Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Jaen

Cambil

Pueblos de Jaen

Cambil, Comarca de Sierra Mágina

El pueblo de Cambil con algo mas de 3.500 habitantes, se apiña en el fondo de un valle en el que los ríos “Villanueva y Oviedo”, se abren paso entre los cerros Ingenio y Achuelo, donde en el pasado se construyeron los castillos de Cambil y Alhabar, baluartes defensivos del reino nazari de Granada durante tres siglos de frontera y lugar de continuos enfrentamientos bélicos.

Las primeras noticias históricas que se tienen datan del año 1315, en el que el infante D. Pedro tomó las fortalezas de Cambil y Alhabar, hoy en estado de ruina.

Pasaría alternativamente a manos musulmanas y cristianas en años sucesivos hasta que en el año 1485, la conquistó Fernando el Católico, tras doce días de resistencia. Mohamed Lentin, que guardaba la fortaleza, se retiró a Granada.

Perteneció a la jurisdicción de Jaén hasta el año 1588.

Las tierras de labor están en su mayoría plantadas de olivar y en gran parte regadas por los ríos Villanueva, Oviedo y Arbuniel. Este último nace en la aldea de su nombre, en cuyas proximidades aparecen numerosos restos romanos que inducen a ubicar allí la importante ciudad de Vergilia.

La antigua dehesa de Mata Begid, hoy en gran parte incluída en el Parque Natural de Sierra Mágina, se extiende desde la cumbre del Almadén hasta el valle, albergando uno de los más importantes núcleos arbóreos del Parque, principalmente de encinas y quejigos. Perteneció en el pasado a la ciudad de Jaén, que explotaba sus pastos, hoja, bellota y madera, hasta que fue desamortizada en 1.862.

Pese a las roturaciones producidas, aún hoy día es una zona de gran belleza. Se nos muestra como una isla de vegetación autóctona rodeada de terreno de labor, donde encuentra su hábitat una numerosa y variada fauna, como el águila real, cabra hispánica, paloma torcaz, bubilla, jineta, tejón, jabalí, conejo,…

Cambil es uno de los pueblos de la Comarca más ricos en cursos de agua. El nacimiento del río Arbuniel, junto a la aldea, ha sido acondicionado como una zona de recreo, donde las aguas se almacenan en una laguna antes de ser distribuidas por kilómetros de seculares acequias de riego.

Monumentos

Iglesia Parroquial.
Castillo de Matabejid.
Yacimientos Arqueológicos
Castillo árabe de Cambil Alhabar.
Antiguo hospital barroco.

Gastronomía

Cambil posee una rica gastronomía tradicional, basada principalmente en la ganadería local y en los productos de huerta. Tales son el potaje de habicholones, almoronía (su principal ingrediente lo constituyen las habas secas, a las que se le agrega una morcilla), pimentón, sopa de cangrejos de río, carnerete de bacalao,… y el aguacebá, que tradicionalmente utilizaba la nieve del Almadén para su elaboración.

Cómo llegar

Desde la autovía A-4 (Bailen-Motril) al tomar la salida 64 y a 9 km, se encuentra el pueblo de Arbuniel donde se hallan las instalaciones de « Las Aguas del Arbuniel ». Una vez que se haya llegado al pueblo, se debe tomar dirección Cambil.

Distancias

A Jaén 33 km
A Huelma 18 km
A Pegalajar 22 km
A Arbuniel 9,5 km
A La Guardia de Jaén 35 km

