Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Benalmádena

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Benalmádena, Costa del Sol

Benalmádena se sitúa en la Comarca de la Costa del Sol Occidental, a 20 kilómetros de Málaga capital y a una altitud sobre el nivel de mar de 280 metros. La precipitación media anual se sitúa en 610 l/m2 y la temperatura media se aproxima a los 18º C. Limita con los municipios vecinos de Torremolinos, Alhaurín de la Torre, Mijas, Fuengirola y con el Mar Mediterráneo.

Este municipio comprende desde las estribaciones de la Sierra de Mijas hasta la costa, de la que comprende una pequeña porción. Dedicado al turismo ofrece varias alternativas: en primer lugar el pueblo situado en la parte alta, de arquitectura tradicional, que denota su origen, desde el que se divisa una bellísima panorámica; descendiendo encontrará un núcleo urbano de gran importancia, Arroyo de la Miel, con centros de interés turístico como el parque de atracciones Tívoli World; y por último Benalmádena-Costa donde se encuentra la mayor parte de la oferta turística: hoteles, casino , campos de golf, puerto deportivo etc.

Los musulmanes hacen su legada a “Spania” (nombre mantenido desde la ocupación bizantina) en el año 711 con una ocupación en la que predominan los pactos y la negociación frente a las armas. Una de las pocas excepciones significativas en toda la península es la resistencia llevada a cabo en Bobastro (Málaga) por Omar Ibn Hafsun hasta principios del siglo X en que es finalmente sometido. En estos momentos Benalmádena no cuenta con núcleos importantes de población y tan solo se evidencian ciertos asentamientos que no llegan a mayor categoría que la de aldea.

Aproximadamente en el siglo XI se comienza a desarrollar una estructura social en Benalmádena en torno a su núcleo urbano, ubicado en el actual pueblo, y que consistía en fortaleza y villa amurallada.

En el siglo XIII es evidente la organización agraria de la población musulmana puesta de manifiesto por una parcelación geométrica de las tierras del municipio, si bien desigual debido a las innumerables barranqueras existentes, donde predomina la caña de azúcar (traída desde Oriente por los mismos árabes), los higos, la morera y la uva. Precisamente el cultivo de la morera estaba destinado a la industria de la seda, citada por algunos poetas y geógrafos de la época.

Finalmente, cabe también atribuir a estos años de ocupación musulmana la aparición del topónimo con el que hoy conocemos a nuestro municipio: Benalmádena, que según el parecer más extendido, procede de la voz árabe “Ibn-al-Madena” que quiere decir “Hijos de las Minas”.

Monumentos de Benalmádena

Castillo Bil Bil
Torre Quebrada
Torre del Muelle
Castillo de Colomares

Iglesia de Santo Domingo de Guzmán
La Iglesia de Santo Domingo de Guzmán fue construida hacia el siglo XVII, posiblemente sobre los cimientos de otro templo anterior más pequeño y donde se encontraría la antigua muralla. Es una de las construcciones más antiguas de la ciudad, y la zona donde se ubica puede considerarse el núcleo original de Benalmádena. Fue muy reformada durante el siglo XX cuando se acometieron varias restauraciones que dieron a la Iglesia su aspecto actual. En la fachada destaca un campanrio en espadaña con triple campana y rejoj de agujas.

Merece la pena detenerse y contemplar el entorno del templo. Se encuentra en la Plaza de Santo Domingo donde podemos ver un monumento en honor al Santo. Muy próximo nos encontramos con Los Jardines del Muro, deseñado por César Manrique, y en el mismo lugar un mirador elevado que nos ofrece unas magníficas vistas del litoral.

In Memoriam al Hermano Francisco Molina J. Cura párroco, hijo predilecto de nuestro municipio, en reconocimiento a su labor pastoral y a su infinito amor a nuestra santa patrona, la Virgen de la Cruz.

Gastronomía

Los platos más típicos en el municipio de Benalmádena son el pescaito frito y el espetón de sardinas.

Cómo llegar a la localidad

La localidad está perfectamente comunicada con la Costa del Sol por la autovía del Mediterráneo (AP-7; N-340), y por tren (cercanías) también lo está con Fuengirola, Torremolinos y la capital de la provincia.

Distancias desde Benalmádena

Nerja 84 km
Málaga 28 km
Márbella 37 km
Torremolinos 16 km

Benalmádena

Castillo de Colomares

Castillo de Colomares

Plaza de España - Benalmádena Pueblo

Castillo El Bil-Bil - Benalmádena

Valores Naturales y Culturales de la Costa de Benalmádena

El litoral de Benalmádena es parte del mar de Alborán, participando de su rica diversidad natural y paisajística. Esta costa se caracteriza por su perfil acantilado y pedregoso, debido a las estribaciones montañosas béticas que alcanzan el litoral, conformando el característico paisaje de calas y pequeñas playas.

El Acantilado: Las últimas estribaciones de la Sierra de Mijas alcanzan el mar en Benalmádena, formando terrazas fluviales que configuran el perfil acantilado de la línea costera. La parte alta acoge árboles y arbustos resistentes a los embates del viento marino y aerosoles salinos. Las paredes verticales ofrecen valiosos espacios para matorrales e hierbas, entre las que se mueven insectos y reptiles.

La Playa: En la parte baja del acantilado la erosión ha originado playas, algunas amplias, otras reducidas a pequeñas calas; unas de arena, otras de cantos rodados. En las playas arenosas, en la parte alta, proliferan la oruga de mar y otras herbáceas. En algunas de estas playas, entre cantos rodados, pone sus huevos el chorlitejo, un ave que sufre los problemas de anidad en una zona con tanta presión, especialmente en verano.

El Rompeolas: La franja intermareal, o rompeolas, es una zona especial, pues es el punto de encuentro entre tierra y mar. Es un entorno muy duro para los seres vivos, pues deben ser capaces de soportar periodos emergidos, el embate de las olas y, también, la convivencia con los bañistas en verano. También es una zona de acumulación de algas.

Fondos Arenosos: Los fondos recubiertos de arena y fangos son el hogar ideal para numerosas especies adaptadas a vivir enterradas o sobre su superficie. Es el caso de moluscos bivalvos y gasterópodos, pepinos y estrellas de mar o peces como la araña y el salmonete.

Fondos Rocosos: La presencia de rocas bajo el agua, configura un rico y diverso ecosistema donde florece la vida. El sustrato duro y los numerosos huecos ofrecen un hábitat privilegiado que es aprovechado por numerosas especies que o bien se adhieren a la roca como los espirógrafos o bien merodean y viven en ella, como las morena.

Aguas Libres: La columna de agua supone un hábitat complejo y diverso colonizado por infinidad de especies que pasan la mayor parte del tiempo en movimiento, subiendo y bajando, o desplazándose linealmente. La franja más próxima a la costa, rica en nutrientes, es la preferida por la mayor parte de las especies en algún momento de su vida (alimentación y/o reproducción), o como hábitat permanente.


0 comentarios