Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Bacares

Pueblos de Almeria

Bacares, Sierra de los Filabres de Almería

El municipio de Bacares está situado en la Sierra de los Filabres, al pie del Observatorio de Calar Alto, en un paisaje agreste de gran belleza, en el que encaja perfectamente el pueblo, formando un conjunto original y bello, el más serrano de toda la provincia.

Bacares limita al norte con los municipios de Serón y Bayarque, al este con Sierro y Velefique, al sur con los municipios de Gérgal, Olula de Castro, Castro de Filabres y Velefique y al oeste con Serón y Gérgal.

Todo en Bacares en imponente: su situación, bajo tres picos de entre los más elevados de la sierra; su propia altura, a más de 1.200 metros; los tres ríos que bajan hasta las inmediaciones del pueblo para juntarse y formar el Río de Bacares que desciende hasta el Almanzora; los valles profundos que hay en su proximidad. Bacares cuenta, pues, con una natualeza imponente.

Historia de Bacares

Pero no menos imponente es su historia, de origen fenicio y tarteso ligado ya a la minería, una minería sobre la que se levantó en la España de Al Andalus una importante industria de fundición que suministró armas y herramientas a toda la España árabe y, más tarde, el herraje a la Catedral de Almería y las edificaciones más importantes de la capital.

E imponente es el pueblo mismo, bajo el verdor que sube hacia las cimas y con un importante desarrollo en los últimos años. Pueblo bello cargado de detalles, el principal de los cuales el castillo en ruinas, de origen bereber y, por lo tanto, preandalusí un castillo cuyas ruinas esperan una actuación inmediata para mantener en pie lo que queda de una de las partes más significativas de la historia del pueblo.

Viviendas con aleros de pizarra en los terrados y pisos, exteriores construidos a base de piedra sabiamente colocada y argamasa de tierra recia, estructura autóctona que se basa en el respeto a su clima y naturaleza, formando una sólida unión de elementos que continúan siendo válidos

Punto y aparte merece la iglesia, que data de principios del XVI, que fue restaurada a fines de ese mismo siglo tras la quema de los moriscos, y que posee un artesonado mudéjar de gran belleza. La iglesia, la del Cristo del Bosque, es centro anual de peregrinación todos los 14 de septiembre en una de las romerías más importantes de la provincia.

Bacares, como todos los pueblos de la comarca, el ocio y el turismo rural puede ser, debería ser, importante baza para la reconstrucción de un futuro que la historia del pueblo merece y que el presente del pueblo necesita. Hoy Bacares es un pueblo vivo. Amplias plazas, piscina, frontón de pelota, un gran restaurante y muchos bares.

Monumentos de Bacares

Calvario
Castillo de Bacares
Fuente de San Juan
Yacimientos Arqueológicos

Iglesia de Santa María: la Iglesia de Santa María es de estilo mudéjar, de gran belleza, construida entre los años 1502 y 1505. Es de planta de cajón con una sola nave y una capilla lateral. El exterior presenta una fachada sencilla encalada con el campanario a los pies del templo.

En 1570 fue quemada durante la rebelión de los moriscos y reconstruida nuevamente entre los años 1580 y 1581. Para frenar el deterioro de los años, en 1975 se decide su restauración, que finalizaría en 1989. En ella se veneran las imágenes del Santísimo Cristo del Bosque, patrón del pueblo, y de la Virgen de los Dolores.

La talla del Santo Cristo del Bosque es de mediados del siglo XX, realizada por artesanos imagineros de Baza. La original fue destruida durante la guerra civil española y sólo quedó de ella el brazo izquierdo. Según el pergamino encontrado en la escultura al proceder a su restauración, hecha por el escultor José de Almunia en 1866, el autor es Juan Ladrón Freila, entre el 1622 y 1627. Es una talla de estilo barroco.

La Herrería: Sus orígenes aparecen difusos, pero los cargahierros en las explotaciones a campo abierto, indican que fueron fenicios y tartesos los primeros en descubrir su riqueza minera. Situado cercano al pueblo, algo por debajo del cementerio, y a muy poca distancia de donde se unen los tres afluentes llamados ríos de Gérgal, del Medio y Ejido, que tras su unión dan vida al río Bacares. Aún quedan restos muy sólidos de una fundición y una herrería que a principios del siglo XVIII dieron fama a Bacares en todo el Al-Andalus, al que suministraba armas y herramientas, y más adelante el herraje de la Catedral de Almería y las edificaciones más lujosas de esta ciudad.

