Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Cáceres

Arroyo de la Luz

Pueblos de Cáceres

Arroyo de la Luz – Comarca Tajo – Salor – Almonte

El municipio de Arroyo de la Luz forma parte de la Comarca de Tajo Salor Almonte, se encuentra situado a unos 20 kilómetros al oeste de la capital de provincia (Cáceres), encuadrado dentro de lo que se conoce como Penillanura Cacereña, zona de paisaje suavemente alomado que se extiende desde Trujillo al este, hasta las inmediaciones de la localidad de Brozas al oeste; y desde los riberos del Tajo y del Almonte al norte hasta la Sierra de San Pedro al sur.

Historia de Arroyo de la Luz

Los vestigios llegados a nuestros días nos indican que el poblamiento de la zona es de época remota, datado aproximadamente de 2000 años de antigüedad. Lo avala la existencia de restos de dólmenes dentro del término municipal, situados en la zona próxima a la estación de Ferrocarril Arroyo-Malpartida, como el dolmen de la Higuera. Otros restos que nos indican la antigüedad del poblamiento están relacionados con los pueblos prerromanos que se asentarían en territorio cacereño; prueba de ello es el castro Prerromano de Sansueña: situado en la dehesa de los Castillejos a nueve kilómetros de Arroyo, datado aproximadamente en el siglo VI antes de Cristo. Tal vez está relacionado con el pueblo Lusitano que dominaba la zona.

Después del s. VIII, la villa romano-visigoda, queda incorporada al poder musulmán hasta la Reconquista, llevada a cabo en la zona por el rey cristiano Alfonso IX de León en 1229; quedando unida a Cáceres como aldea.

Pasará a ser independiente del Concejo de Cáceres durante las guerras entre Pedro I «El Cruel» y Enrique II, pasando a poder de la Casa Herrera, representada en este momento por García González de Herrera. En 1397, Arroyo de la Luz pasa a estar bajo el gobierno del condestable portugués D. Nuño Álvarez Pereira, instalándose en el pueblo y ocupando los cerros próximos donde estableció sus campamentos, hasta que años más tarde, los ejércitos del rey castellano recuperan la plaza.

Será Enrique III «El Doliente» quien conceda el escudo de armas a la Villa de Arroyo del Puerco, en 1402, formado por un fresno o roble y un puerco o verraco que hace referencia a una leyenda sobre la existencia de un verraco de piedra de origen antiguo en la zona.

Pero fue durante el reinado de los Reye Católicos, cuando Ana de Velasco Herrera contrae matrimonio con el V Conde de Benavente, cuanto Arroyo es reconocido totalmente como señorío independiente, poseyendo los Condes de Benavente la jurisdicción civil y criminal. Como prueba de esta jurisdicción e independencia se erigió el «Rollo de la Villa» en 1503.

El siglo XVI, fue muy fructífero para la historia de la Villa. Se terminan las obras de la Iglesia de la Asunción, inauguración del Retablo Mayor, construcción del Convento de San Francisco, reconstrucción de otras ermitas, y construcción de numerosas casas palacio, en cuyas fachadas hoy, se pueden observar todavía los escudos que nos indican el estado de nobleza de sus dueños, familias, como los Holgado Guzmán, De Granda y Cambero, Marín Bullón y Figueroa o Casto y Carvajal entre otras.

Varias guerras minan el pueblo de Arroyo: contra los moriscos, portugueses y la Guerra de la Independencia, que también hizo mella en Arroyo durante los tres meses que las tropas de Napoleón ocuparon Arroyo, sometiéndolo a la destrucción y extorsión (1809).

A través de los siglos Arroyo sufrió graves crisis de subsistencia y mortandad, desde la peste, hasta las hambrunas producidas por las malas cosechas.

En el siglo XIX Arroyo deja de ser dominio de los Señores de Benavente como consecuencia de la desamortización y abolición del Régimen Señorial.

Hoy, paseando por sus calles, nos encontramos las huellas de un un pasado esplendoroso, de las diferentes culturas y épocas que dieron forma a una villa floreciente que ha sabido mantener su esencia dejando un gran legado histórico-artístico.

