Andalucia Rustica

Buscar más

Castillos en Almeria

Castillo de Felix

Castillos en Almeria

Castillo de Felix

El Castillo de Felix se localiza en la parte más alta de la localidad almeriense, a pocos metros de la Ermita.

El Castillo árabe de Felix es una pequeña construcción defensiva de tapial, obra tardía incluida dentro del tipo de castillo alpujarreño. Importante para conocer el sistema defensivo de la taha alpujarreña más oriental.

Situado estratégicamente sobre una eminencia del terreno, su estado de conservación es bastante deficiente, de forma que en la actualidad sólo muestra uno de sus bastiones y escasos restos más. La estructura es cuadrangular, de mampostería en su parte inferior y el resto de tapias de argamasa, siendo visibles aún los mechinales en algunas zonas.

Más datos

Fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento (código: 40430002). Bajo la protección de la Declaración Genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En 1993 la Junta de Andalucía otorgó reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Cuenta al-Udri que su antepasado Zugayba ben qutba, jefe de las primeras tropas yemeníes que llegaron a la Península a principios del siglo VIII, era reconocido como señor feudal o reyezuelo de una amplia comarca que comprendía la mayor parte de la Sierra de Gádor y toda la llanura hasta la costa, incluida la ciudad de Dalías, probable residencia habitual del importante xeque. Para defender la demarcación contaban con los Udra, con dos plazas fuertes o castillos erigidos al extremo de sus dominios: uno hacia poniente, situado en Asdarayatis (Escariantes-Darrical) y otro en Sant Aflay (Felix), éste como defensa oriental del territorio y punto de vigía sobre el mar. No señala al-Udri el lugar exacto que ocupara la fortaleza de Zugayba en Felix, pero razonablemente puede situarse en el mismo punto sobre el que cinco siglos más tarde los reyes nazaritas de Granada mandaron construir un nuevo castillo, del que la devastación del tiempo sólo nos ha dejado un ruinoso testimonio.

Fuente: IAPH | Dipalme

Nota: Merece la pena subir a ver lo que queda del «castillo» y cómo no, a disfrutar de las maravillosas vistas que se pueden observar desde su mirador, tanto de Fenix como de todo el entorno natural.

Castillo de Felix


0 comentarios

Deja un comentario