Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga

Árchez

Pueblos de Málaga

Árchez

El pueblo de Árchez se sitúa en la zona central de la comarca de la Axarquía, a 21 kilómetros de Vélez Málaga y a 435 metros sobre el nivel del mar. La precipitación media anual se sitúa en 670 l/m2 y la temperatura media alcanza los 17º C

Árchez es uno de los pueblos más pequeños de la comarca de la Axarquía, asentado en el valle del río Turvilla y sobre la falda de las sierras de Tejeda y Almijara. Pueblo morisco, donde la vid fue el principal cultivo, y aún constituye un elemento destacado en su paisaje y en su economía.

El pueblo de Árchez es calificado como la Joya Merinita del siglo XIII.

El entramado de sus calles y la arquitectura de sus casas encaladas formando rincones pintorescos le confiere una seña de identidad única.

Historia de Árchez

Árchez tiene su origen en el nombre árabe Al-Cocer, “el Palazuelo”. Nada sabemos sobre la fundación de la villa de Árchez, aunque se supone su origen en una alquería morisca.

En 1487, las tropas cristianas que comandaban los Reyes Católicos conquistan la zona y la villa de Archez junto con otros municipios del entorno como, Canillas de Aceituno, Corumbela, Algarrobo y Salares, pasando todos ellos a formar parte del señorio de D. Diego Fernández de Córdoba, que después sería marqués de Comares. El marquesado de Comares, al cual pertenecía la villa de Archez, procede el cambio de la villa de Comares, que dio nombre al marquesado, por la de Sedella, según real cédula de la reina doña Juana de 20 de diciembre de 1512.

Aunque no hay noticias sobre los episodios de la rebelión morisca que se extendió por toda la Axarquía, es muy posible que aquí fuera especialmente dura por su situación en una de las vías de acceso a la zona de la sierra y por la proximidad de las poblaciones de Cómpeta y Canillas de Aceituno. Tras las revueltas moriscas fueron deportados 76 moriscos, hijos de Archez y repoblada con cristianos viejos entre los que se repartieron las tierras a suertes.

La repoblación de esta primera mitad de siglo fue descaradamente discriminatoria a favor de los cristianos viejos a quienes se les concedían las tierras llanas y fértiles del litoral, confinándose a los moriscos a labrar los terrenos montañosos y laderas mas escarpadas de las sierras. Este pueblo esta enclavado dentro Ruta Mudéjar, con el alminar más bello de toda la Axarquía, declarado monumento histórico artístico. Este alminar, de casi 15 metros de altitud, conjuga todos los elementos de la estética almohade de los siglos XIII y XIV. A él se le añadió el campanario por los cristianos, donde repican dos campanas con nombres propios, llamadas María de la Encarnación y Nuestra Señora del Pilar, ambas fundidas en 1876.

Existen testimonios de que ya en el siglo XIX funcionaban en el pueblo dos alambiques, dos molinos de harina, cuatro almazaras y tres telares de lienzos, que componían sus tejidos en el característico bicolor blanco y azul. Hoy en día se pueden ver las ruinas de los molinos (La Aguja y Doña Fidela) alineados a lo largo de la subida del río Turvilla.

Actualmente ya no existen estas industrias tradicionales, basándose la economía de la zona, fundamentalmente, en la agricultura: almendros, huertos, vid y sobre todo olivar.

Monumentos

Torre Alminar de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación
Calles de Árchez
Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación
Restos de Antigua Muralla
El Molino de Dña. Fidela

Gastronomía

El plato más extendido y exquisito sigue siendo el ajoblanco, otros son las migas, el picadillo y el potaje de hinojos, entre los habituales. Por Semana Santa son muy propios los potajes de garbanzos con bacalao y las tortas de bacalao con miel de caña. En cuanto a la repostería figuran los roscos de vino, las uvas al vino y las pasas moscatel. Árchez tiene producción artesanal de vino para consumo propio y venta a granel en algunos bares del pueblo.

