Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Málaga

Basílica Paleocristiana Vega del Mar

Monumentos en Málaga

Basílica Paleocristiana Vega del Mar – Marbella

La Basílica Paleocristiana Vega del Mar se encuentra en la C/ Eucaliptos de San Pedro de Alcántara, municipio de Marbella.

Historia de su descubrimiento

En el curso de unos trabajos de plantación de eucaliptos en 1915-1916 se descubren los restos de la basílica y se acomete una primera intervención arqueológica en la zona a cargo de D. José Martínez Oppelt.

1929-1930 es un periodo de intensa actividad arqueológica, con intervenciones en Las Bóvedas y en Vega del Mar y su entorno. Especialmente interesantes los trabajos de excavacioón centrados en la basílica a cargo del arqueólogo D. José Pérez Barradas, por cuanto suponen la definición en extensión de su estructura y la excavación de 148 tumbas, los restos de muebles de cultura material que se extrajeron en el curso de estos trabajos destacan por su significación.

Descripción del Monumento

Se trata de un edificio de planta basilical formado por un cuerpo central o aula de traza cuadrada, de tres naves compartimentadas en cuatro tramos por pilares, y dotada de ábsides contrapuestos, con replanteo de media circunferencia. Junto al ábside del altar se sitúan sendas habitaciones, siendo la septentrional la que alberga una interesantísima pila bautismal de planta cuadrilobulada dispuesta para el rito por inmersión, junto a otrar rectangular de menores dimensiones.

Al norte y al sur de la sala de oración se adosan sendos cuerpos constructivos, a modo de atrios o pórticos, que no sólo servirían como antsalas de entrada general al templo, sino que también incorporarían los recorridos de los catecúmenos y el clero hacia las estancias adosadas al ábside oeste. La cabecera del templo mira hacia el noroeste.

La construcción de la basílica es en general sumamente modesta en sus medios edilicios, destacando el trabajo de albañilería poco especializado con una clara economía de medios. De este modo, los muros se levantan mediante el empleo de cantos rodados recogidos en los cauces cercanos, tomados con mortero de cal. Sin embargo, a la vez conserva algunos restos de gran entidad a base de sillares de cuidada labra que sin duda nos remiten a una gran obra arquitectónica. El tiempo y su fácil uso como cantera se encargaron de mermar sus estructuras.

Contexto Histórico

Los diversos estudiosos y eruditos que han estudiado el templo marbellí han vertido opiniones variadas a la hora de ajustar cronológicamente el orígen y evolución del edificio. De este modo, las divergencias tienen que ver sobre todo con la fundación de la basílica y las fases constructivas posteriores que pueden afectar a los atrios e incluso a alguno de los dos ábsides conservados. Las opiniones más destacadas de investigadores y eruditos son las siguientes:

  • Perez de Barradas. Encuadra la consdtrucción de la basílica en el último tercio del siglo IV. Se destruiría a comienzos del siglo VI a consecuencia de un gran maremoto.
  • Schlunk. La enmarca en la segunda mitad del siglo VI, debido a otros paralelos arquitectónicos.
  • Hübener. En función a la cronología de las primeras tumbas vinculadas a la basílica, este autor fecha el conjunto en la segunda mitad del siglo VI.
  • Palol. Data el templo por paralelos arquitectónicos en el siglo VI, con la reconversión de una de las salas laterales al ábside como baptisterio en la segunda mitad de ese siglo. La necrópolis la enmarca en una amplia horquilla temporal que va desde el siglo IV al VII-VIII. Este mismo autor afirma en algún estudio posterior que el ábside este es uno añadido posterior a la obra original.
  • Fontaine. Insiste en la datación en la segunda mitad del siglo VI, si bien habla de la anterioridad del ábside oeste.
  • Schlunk y Hauschild. Hablan de la construcción de la basílica con único ábside (el occidental) entre los siglos V-VI, añadiéndose el ario meridional en los siglos VI-VII según se desprende del estudio de la cerámica de la necrópolis.
  • Ulbert. Defiende la unicidad del templo como obra original dotada de dos ábsides. Este autor refiere una fase posterior donde se construyen el pórtico septentrional y algunos añadidos como los pilares del ábside este y otros muros menores.
  • Pasac y Puertas. El último estudio de conjunto publicado habla de una concepción diacrónica de la basílica, donde el origen de la estructural contraabsidiada habría que situarla a comienzos del siglo VI, mientras que a mediados de esa centuria  se erige el atrio meridional, se añade la pila cuadrilobulada y se cierra el ábside oriental.

