Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Jaen

Andújar

Pueblos de Jaen

Andújar, Parque Natural de la Sierra de Andújar

La localidad de Andújar se encuentra situada a los pies de Sierra Morena, al oeste de la provincia. Su término municipal está incluido en el Parque Natural de la Sierra de Andújar, formaciones de media montaña que contienen un verdadero ecosistema mediterráneo integrado por masas de encinas, alcornoques, quejigos, pino piñonero, robles y matorrales. En él habitan numerosas especies faunísticas que le añaden un gran valor cinegético.

Bañada por el Río Guadalquivir, sobre el que posee un imponente puente de posible origen romano, la antigua Liturgi ibera es una ciudad atractiva, que mezcla su componente serrano con su tradición olivarera y su relación con el Guadalquivir. Casas señoriales, edificios modernos y viviendas de arquitectura tradicional conforman su paisaje urbano, en el que se encuentran edificios monumentales como la Iglesia de Santa María, la Iglesia de S. Miguel, la Iglesia de S.Bartolomé, el Palacio de Cárdenas, el torreón de la Fuente Sorda, la Torre de Tavira, el Ayuntamiento y otros muchos.

En el término municipal de Andújar se encuentra el Santuario de la Virgen de la Cabeza, donde se celebra una de las romerías más importantes de la Comunidad y la más antigua de España. Galardonada con la Medalla de Oro de la Junta de Andalucía.

Andújar, con 212 m de altitud y sobre el valle del río Guadalquivir, ubicándose en una de sus terrazas, es un pueblo, una ciudad, cargada de historias. No muy lejos del actual casco urbano y en dirección Este se han encontrado restos líticos que pertenecen a la Cultura Achelense. Dando un salto en el tiempo fueron los oretanos, pueblo ibérico, el que pobló estos contornos y entró en contacto con los turdetanos, fenicios, griegos y cartagineses; pueblo ibérico que destacó por sus ciudades fortalezas como Obulco (Porcuna), Cástulo (Linares), Iliturgi (Mengíbar), Isturgi (Andújar), etc.

Con la llegada de los romanos toda esta zona fue romanizada muy pronto, primero bajo la organización de la Hispania Ulterior y más tarde bajo la Bética y dentro del Conventus Cordobensis. El puente Viejo tiene con toda seguridad origen romano, aunque muy alterado por numerosas remodelaciones. Las “villae” poblaban toda la ribera del Guadalquivir cuando cayó el Imperio Romano y le sucede la organización Visigoda, “la territorio” bajo un “iudice”.

Tras la batalla del Guadalete en el 711 todo el sur peninsular pasaría a convertirse en el Al-Andalus. Según cuenta Inb Idarí, durante el emirato de Muhammad V en el 853, hubo un encuentro bélico en Anduyar (Andújar), siendo la primera vez que el nombre de Andújar aparece en una fuente histórica; Abd Allah en el 888 manda fortificar Andújar y algo más tarde los almohades, a mediados del siglo XII, fortifican la ciudad definitivamente, cuyos restos han llegado hasta hoy muy mermados.

Andújar era ya un centro de producción de cerámica y alfarería continuando con la tradición de la “sigillata” hispano-romana. En 1225 Fernando III consigue de forma pacífica la ciudad a los almohades, comenzando pronto la transformación de ciudad islámica a ciudad cristiana; son tiempos bajomedievales y aparecerán las primeras iglesias de estructuras góticas. Andújar y su tierra es declarada por el monarca tierra de realengo, dándole el Fuero de Cuenca. Un final de la Edad Media rico en acontecimientos: en 1368 una raza nazarita pretende tomar la ciudad, hecho que imposibilitará su alcaide Juan González; en 1446 el rey Juan II le otorga a la villa el titulo de “ciudad” por su fidelidad a la corona; en 1466 Enrique IV la convierte “En muy noble y Leal”. En 1472 Pedro de Escavias es su alcalde mayor perpetuo, hombre de letras, de canción y de armas. En estos años también queda formado su escudo con todos sus elementos con el pendón rojo municipal. Con Isabel la Católica llegarán los corregidores, siendo en 1478 Francisco de Bobadilla, el mismo que manda derribar las fortificaciones y cumplir el mandato real. En 1478 milicias de Andújar intervienen en la conquista de Málaga, como antes habían intervenido en la conquista de Moclín.

