Obispo de Cádiz y Algeciras” para él y sus sucesores, indicando con ello que habían de gobernar, al mismo tiempo, dos obispados distintos, pero unidos bajo su solo y único báculo. Igualados, sin embargo, en el mismo título, no lo fueron en la realidad, porque el Rey obligó al Obispo a residir en Algeciras donde tenía puestas sus preferencias. Aparte de su mayor esplendor, la ocupación de Algeciras cortaba la ayuda de los moros del otro lado del Estrecho a los de éste, como hasta entonces había venido sucediendo.

Más todo aquello fue como un efímero sueño. A los veinticinco años volvieron los moros, se apoderaron de la ciudad, y los cristianos huyeron levándose cuantos objetos sagrados pudieron, preferentemente –es de creer- la imagen de Nuestra Señora, no se sabe si a Tarifa o a Jerez, como se dice, o a algún otro lugar.

Cuando los moros se marcharon, destruyeron la ciudad. Sobre sus ruinas se posó un silencio tres veces centenario.

Destruida la ciudad y ausentado definitivamente el obispo, pudo darse el obispado por extinguido. Sin embargo, los obispos de Cádiz siguieron llamándose “Obispos de Cádiz y Algeciras” hasta el 10 de febrero de 1932 en que falleció el último. Luego, la Santa Sede está concediendo el título de “Obispo de Algeciras” a los así llamados “Titulares”, que carecen de diócesis propia que regentar, caso en el que Roma busca el de alguna desaparecida. Actualmente el título “de Algeciras” lo posee monseñor Joan Carreras, Obispo Auxiliar de Barcelona.

Fue una pena. La “Crónica rimada”, antes de su destrucción, se deshace en piropos hacia aquella ciudad: “la hermosa”, “esplendor daba como estrella de levante”, “buen espejo”, “flor”, “maravilla”, el alcázar “fermoso como robí”, una de sus mezquitas menores, “de fino hueso” (marfil)… Testigos de las ruinas afirman haber visto “pedazos de muy hermosos edificios”, “considerables trozos de palacios y casas de consideración”. No cabe duda de que sobre aquella espléndida Algeciras sobresaldría el minarete de la mezquita mayor, de arcos de herradura y preciosos arabescos. ¡Qué joya nos debimos perder!

Templo Segundo

Aquel largo silencio de tres siglos quedó roto, al fin, cuando España perdió Gibraltar. Como es sabido, la abandonaron casi todos sus habitantes, de los cuales algunos vinieron a refugiarse a aquellas viejas ruinas, tan poco, al parecer, que, a lo primero, dependieron de la Parroquia de San Isidro Labrador de Los Barrios, hasta que más tarde, pasados veinte años, crecieron en número hasta de trescientos vecinos –cerca de dos mil habitantes-, se consideraron suficientes, pusieron la primera piedra de un nuevo templo, dedicado, como continuación del primero, a Nuestra Señora de la Palma, y enviaron una delegación al Obispo de la Diócesis reclamando parroquia propia e independiente.

Concedida la gracia, se inauguró el 2 de febrero de 1724 con el bautizo de un niño celebrado en la entonces reducida y modestísima capilla de Nuestra Señora de Europa, que, en tanto no se terminara el nuevo, serviría provisionalmente de templo parroquial.

El nuevo –amplio, de tres naves y airosas columnas, arquitectónicamente bello- se inauguró el año 1736; más tarde, hacia finales de siglo, se le añadieron dos naves laterales; desde 1804 el campanario viene convocando a los fieles y señalando las horas; hasta 1825 se careció de altar mayor; y el 19 de marzo de 1829 la ciudad se vistió de fiesta: como coronación y premio al esfuerzo secular de Algeciras el Obispo de Cádiz había venido a caballo por la Trocha, para consagrar su templo con todo el boato y solemnidad del ritual romano. Las cruces rojas, que aún pueden contemplarse en las columnas del templo, fueron incrustadas en aquel día, exigidas por la misma ceremonia.

