Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Bayárcal

Pueblos de Almeria

Bayárcal, municipio en la Comarca de la Alpujarra

Bayárcal es un municipio perteneciente a la comarca de la Alpujarra, situado al oeste de la provincia, en el impresionante barranco de la Ragua, límite natural con la provincia de Granada y paso natural hacia el Marquesado de Zenete por la sierra. Está incluido en el Parque Natural de Sierra Nevada, uno de los paraísos naturales de la comunidad por su riqueza paisajística, botánica, faunística y antropológica.

El pueblo de Bayárcal, como todos los de la Alpujarra, ofrece la estampa inconfundible de sus casas edificadas en terraza, escalonadas en la ladera, con sus chimeneas y terrados de origen morisco. En este conjunto sobresale la torre mudéjar de su Iglesia Parroquial.

Fue éste un modesto poblado musulmán que en el siglo XVI vio despoblarse, hasta desaparecer, su pequeña rábita, Haratalburrica, hoy una porción de la vega bayarquera que se denomina Talburrica. Hace unos años, junto con unos amigos y a raíz de un desmonte para ensanchar la carretera de entrada al pueblo, rescatamos la mitad de una orza de grandes dimensiones con estampación epigráfica (conservada hoy en el ayuntamiento), muestra más que evidente del importante pasado musulmán, pues nos consta de la existencia de muchas más.

Sin ir más lejos, el huesario del cementerio de la localidad de Bayárcal es un arco nazarí interesantísimo, al igual que las arcadas musulmanas que se pueden contemplar desde no hace mucho tiempo en una casa de la población. Y es que Bayárcal es un pueblo orgulloso de su historia, con un castillo milenario en Yniza, paraje natural e histórico que da título de los marqueses del mismo nombre. En él se alza una de las fortificaciones más importantes que controló todo el trasiego del puerto de la Ragua durante toda la Edad Media musulmana. En este lugar se conservan también las ruinas de una iglesia del siglo XVI y un importante paraje montuoso.

Monumentos

Iglesia Parroquial de San Francisco Javier
Castillo

Gastronomía de Bayárcal

Destaca la Fritada alpujarreña. Choto al ajo cabañil. Cocina mareá. Olla de nabos. Encebollado con hígado de cerdo. Tabirnas colorás (guiso de patatas con pimientos rojos, cebolla y ajos).

Dulces: Roscos de Semana Santa. Soplillos de huevo y almendra. Mantecados de miel. Rosquillos de vino. Pebetes de calabaza (bolas de calabaza machacadas). Vinos de la tierra.

Fuentes y Manantiales de Bayárcal

  • El Pilarillo
  • Fuente de Niza
  • Fuente Talama
  • Fuente Jiménez
  • Fuente del Barrio Alto
  • Fuente de la carretera de Bayárcal a Laroles

Árboles Singulares de Bayárcal

  • Cerezo del Cuco
  • Castaño de la Roza
  • Mostajo de Mosquera
  • Castaño de Los Laerones

Cómo llegar a Bayárcal

Salir de Almería. Tomar carretera de Granada. Atravesar Huércal de Almería y Benahadux. Continuar en: A-348. Travesía de Alhama de Almería, pasar cerca de Illar, travesía de Canjáyar. Tomar: A-348A, travesía de Fondón. Atravesar Láujar de Andarax. Continuar en: ALP-612 hasta Bayárcal.

Distancias desde Bayárcal

Almería 81 km
Paterna del Río 6,5 km
Láujar de Andarax 17 km
Alhama de Almería 60 km

Senderos en Bayárcal

Sendero Río Molinos

La Huella del Agua

La cantidad de agua disponibe en el planeta es esencialmente estable desde su formación. Este agua va cambiando de salada a dulce y en sus diferentes estados (sólido, líquido, gaseoso) mediante un mecanismo que conocemos como «ciclo del agua», que se mueve con la energía que proporciona la radiación solar. Este mecanismo funciona como un gran alambique que destila el agua del mar.

El agua evaporada del mar puede llegar a condensar en capas altas de la atmósfera, formando nubes que precipitan ya en forma de agua dulce. Esta precipitación se retiene en forma de nieve en las altas cumbres, corre superficialmente por arroyos y ríos o se infiltra en el terreno formando acuíferos. En cualquiera de los casos, vuelve al mar, donde se reinicia el ciclo.

El funcionamiento del ciclo del agua podría dar la impresión de una disponibilidad continua y universal del líquido elemento. Sin embargo, los mecanismos climáticos producen una distribución muy desigual, con zonas del planeta muy húmedas y otras muy secas. Esta distribución de tipos de clima proviene de la circulación general de la atmósfera, que de nuevo está determinada por la radiación solar (más perpendicular en torno al ecuador y sumamente oblicua en los polos).

Nosotros nos encontramos en las latitudes intermedias, con climas templados y una marcada diferencia entre las estaciones del año.

A nivel local, dentro de una zona dominada por el flujo de poniente (del Atlántico al Mediterráneo), la disposición de las montañas es determinante para el resultado climático. En las laderas de barlovento, orientadas al oeste, se incrementa la precipitación, mientras que se reduce sensiblemente en los sotaventos.

Toda la provincia de Almería es un gran sotavento, lo que explica el carácter ventoso y seco de nuestro «microclima». Pero incluso en un entorno tan seco, las montañas son «islas climáticas», que reciben más precipitación y, si tienen suficiente altitud, la almacenan en forma de nieve, suministrándola en primavera con el deshielo. Fuente: Panel informativo Ayto.


0 comentarios