Andalucia Rustica

Buscar más

Castillos en Jaén

Castillo de Consolación

Castillos en Jaén

Castillo de Consolación – Castillo de la Espinosa (Siglo XII)

El Castillo de Consolación se localiza en la Loma de Montesinos, sureste de la localidad de Castellar, al lado de la Ermita de la Consolación, provincia de Jaén.

Conocido como Castillo de la Espinosa, nombre de la aldea que existió previa al castillo y del propio paraje en que se encuentra, o de Consolación por la cercana Ermita de la Virgen de la Consolación.

Los restos que hoy quedan corresponden a la base de un torrreón de unos 12 metros de lado y 5 metros de alto. En su fachada destaca el arco ligeramente apuntado de la entrada formado por sillares bien labrados, sin clave central.

El paso al interior se resuelve en acodo, típico elemento defensivo de origen musulmán, en este caso con opción de paso a derecha e izquierda. La cubierta es de bóveda de cañón. En el fondo del muro, una ventana saetera ofrece vigilancia a la entrada del recinto y asegura la defensa.

En el interior, el primer nivel del torrreón muestra restos de su cubierta con cúpula de media naranja apoyada sobre trompas, siendo éste otro recurso arquitectónico propio de la arquitectura oriental.

Datos del estilo

El Castillo de Consolación es interpretado como restos de la torre homenaje perteneciente a un amplio castillo, o como torre vigía al servicio del impnente Castillo de Santisteban del Puerto, en en el siglo XIII contaba con el apoyo externo de unas 12 torres.

Su estilo constructivo repite elementos vistos en otras fortificaciones de la Comarca del Condado lo que hace suponer su origen almorávide (siglo XII). Después fue aprovechado, a partir de la conquista de Fernando III de estas tierras (1236), como defensa de las nuevas fronteras del reino de Castilla.

Otros detalles del Castillo de Consolación

La entrada en acodo o zig-zag impedía el paso frontal de tropas enemigas, además de evitar la entrada al recinto fortificado de carros o maquinaria de guerra que necesitaban de una entrada rectilínea. También se utilizaba como recurso para desorientar al enemigo, que en el momento de traspasar el primer lienzo defensivo se veía enfrentado a una pared y obligado a comprobar si la vía de entrada continuaba a derecha o a izquierda.

La Virgen de Consolación es la patrona de Castellar, se apareció según la tradición en los alrededores del castillo. La fiesta celebrada en su honor cada año comienza en mayo con el traslado a la Iglesia Parroquial, acompañada por las carretas de los cofrades y romeros. Allí permanecerá hasta que en septiembre es devuelta a la ermita festejándose otra romería.


0 comentarios