Monumentos de Arroyo de la Luz

  • Casa Palacio (s. XVII)
  • Ayuntamiento (s. XVI)
  • Casa Palacio (s. XVIII)
  • Cruz de la Leche (s. XVI)
  • Casa «del Gallo» (s. XVII)
  • Cruz de la Soledad (s. XVII)
  • Ermita de la Soledad (s. XVII)
  • Convento de San Francisco (s. XVI)
  • Iglesia Parroquial de San Antón (s. XVI)
  • Iglesia Parroquial de San Sebastián (s XV-XVI)
  • Ermita de San Bartolomé y San Blas (s. XV-XVI)
  • Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción (s. XV-XVI)
  • Casa Parroquial
  • Rollo de la Villa (s. XVII)
  • Casa Palacio de los Marín (s. XVII)
  • Castillo de los Señores de Herrera (s. XIV)
  • Casa Palacio de la Familia Holgado (s. XVIII)
  • Casa Palacio de la Familia Benavente (s. XVII)
  • Casa Palacio de Don José de Granda y Cambero
  • Palacio del Conde-Duque de Benavente (s. XVI-XVII)
  • Escudo del antiguo Cuartel de la Guardia de Carabineros
  • Casa Señorial de Don Sebastián Antonio Marín Valencia (s. XVIII)
  • Casa Palacio de Don Gonzalo de la Plata y Dª Isabel Salgado (s. XVII)
  • Casa Palacio Menor de D. Gonzalo de la Plata y Carvajal y Dª Isabel Salgado (s. XVII)

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción y Retablo de Luis Morales: Construida entre el último cuarto del siglo XV y el primero del siglo XVI.

La Iglesia de la Asunción junto con su Retablo Mayor, fueron declarados Monumento Histórico Artístico Nacional el día 20 de agosto de 1981. Es una de las magnificencias del gótico tardío, de una sola nave, con bóvedas de terceletes y estrelladas, destacando las de la sacristía y la capilla de San Andrés. La portada principal es de estilo Manuelino muy decorada, resultando un conjunto movido y de líneas finas y bien labradas. De las dos portadas laterales, la del Sol es la más antigua, tal vez perteneció a otra iglesia anterior. La del Norte con su arco apuntado y sus bellas archivoltas está mejor conservada.

Su arquitecto fue Miguel de Villarroel, que ocupaba el puesto de Maestro Mayor de la Catedral de Coria, siendo el constructor, Rodrigo Alonso.

La sacristía es un buen ejemplar renacentista con bóveda estrellada, es obra de los maestros Andrés y Rodrigo Alonso bajo la dirección de los arquitectos Luis y Hernando Moreno.

La construcción del Retablo se inicia en 1548 por parte del ensamblador y entallador de Plasencia Alonso Hipólito, quien realiza la arquitectura y escultura de las 28 tallas de nogal que integra.

Pedro de Aguirre, pintor y decorador de Plasencia, estofó y dio policromía al retablo (1560-1563). Pero toda la belleza y riqueza ornamental que dio Aguirre al Retablo desapareció al ser dorado de nuevo por el pintor y dorador Francisco González Centeno en 1732, fecha que aparece a la derecha en el ático.

El retablo consta de 20 cuadros en tablas realizados por Luis de Morales «El Divino» entre 1560 y 1563, periodo durante el cual el insigne artista fijó su residencia y taller en Arroyo de la Luz, habilitándose para tal fin, la antigua ermita de San Bartolomé y San Blas.

Es considerada la obra cumbre de Morales, siendo la mayor colección de obras de autor conservadas en el mismo sitio en el que fueron creadas y convirtiéndose actualmente en una de las joyas del arte retablístico renacentista extremeño.

Patrimonio Rural

Gastronomía de Arroyo de la Luz

La gastronomía arroyana goza de gran importancia por su riqueza y variedad. Platos como el frite y las coles con buche, o dulces como las famosas tortas de la luz hacen de Arroyo de la Luz todo un referente dentro de la gastronomía extremeña.

Gran reputación tiene el embutido arroyano y como no, las famosas morcillas frescas, bien conocidas en toda la provincia así como la afamada patatera.

Fiestas gastronómicas como «Las Coles con Buche» en el mes de febrero, la «Fiesta de la Morcilla Fresca» o el «concurso de vinos caseros» dan cuenta de la riqueza gastronómica de Arroyo de la Luz.

No podemos olvidar los apreciados productos de la singular ribera de huertas que posee Arroyo, regadas con el agua de las numerosas charcas, donde también se pescan las riquísimas tencas, suculento manjar apreciado ya por Carlos V y que tiene en el «Dia de la Tenca» su máxima expresión, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional que se celebra anualmente en el mes de agosto y de manera rotativa en los pueblos de la Mancomunidad de municipios Tajo-Salor.

Arroyo de la Luz se incluye dentro de la Ruta del Queso de Extremadura, perteneciendo al territorio de influencia de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar, un delicioso y cremoso manjar que se puede degustar en diferentes restaurantes locales.

