Andalucia Rustica

Buscar más

Castillos en Jaén

Castillo de Burgalimar

Castillos en Jaén

Castillo de Burgalimar de Baños de la Encina

El Castillo de Burgalimar (Bury al-Hammam) o Castillo de Baños de la Encina se localiza en el Cerro de Cueto, junto a las ruinas de la Iglesia de Santa María del Cueto y al Arco de los Benalúa, en la localidad de Baños de la Encina, Campiña Norte, provincia de Jaén, Andalucía.

El Castillo de Baños de la Encina es una bella y armoniosa fortaleza, caracterizada por ser uno de los más espléndidos monumentos de la arquitectura militar no ya de España, sino en Europa.

Esta fortificación se edificó bajo el mandato del califa cordobés Alhaken II en 968, dentro de un plan constructivo califal que intentaba jalonar de fortalezas los caminos tradicionales que iban de Córdoba a Toledo. De esta época no han quedado vestigios del resto de bastiones levantados, puesto que solían construirse en tierra y madera (calicanto). El Castillo de Burgalimar fue conquistado definitivamente por los cristianos en 1212, tres días después de la batalla de las Navas de Tolosa.

El edificio consta de planta helicoidal protegida por quince torreones huecos que corresponden al castillo original. En la época bereber se le añadió un antemuro también de calicanto desaparecido en la actualidad. Ya como fortaleza cristiana uno de los quince torreones fue sustituido por una esbelta torre rectangular de mampostería, a la que se le da el nombre de Almena Gorda. Su lado menor que da al exterior fue modificado dándole forma redondeada para suprimir las esquinas y de esta forma se fortalecía la parte más débil que era blanco de la artillería.

Fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931 y está incluido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Desde 1969 tiene el privilegio de ondear en su Torre del Homenaje la bandera azul celeste coronada de estrellas del Consejo de Europa. Sólo dos castillos europeos tienen ese privilegio, el de Baños de la Encina y el de Florencia.

Un castillo para un ejército

El Castillo de Burgalimar estuvo destinado a la provisión y entrenamiento de tropas del ejército islámico.

Tras las excavaciones realizadas en el interior del castillo, se ha documentado una trama urbana principalmente de época almohade, en la que podemos distinguir con claridad las calles principales y las viviendas.

Últimos usos del Castillo de Baños

En los últimos siglos, tras perder su ocupación militar, el Castillo de Baños pasó a tener otras funciones: fue cementerio durante los siglos XIX y XX y, más tarde, sería utilizado como espacio para celebrar fiestas y conciertos e incluso como escenario de películas.

Tras un largo abandono, a finales del siglo XIX, a finales del siglo XIX y hasta 1928, el Castillo de Baños es utilizado por sus vecinos como cementerio de la localidad, usando el interior de las torres como criptas familiares y adosando los nichos a las murallas.

En 1974 se construye a las afueras del municipio un nuevo cementerio y, a mediados de los años 50, se lleva a cabo un minucioso trabajo de extracción de las inhumaciones. Finalmente, será en la actuación de 2007 cuando se exhumen completamente los cadáveres enterrados en el castillo.


0 comentarios