El Baptisterio

Conserva una excepcional piscina para el bautismo por inmersión.

En un primer momento el rito del bautismo se realizaba por inmersión, es decir, imitando cómo se bautizó Cristo.

El espacio físico donde se encontraba la piscina bautismal, en este caso existen tres piscinas, se denomina baptisterio. Este podía estar situado dentro del templo, normalmente a los pies, o en edificios exentos siendo concebido como un lugar singular. La voluntad de diferenciar este espacio del resto del templo queda reflejada al estar delimitado su paso a la zona central por un muro.

Este rito estaba cargado de un fuerte simbolismo, manifiesto en la piscina bautismal con planta cuadrilobulada al exterior y en froma de cruz al interior y en el recorrido que debía seguir el catecúmeno (creyente no bautizado).

Tras renunciar al pecado, entraba a la piscina por el oeste para salir de cara al este, lo que reforzaba el contraste entre el reino de Dios (oriente) y el reino de las tinieblas (occidente). El futuro cristiano se sumergía tres veces invocando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. En este ritual el agua adquiría un carácter purificador, daba al bautizado el carácter de un nuevo hombre, es decir, lo liberaba del pasado y lo preparaba para poder recibir las enseñanzas de mensaje cristiano. En el siglo VII, el rito del bautismo cambió, dejó de ser necesario sumergirse y se pasó al bautismo por aspersión, es decir, derramando agua sobre la cabeza para completar el rito.

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Pila Bautismal - Marbella

El Cementerio de nuestros antepasados

Durante el Imperio Romano la costa de Málaga estaba ocupada por numerosos asentamiento. Aunque no existen restos de ninguno, la basílica debió estar relacionada con alguno de ellos que pudo ser la localidad de Cilniana nombrada por las fuentes.

Junto a una necrópolis (ciudad de los muertos en la Antigüedad) romana se construyó este templo que pronto se convirtió en foco de atracción para los cristianos, es decir, al uso cultualse sumó el funerario ya que la basílica respondía al deseo de reposar en un edificio de culto.

El ritual funerario utilizado fue la inhumación, depositándose el cadáver de espaldas envuelto en un sudario o dentro de un ataúd. Algunos enterramientos presentan ajuar, como anillos, broches de cinturón y vasijas de barro que testimonian la presencia de elementos culturales visigóticos y bizantinos.

Aunque son tumbas anónimas nos ha llegado información de algunas personas allí enterradas gracias a inscripciones de las lápidas. Es el caso de Firmana, una niña que vivió y murió en la zona.

Se conocen cerca de dos centenas de enterramientos. Como se aprecia en la planimetría arqueológica, la mayor parte de ellas se sitúan en el perímetro del templo, si bien se localizan también un número abundante en el interior. Basílica Paleocristiana "Vega del Mar"Según los últimos trabajos, estas tumbas se insertan en un arco cronológico relativamente amplio, siglo III – siglo VII d. C. Las tipologías más habituales serán las siguientes:

  • A) Sepultura de tégulas en caballete.
  • B) Sepultura con estructura de placas marmóreas.
  • C) Sepultura con paredes de cantos rodados y cubierta de lajas.
  • D) Sepultura con paredes de ladrillo y cubierta de lajas.
  • E) Grupo de sepulturas adosadas.

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Tumbas

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Tumbas

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Tumbas

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Tumbas

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Tumbas

La Basílica

Tras el Edicto de Milán en el siglo IV d.C., el emperador Constantino favoreció a la iglesia y fomentó la construcción de templos. El cristianismo dejó de ser perseguido y pasó a ser un representante más del mundo oficial romano. Se tomó como modelo de las nuevas construcciones un edificio civil existente en el mundo romano, la basílica. Este edificio respondía a las necesidades de culto y de la organización jerárquica que tomó la Iglesia. No hubo uniformidad en la manera de construirlas pero siguieron un esquema director previo con objeto de concentrar y transmitir los símbolos y el mensaje de la nueva religión.

