Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Benaoján

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Benaoján – Sierra y Luz

El pueblo de Benaoján está situado en la Serranía de Ronda, entre el fuerte macizo calizo de la Sierra de Líbar y el río Guadiaro. El entorno natural de Benaoján es de una extraordinaria belleza ya que se ubica en el Parque Natural de Grazalema y a pocos kilómetros del Parque Natural de Los Alcornocales y la Sierra de Las Nieves.

El pueblo de Benaoján está situado a 564m de altitud sobre el nivel del mar, en el valle del Guadiaro y tiene una extensión de 32km2. Presenta dos núcleos de población muy diferenciados; Benaoján o núcleo principal y la Estación de Benaoján, junto al ferrocarril y el río. En total suman 1.683 habitantes.

Benaoján está comunicado con Ronda por una carretera local que sale de un cruce situado a dos kilómetros de la capital comarcal en dirección Sevilla y por otra local con Montejaque (2km). Por esta ultima, en sentido contrario, se llega a Cortes de la Frontera del que dista 16 km. El ferrocarril comunica el municipio con Ronda y con el resto de capitales andaluzas a través de la línea Bobadilla-Algeciras que atraviesa la comarca de norte a sur.

Historia de Benaoján

Si hay un pueblo vinculado con la prehistoria en la Serranía de Ronda, éste es Benaoján. En su término municipal se encuentra la Cueva de la Pileta una de las manifestaciones de arte rupestre más importantes de la Península Ibérica cuyos orígenes se remontan al Paleolítico (hace 30.000 años). Más recientes, pero de relevancia científica son otras manifestaciones de arte esquemático (hace 6.000 años) como las que encontramos en al Cueva del Gato, el Abrigo de la Atalaya y la Cueva Bermeja.

El origen del actual pueblo de Benaoján hay que buscarlo en tiempos de dominación islámica, cuando la tribu bereber de los descendientes de Oján, según algunas versiones, se instalaron en las inmediaciones del manantial de Los Cascajares. Tras la Conquista en el s. XV, Benaoján fue perdiendo población paulatinamente hasta lelgar a la expulsión de los moriscos en 1609. En ese momento, se ordena la repoblación de Benaoján a lo que se destinaron sesenta familias venidas de fuera, según datos oficiales de 1571.

La creación de la línea de ferrocarril Bobadilla-Algeciras, a finales del s. XIX, supuso un nuevo impulso para el municipio de Benaoján y supuso la aparición de un nuevo núcleo de población alrededor de la estación de tren. En el siglo XX, la industria de transformación de productos cárnicos, especialmente embutidos derivados del cerdo, contribuyó decisivamente al crecimiento demográfico y económico del municipio.

Las Cuevas

Benaoján alberga alguna de las cuevas y abrigos más interesantes de la Serranía de Ronda, no nos podemos perder dos de ellas por su espectacularidad e importancia. Una de ellas es la Cueva del Gato, que en realidad es la boca sur de un complejo sistema hidrogeológico. Se puede llegar hasta la entrada de la cueva, para lo cual se ha habilitado una pasarela sobre el río.

Otra cueva que merece una visita es la Cueva de la Pileta. Se trata de una cueva con pinturas rupestres del Paleolítico y Neolítico. La cueva cuenta con numerosas pinturas y grabados de estilo franco-cantábrico, con representaciones de caballos, peces, cabras, etc.

Senderos de la Serranía de Ronda

Sendero La Cueva del Gato

Ruta de los Parques Naturales y Cueva de la Pileta

Serranía de Ronda – Valle del Guadiaro 

Monumentos de Benaoján / Lugares de interés

Cueva del Gato
Cueva de la Pileta
Casa de la CulturaBenaoján
Mirador de Benaoján
Biblioteca Municipal
Pozo de San Marcos
Mirador de la Estación
Iglesia de Ntra. Señora del Rosario

Gastronomía de Benaoján

El municipio de Benaoján es famoso por su tradición centenaria en la elaboración de embutidos provenientes del cerdo como el lomo en manteca o los chorizos al vino.

También son típicos en la gastronomía del municipio el gazpacho caliente y el conejo al ajillo.