Fiestas

  • Dia del Corpus
  • Feria en honor a Ntra. Sra. de la Encarnación
  • San Antón (último Domingo de Enero)
  • Semana Santa (Marzo o Abril)
  • Berbena del día del Corpus
  • Fiestas Patronales (segunda semana de Julio)

Cómo llegar a Árchez

A Archez se llega por la autovía del Mediterráneo (A-7) desde cualquier punto de la Costa del Sol. Cerca de Vélez Málaga hay un desvío hacia Algarrobo por la carretera A-6203, por la que también se accede a Sayalonga, e inmediatamente después, desviándose nuevamente por la MA-115, se entra en Archez.

Distancias

A Málaga 54 km
A Vélez – Málaga 23 km
A Nerja 31 km
A Marbella 114 km
A Antequera 101 km

Árchez

Torre Alminar de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación - Plazuela Mudéjar

Ayuntamiento de Árchez

La mezquita, emplazada en el corazón del núcleo urbano, congregaba a la comunidad mediante la llamada que el almuedano realizaba desde su torre. Elemento vertical en la horizontalidad de la mezquita, el alminar evoca la gravedad vencida por el esfuerzo del hombre, estableciendo la comunicación entre dos espacios y dos mundos, lo interior y lo exterior. Construidos durante los siglos XIII-XIV, los alminares de Archez y Salares están emparentados con los minaretes de Tremecén y Túnez edificados bajo el dominio meriní, fruto del intercambio de tradiciones andaluzas y maghrebíes.

Árchez

“La sierra de Bentomiz es abundante de fuentes frías y saludables y de arroyos de aguas claras que baxan entre las peñas y sacándolos en acequias por las laderas riegan sus huertas y hazas los moradores”. Antes de la llegada de los castellanos el agua era comunal y se distribuía siguiendo estrictas normas, según los intereses colectivos, pues de acuerdo con la tradición coránica, el agua, la hierba y el fuego no podían ser objeto de apropiación privada. La conquista castellana alteraría este cuidado equilibrio que convirtió al regadío en un importante pilar de la economía del reino de Granada.

Árchez

La cocina medieval andaluza se caracterizó por el uso de las fermentaciones, de lo agridulce, de las especias, de las hierbas aromáticas y de los dulces.

El alcuzcuz, a base de harina de trigo, carne, legumbres, verduras y frutos secos, era el plato completo más corriente, como el alhale, carnero curado en sal, o los cocidos de bovino, palomas, perdices y francolines… sin olvidad los panes de pasas y almendras, los buñuelos de queso con miel y los célebres higos de la Axarquía, tan elogiados por Al´Umari e Ibn al-Jatib, con los que se preparaba pan y arrope…

Árchez

La Ruta Mudéjar

Las raíces árabes de la Axarquía se evidencian en estos cinco pequeños pueblos de interior salpicados de alminares, arcadas y otros detalles que confieren a esta ruta un embrujo encantador.

Los viajeros que recorren los escasos 40 Km que componen esta ruta se encontrarán con cinco pequeñas poblaciones que aún conservan los ejemplos de arquitectura mudéjar más destacados de la zona, Arenas, Árchez, Salares, Sedella y Canillas de Aceituno son pueblos de auténtico trazado mudéjar que dejan en quien los visita la sensación de haber traspasado la frontera del tiempo.

La conquista cristiana de la Axarquía no se produjo hasta 1487. El término “mudéjar”, que proviene de la voz “dudayya”, se aplica a los hispanomusulmanes que, tras la conquista cristiana, permanecieron bajo el nuevo estado castellano conservando su religión, lengua y organización jurídica.

Se considera como rasgos mudéjares el uso del ladrillo, de la cerámica vidriada y las yeserías como revestimiento y ornamentación exteriores. Los materiales que se empleaban en su construcción eran pobres pero bastante útiles, pues permitían levantar los edificios con rapidez y economía. Pero el influjo musulmán en el arte mudéjar no solo está en la ornamentación, sino también en las estructuras arquitectónicas, como son las torres campanarios y las armaduras de las cubiertas y techumbres de madera que van a cubrir los techos de las iglesias.

Los pueblos que componen esta ruta se encuentran en las faldas del Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama posibilitando un contacto directo con la naturaleza que nos acompañará durante todo el recorrido.


0 comentarios

Deja un comentario