La iglesia (ecclesia) se concibió como un lugar de encuentro entre el hombre y Dios, por lo que su arquitectura entrañaba una gran simbología.

  1. Ábsides en Omega. La última letra del alfabeto griego, alude a Cristo como final del pecado.
  2. Nave central. Reservada al clero.
  3. Naves laterales. Una para hombres y otra para mujeres.
  4. Puertas. Los accesos laterales simolizan la lanzada en el costado del cuerpo de Cristo.
  5. Altar y posible Martiryum
  6. Baptisterio. Contiene varias pilas bautismales.

Apenas quedan huellas del pavimento interior de la basílica y del revestimiento original de los muros, en los que se observan fragmentos de decoraciones en color granate. El ladrillo aparece resolviendo jambas y esquinas, como en los pilares que enmarcan el ábside oeste. Se aprecia el empleo de sillares en la ejecución de los pilares cuadrados. Las dovelas de los arcos eran de piedra y fueron localizados junto con piezas de mármol en basas y columnas en las primeras excavaciones. En cuanto a su aspecto interior la techumbre debió ser de madera, pudiendo la nave central ser de mayor altura que las naves laterales.

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Marbella

Basílica Paleocristiana Vega del Mar - Marbella

Los Ábsides enfrentados

Lo normal en la basílica cristiana es que tuvieran un único ábside, pero en Hispania y el norte de África algunas construcciones desarrollaron un tipo de templo con rasgos diferenciadores: los ábsides enfrentados. La forma de la arquitectura se adapta a una función, es decir, se busca monumentalizar dos espacios y con ello realzar el ritual que en ellos se practica.

Los ábsides forman un eje longitudinal que permite realcionar la realidad construida con la trama teórica, es decir, crean un camino simólico por el cual el bautizado se direige a la unión con Dios.

Pero ¿cuál era la función de estos espacios?. Uno se destinaría a sanctuarium y, posiblemente, el otro el martiryum (lugar de culto o recuerdo de los mártires). Los mártires eran un ejemplo a seguir. Durante el siglo V y VI d.C., la llegada de visigodos y bizantinos generó inseguridad e inestabilidad política, propiciando que los mártires fueran venerados como protectores de la ciudad, lo que dio lugar a que se erigiera para ellos un lugar preeminencia dentro del templo.

Suele identificarse el ábside oeste como el principal lo que le sitúa fuera de la tipología simbólica de la orientación normal de estas iglesias (ábside hacia Jerusalén), aunque al no hallarse los restos de altar en ninguno de los ábsides, pudiera ser que el situado al este fuera el sanctuarium.

Paralelos Hispanos y Norteafricanos

Poblaciones cristianas del norte de África emigraron a la península ibérica como consecuencia de las invasiones vandálicas, se adaptaron al reino visigodo e introdujeron influencias constructivas que se mezclaron con las bizantinas, paleocristianas y visigodas. Junto a la de Vega del Mar podemos destacar otras con doble ábsides opuestos como la Basílica de El Germo en Epiel, Córdoba; la de Casa Herrera en Mérida, Badajoz; la de Alconetar en Garrovillas de Alconetar, Cáceres, y la de Torre de Palma, ya en el pais vecino, en Montforte.

Basílica Paleocristiana Vega del Mar – Bien de Interés Cultural
Marbella – San Pedro de Alcántara

Otros Yacimientos Arqueológicos

Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia | Recinto Arqueológico de las Murallas Merinies
Basílica Paleocristiana Vega del Mar | Termas de Guadalmina | Villa Romana de Río Verde
Los Castillejos de Alcorrín Yacimiento Arqueológico | Termas Romanas de Santa María
Acueducto de la Carrera de la ConcepciónFactoría de Salazones Romana de Torregarcía
Factoría de Salazones «El MajueloYacimiento Arqueológico Romano Finca El Secretario
Yacimiento Arqueológico de Medina Belda


0 comentarios