En el siglo XVI, con el comercio abierto hacia el Atlántico, la ciudad vivirá momentos de esplendor, y fruto de ello será el ennoblecimiento debido a una pujante aristocracia y a una gran proliferación de órdenes religiosas que se ubicarán en la nueva ciudad-convento nacida ya extramuros por los arrabales de San Bartolomé y de San Miguel.

Monumentos de Andújar

Casa Cuna
Casa Elias
Cine Tivoli
Casa Espejo
Puente Viejo
Casa Lobatón
Ayuntamiento
Plaza de Toros
Torreón Tavira
Fuente Barroca
Torre del Reloj
Casa del Ecijano
Plaza de España
Casa de la Cultura
Cuadro de la Virgen
Mercado de Abastos
Murallas Árabes S.XI
Iglesia de San Miguel
Casa de los Albarracín
Iglesia de Santa María
Palacio de los Cárdenas
Palacio Pérez de Vargas
Convento de los Jesuitas
Convento de Jesús María
Cas Nº 13 / Calle Ollerías
Palacio Sirvente de Mieres
Iglesia de la Divina Pastora
Convento de las Trinitarias
Torreón de la Fuente Sorda
Parroquia de San Bartolomé
Capilla del Cristo de la Agonía
Casa de los Coello de Portugal
Convento de San Juan de Dios
Portada Casa de los Albarracín
Casa de los Cárdenas y Valdivia
Ermita de la Virgen de la Cabeza
Palacio de los Segundos de Cárdenas
Hornacina del Cristo de la Providencia
Arco de Carlos III / Arco de Capuchinos
Parroquia de Santiago (Sede de Cáritas)
Palacio de los Pérez de Vargas y Gormáz
Iglesia de Santa Marina (Espacio Cultural)
Convento de las Capuchinas (Museo de Artes Plásticas Antonio González Orea)
Basílica Real Santuario Virgen de la Cabeza (Museo Mariano Virgen de la Cabeza)
Casa Palacio de los Niños de Don Gome (Museo Arqueológico Profesor Sotomayor / Casa del Alfarero)

Iglesia de San Miguel: La Iglesia de San Miguel es de época visigoda y con mucha probabilidad de culto cristiano durante la denominación árabe (iglesia mozárabe).

La torre, construida a finales del siglo XVI, ha sufrido numerosas reformas, siendo la más importante la que se hizo en el siglo XVIII debido a los efectos del terremoto de Lisboa. Conserva sus primitivas bóvedas de crucería, en la nave central son estrelladas y en las laterales de simple ojiva.

Cuenta el templo con tres portadas: la de los pies, de estilo plateresco en el primer tercio del siglo XVI; la portada Septentrional, gótica, preludia los nuevos aires renacentistas, en su arco de medio punto; la portada Meridional, con arco conopial doblado flanqueado por pináculos.

De su interior destaca: la capilla del bautismo, de estilo neoclásico; el coro, con bella balaustrada de hierro forjado; el trascoro, de estilo barroco; la sacristía, de primeros años del Siglo XVII.

Convento de Jesús María: Debe su nombre al convento de monjas de Jesús María, de la Orden de San Francisco de Paula que en él existe. Su fundación se hace en 1495.

Su interés radica en la sobriedad de su proyecto, que hace poca concesión al ornato para centrarse en lo puramente constructivo. La austeridad de sus elementos se ve acompañada por la sencillez de los materiales que lo conforman. La puerta conventual, con arco de medio punto entre pilastras y entablamento sobre el que se encuentra el escudo de la Orden.

La iglesia es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos. La Capilla mayor, algo más elevada que el resto del templo, se une a éste mediante un arco de medio punto y se encuentra cubierta con un bello artesonado mudéjar. La capilla alberga un crucificado del siglo XVII, de estilo barroco, procedente de Écija y un lienzo de la primera mitad del siglo XVII en el que se representa al fundador de la Orden.

Antiguo Convento de los Jesuitas: Este edificio comienza a construirse en 1621 para el establecimiento de la Orden de la Compañía de Jesús en Andújar, con la condición de que se implantase un colegio de latinidad y ciencias para la educación de los hijos de la aristocracia local. En el siglo XIX pasó a ser Hospital Municipal.

