Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Alozaina

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Alozaina

El municipio de Alozaina se encuentra entre la Comarca del Valle del Guadalhorce, a la que pertenece, y la Serranía de Ronda, a 52 kilómetros de Málaga capital y a 41 de la ciudad de Ronda. El núcleo urbano se encuentra 386 metros sobre el nivel del mar; la precipitación media anual en la zona es de 700 l/m2 y la temperatura media se sitúa en los 17 º C

El territorio de Alozaina se extiende desde Sierra Prieta, al norte, hasta el valle del Río Grande, al sur, de tal modo que enlaza la vertiente oriental de la Serranía de Ronda con el valle del Guadalhorce, dos zonas bien diferenciadas entre sí que le confieren a estas tierras una notable diversidad paisajística.

De arquitectura típicamente andaluza con preciosas calles de casas encaladas, adornadas con flores y una iglesia parroquial que preside el conjunto urbano. Fue declarado en 1977 el pueblo más bonito de España. Alozaina y su pedanía, el Valle de Jorox, ha cultivado desde tiempos ancestrales espléndidas labores artesanas ; perduran en este municipio antiguos oficios como la fragua.

La presencia del hombre en estas tierras se remonta al Neolítico, a juzgar por las huellas que dejó en las Cuevas del Tajo de Jorox. Pero será en el período romano cuando aparecen los primeros vestigios urbanos, así como asentamientos de familias en la zona de Ardite.

Los orígenes de la población actual hay que buscarlos en el período de la dominación árabe, época en la que se construyó el castillo del que aún quedan algunas ruinas. A esta época pertenece también el nombre actual del pueblo, que viene de la deformación popular de la palabra Alhosaina -pequeño castillo-. Con los árabes, Alozaina rebasó los límites de la antigua fortaleza romana, creándose un conjunto urbano alrededor de la misma e incluso algunos arrabales. Tras ser conquistada en 1484 por los cristianos, Alozaina se configuró como asentamiento abierto alrededor del castillo. Uno de los episodios históricos más descabales tuvo lugar durante la rebelión de los moriscos de 1570, cuando las mujeres capitaneadas por María Sagredo, hicieron frente a una incursión por sorpresa de las tropas del rebelde Zebalí.

Gastronomía de Alozaina

En la gastronomía de Alozaina podemos destacar el ajo porro frito con huevos, conejo al ajillo, gazpachuelo…, sin olvidar sus famosas aceitunas aliñadas.

Monumentos

Arco
Castillo de Alozaina
Iglesia de Santa Ana
Los Hoyos de los Peñones
Restos Arqueológicos

Cortijo del Cristo o de la Viuda

Distancias desde Alozaina

Málaga 52 km
Tolox 10,7 km
Granada 178 km
Casarabonela 10,7 km

Alozaina

Alozaina

Paseo por el Barrio Antiguo

No cabe duda que una visita a Alozaina requiere de tiempo suficiente  para pasear por sus calles y rincones, con la típica arquitectura de estos pueblos serranos que forman nuestra comarca. Presenta una estructura urbanística eminentemente musulmana, sobre todo en su parte más antigua. Estas calles son pendientes, laberínticas y estrechas, con relucientes fachadas blancas y escondidos rincones, denominados por vistosas y  llamativas flores. Los vecinos, llamados pecheros, lo saben, y la historia, que denominó a este pueblo como “un lugar bueno y sano”, convirtió a Alozaina en un rincón especial para disfrutar del descanso amigable y acogedor de la tierra que mira al valle.

Un rincón pintoresco de Alozaina digno de mencionar es el rincón del porticate: Se trata de una casa particular que adorna su fachada con multitud de plantas y flores formando una especie de pasadizo. El pueblo de Alozaína obtuvo en 1976 el “Premio de Embellecimiento de la Provincia”.

Situadas frente a una gran casa señorial encontraremos la Casa de la Cultura y una balaustrada que invita al caminante a pararse unos minutos para disfrutar de unas magníficas vistas de Sierra Prieta. Continuaremos después por calle Granadillo, cuya particularidad es que está escalonada.

La antigua almazara o molino de aceite da nombre a otra de las calles de nuestro paseo, la calle Molino, en la que se encontraba situada. Actualmente se ubica en calle Tolox.