El 12 de mayo de 1931 –día más negro de su historia- juntamente con los demás templos de la ciudad, fue asaltado y desmantelado. La imagen de Nuestra Señora de la Palma, de mármol, quedó hecha pedazos. Y, además de ella, solamente se salvaron las del Cristo de la Caña, la Inmaculada, San José y San Bernardo, todas de talla, ciertamente notables, procedentes las tres últimas, se dice, del desaparecido convento de Nuestra Señora de la Merced.

En el año 1935 los padres salesianos se hicieron cargo de la Parroquia, el primero de los cuales, don Andrés Yun Encinas, que la rigió durante ocho años, ha merecido una lápida en la nave derecha intermedia del templo recordatoria de que “a su celo extraordinario e incesantes trabajos se deben la restauración del templo y la erección de los altares destruidos por los enemigos de la fe”.

A continuación, los hijos de don Bosco prosiguieron la labor de don Andrés hasta el año de 1958 en un servicio impagable de la Congregación Salesiana a la Diócesis de Cádiz.

En sustitución del antiguo y ruinoso edificio contiguo al templo que servía de casa rectoral, últimamente ha sido levantado otro nuevo con capacidad suficiente para atender cuantas actividades exige la moderna pastoral.

Nuestra Señora de la Palma

Imagen Actual / Su Origen

La que ahora veneramos, si seguimos la tradición, vino procedente de Italia en un barco que la tempestad obligó a refugiarse en Algeciras, y que intentando varias veces reanudar el viaje hacia su destino –si a Cádiz, si a Las Palmas de Gran Canaria, se duda-, el estado de la mar siempre le hacía volver. Traía una palma en la mano, señal de su advocación, y se consideró como voluntad suya la de ser entronizada en un templo ya dedicado a ella como tal Virgen de la Palma, circunstancia considerada casi milagrosa reflejada en su himno:

Al llegar en forzosa arribada
de las costas de Italia a este Puerto
el mar te ofrendaba,
en el nombre de Dios, este reino.
Y las olas furiosas se alzaron,
por mandato de Dios Poderoso
y no se calmaron
hasta verte reinar en tu trono.
Y así desde aquel día,
como augusta Señora,
el pueblo te escogía,
nombrándote PATRONA,
rezando cada día
desde el fondo del alma:
¡Dios te salve, María!
¡Señora de la Palma!

Descripción de la Imagen

De tamaño menor de lo normal, de pie, la imagen sostiene al Niño en el brazo izquierdo, la mano derecha, caída sobre la falda, tiene asida una palma, y corrido en el pedestal, en clara referencia a la advocación, se lee el versículo 14 del capítulo 24 del Eclesiástico: “Sicut palma esaltata sum in Cades”, que vertido al castellano quiere decir: “He sido elevada como palma en Cades”, oasis bíblico, rico en palmeras, rodeado de un paisaje seco y estéril.

Copatronazgo de Nuestra Señora con San Bernardo Abad

Con ocasión del segundo centenario de la fundación de la Parroquia, el pueblo de Algeciras acudió al Papa –Pío XI entonces- rogándole la confirmación del patronazgo de Nuestra Señora de la Palma sobre la ciudad juntamente con el de San Bernardo Abad, a lo que accedió Su Santidad por rescripto firmado el 25 de abril de 1923.

La proclamación solemne de ambos patronazgos se hizo mediante pontifical celebrado por el Obispo de la Diócesis, don Marcial López Criado, el 15 de agosto siguiente, festividad de Nuestra Señora.

Del patronazgo de Nuestra Señora de la Palma se sabe el origen. No tanto del de San Bernardo. Fue como sigue: Gibraltar cayó en mano de los cristianos el 20 de agosto de 1462, y como se solía con los pueblos conquistados, la mezquita mayor se consagró a la festividad del día que, precisamente, era la de San Bernardo; se consideró patrono de la ciudad y, consecuentemente, de su campo, del que Algeciras formó parte de hecho, y ahora más bien de manera convencional y simbólica por las razones históricas sabidas.

