Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Cadiz

Benalup Casas Viejas

Pueblos de Cadiz

Benalup Casas Viejas

Benalup Casas Viejas es una localidad de 6.347 habitantes esparramada sobre una colina denominada Loma de las Grullas, quizás por su proximidad a la Laguna de la Janda donde abundaba, entre otras muchas, esa especie de ave antes de su desecación.

Su situación en la Provincia de Cádiz es privilegiada puesto que ocupa centro geográfico de la mitad sur de la misma. A su vez, es también centro geofráfico de la Comarca de la Janda.

Benalup-Casas Viejas se encuentra situado entre los 36º 20’ 30″ de latitud Norte y los 2º 7’ 30″ de longitud Oeste, a una distancia menor a 20 Km de tres grandes núcleos históricos como son Vejer de la Frontera, Alcalá de los Gazules y Medina Sidonia. Pero además, se encuentra equidistante, en torno a 60 Km, de las tres grandes urbes de la provincia de Cádiz, la capital, Jerez de la Frontera y Algeciras.

Presa de BarbateRuta del Toro

Historia de Benalup Casas Viejas

El 11 de enero de 1933 acaecieron los desgraciados Sucesos de Casas Viejas. El pueblo se creó en el siglo XIX dependiendo hasta 1991 de Medina Sidonia.

Pero la historia de Benalup-Casas Viejas se remonta necesariamente mucho tiempo atrás. En la prehistoria se desarrolló en el término de Benalup-Casas Viejas un asentamiento que va a dejarnos un legado histórico de los más importantes de España. En efecto, desde finales del paleolítico, pasando por el Neolítico y la Edad de los Metales se desarrolló en esta zona una cultura muy importante que nos ha dejado restos arqueológicos como las pinturas rupestres(Según el Abad Breuil las más importantes del Sur de España), conjunto de enterramientos antropomórficos datados en el Neolítico o Edad de los Metales (según la mayoría de los historiadores) o cuevas megalíticas tartésicas.

La importancia de estos restos aumenta si consideramos que estamos ante un territorio casi virgen a la investigación arqueológica. La explicación de la magnitud de la civilización nombrada requiere un doble tipo de argumentación, por un lado ecológica y por otro, estratégica. Esta cultura se desarrolla en torno a la Laguna de la Janda donde el ecosistema aportaba todos los recursos necesarios para una existencia digna. Había abundancia de caza (Venados, jabalí, perdices, conejos, todo tipo de aves, etc.). El agua no era ningún problema, todo lo contrario, y el relieve predominante en la zona aportaba innumerables abrigos naturales para la defensa, la vivienda o el culto religioso. Además no podemos olvidar la situación estratégica de la zona, como transición entre la campiña y la serranía y muy cerca del mar, por donde los pueblos del Mediterráneo Oriental, sobre todo los fenicios, comerciaban y a la vez dejaban sus influencias y su cultura más avanzada. Es necesario resaltar que este valor ecológico y estratégico ha de tenerse muy en cuenta a la hora de plantearse en futuro de Benalup-Casas Viejas.

La entrada de la Historia en la zona con la romanización supuso la pérdida de protagonismo e importancia del campo de Benalup-Casas Viejas y su solapamiento ante la pujanza de Medina Sidonia, hecho que ha continuado hasta épocas muy recientes. Desde entonces solo podemos encontrar hechos muy puntuales y concretos, hasta que en el siglo XIX se cree el actual poblamiento. En el 711 tiene lugar la batalla de la Janda, que como su propio nombre indica tuvo lugar en nuestro entorno, para algunos historiadores esta fue la contienda definitiva que derrotó a los Visigodos, mientras que para otros lo va a ser la batalla del Guadalete. Bajo la dominación musulmana, el campo de Benalup-Casas Viejas sigue eclipsado por la preponderancia de Medina Sidonia, en nuestro término se sitúa una alcaría, con funciones mitad agrícola, mitad defensivas. Esta torre se le denomina con el nombre de” Ben a lup”, que según la mayoría de historiadores significa hijo del lobo.