El exterior del edificio es un fiel reflejo de la organización interior, muy simple y sin decoración, acorde con el carácter conventual del edificio. El conjunto arquitectónico se centra en un gran patio de dos pisos.

La iglesia, cuya portada da a la calle Sor Isabel, es de una sola nave, de gran simpleza arquitectónica y decorativa.

El interés artístico del conjunto reside en la escalera que comunica las dos plantas. De tipo renacentista, fue realizada por Francisco Gómez en el primer tercio del siglo XVIII.

Convento de las Capuchinas (Museo de Artes Plásticas Antonio González Orea): Las Madres Capuchinas se instalaron en Andújar en el año 1682. Las fundadoras procedían de Córdoba y, probablemente, la causa de su llegada está íntimamente ligada a la existencia en la ciudad de la rama masculina de la Orden. Se establecieron en este lugar en los últimos años del siglo XVIII. En un principio estuvo bajo el patronazgo del Ayuntamiento, pasando más tarde a Juan Moreno Ponce de León.

Con el traslado de las Madres Capuchinas sobre 1982, a su casa conventual de Córdoba, todos los objetos sagrados, reliquias, retablo de la iglesia y demás elementos artísticos salieron de la ciudad.

La iglesia fue restaurada por la Escuela Taller y actualmente alberga el Museo de Artes Plásticas.

Convento de los HH. de San Juan de Dios: En 1563, Juan de Matienzo, prior de la parroquia de Santa María, hizo donación de su casa y bienes para la fundación del Hospital de la Caridad.

En 1625, se hicieron cargo de este establecimiento de beneficencia pública los hermanos de San Juan de Dios, que desde 1618 se encontraban en la ciudad. En 1808, el General Dupónt lo habilitó como «Hospital de Sangre», mientras mantuvo ocupada la ciudad.

Con la desamortización, el edificio pasó por distintas suertes. En 1855, fue cedido a las Madres de los Desamparados para que albergaran en él a los ancianos necesitados.

La iglesia se encuentra dentro de la línea de las conventuales de la localidad y del barroco español. Destaca el Retablo Mayor de estilo barroco y en él la Virge de las Angustias probablemente de comienzos del siglo XVII. En la calle derecha del retablo, la talla policromada de San Juan de Dios. En la izquierda, el arcángel San Miguel.

Capilla del Cristo de la Agonía S. XX: Es de estilo Neogótico, construida entre 1923 y 1925, por Rafael y Mª Elvira Pérez de Vargas (Condes de la Quintería). Es una capilla privada concebida como cripta de los Condes (panteón o sepulcro para ser enterrados). Está conectada con Santa María. Es de una sola nave, organizada en dos tramos, con bóvedas nervadas. La cabecera se encuentra decorada con cinco ventanales apuntados, con vidrieras.

En su fachada se puede observar el escudo de armas de los Pérez de Vargas y la decoración con motivos Sebkas como único motivo ornamental.

Cuadro de la Virgen: Capillita al aire libre construida en 1610 por el maestro Rafael Pérez de Ortega y reedificado en 1856 para albergar un cuadro con el tema de la Virgen de la Cabeza. En la actualidad el cuadro procede de la Parroquia de Santa María por la destrucción del original debido a un incendio. La capilla hoy día está plenamente integrada en la ciudad, pero cuando se instaló, en los primeros años del siglo XVII, marcaba el límite. En ella se iniciaba el camino viejo, hacia la Sierra y el Santuario. Es por eso un enclave con solera que, con la tradicional salve, encamina hacia el cerro a peregrinos y romeros.

Torre del Reloj Siglo XV: Según la tradición local, la Torre del Reloj se encuentra donde, en su tiempo, estuvo el alminar de la mezquita árabe que existió en esta plaza. En realidad no hay documentación ni escrita ni arqueológica que permita negar o admitir esta opinión. Su presencia se debe a la coincidencia de la ejecución de la obra con el reinado de Carlos V, y como era costumbre se dejaba testimonio del monarca reinante en las nuevas construcciones para simbolizar así la fidelidad de la ciudad hacia el joven monarca. Fue realizada en 1534.

Torreón de la Fuente Sorda: Antigua torre de la muralla almohade, que en el siglo XIV fue forrada de sillería. Este torreón se encontraba próximo al antiguo alcázar y a la Puerta del mismo nombre.