Artesanía

Arroyo de la Luz cuenta con una gran tradición artesanal, destacando según datos de 1791 las fábricas de barro, curtidores de pieles y fábricas de palos de lanas.

Son los hombres de esta tierra auténticos artistas de los trabajos artesanos, que han sabido mantener el espíritu ancestral y lo han orientado principalmente hacia la alfarería.

Los alfareros de Arroyo de la Luz ya eran conocidos en los mercados españoles del siglo XVI por su cerámica sin pintar y por los alfares que producían objetos de uso doméstico: cántaros, búcaros, botijos, pucheros, hornillos… que han prevalecido hasta la actualidad. Destaca el uso de pucheros como relleno para aligerar el peso de las bóvedas de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida en la segunda mitad del siglo XV y primera mitad del siglo XVI d.C.

El barro les apega a la tierra, y sus técnicas han sido transmitidas por herencia familiar de generación en generación. Las herramientas de los alfareros son sus manos llenas de magia, que convierten el barro en hermosos cántaros, barriles, platos, botijos….

No en vano Arroyo de la Luz pertenece a la «Asociación Española de Ciudades de la Cerámica» con talleres de alfarería de renombrado prestigio, que perduran impasibles a los nuevos tiempos, llevando el nombre de Arroyo de la Luz por toda la geografía y haciendo de este noble arte su forma de vida.

Día de la Luz

Considerada Fiesta de Interés Turístico Regional, es la Fiesta Mayor de Arroyo, celebrada en honor a su patrona, «la Virgen de la Luz», cada Lunes de Pascua.

La leyenda cuenta que un atardecer de primavera de 1229, en plena Reconquista, siendo rey de los cristianos Alfonso IX de León, en las inmediaciones del llamado Pozo de las Matanzas, en la Dehesa de la Luz, los cristianos y los moros luchaban en feroz combate. La batalla se prolongaba hasta caer la noche y fue entonces cuando una luz, la de la Virgen, apareció sobre una encina, cegando a los musulmanes e iluminando a los cristianos, que consiguieron así ganar la batalla, al amparo de la luz de la señora, y agradecidos le levantaron una ermita en la Dehesa.

En el Archivo Parroquial hay un documento de 1557 en que se nos cuenta como se celebraba el Día de la Luz. El Obispo de Coria, Don Diego Enrique de Almansa, gran amigo de San Pedro de Alcántara, se encontraba en Italia asistiendo a las sesiones del Concilio de Trento. En su nombre hace la Visita Pastoral en Arroyo el Doctor D. Pedro de Salcedo, canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Coria. El acta que levanta el Secretario Visitador con la belleza del idioma de la   época, dice así:

«Aviendo visitado el Señor visitador la dicha hermita de la Luz e aviéndose hallado en ella el segundo día de Pascua de Flores que es el día aquesta Villa tiene devoción de ir en procesión a ella hallo que tenga necesidad de abrire una puerta a la parte del mediodía a donde al presente tiene un altar en el que solidan decir Misa en dicho da fuera de la dicha hermita»

A lo largo de los siglos ha ido cambiando constantemente la forma de celebrar el Día de la Luz. Los arroyanos iban en procesión hasta la ermita de su patrona y posteriormente en carros y en carretas. Ese día la Misa se decía al aire libre, de campaña, en un altar que estaba situado en uno de los lados de la ermita.

Las Carreras de caballos fueron una consecuencia normal de la Fiesta. Los hombres volvían de la romería con sus caballos enjaezados y sus mujeres a la grupa. La gente del pueblo salía a la calle principal, la Corredera, a ver y a disfrutar del espectáculo de colorido de jinetes tan vistosos y damas tan engalanadas.

Así nacieron, las famosas Carreras de caballos del Día de la Luz.

En la actualidad, la Fiesta se inicia con la procesión festiva, o cívico religiosa, que sale de la Parroquia de la Asunción, en la Plaza Mayor, a las nueve de la mañana, encabezada por la Cruz Parroquial y seguida por el clero y las autoridades locales. Los vecinos salen a la Plaza y a la calle principal, La Corredera, que son el itinerario de esta procesión, que llega hasta la Plaza de San Sebastián, de donde sale la procesión con la Virgen de la Luz en medio de la emoción, los aplausos de la gente y las lágrimas de un pueblo que quiere a su patrona entrañablemente. Ya en la ermita de la Luz, hay misa solemne con sermón.