Distancias desde Benaoján

Ronda 13 km
Málaga 130 km
Márbella 75 km
Granada 206 km

Benaoján

Estación de Benaoján

Fuentes y Manantiales de Benaoján

  • Fuente del Co
  • Fuente Pintada
  • La Fuente Enrique
  • Fuente de Cufría
  • Pilón de La Zaibe
  • Fuente del Zuque
  • Fuente del Juncal
  • La Fuente del Espino
  • Fuente del Saucillo
  • Fuente El Moquillo
  • La Fuente de Pajarero
  • Fuente de Paranar
  • Pozo de San Marcos
  • Fuente del Chorrito
  • Pozuelo de Benaoján
  • Fuente de la Higuera
  • Fuente de los Pocillos
  • Rezume de la Molineta
  • Nacimiento de Benaoján
  • Surgencia de los Cardiales
  • Manantial de los Pocillos II
  • Nacimiento de los Cascajales
  • Nacimiento de la Fresnedilla
  • Fuente de la Huerta del Policía
  • Fuente del Molino de la Estaca
  • Nacimiento del Arroyo del Agua
  • Rezume del Pozuelo de Benaoján
  • Nacimiento de la Cueva del Gato
  • Fuente de la Ctra. de Benaoján a Jimera de Líbar

Nacimiento de los Cascajales
Una surgencia, o más comúnmente un “nacimiento”, consiste en el fenómeno por el cual las aguas subterráneas salen a la superficie. En el caso de éste y otros nacimientos, las frecuentes lluvias de otoño se infiltran y producen un ascenso de las aguas subterráneas. Estas llegan hasta el nivel de la superficie y “rebosan” al exterior. En esta época, el nacimiento es uno de los espectáculos más hermosos de la Sierra. Un agua cristalina corre a alimentar el cercano río Guadiaro.

El torrente proporcionaba una energía que debidamente domesticada, fue aprovechada para la molienda del trigo. El agua del nacimiento era encauzada por un canal o “cao” que la llevaba hacia el molino. El salto del agua se aprovechaba para hacer mover los “rodeznos”, semejantes a las modernas turbinas de las centrales hidroeléctricas. Este movimiento hacia girar las piedras, que molían el cereal. Quizá el nombre de Benaoxán, o hijo del panadero en árabe, tenga algo que ver con todo esto.

El agua ha representado una de las formas más antiguas y limpias de energía. Las grandes fuentes energéticas actuales (gas, carbón, petróleo), además de no ser eternas, suponen la producción de contaminantes que afectan al medio ambiente y la calidad de vida.

Consumir en exceso es otra forma de contaminar. Haga un uso consciente y responsable de la energía que use en su vida cotidiana, dese el interruptor de la luz, hasta el propio coche.

Sendero Estación de Benaoján – Cueva de la Pileta

Longitud: 3,2 km
Duración (ida): 1 hora
Grado de dificultad: Baja

Este es el camino más corto, cómodo y agradable para llegar a la Cueva de la Pileta, ya que observarán, a medida que ascienden, la belleza del Valle del Guadiaro. El sendero porte de la estación y se dirige hacia el Molino del Santo. Justo enfrente a la puerta principal de este edificio sale un carril por el cual se adentrarán en una dehesa de encinas y quejigos. Si no tienen prisa y les gusta la botánica, en este recorrido se pueden adivinar varios “mestos” o híbridos entre encinas y quejigos que tienen las características de ambas.

El camino prosigue llaneando y sin desviarse; a su derecha se eleva una gran pared con numerosas cavidades. Son las cuevas de las Pasas, denominadas así porque los árabes las utilizaban como secadero de uvas, frecuentes históricamente en la zona hasta que la filoxera, durante el siglo XIX, acabó con ellas. Al llegar al Cortijo de la Dehesilla se desviarán hacia la derecha por una senda que zigzaguea hacia arriba para llegar a la carretera de Benaoján a Jimera de Líbar. La zona ha sido repoblada por encinas y quejigos, ya que se está intentando recuperar el bosque mediterráneo que existía en la finca. Cuando alcancen la carretera estarán ya muy cerca de la explanada que anuncia la Cueva de la Pileta. A su paso, puede que se levante alguna garza real que pasa el invierno en el río o alguna que otra rapaz que, procedente de los cercanos riscos, merodea en busta de alimento.

Más información sobre el municipio de Benaoján aquí.


0 comentarios

Deja un comentario