Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

Aznalcóllar

Pueblos de Sevilla

Aznalcóllar

El municipio de Aznalcóllar se localiza en la zona de transición entre la comarca del Aljarafe y la Sierra Norte, en el extremo occidental de la provincia de Sevilla, siendo colindante con la de Huelva. En 1.996 contaba con una población de 5.812 habitantes.

El núcleo urbano de Aznalcóllar se sitúa en el viejo camino que conduce de Sevilla a Riotinto, sobre un solar de movida topografía. Por el norte le rodean el cauce del arroyo Cañaveroso y, más lejos, una cadena montañosa en la que destacan el Cerro Viento (al noreste) la Mesa Grande (al noroeste) y el Cerro del Castillo (al norte).

Durante la dominación romana tuvo una gran importancia, debido sobre todo a la explotación de las minas de pirita que se encuentran en la zona. Así queda demostrado por el descubrimiento de los restos romanos existentes, donde los más importantes
son los de El acueducto que iba a Itálica, que reaparece en la zona denominada «El Chaparral» y «Las Dueñas».

Monumentos

Capilla de la Cruz de Abajo
Iglesia Ntra. Sra. de Consolación
Capilla de la Cruz de Arriba
El Molino de Viento

Presa del Agrio

Gastronomía

En la gastronomía del municipio podemos destacar platos típicos como el cocido de calabaza, el puchero colorao, las papas en paseo, las tagarninas, los espárragos y la carne de caza.

En cuanto a la repostería de Aznalcóllar podemos mencionar los pestiños, la garrapiñada, las torrijas y el piñonate.

Cómo llegar

Salir de Sevilla en dirección aeropuerto, Mérida, Córdoba. Tomar E-803 / A-66 / SE-30, tomar N-630, travesía de Camas, girar a la izquierda SE-520, atravesar Gerena, continuar en A-477, entrar en la localidad.

Distancias

Sevilla 37 km
Gerena 12 km
Huelva 77 km
El Campillo 7,5 km
Sanlucar la Mayor 20 km

Fuentes y Manantiales de Aznalcóllar

  • Fuente Palmitoso
  • Fuente de Charcofrío
  • Fuente La Sebastiana
  • Manantial del Pradillo del Tardón
  • Fuente del Camino del Contraembalse del Agrio a Aznalcóllar

Senderos de Aznalcóllar

Sendero La Zarcita

Longitud: 9,5 km
Trayecto: Circular
Duración: 3,30 horas
Sombra: Escasa
Permisos: No
Dificultad: Media

Patrimonio: Tras la cornisa del Aljarafe, en las primeras estribaciones de la Sierra Morena occidental de la provincia de Sevilla, el núcleo urbano de Aznalcóllar marca la transición entre terrenos agrarios de campiña y los forestales de los montes serranos. Las suaves ondulaciones de estos montes ocultan profundos barrancos por donde discurre una amplia red fluvial que alimenta al Paisaje Protegido del Corredor Verde del Guadiamar.

Prueba de la relación histórica de esta zona y la extracción de mineral se localizan restos arqueológicos mineros de época prehistórica, datados en el Calcolítico. En nuestro recorrido encontramos un singular polvorín minero circular abovedado. En el patrimonio cultural destaca la iglesia neoclásica Ntra. Sra de la Consolación, que data del siglo XVIII. Con planta de cruz latina alberga en su interior un púlpito de hierro forjado y dos pilas de agua bendita fechados en 1796. Relevantes también entre su extenso patrimonio son: la Capilla de la Cruz de abajo, con su retablo de Santa Elena, la Capilla de la Cruz de Arriba, en la que destacan dos retablos: el de La Cruz y el de La Virgen, La Zawiya, capilla levantada en la época medieval, que forma parte de una antigua edificación mudéjar que se encuentra en el camposanto de la localidad, y el Torreón de la Dehesilla, torre que se sitúa sobre una elevación en el centro de la zona de la campiña, perfectamente visible desde el Castillo de Aznalcóllar, formando parte de un extenso conjunto defensivo de época almohade (siglos XII-XIII) extendido hasta el Aljarafe.

Paisaje: Se puede disfrutar a lo lejos de las llanuras cerealistas y lomas de olivar, y de inmediato, los primeros bosques de vegetación serrana autóctona y la lámina de agua del embalse del Río Agrio, con el discurrir de sus meandros hasta alcanzar la línea del horizonte.

Pueblan estos terrenos el alcornoque (Quercus suber), acompañado de arbustos principalmente por jaras, brezos, lentiscos, acebuches, madroños y durillos.

De gran interés ecológico cuenta con la presencia del brezo del Andévalo (Erica andevalensis), el helecho real (Osmunda regalis) o la herbácea Carex helodes, dada esta última por extinguida, y descubierta posteriormente en esta zona.

En las riberas se da paso a especies como el aliso (Alnus glutinosa), el fresno (Fraxinus angustifolia) y al sauce (Salux atrocinerea), formando en ocasiones bosques galería de gran belleza.

Fauna: A lo largo de nuestro caminar podremos apreciar huellas de la presencia del esquivo gato montés (Felus silvestris), también de otros pequeños mamíferos como el meloncillo (Herpestes ichneumon) y el tejón (Meles meles). Cercana a los cursos de agua, podremos avistar a la nutria (Lutra lutra), siendo los peces más frecuentes, el barbo (Barbus barbus), la carpa (Cyprinus carpio) y la perca americana (Micropterus salmoides).

Águilas calzadas, reales, culebreras, y arrendajos surcan el cielo en nuestro recorrido, pudiéndonos sorprender en el silencio de las noches el búho real y el cárabo. También si tenemos suerte, avistaremos una pequeña y rara ave, el roquero solitario (Monticola solitarius).

Este sendero es propicio para disfrutarlo en cualquier época del año, aunque indudablemente, el invierno y la primavera son las estaciones de mayor apogeo de su biodiversidad.
Fuente: Ayto. de Aznalcóllar / Diputación de Sevilla


Venta de Propiedades Inmobiliarias en Aznalcóllar


0 comentarios