En la actualidad se le conoce popularmente como la morita y esta situada en el Cortijo Benalup. En el siglo XIII se produce la conquista cristiana de esta zona, primero a cargo de Fernando III el Santo y después su hijo Alfonso X el Sabio se encarga de consolidarla. Esta área se convierte durante dos siglos en una zona de frontera, peligrosa e incontrolable, será una de las razones, junto al comercio con América y la desamortización del siglo XIX, de la formación de grandes latifundios, hecho muy importante para explicar el nacimiento del pueblo, su desarrollo posterior y el devenir histórico. Del siglo XVI son las primeras noticias de cierto poblamiento en el actual Benalup-Casas Viejas. Pero será en el siglo XIX cuando aparezca y se cree el actual núcleo de población.

El siglo XX viene marcado por los Sucesos de Casas Viejas de 1933. Esta represión, junto con la de la Guerra Civil, hicieron postrarse a la población en un estado de pesimismo y regresión superior al del resto de España. A finales de los años 40 y principios de los cincuenta empieza a notarse cierta recuperación que queda detenida en los años 60. Pero en los años sesenta se produce una gran crisis demográfica. La causa principal de esta profunda crisis hay que buscarla en la emigración que asoló a la España rural en la década de los sesenta y que en Benalup-Casas Viejas tuvo caracteres dramáticos.

El destino de estos emigrantes fue La Europa Comunitaria, País Vasco, Cataluña, Madrid y, sobre todo, la región Valenciana, más concretamente localidades como Alacuart, Chiva, Torrent… Esta última población esta hermanada actualmente con Benalup-Casas Viejas, debido a la importancia cuantitativa y cualitativa de la población benalupense en esa localidad.

El pueblo sufrió un gran despoblamiento y una gran transformación, mucho más grave y profunda que la ocurrida con los Sucesos o la Guerra Civil, ya que al mismo tiempo la crisis de la agricultura tradicional estaba sentando las bases de un pueblo con características económicas, sociales, culturales y urbanísticas totalmente distintas. En efecto, estas transformaciones agrarias harían cambiar la orientación de las grandes fincas que rodeaban el pueblo, pasando de una explotación agrícola y ganadera extensiva a otra intensiva y que iba a generar una abundante mano de obra. El caso que ejemplifica este cambio lo encontramos en la Finca de las Lomas. Si a ello le unimos el efímero boom de los invernaderos y él más constante de la construcción tenemos construida una parte de la argumentación que explica el rápido crecimiento de la población benalupense en los últimos treinta años, el predominio de la población inmigrante y joven, el carácter dinámico y “busca vidas” de ella y la merecida buena prensa que gozan los albañiles del pueblo en toda la Costa del Sol.

El segundo bloque de nuestra argumentación que explica este rápido crecimiento, y sobre todo el actual (a partir de principios de los noventa) tiene un carácter político. En efecto, tras grandes esfuerzos y conseguir salvar los obstáculos que ponía en el camino Medina Sidonia, Benalup-Casas Viejas se segrega de ésta y consigue su independencia municipal, aunque no con el término que sus habitantes consideraban justo y por tanto reclamaban y aún reclaman. Este hecho generó un aluvión de inversiones públicas, de creación de infraestructuras, de realización de importantes edificios públicos… que han ayudado al pueblo a que siga siendo una zona de inmigración, al contrario que Medina o Alcala que envejecen paulatinamente por la sangría de la emigración.

Monumentos de Benalup Casas Viejas

Iglesia de Nuestra Señora del Socorro

“La Morita” o la Torre de Benalup

Ruinas del castillo árabe de Ben Alup, siglos XII-XIII, del que se conserva la torre central.

Yacimientos Arqueológicos

Pinturas rupestres de El Tajo de las Figuras, Edad del Bronce, declaradas monumento nacional en 1932, se le ha denominado también la “Altamira” de la pintura esquemática.

Conjunto de Dólmenes del Celemín

Gastronomía

Sopa de espárragos. Cocido de tagarninas. Espárragos refritos. Tortilla de espárragos. Caracoles con especies. Cabrillas en salsa. Cabrillas con tomate.

Rutas de interés

La Ruta del Toro – El Paraíso del Venado
Tajo de las Figuras
Los Pantanos del Celemín y el Barbate
Parque de los Alcornocales
La Gargantilla
La Finca del Canuto
La Antigua laguna de la Janda

Cómo llegar a Benalup Casas Viejas

El aeropuerto más cercano se encuentra en Jerez de la Frontera a unos 57 Km. Las estaciones de ferrocarril más cercanas son Puerto Real (50 Km) y la de Algeciras (62 Km), siendo las líneas de Madrid-Cádiz y Algeciras-Bobadilla, las que gozan de una mejor accesibilidad. Por lo que respecta a los autobuses, hay que señalar las líneas de Benalup-Casas Viejas-Medina Sidonia-Cádiz y la de Benalup-Casas Viejas-Puerto Real-Cádiz. En cuanto a las carreteras las vías de acceso son la C-211 Benalup-Casas Viejas-Medina sidonia, la local de Benalup-Casas Viejas-Alcalá de los Gazules, la C-440 y la C-343.

