Andalucia Rustica

Buscar más

Castillos en Jaén

Castillo de Segura de la Sierra

Castillos en Jaén

Castillo de Segura de la Sierra – Centro de Interpretación Histórica “Orden de Santiago”

El Castillo de Segura de la Sierra se localiza en la C/ Castillo, a pocos minutos del centro urbano y del coso taurino de Segura de la Sierra, provincia de Jaén, Andalucía. La fortaleza ocupa la coronación de una elevación de forma sensiblemente cónica que alcanza los 1225 metros sobre el nivel del mar, en cuya vertiente oeste se desarrolla, en ladera, el núcleo urbano de Segura de la Sierra.

Cuenta la leyenda que Abderramán al ver la fortaleza de Segura dijo que era “inaccesible como el nido del águila en la empinada roca”. Desde su posición privilegiada llegó a ser un próspero reino taifa que dominó la mayor parte de la actual provincia de Jaén.

Conquistado por los cristianos a mediados del siglo XIII, la Orden de Santiago lo transformó profundamente y situó en él el centro de la Encomienda de Castilla, llegando a ser residencia del Gran Maestre de la Orden en el último cuarto del siglo XV. Territorio de frontera natural, también lo fue cultural entre musulmanes y cristianos.

Actualmente alberga el Centro de Interpretación Histórica “Orden de Santiago” en el que el visitante podrá realizar un recorrido museográfico y recrearse con los talleres de oficios medievales en el patio de armas, baño árabe, documentos históricos, videos y ambientación de la época, etc.

Más datos de la fortaleza de Segura de la Sierra

Todo el conjunto, es una obra cristiana construida entre los siglos XIII y XIV, aunque debió aprovechar los restos de la fortificación musulmana precedente. Se realizó en diferentes fases, siendo las más antigua de la segunda mitad del siglo XII, atribuyendo provisionalmente su construcción a Ibrahim b. Ahmad b. Hamusk, personaje que tomó el poder en esta región en 1147, y que aliado a Ibn Mardanis de Murcia, se extendió desde ella a la mayor parte del Alto Guadalquivir, hasta someterse a los almohades 1169. La segunda seguramente se debe a los almohades, que reformaron el recinto del alcázar.

Fuente: Junta de Andalucía


0 comentarios

Deja un comentario