Arriba, en los testeros de los brazos del crucero del templo, la Virgen de la Palma en el lado del evangelio y San Bernardo en el de la epístola, tienen sendas vidrieras; San Bernardo, como la Virgen, también tiene su imagen.

El patronazgo de la Virgen sobre toda la ciudad tiene cada año su expresión en la novena de agosto, preparación del día 15, su festividad, porque no la celebra sólo la Parroquia de la Palma, sede de la imagen, sino conjuntamente con las demás de Algeciras que se reparten los nueve días para acudir cada una el que le corresponde.

Entronización actual

Últimamente se le ha buscado un sitio de honor, entronizándola en el lado derecho del altar mayor y, de arriba abajo, en la columna que enmarca el altar, se le exalta con el poema –bella plegaria- compuesto expresamente por don José María Pemán:

Virgen de la Palma,
Palma acogedora,
Maestra y Señora,
Del mejor Amor,
Salva al pecador.

Virgen de la Palma,
Palma de Justicia,
Siento yo en el alma
Tu dulce caricia.

Palma de Algeciras,
Que benigna miras
La tierra y el mar,
Esto queremos alcanzar:
Bajo tu Palma vivir,
Bajo tu Palma batallar,
Bajo tu Palma morir.

Restauración

El rostro de la Virgen no es el suyo primitivo. Porque, aunque la imagen se salvó del infortunio del 12 de mayo de 1931, sin embargo, quedó destrozada. Para restablecerle el rostro se precisaba de una piedra igual que no desdijera del resto, aptándose por lascar una placa del dorso de la misma imagen, que tallado de nuevo, se acopló a su lugar. (De la extracción ha quedado huella en la imagen).

Características actuales del Templo como Parroquia

El templo –relicario que guarda la imagen de Santa María de la Palma-, continuación del primero por voluntad de sus constructores, no ha heredado su categoría de catedral. Funciona como parroquia, de cuyas características hemos recibido la siguiente comunicación:

La Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, que desde su creación hasta marzo de 1934 fue única en la ciudad, comprendiendo el Municipio entero de Algeciras, en la actualidad su superficie se ha reducido a 299.632 metros cuadrados.

Limita al norte con las parroquias del Corpus Christi y San Antonio, al oeste con la de San Isidro Labrador, al sur con la de Nuestra Señora del Carmen, y al este con el mar.

El número de habitantes, según los últimos datos de la Delegación de Estadística del Ayuntamiento, es de 8.216.

Su situación, en el centro de la ciudad, le confiere unas características sociales y religiosas específicas. La Plaza Alta, lugar de constantes encuentros y de paso, invita a visitar el templo de Nuestra Patrona, el más antiguo de la ciudad. Es éste también un lugar de concurrencia del comercio, en toda su variedad, distribuido por sus calles colindantes, donde, además, se ubican la mayoría de los servicios colectivos y administrativos, sin faltar los profesionales que les son propios.

Sin embargo, no es una zona de gran densidad de población, al abundar las casas unifamiliares y antiguas, exceptuando la Avenida Virgen del Carmen, de moderna construcción, en la que predominan las edificaciones en bloques.

La población de mayores es más numerosa que la infantil y juvenil. Se constata el hecho de que no exista en la zona parroquial ningún centro educativo oficial.

Estas características condicionan, sin duda, la vida religiosa, que por un lado intenta dar respuesta a la demanda de su población y por otro no puede dejar de ofrecer medios más eficaces de evangelización y cauces pastorales de participación y crecimiento en la fe y en la caridad. En consecuencia, esta Parroquia tiene una oferta grande de servicios religiosos, en concreto siete celebraciones de la Eucaristía del Día del Señor, entre sábado y domingo. Asimismo, son frecuentes las parejas que eligen este templo de la Palma para unir sus vidas en el sacramento del matrimonio.

Son frecuentes también las personas que solicitan el sacramento del perdón y muchos los feligreses piadosos que diariamente hacen una visita de oración ante el Sagrario, o aquellos otros que muestran su devoción ante las imágenes de Jesús y de María, existentes en el templo.

