Andalucia Rustica

Buscar más

Senderos en Cadiz

Benaocaz – Ruta de las Fuentes

Senderos en Cadiz

Benaocaz – Ruta de las Fuentes

Datos de la Ruta de las Fuentes.

Distancia: 3 km
Duración: 1 hora
Dificultad: Fácil
Trazado: circular
Estación recomendada: Primavera/Otoño/Invierno
Dificultad de orientación: Baja
Porcentaje transitable en bicicleta de montaña: 100%
Pendiente media: 3.5 %
Pendiente máxima: 7%

Consistente en un recorrido por cuatro fuentes naturales denominadas «De Castril», «de las Piletas«, «San Diego» y «del Tejar«. El sendero que las recorre discurre alrededor del entorno urbano de Benaocaz, en forma de anillo.

Estas fuentes tienen en común, que vierten agua de manantial durante todo el año.

Se trata de fuentes ubicadas en la cercanía de zonas pobladas, que servían de abrevadero para los animales que pastaban en la zona, como lavaderos de ropa, para suministro de agua de uso doméstico o para el regadío de las huertas.

Este tipo de construcciones hidráulicas, son elementos etnográficos de la arquitectura rural del pueblo.

Las cuatro fuentes han sido rehabilitadas en el año 2011, recuperando las zonas aledañas, mejorando el acceso a las fuentes y creando áreas de descanso para los visitantes.

Abrevadero

El abrevadero es una construcción marcada por la necesidad de una comunidad rural y que, por lo tanto, responderá siempre a unas características marcadas por el sentido utilitario y práctico que predomina en la mayor parte de los actos de la vida rural. En su configuración formal influye lógicamente la disponibilidad del agua y el modo en que ésta aflora a la superficie.

La pila de abrevar presenta unas características muy definidas, totalmente distintas de los de lavar, aunque en ocasiones sirva para ambas funciones.

Lavaderos

Son lugares de gran interés etnológico que nos transportan a otra época, en la que estas instalaciones se convertían en elementos socializadores, un espacio donde la cita obligada propiciaba la charla y el intercambio de impresiones sobre las últimas noticias de actualidad.

Y es que la ausencia de agua corriente en las casas obligaba a las mujeres a acudir a los lavaderos públicos a hacer la colada. La dura tarea de lavar a mano estaba totalmente feminizada, los lavaderos públicos  constituyeron un lugar de encuentro para las mujeres, un espacio de arduo trabajo y de mutua compañía hasta bien entrado el siglo XX.

Ayto. de Benaocaz


0 comentarios

Deja un comentario