Distancias

Cádiz 63 km
Algeciras 50 km
Paterna de Rivera 30 km
Jerez de la Frontera 59 km
Alcalá de los Gazules 19 km

Benalup

Fuentes y Manantiales de Benalup – Casas Viejas

  • Pozo de Gallardo
  • Fuente del Alamillo
  • Fuente de la Calera
  • Manantial del Burro
  • Fuente del Tío Pujao
  • Fuente de los Muertos
  • Fuente de los Vaqueros
  • Fuente del Chorro Grande
  • Fuente de la Garganta del Cuerno
  • Manantial de la Colada del Cermeño

Ruta de las Fuentes

Desde aquí queremos invitaros a realizar la Ruta de las Fuentes Urbanas. La ruta comienza y acaba en Benalup-Casas Viejas, se suele tardar en hacer el recorrido unos 40-50 minutos a pie y su dificultad es baja. El recorrido es recomendable en cualquier estación del año, especialmente en Otoño, primavera o cualquier noche de verano.

De manera tradicional los habitantes del pueblo han canalizado los diferentes “chorros de agua provenientes del gran acuífero que se encuentra bajo todo el área, desde Barbate-Vejer hasta Benalup-Casas Viejas.

Son 6 las fuentes que podremos contemplar en nuestro discurrir por esta ruta, empezando por la Fuente del Pijo, en pleno casco urbano, y finalizando en la Fuente del Chorro Grande, una de las más conocidas del municipio. Merece la pena empezar la visita desde la Plaza Nuestra Señora del Socorro, donde se encuentra la Iglesia que lleva el mismo nombre, finalizada en el primer tercio del s. XX y dentro de un eclecticismo tardío, con un exterior con un compendio de estilos arquitectónicos y un interior de una sola nave con cubierta a dos aguas y vidrieras en ambos muros laterales.

Seguiremos por la C/ San Juan hasta la Plaza del Pijo (conocida así por el niño desnudo que tenía la antigua fuente), donde podremos ver la primera fuente. En esta misma plaza, a nuestra izquierda, en un pequeño callejón encontramos la Fuente de Cristobilla, junta a la fuente durante mucho tiempo la tienda de Cristobilla, de ahí toma su nombre, aunque antes se llamó Fuente de los Muertos, con dos chorros de abundante caudal.

Subiremos la C/ San Juan, para encontrarnos con la Fuente de la Calera a mano derecha, esta fuente formaba parte de una cantera que en la década de los treinta del s. XX se abrió a la entrada del pueblo, que iba desde el actual Ayuntamiento hasta aquí, funcionando hasta los años setenta. Posee matices típicamente andaluces, como los azulejos, las vigas de madera y el techo de teja.

Para llegar hasta la siguiente fuente debemos pasar por las calles Alta, San José, Torreta, Dr. Rafael Bernal e Independencia para poder observar la Fuente de los Vaqueros, situada en la Plaza del mismo nombre. Posee varios chorros y era utilizada como lavadero público. Destaca también por la teja andaluza que se encuentra techándola.

Bajamos por la C/ Polavieja para encontrarnos rápidamente con la Fuente de la Calcetilla, usada también como lavadero público. De bonita composición, también se encuentra techada con teja andaluza, posee cuatro caños de diferente nivel.

Finalmente, la última de las fuentes que tendremos ocasión de disfrutar es la Fuente del Chorro Grande, a la que hay que llegar siguiendo por la C/ Revuelta. Desde siempre, además de abastecer de aagua a la localidad, ha sido punto de parada en la salida y llegada al pueblo, tanto para trabajar en el campo como para carboneros, arrieros o todos lo que salían por el sur a realizar cualquier tarea en las numerosas huertas que se disponen al sur del pueblo. Se trata de una fuente amplia de dos chorros de diferente caudal.


0 comentarios

Deja un comentario