En su frente central el escudo de la ciudad realizado en el siglo XVI. Escudo medio partido y cortado. En el primer cuartel, de gules (rojo) un castillo de oro, almenado de tres almenas, mazonado de sable (negro) y aclarado de azur (azul). En el segundo cuartel, aparece un águila de sinople (verde). En el tercer cuarto, en campo de azur, un puente con tres arcos, de plata sobre ondas de azur y plata, en medio de las cuales figura un pez de plata y dos llaves de oro puestas en aspa. Bordura general de plata con cuatro leones rampantes de gules.

El agua de los caños de su fuente procede de una corriente de agua subterránea, persiste incluso en las épocas de peor sequía.

Torreón de Tavira: Pertenece a la antigua muralla almohade. En el siglo XIV fue forrado con la sillería, que en la actualidad vemos y que le dotó de una gran monumentalidad, gracias a lo cual ha sobrevivido. Su nombres está vinculado a una ilustre familia de noble linaje, que vivió en la ciudad desde su conquista por Fernando III.

Puente Viejo: Tradicionalmente se viene diciendo que es un puente romano, incluso se lo adjudicaron al Emperador Trajano. Hoy día y según recientes estudios no podemos afirmarlo con rotundidad, aunque su origen pueda estar fundamentado en la ingeniería romana. Los motivos que lo alejan de los siglos primeros de nuestra era, pueden ser; primero el no coincidir con las vías romanas, y el segundo que en su parte más antigua se aprecian diferentes huellas de canteros medievales.

Sí podemos afirmar que es un magnífico puente de piedra, con dos grandes remodelaciones en su larga vida, una en el S. XV y otra en el S. XIX, y que en la actualidad se compone de doce ojos de arco de medio punto, más dos arcos escarzanos; estos últimos sustituyen a cinco de los originales, derrumbados por la tendencia de las aguas hacia la margen izquierda y ser ahí la fuerza erosiva mayor.

Fachada del Palacio Pérez de Vargas y Gormaz Sglo XVII: Esta portada procede del Palacio de los Pérez de Vargas trasladada aquí en los años 70 del siglo XX.

Es de comienzos del siglo XVII, y junto con la de Don Gome, son las únicas que se conciben en piedra en su totalidad, lo que nos da una idea de la magnitud del patrimonio de quien la financia y de la altura de su cuna.

Al palacio se le conocía popularmente como «La Casa de las Argollas», ya que en su fachada tiene dos a cada lado de la puerta. Están decoradas con unas cabezas cubiertas con sombreros de la crisis conocida como el «Motín de Esquilache» (1766). La fachada está decorada con sillares resaltados de talla plana y rematada con friso decorado con cinco pináculos. En sus esquinas, escudos partidos con los linajes de los Pérez de Vargas y Gormaz sobre cueros recortados y yelmo.

Casa de los Albarracín S. XV: Portada de finales del Siglo XV, vinculada al gótico tardío viene a pregonizar la venida del renacimiento. Fue sede del Cabildo municipal.

En 1791, el Cabildo se trasladó a la Plaza del Mercado, hoy de España, y los escudos fueron borrados. Es en estos años cuando el edificio es adquirido por la familia de los Albarracín, y de ahí su actual nombre. En el centro estaba el escudo de armas de los Reyes Católicos y flanquándolo el de la ciudad, y probablemente al otro lado el de armas del corregidor, en cuyo tiempo se construyó.

Casa de los Coello de Portugal Siglo XVIII: Esta casa, barroca en su concepción, es un claro ejemplo de la arquitectura doméstica del siglo XVIII. La portada está dominada por la simetría con grandes ventanas y rejas de forja muy características.

Su decoración se limita a los elementos artísticos labrados en piedra, como las cruces de San Andrés, y a los escudos de los linajes. En el flanco derecho del balcón, Salcedo y Aguilar, a la izquierda el de Argote.

El frontón partido, que remata este vano, contiene el de los Criado y Albarracín, en el flanco derecho, y en el flanco izquierdo el de Salcedo y Aguilar.

La herládica nos dice quiénes fueron los moradores de esta casa solariega, siendo los Coello de Portugal, tan solo uno de sus ocupantes.