El cuidado y esmero en las celebraciones litúrgicas no agotan la actividad pastoral, que oferta medios y ámbitos de evangelización a todos los niveles: niños, jóvenes y adultos, dando participación a muchos seglares que comparten con el clero toda la actividad eclesial.

Y como fruto y consecuencia de la vida pastoral, se procura el crecimiento en la vida de caridad, tanto a nivel intracomunitario, con atención a los casos concretos que conocemos, como a nivel extra parroquial, potenciando la comunicación cristiana de bienes en diversas campañas y actividades de Cáritas, tanto a nivel local, como diocesano o nacional.

Cofradías con sede en la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma

Tienen su sede en la Parroquia la Cofradía del Santo Entierro y María Santísima de la Soledad, y la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santo Cristo de la Fe y María Santísima de la Amargura. Los titulares de la primera se hallan a la entrada del templo a su derecha y los de la segunda a su izquierda.

Estas imágenes fueron todas esculpidas de sesenta años a esta parte. El Cristo Yacente del Santo Entierro se debe a la gubia del algecireño José Román. Tocante al Nazareno, su primer tallista se cuidó de la cabeza, pies y manos, despreocupándose por ir cubierto con la túnica del resto del cuerpo, al que después dio forma y perfección Carlos Gómez de Avellaneda, escultor residenciado en la Ciudad.

Fuente: Iglesia de Nuestra Señora de la Palma / D. Martín Bueno Lozano


11 comentarios

  1. Maria Forster Valdes escribio:

    Quisiera pedir copia de mi Confirmacion y Primera Comunion
    en 1963 o tal vez en1964. Les encargo de pedir mas datos si lo requiren a mi correos electronico

  2. Maria Dolores Ruiz López escribio:

    Buenas noches soy una mujer que fui bautizada en la iglesia la Palma de algeciras nació en 1960 pero ahora vivo en nerja y me tengo que confirmar 19 de abril y necesito para poder confirmarme la nota bautismal por si me la podrían mandar pues es difícil poder desplazarme algeciras espero au respuesta para mandarle mi dirección y mis datos personales buenas noches

  3. Miguel Ángel escribio:

    Quiero publicar una poesía a la Virgen de la Palma en memoria de Quequé (una tía de mi mujer, muy querida por nosotros). ¿Sabéis si hay alguna publicación de la Parroquia o un periódico local o alguna forma de hacerla llegar, ahora que es su festividad?¿Algún correo electrónico de la Parroquia?¿Alguna idea? Es urgente.
    Gracias

    Miguel Ángel

  4. Ana Mari Sanchez escribio:

    tienes que llamar de 19 a 20 horas a la parroquia , preguntar por Rafael, nº 956 66 37 00

  5. Sandra escribio:

    Buenos días podiais decirme si vendeis llaveros de la virgen de la palma. Y horario para comprarlo?

  6. Maira Lised Torres escribio:

    Buenas tardes.
    Quería saber como hago para poder solicitar la partida de bautismo, es que vivo en otra ciudad y es dificil poder viajar, quería saber como me pueden colaborar para hacerme este papel para poderme casar. GRACIAS.

    • Domingo Marquez escribio:

      Imagino que tendrás que solicitarla en la parroquia/iglesia donde te bautizaste. Intenta contactar con el párroco y a ver si te la manda aunque creo que hay que recogerla en persona. Quizás sea una opción contactar con el párroco de la localidad donde te encuentres ahora a ver si él te puede ayudar.

  7. Jesús Hdez S. escribio:

    No aparece la imagen de Nª Sª de la Palma que es lo importante

  8. CARLOS ÁLVAREZ DE FURUNDARENA escribio:

    ¿ME PODRÍAN DECIR SI TIENEN LOS LIBROS MATRIMONIALES DE LOS AÑOS
    1775 A 1779? Y EN CASO NEGATIVO ¿DONDE PODRÍA LOCALIZARLOS ?

Deja un comentario