Andalucia Rustica

Buscar más

Sin categoría

Conjunto Arqueológico de Villavieja

Sin categoría

Conjunto Arqueológico de Villavieja – Berja

El Conjunto Arqueológico de Villavieja se localiza a unos 3 km. al suroeste de la localidad almeriense de Berja.

El Conjunto Arqueológico de Villavieja está formado por los restos de un anfiteatro romano y una ciudad amurallada medieval, la única conocida en La Alpujarra. La Vergi romana basó su economía en el olivo y la minería del plomo. La pequeña población de Villavieja quedó abastecida por un acueducto, mientras los grandes propietarios vivían en sus villas distribuidas por la vega.

Hacia el año 790, árabes originarios del Yemen llegaron a una remota comarca de Andalucía. Aliados de los omeyas de Córdoba (reyes de al-Andalus), su territorio fue llamado Busarra Banú Hassán, la «gran sierra de la familia Hasán»: La Alpujarra.

En esta tierra desarrollaron el regadío e introdujeron nuevos cultivos afamados como el de la seda. La Alpujarra medieval fue una comarca relativamente próspera, poblada y llena de castillos, levantados en el siglo XI por el conflicto entre los reinos de Granada y Almería. Con el tiempo, los monarcas granadinos la dividieron en tahas o circunscripciones.

La población fue llamada ciudad (medina) en los siglos XII y XIII por geógrafos como Al-Idrisi. Estaba rodeada por distintos barrios con sus propias vegas y fuentes, que domina desde su altura.

Situada a unos dos kilómetros al SW del centro de Berja, la antigua población de al-Hisana («El Castillo», en femenino) no sólo fue uno de los barrios de la taha Berja sino una no tan pequeña ciudad. A su gran extensión (siete hectáreas y media) se une contar con una compleja muralla, profundamente remodelada en época almohade (siglo XII) y, sobre todo, nazarí (siglo XIV).

Fuente: Lorenzo Cara Barrionuevo (Centro Virgitano de Estudios Históricos).

Itinerarios a pie Conjunto Arqueológico de Villavieja

1) Anfiteatro Romano. El anfiteatro romano de Villavieja era un edificio sencillo pero excepcional. La arena (ruedo) fue excavada en el llano. Formaba una elipse de 43 m. por 26,6 m. En los extremos del eje menor aparecen sendos habitáculos o burladeros (cubiculum), mientras que las entradas principales se abren a norte y sur. Los graderíos (cavea) eran de madera y quedaron divididos en varios niveles vinculados a la clase social que los ocupaban. Una particularidad es que sustituye el óvalo por la elipse, prolongando más de lo habitual su eje mayor.

Los juegos gladiatorios y luchas con animales salvajes eran los espectáculos más característicos. Se celebraban en las fechas señaladas por el calendario oficial o para conmemorar algún acontecimiento público o privado.

El modelo de anfiteatro virgitano es propio de ciudades romanas secundarias, como Carmona (Sevilla), Ampurias (Gerona) o Caparra (Cáceres). Su cronología es problemática aunque debió de estar en funcionamiento en los siglos I y II d.C.

2) Subida al Cerro de Villavieja. Según subimos, comenzamos a intuir la situación estratégica del Cerro de Villavieja (366 msnm), que atrajo aquí a los nuevos pobladores en un periodo de revueltas, a finales del Siglo IX. La muralla primitiva se completó con una alcazaba situada en la cima, recinto autónomo que representa la implantación del poder califal en la comarca. A mediados del Siglo XII, en época almohade, se refuerzan las defensas como respuesta a la conquista cristiana de Almería (año 1.147). Se construye entonces una coracha, doble muro que acaba en torre y protege la entrada.

3) Muralla y Torre del Espolón. A pesar del estratégico emplazamiento, el lugar fue rodeado por una muralla de 1.300 metros. Los muros están construidos con tapial (mezcla de tierra, cal y arena que rellena un encofrado o caja de madera). Presentaban un espesor medio de unos 2 metros de ancho y 7 de alto. La defensa se refuerza a tramos irregulares con torreones macizos, destacando especialmente el situado en el extremo septentrional del recinto (Torre del Espolón), de tres plantas. Para evitar que de nuevo sirvieran de fortificación, las murallas fueron en gran parte derribadas en 1.498.

4) La Alcazaba y sus Aljibes. La cima del cerro dispone de un castillo o alcazaba de planta rectangular y pequeños torreones rectangulares en los ángulos. Otro torreón en el flanco, que miraba a la población, protegía la entrada en rampa con recodo simple. Los aljibes (depósitos para recoger el agua de la lluvia) se agrupan en dos conjuntos que podían almacenar unos 350.000 litros. Muestra la posibilidad de evolucionar hacia una pequeña alcazaba urbana.

5) Zona de Viviendas. De las viviendas de Villavieja procede una importante colección de yeserías de los S. XII y XIV correspondientes a la decoración de los patios de las casas más pudientes. Es el conjunto más completo de esta temática hallado hasta ahora en el antiguo reino de Granada. Además, muchas de las viviendas dispusieron de patios enlosados con mármol. En el lugar se han hallado algunas inscripciones árabes y otras piezas decorativas.

6) Aljibes Árabes de Benejí. Benejí fue asiento de la familia Banú Hassán que dio nombre a la barriada, en la que encontramos las ruinas de un baño árabe, pendiente de restauración. De planta rectangular, la nave se encontraba dividida en tres espacios. La bóveda presentaba cuatro pares de lucernas para la iluminación interior. El agua de la acequia entraba en la balsa contigua, hoy transformada, abasteciendo a los baños que parecen datarse en el siglo XI.

Fuente: Ayto. de Berja.


0 comentarios

Deja un comentario