Fuentes y Manantiales de Cambil y Arbuniel

  • Mina Larga
  • Mina Chica
  • Fuente Fría
  • Fuente Alta
  • Fuente Dulce
  • Fuente Lirial
  • Fuente del Tío
  • Fuente Navas
  • Fuente Nueva
  • Fuente del Rey
  • Fuente Sabuco
  • Fuente Pinillos
  • Fuente Pitillos
  • Baños del Salao
  • Fuente Sarapio
  • Fuente del Asno
  • Fuente del Secano
  • Fuente de la Teja
  • Lavadero del Río
  • Fuente de la Rana
  • Rezume de Lolisa
  • Pilar de la Fuente
  • Fuente Banqueri
  • Fuente del Turón
  • Fuente Juan Vela
  • Fuente de las Ranas
  • Fuente del Ministro
  • Fuente del Ronquillo
  • Fuente de Lechuga
  • Fuente Mimbrales
  • Fuente Menchorete
  • Fuente Madroñales
  • Fuente Gazpachete
  • Fuente del Espinar
  • Fuente de Barrera
  • Fuente de los Leones
  • Fuente de la Teja
  • Fuente Carboneras
  • Fuente del Cercado
  • Fuente del Carrizal
  • Fuente del Castillejo
  • Pilar de las Eras
  • Fuente del Tenacero
  • Fuente de las Pilas
  • Surgencia del Tío Navas
  • Rezume del Majoleto
  • Fuente de las Alegas
  • Fuente del Mercadillo
  • Fuente de Maja Sondas
  • Rezume de Madroñales
  • Nacimiento de Lechuga
  • Rezume de Fuente Fría
  • Rezume de los Paleros
  • Pilar Bajo de la Fuente
  • Surgencias de Carrión
  • Humedal del Cercado I
  • Fuente del Auditorium
  • Nacimiento de Arbuniel
  • Humedal del Cercado II
  • Fuente de Mata Bejid
  • Estanque de Mata Bejid
  • Fuente de las Cacerías
  • Fuente de los Castaños
  • Fuente Teja del Peralejo
  • Manantial de Mata Bejid
  • Fuente Umbría de Cano
  • Fuente Mojón de la Aulaga
  • Fuente Baja de los Peñoncillos
  • Nacimiento de Santa María
  • Manantial de Loma Engorda
  • Fuente del Llano de los Maestros
  • Fuente Las Pilas de Fuentefría
  • Manantial de las Mimbres
  • Fuentecilla de Fuente Alta
  • Fuente de las Alberquillas
  • Manantial de Agua Gordilla
  • Fuente de la Alberca Robles
  • Fuente Umbría Cerro del Escribano
  • Nacimiento de la Sima de Villanueva
  • Fuentecilla Baja de Fuente Alta
  • Rezume del Cerro de las Alegas
  • Fuente Albarrada del Rompedizo
  • Nacimiento del Cerro del Escribano
  • Fuente de la Albarrada de las Pilas
  • Fuente del Barranco de Casablanca
  • Manantial Aliviadero del Mercadillo
  • Fuente de la Chaparra del Peralejo
  • Fuente Charcón Calderón de Jacinto
  • Fuente de la Tinada del Castillejo Alto
  • Fuente de la Tinada del Castillejo Bajo
  • Fuente de la Alberquilla de los Tontos
  • Fuente de la Umbría del Peralejo
  • El Pocico
  • Fuente Dul
  • Fuente La Puta
  • Fuente del Rabán
  • Fuente El Beato
  • Fuente La Tejilla
  • Fuente del Canto
  • Fuente de Collar
  • Fuente de la Venta
  • Fuente de la Creta
  • Fuente La Celada
  • Fuente de la Postura
  • Fuente El Trueno
  • Fuente El Totingo
  • Fuente El Blancal
  • Fuente del Huevo
  • Fuente de Barruz
  • Fuente la Perula
  • Fuente del Cañete
  • Fuente Don Pedro
  • Fuente del Camino
  • Fuente El Romano
  • Fuente de El Frontil
  • Fuente del Morato
  • Fuente Don Ramón
  • Fuente Dos Pesetas
  • Fuente del Visillo
  • Fuente del Zarcejo
  • Fuente del Piojo
  • Fuente de El Alicate
  • Fuente de las Eneas
  • Fuente de la Iglesia
  • Fuente del Garañón
  • Fuente de Peladillas
  • Fuente del Peralejo
  • Fuente de Gazpacho
  • Fuente de los Zorros
  • Fuente de los Pobres
  • Fuente de las Monjas
  • Fuente de Monjines
  • Fuente de los Burros
  • Mina de la Noguera
  • Fuente Puente Chico
  • Fuente de la Cachena
  • Lavadero de las Eras
  • Fuente de la Plazoleta
  • Fuente de los Caferros
  • Fuente de las Palomas
  • Lavadero de la Noguera
  • Fuente de la Pasadilla
  • Fuente de la Juanilla
  • Fuente de la Moraleda
  • Fuente de Cristobillas
  • Fuente de El Romeral
  • Fuente de la Hormiga
  • Fuente de las Cañaillas
  • Fuente del Pozo Viejo
  • Fuente de los Prados
  • Nacimiento de los Prados
  • Nacimiento de Prados Altos
  • Fuente del Pozo La Cabra
  • Fuente de la Pasadilla Baja
  • Fuente de las Cabañuelas
  • Alberca de los Churretales
  • Fuente del Cortijo de Alcalá
  • Rezume del Cortijo Lechuga
  • Pozo de Paco El Salinero
  • Pilas de Puerto de Torres
  • Manantial de la Puta
  • Fuentecilla Vega de Lorenzo
  • Fuente del Puente de Arbuniel
  • Fuente del Pozo Paguerrero
  • Fuente de la Calle Barranco
  • Fuente Cañada de la Centella
  • Pilar del Cortijillo Las Rastras
  • Abrevadero de las Nueve Pilas
  • Manantial de las Cinco Leguas
  • Fuente de la Vaguada de Gibralberca
  • Fuente del Puerto de San Marcos
  • Manantial de la Galera de Bornos
  • Fuente de la Encina de la Pasadilla
  • Manantial del Cortijo Villanueva
  • Fuente del Cortijo de Santa María
  • Fuente de la Calle Cuatro Vientos
  • Lavadero del Nacimiento de Arbuniel
  • Fuente de la Laguna de Santa María
  • Albercón  de la Cañada de Don Ángel
  • Nacimiento de la Encina de la Pasadilla Alta
  • Fuente de Gibralberca (Paraje de la Fuente)
  • Fuente de Gibralberca (Paraje de Gibralberca)
  • Rezumadero de los Cantos de la Ventana

Lavadero de la Noguera / Arbuniel

El Lavadero de la Noguera de Arbuniel (1875) se localiza  en la Vega Incapoco, antigua zona de cultivo de cereal, maíz, hortalizas, frutales y actualmente olivar.