El hecho de que los bereberes llegaran huyendo de la invasión musulmana después de un largo periodo de tiempo de convivencia romano-bereber, con una mezcla de cultura autóctona y romana, donde su religión era una mezcla de supersticiones primarias y cristianas, nada de particular tendría que su arquitectura tuviera rasgos romanos. La última remodelación de este edificio data de 1841.

La Casona: Situada en la parte alta de la Calle Real, antes de llegar al Calvario o Puerta de Almería, sirvió desde el siglo XVII como residencia veraniega del Obispado de Almería. La Casona era de planta rectangular, sólido porte y tres alturas, además de las cuadras y el pajar a los que se accedía girando la Calle Mármol. En el piso alto destacaba una gran cocina central que distribuía a amplias habitaciones dedicadas a huéspedes.

A día de hoy, conserva sus ventanas “conventuales” procedentes de la fundición en el río Bacares, que abasteció de herrajes a la Catedral de Almería y diferentes iglesias de la provincia. Lamentablemente, en la entrada se observa un hueco del desaparecido escudo heráldico perteneciente, deducimos, al Obispado.

Fiesta del Romero

En el mes de febrero, concretamente el primer fin de semana, se celebra el Día del Romero, fiesta que se efectúa desde tiempos inmemoriales coincidiendo con la Festividad de la Candelaria el día 2 de febrero. Antiguamente este día las familias y amigos conmemoraban la festividad con una salida al campo, donde comían embutidos caseros, morcillas y chorizos asados acompañados de un buen vino de la tierra y dulces típicos del pueblo, como tortas de chicharro, roscos fritos, etc.

Desde el año 1990, esta fiesta popular reúne durante un fin de semana a todos los bacareños, tanto a los residentes como a la gran cantidad de paisanos que se encuentran fuera, -en su mayor porcentaje residentes en las localidades catalanas de Sabadell y Terrassa, donde emigraron al cesar la actividad minera que se desarrollaba en la comarca-.

Los paisanos procedentes de Cataluña asisten anualmente a la celebración acudiendo en varios autocares, y son recibidos en la plaza del pueblo por la Banda de Música “Asociación Músico Cultural Anacrusa”, diversos representantes del Ayuntamiento del municipio, su Alcalde y sus paisanos residentes en Bacares.

Además de una fiesta de reencuentro y hermandad, la gastronomía que se ofrece es una auténtica delicia. Consiste en un tradicional desayuno con roscos fritos, torta de chicharrones, bizcocho y chocolate y las comidas del sábado y el domino, respectivamente son: embutidos, asados, paella gigante y olla de trigo.

Gastronomía de Bacares

Embutidos. Potaje de calabazas, de trigo y potaje de tortas de bacalao. Caldo de pescado con aletría. Gurullos de conejo. Pelotas de maíz. Perdiz en guiso. Jormigones. Choto al ajillo.

Dulces: Alfajores de almendras. Empanadillas rellenas. Cuajao de almendras.

Fuentes y Manantiales

  • Fuente Nimas
  • Lavadero de Bacares
  • Fuente de los Carrascos
  • Fuente de los Cayubares
  • La Fuente de la Venta Luisa
  • Fuente del Cortijo del Conde
  • Fuente del Barranco del Fraile
  • Rezume del Cortijo de las Minas
  • Fuente de Arriba de la Calle Real
  • La Fuente del Barranco del Negro

Cómo llegar a Bacares

Salir de Almería. Tomar la carretera de Granada. Atravesar Huércal de Almería. Continuar en A-92A. Travesìa de Benahadux. En la rotonda, tomar la salida 3 y continuar en: A-92, tomar la salida en dirección Salida 362 – Gérgal Este – Olula de Castro – Bacares – Las Menas – Serón – A-339. En los alrededores de Gérgal, en la rotonda, tomar la salida 1 y continuar en: A-339, seguir las indicaciones hasta Bacares.