Paseo hacia el Antiguo Lavadero

Alozaina, que significa pequeña fortaleza, lugar bueno y sano, de silueta altiva y bella, marca el tránsito entre la Hoya de Málaga y la Sierra.

Paseamos por hermosos rincones floreados y blanqueados, calles con estilo andalusí.

En otros tiempos, eran transitados por mujeres dispuestas con canastas llenas de ropa y vasijas de barro. En el lavadero se blanqueaba la ropa, y en La Fuente “El Albar” se llenaba agua fresca.

Aún hoy, podemos tener la suerte de ver a alguna de estas mujeres barriendo la puerta, regando y cuidando sus plantas, o con la cesta de pan calentito, viva imagen del día a día de muchas pecheras.

Alrededor, la naturaleza impoluta de la Sierra de las Nieves tiñe de colores el peculiar devenir del tiempo, desde el amanecer amarillento hasta la puesta de sol rojiza. Huele a especias de la sierra, esos aromas que otorgan a las aceitunas la categoría de joyas del sabor. Que nadie dude pues que una visita a Alozaina requiere de tiempo para impregnarse de la profunda personalidad de esta atalaya que mira al Mediterráneo.

Al atravesar el Arco, que se alza a modo de puerta de entrada a la villa para rendir homenaje al pasado árabe del municipio, encontraremos un entramado de calles típicas de la localidad, con rincones adornados por los vecinos con macetas, enredaderas y flores, que le dan a éstas un aire muy andaluz.

La llegada a calle Corrales nos llevará a una época no muy lejana, donde apenas había casas, ya que la mayoría de las construcciones existentes eran corrales destinados a la cría de ganado.

Hacía la fuente, por la carretera, el paseo nos abre la vista al Castillo, a la Hoya de Málaga y a las tierras olivareras de Alozaina. A la izquierda podremos observar la Iglesia y la muralla del Castillo, pudiendo apreciar así la belleza del conjunto anillada o rodeada por una plantación de pinos.

Una vez que se llega de nuevo al casco urbano o a las primeras casas que nos encontramos, se inicia un ligero descenso para llegar a la Fuente “El Albar” y antiguo acueducto por donde discurría el agua de los manantiales de la Sierra que abastecían al pueblo. El tramo final está compuesto por un gran arco sobre el cauce del arroyo de la Pasadilla, el cual lleva el agua a una fuente caracterizada por un gran pilar para abrevar el ganado. El agua era utilizada en el lavadero, hoy día destruido.

Retomando el recorrido de nuevo, se sube por unas calles estrechas y con una ligera pendiente que se encuentran, como otras muchas del pueblo, adornadas con flores. Esto, sumado a su estrechez, nos ofrece un rincón muy acogedor.

Lavadero Público

Jorox

Panorámica de Jorox

Mirador de Jorox - Alozaina

Fuentes y Manantiales de Alozaina

  • Fuente Albar
  • Fuente Grande
  • Fuente Techada
  • Fuente Valentín
  • Manantial de Jorox
  • Fuente de la Higuera
  • Alberca del Hornillo
  • Nacimiento del Albar
  • Nacimiento del Charcón
  • Manantial de las Cuevas de Jorox
  • Manantial del Cortijo del Charcón

Fuente del Albar – Lavadero Público

El cercano nacimiento del Albar proporcionó agua a Alozaina desde época árabe a través de sencillas infraestructuras hidráulicas que corren paralelas al antiguo camino del Castejón. El agua baja desde las faldas de Sierra Prieta de los Peñones, fechado entre los siglos IX y X, y luego a la villa medieval. Del conjunto destacan el  pilar de arquitectura popular y el acueducto vecino que cruza el Arroyo de la Pasadilla.

El lavadero se construyó en 1949 para facilitar las labores cotidianas de los vecinos del pueblo que hasta entonces lavaban en el lecho de los arroyos cercanos.

Fuente del Albar de Alozaina

Lavadero Público

Lavadero Público de Alozaina

Lavadero Público de Alozaina 23/12/2018

Fuente Grande

Fuente Grande - Alozaina

Nacimiento de Jorox

Nacimiento de Jorox


0 comentarios

Deja un comentario