Este lavadero fue construido por Diego Ogayar Arnedo, agricultor y antiguo propietario de la finca, nacido en Cambil en 1855 y donde viviría hasta el año 1912. En su origen, el lavadero era sólo un ensanche en la acequia de riego que recorre la propiedad, utilizado únicamente por sus propietarios. Se lavaba de rodillas, usando una laja de piedra tosca típica de la zona. Con el paso de los tiempos, las toscas fueron sustituidas por las típicas tablas de madera de estrías hechas por los carpinteros, y el uso único por parte de la propiedad, fue autorizado al resto de vecinos de cortijos cercanos y gente del pueblo.

En 1975 se realizó una restauración del lavadero, coincidiendo con las obras de la acequia. Se adecuó una zona para poder lavar de pie con capacidad para dos personas, y donde se dotó al lavadero de una piedra de cemento estriada apra favorecer la labor. Aun hoy puede observarse en los laterales del lavadero la obra inicial en ladrillo visto.

Conocida la historia de este lavadero agrario, acepte la invitación de descubrirlo. Pero antes de comenzar la visita, ¿sabe usted que existe una leyenda en esta propiedad llamada “el duende de la Noguera”?. Pregunte. No le dejará indiferente.

Lavadero de las Eras / Arbuniel

En los lavaderos se lavaba de la siguiente manera:

“Una vez de rodillas, lo primero que se hacía era coger los trapos m´s sucios para desmugrarlos y enjabonarlos, después se enrollaban y ponían en un lebrillo para que se ablandaran y lavarlos al final. A continuación se cogían las demás prendas, y había que ver con qué arte se lanzaba la ropa al agua y se zapateaba contra la tabla”.

El siguiente acto sería enjabonarla bien y se frotaba con los nudillos, insistiendo en cuellos, puños y manchas. Una vez bien aclarada la ropa, se tendía al sol aprovechando para ello todas las matas existentes en las cercanías.

Al no existir detergente al uso, había que elaborarse el jabón casero:

“Se podía hacer de dos maneras, dependiendo si era en frío o en caliente. Lo más moderno, era el jabón en frío. Necesitabas cinco litros de agua, cinco litros de aceite, un kilo de sosa caústica, un puñaíllo de detergente convencional y un puñaíllo de sal. Semezclaba todo en un mismo recipiente, y se removía hasta espesar. Se dejaba reposar un día, y al día siguiente ya se podía cortar.

Ahora, como detergente no solía haber, el jabón lo haciamos en caliente. Cogíamos seis litros de agua, seis litros de aceite y un kilo de caústica. De los seis litros de agua, quitabas un chorreón para mezclar con la sosa. Lo que sobraba de agua, lo ponías con el aceite a fuego lento, echándole poco a poco la sosa mezclada con el agua, hasta que hervía. Mientras la sosa hervía, se veía si aceptaba toda la legía o no. Se va sazonando según el hervido. Se deja reposar, y al día siguiente se corta”.

Lavaderos, mujeres, jabón y economía rural. La receta de la vecina de Arbuniel, Lola Lerma o “la Lola”.

Lavadero del Nacimiento / Arbuniel

Los lavaderos, a cubierto o en abierto, fueron casi el único lugar de sociabilidad reservado a las mujeres. En una época en la que las mujeres, especialmente las más jóvenes, tenían que dar explicaciones para salir de casa, la tarea de ir a la fuente, y muy especialmente al lavadero, era mucho más que un trabajo.

A pesar de los suplicios de la tarea, de la dureza del tiempo y de la frialdad de las aguas, ir al lavadero era una esperanza y deseada evasión, un desahogo, un consuelo, un compartir, un ponerse al día un contarse un secretos, un mucho más. Allí las mujeres se arropaban, se protegían unas a otras, se pasaban consejos o recados sobre pretendientes, novios y maridos.

En ese reducido y exclusivo espacio, el hombre no estaba bien visto, cuando no directamente prohibida su entrada a los lavaderos cubiertos, como se advertía en algunas placas de la época.

Las malas lenguas dicen que junto a las tablas de lavar, con las conversaciones amortiguadas por el zapateo de la ropa y el murmullo de la corriente, se cocinaban decisiones propias de auténticos ayuntamientos a la sombra, que criticaban o alababan, ponían en su sitio o quitaban a los hombres que lo merecían. Desde luego, lo más sustancioso del lavadero eran las conversaciones.

Senderos en Cambil

Sendero Gibralberca
Sendero Puerto de la Mata


Un comentario

  1. psicologas asturias escribio:

    Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto desde hace mucho. Maravilloso hallar a alguien con algunas ideas propias sobre este tema. Este blog es algo que se necesita en la red, alguien con un poco de originalidad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

Deja un comentario