Actualmente es la sede del Centro Municipal de Educación de Adultos «Pedro de Escavias», recibiendo este nombre en memoria a un antiguo regidor que tuvo la ciudad.

Casa Palacio de los Niños de Don Gome Siglos XVI-XVII: Este palacio de finales del siglo XVi o comienzos del XVII está vinculado a los Valdivia, quienes lo construyeron.

Destaca la fachada, casi una torre, muy decorada, de la que llaman la atención los dos robustos y bigotudos atlantes (o telamones). Anexas a la Torre, en su lado este, están situadas las caballerizas, de las que se conservan parte de los pesebres y un escudo heráldico de la familia propietaria, dibujado en la pared, esta dependencia está cargada sobre la muralla árabe. Su edificación es del siglo XVII.

La organización del espacio interior se realiza en torno a un patio arcado sobre columnas toscanas y arcos de medio punto con los escudos de los Cárdenas, Valdivia, Guzmán, Figueroa y Nicuesa.

Posee también un magnífico sótano en el que, durante su restauración, se han encontrado hornacinas y tinajas donde almacenaban sus provisiones, en este lugar se ha ubicado el Museo Arqueológico.

Celebraciones y Tradiciones

  • Cabalgata de Reyes (5 de enero)
  • Fiesta de la Candelaria (2 de febrero)
  • Carnavales (febrero/marzo)
  • Semana Santa (marzo/Abril
  • Romería de la Virgen de la Cabeza (último fin de semana de abril)
  • Traslado de la Virgen de la Cabeza (mayo)
  • Cruces de Mayo (primeros días de mayo)
  • Fiesta Patronal en honor a San Eufrasio (15 de Mayo)
  • Fiesta de la Divina Pastora (Junio)
  • Festividad del Corpus Christi (junio)
  • Fiesta de la Virgen del Carmen (16 de julio)
  • Fiesta de Santiago Apóstol (25 de julio)
  • Fiesta de la Aparición de la Virgen de la Cabeza (noche del 11 al 12 de agosto)
  • Verbenas Populares de Barrios (Verano)
  • Feria y Fiestas de Andújar (Segunda semana de septiembre)
  • Día de Todos los Santos (1 de noviembre)
  • Festividad de Santa Cecilia (18 de noviembre)
  • Procesión de la Inmaculada (8 de diciembre)
  • Navidad (Diciembre a enero)

Las Murallas de Andújar
La Princesa Egilona y los Vestigios Arqueológicos

Una leyenda local cuenta que en el Alcázar de Andújar vivió la infanta Egilona, hija del rey Don Rodrigo. Cuando en 711 los ejércitos de Tarik derrotaron en el Guadalete a los de Don Rodrigo y éste murió, Tarik ordenó a Abdelazis, hijo del conquistador Muza, que se acercara hasta Córdoba y le trajese noticia cierta de la hija de Rodrigo. Cuando llegó a Córdoba se enteró que ella había huido por el camino de Toledo. Egilona y Abdelazis se encontraron en Andújar, se enamoraron y fueron felices moradores del Alcázar durante un tiempo, hasta que el califa de Oriente le ordenó que fuese a Sevilla y lo hizo decapitar.

Delante de nosotros tenemos el Torreón de la Fuente Sorda, construido en tapial y recubierto de sillería, así como restos de muralla. En este punto la muralla giraba hacia el Este, atravesando diagonalmente la calle Alcázar hasta la unión con la calle Santa Úrsula, donde se ve el arranque de un arco de ladrillo, que puede pertenecer a la llamada Puerta del Alcázar. Esta daría acceso a una plaza fortificada, excavada en 1989 por la Junta de Andalucía. Cerca de este lugar, en la calle Silera se conservan lienzos y dos torreones, que fueron colindantes con una torre octogonal que daba paso a la Puerta del Sol.

En la conocida hoy como Plaza Vieja, se alzaba el Alcázar, hoy desaparecido. La muralla se iniciaba en la acera izquierda de dicha Plaza y descendía hasta la calle Tiradores, para doblar en dirección al Paseo de la Feria, donde se conservan algunos elementos del muro insertos en las medianerías de las casas colindantes. En la calle Dr. Fleming, que desemboca en este paseo, se encontraba la Puerta de Córdoba. Un poco más abajo pueden verse los restos del Torreón de Tavira, cuadrado, de tapial, recubierto con sillería. En la calle Santa Clara se encontraba la puerta del mismo nombre.