A las doce de la mañana comienzan las Carreras de caballos por la popular calle Corredera, donde todos los arroyanos y visitantes pueden contemplar la pericia de los jinetes y los maravillosos y briosos corceles que van a galope una y otra vez desde la Plaza de San Sebastián a la Plaza Mayor. Las casas están abiertas y a la gente se le obsequia con vino y productos de la tierra. Esto hace de la fiesta un auténtico y emocionante espectáculo.

Desde hace bastante tiempo también se han incorporado a este desfile carrozas con motivos históricos, locales, típicos…

Para finalizar hay una procesión de regreso desde San Sebastián a la Plaza Mayor, cerrando la marcha los jinetes que han participado con sus caballos.

Esto es, en síntesis, el DIA DE LA LUZ, la Fiesta Mayor de un pueblo, Arroyo, que se apellida de la Luz, en honor a su patrona. A los tres días, se trae la Virgen al pueblo para el Novenario y finalmente, la Romería en el marco incomparable de la dehesa arroyana.

Entorno Natural

Suaves lomas se suceden perdiéndose en el horizonte, únicamente alteradas por relieves como las Sierras de Cáceres o San Pedro. En algunas zonas observamos también la irrupción de berrocales graníticos de caprichosas formas, como los pertenecientes al batolito granítico de Cabeza de Araya o los cercanos Berruecos pertenecientes a Malpartida de Cáceres.

Las cotas de relieve en Arroyo de la Luz oscilan entre los 500 m. y los 320 m. de altitud, estando el casco urbano a 352 m. sobre el nivel del mar.

Enmarcado hidrológicamente dentro de la cuenta del Tajo son las aguas de los ríos Pontones y Casillas (afluentes del Salor) las que riegan nuestro municipio, dando vida a este vasto territorio de relieve plano o escasamente ondulado, a veces completamente desarbolado, a veces con extensas manchas de encinares o superficies adehesadas. En cualquier caso la red fluvial del término municipal es bastante densa, viéndose complementada por un gran número de arroyos y charcas. Destacando el Embalse de Molano, o las Charcas de Lancho y Petit integrados en la Red Ecológica Europea «Natura 2000» como Lugares de Importancia Comunitaria (L.I.C.).

Aquí podemos encontrar gran número de especies, debido a que esta zona posee unos valores medioambientales excepcionales, confiriéndole una riqueza y diversidad faunística enorme en comparación con otras.

Especial mención merece la tenca arroyana, que se puede pescar en aguas de charcas y embalses siendo uno de los productos gastronómicos más apreciados.

Muchas poblaciones de aves nidifican dentro del territorio, ya que para muchas de ellas la presencia constante de láminas de agua que constituyen las aguas de ríos y charcas, suponen un lugar idóneo de nidificación, invernada y pasos migratorios de numerosas aves acuáticas.

También hay que tener en cuenta la privilegiada situación geográfica de Arroyo de la Luz entre dos Espacios Naturales como son las Zonas de Especial Conservación de Aves (Z.E.P.A) de «Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes» y de la «Sierra de San Pedro», que hace que especies que habitan ambas zonas visiten los campos, dehesas y charcas arroyanas.

Especial importancia adquieren por su número los anidamientos de Cigüeña blanca (Ciconia ciconia), que construye sus espectaculares nidos en lo alto de árboles (principalmente encinas) y de las torres y campanarios de las iglesias, engalanando y confiriéndole una belleza singular al paisaje urbano arroyano.

Embalse de Petit I
Embalse de Petit II
Embalse de Molano

Rutas / Senderismo

  • Ruta Dehesa de la Luz
  • Ruta Ribera de Huertas
  • Ruta Embalse de Molano
  • Ruta del Embalse del Lancho
  • Ruta de los Embalses de Petit
  • Ruta de los Llanos – Dehesa de la Luz

Rutas

Distancias

Cáceres 22 km
Aliseda 14 km
Casar de Cáceres 18 km
Navas del Madroño 18 km
Malpartida de Cáceres 9 km

Fuente: Ayto. Arroyo de la Luz


Un comentario

  1. ALEJANDRO escribio:

    Soy nacido en Arroyo de la Luz en 1946, en la calle Convento. Ahora ya no se llama así creo. Me he emocionado al leer la historia de mi pueblo de nacimiento y sobre todo la de la Ermita de Nuestra Señora de la Luz, cuantos recuerdos de cuando era un niño. Aunque llevo 50 años en Cataluña nunca he olvidado mi pueblo ni mi Virgen de la Luz. Hace tres años estuve ahí visitandola. Saludos a todos los arroyanos y arroyanas.

Deja un comentario