Distancias desde Bacares

Suflí 27 km
Serón 21 km
Tíjola 17 km
Almería 72 km
Purchena 26 km
Doña María Ocaña 54 km
Alhama de Almería 69 km

La Tetica

La Tetica de Bacares es un pico de 2.080 m. situado en la Sierra de los Filabres, en el municipio de Bacares, siendo una de las cimas más orientales de la Cordillera Penibética en superar los 2.000 msnm. Se trata de una cima principal de categoría 1 con una dominancia altimétrica del 79,97%, una dominancia prominencial del 17,27% y una relevancia del 37,16%.

Esta cumbre desempeñó un papel de importancia en la conexión geodésica entre Europa y África, cuando en 1858, el ingeniero y general del Ejército Carlos Ibáñez de Ibero debió permanecer dos meses en la cumbre para establecer la conexión geodésica con Marruecos. El pico tiene forma de triángulo equilátero y lo podemos divisar desde cualquier lugar del Valle del Almanzora.

Existe una auténtica red de pistas y caminos forestales para acceder a ella, aunque los más recomendables son los siguientes: el primero desde Purchena, detrás de las piscinas, pasando junto al Centro de Interpretación del Tiempo y dirigiéndose hacia el área recreativa de La Silveria. Esta es una ruta muy larga, y transcurre casi en su totalidad por carriles de tierra bien compactados, aptos para todo tipo de vehículos siempre que no llueva y el barro aparezca. La segunda ruta que nos lleva a la geométrica cumbre es la que parte desde el pueblo de Bacares. Este acceso es recomendable por su comodidad y sencillez ya que permite alcanzar la máxima altura por un camino asfaltado.

Senderismo en Bacares

Sendero del Agua

La senda del agua tiene su inicio entre la confluencia del Barranco del Almendral y el río Gérgal, y finaliza en el Dique, ya deteriorado por los años, en donde se puede apreciar una cascada de agua bastante impactante en los meses de invierno y primavera. Tiene un recorrido de 2 kms, y se transita linealmente, tanto por el margen izquierdo como por el derecho del río Gérgal. El recorrido ida y vuelta se puede realizar más o menos en 1 hora.

Con este proyecto hemos conseguido, además de la limpieza del cauce del río para prevenir riadas o incendios forestales, convertir un recurso natural como éste en un atractivo turístico, un entorno idílico situado en plena Sierra de Los Filabres. Realizar esta senda durante los meses en los que el río lleva agua, sorprende bastante al caminante, tanto por lo bello del paisaje, como por la tranquilidad del bosque y el sonido del agua.

Señalar que con el desbroce realizado, se ha ganado en espacio antes intransitable, preservando la flora y frutas autóctonas, como la fresa silvestre, el cerezo silvestre y mimbreras que forman un bosque de galería. Para la señalización, se han utilizado materiales del lugar, como pizarra, piedras y troncos de madera, como la mesa y asientos, que a modo de pequeño merendero, se encuentran casi al final del trayecto. Pasear por la senda del agua hace que nos acerquemos más a nuestro entorno natural, preservándolo como un atractivo y sostenible recurso turístico.

PR-A 362 Sendero El Carrascal

Recorrido: circular
Longitud: 10,2 km
Tiempo estimado: 4 h. 30 m.
Época: todo el año
Desnivel positivo: 387 m
Desnivel negativo: 387 m
Grado de dificultad: Medio
Tipo de terreno: camino de tierra y senda

Iniciamos nuestro itinerario desde la Plaza del Ayuntamiento dirección a la Ermita Santo Cristo del Bosque, cruzamos el río Barrancón para iniciar nuestra subida entre almendros por el Paraje Huerta de la Loma. En nuestra subida podemos disfrutar de las vistas de Bacares en un entorno idílico hasta llegar al Collado de la Iglesia, punto más alto del recorrido, donde abandonaremos la pista principal para dirigirnos al Cortijo El Carrascal. Este cortijo que dispone de una era, se encuentra a mitad del sendero siendo un punto estratégico con unas vistas maravillosas.

A partir de este punto continuaremos por una senda que nos adentrará en el Barranco de Hernando, de increíble belleza, para volver a cruzar el río Barrancón, a los pies del Cortijo El Toril Bajo en ruinas, en el Paraje la Solanilla.

Rodeamos el barranco por una senda que tomamos junto al Cortijo, hasta salir a una pista que nos conducirá de regreso a Bacares pasando por los Parajes de Las Cruces y El Calvario, y así, finalmente, descender por una senda hasta la localidad.


0 comentarios

Deja un comentario