El crecimiento que experimentó la ciudad durante la Edad Media desbordó el ámbito de su recinto amurallado. Los Reyes Católicos autorizaron el desmantelamiento parcia en pago de prestaciones. Con motivo de la visita al municipio de Isabel II se derribó la PUerta del Peso de la Harina y, poco después, las del Arco Grande y el Arco Chico. En el siglo XIX, con la desamortización, el castillo pasó a manos privadas y se convirtió sucesivamente en casa de vecinos y casino, hasta que en el siglo XX lo arrasaron para construir sobre su solar el Cine Tívoli, hoy también desaparecido.

Embalses en Andújar

Presa de Encinarejo
Presa de Jándula

Gastronomía de Andújar

La singular gastronomía de Andújar tiene su más destacada expresión en la carne de caza: ciervo, jabalí, conejo, perdiz…, aderezados a su vez con especias procedentes igualmente de su sierra. Con el fruto de su naturaleza sedimentado por el paso de los años, la gastronomía de Andújar condensa los aromas de sus carnes de caza, aquí de monte, y salpica sus platos con el sabor inconfundible de su extraordinario aceite de oliva de justo y reconocido renombre.

Para las carnes procedentes de la caza mayor, el clásico condimento es el adobo, al que cada cocinero/a procura imprimir su sello personal. La perdiz en escabeche o con habichuelas puede seguir a un revuelto de espárragos trigueros o a una larga serie de platos confeccionados a partir de los productos de la huerta. Naturalmente, también se prodigan los postres entre los que cabe destacar las gachas, plato típico de la sobremesa campestre en el día de todos los Santos.

En este aspecto gastronómico no podemos olvidar algunos ejemplos autóctonos como el flamenquín, los cantos, a base de pan, tomate y bacalao, regado todo ello con el aceite de oliva y acompañado de aceitunas, tan fácil y rápido como sabroso; el ajo blanco; el alda de choto…

En primavera se podrán degustar los suculentos caracoles a la taza, ampliamente demandados y ofrecidos en bares y tabernas de mayo a junio.

Cómo llegar a Andújar

– Autovía de Andalucía (E-5), km 323.
Desde Madrid: 2h 30min
Desde Sevilla: 2h
Desde Córdoba: 35min

– Carretera Nacional N-323:
Desde Granada: 1h 30min
Desde Costa del Sol: 3h

– Carretera Nacional N-322:
Desde Albacete: 3 horas.

Distancias desde Andújar

Jaén 44 km
Bailén 27 km
Baeza 63 km
Arjona 15 km
Martos 49 km
Linares 43 km
Mengíbar 32 km
Marmolejo 11 km
Villa del Río 25 km
Pilar de Moya 33 km

Fuentes y Manantiales de Andújar

  • Fuente Sorda
  • Fuente de la Recta
  • Fuente de la Goleta
  • Fuente de la Adelfa
  • Fuente del Chorrillo
  • Fuente de la Ropera
  • Fuente del Madroño
  • Manantial de Malabrigo
  • Fuente de los Escoriales
  • Manantial del Lugar Nuevo
  • Surgencia de la Alcaparrosa
  • Fuente del Jabalí Solitario
  • Fuente Obras Públicas 1934
  • Baños de la Fuente de la Encina
  • Rezume de la Fuente de la Peña
  • Nacimiento del Arroyo del Gallo
  • Manantial de Aceitunas Andújar
  • Fuente del Altozano de la Victoria
  • Fuente de la Plaza de los Villares
  • Fuente de la Viña de San Francisco
  • Abrevadero del Arroyo Martín Gordo
  • Manantial de la Terraza Fluvial del Guadalquivir
  • Manantial en la Margen Izquierda del Guadalquivir
  • Fuente del Palacio del Marqués del Puente de la Virgen

Senderos / Senderismo en Andújar

Sendero El Encinarejo
Sendero Mirador del Rey
Sendero Jabalí – Encinarejo
Sendero San Ginés – Lugar Nuevo

Miradores en Andújar

Mirador del Peregrino
Mirador del Embalse del Jándula


0 comentarios