Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Conquista

Pueblos de Córdoba

Conquista – Comarca de los Pedroches

La villa de Conquista está situada al nordeste de Los Pedroches, a 16 km de la C-420. El municipio de Conquista dispone de una extensión de 38,5 km2 y pertenece a la mancomunidad de Los Pedroches. Limita al norte con Ciudad Real, al sur con Villanueva de Córdoba, al este con Cardeña y al oeste con Torrecampo.

Su fundación data del último tercio del siglo XVI, dada la importancia de la Vía de la Plata que unía Córdoba con Madrid.

Sujeta en sus inicios a Pedroche a principios del siglo XVII ostentaba ya el título de villa, si bien hasta el siglo XIX careció de término propio ya que lo compartía con las Siete Villas de los Pedroches.

Los testimonios de antiguas labores mineras localizados a lo largo y ancho de su término, ponen de manifiesto la antigüedad de la actividad del hombre en su ámbito, aun cuando no haya existido población alguna hasta el siglo XVI.

Es por ese tiempo de la Baja Edad Media cuando se origina Conquista en torno a unas ventas destinadas a asistir y prestar protección a los viajeros que transitaban por el camino de La Plata. Su nacimiento queda registrado en la novela “Vida del escudero Marcos de Obregón”, de Vicente Espinel: “llegamos a Conquista, que es pueblo que se comenzaba entonces”.

Conquista alcanzaría su esplendor a finales del s. XIX y en las primeras décadas del XX, debido a las explotaciones mineras y a la llegada del ferrocarril.

La población se dispuso en torno al Camino de La Plata entre Córdoba y Toledo, donde se asientan unas casas con dinteles graníticos y estancias abovedadas.

Al quedar fuera de uso el camino real de Villanueva a La Mancha, los pobladores de la Venta de Guadalmez se trasladaron al camino de la Plata que empezaba a tomar auge. En el año 1569 Felipe II constituyó en villa ese pequeño núcleo urbano concediéndole una dehesa de los comunales de Las Siete Villas de los Pedroches. A la vista de esta donación los vecinos de Ventas Nuevas conquistaron la villa dándole de paso su actual nombre.

Monumentos

Iglesia de Santa Ana
Ermita de San Gregorio

Cortijo Dehesa Mina

Gastronomía de Conquista

Los platos tradicionales de Conquista se apoyan en carnes cinegéticas, como arroz con liebre, liebre guisada al estilo rústico o perdiz en salmorejo, distinto al de la Campiña.

Como embutidos caseros hay que citar la morcilla del año y la de cebolla.

En dulcería, perrunas y pelusos.

Cómo llegar a Conquista

Salir de Córdoba. Continuar en: N-432. En los alrededores de El Vacar, girar a la derecha: CO-0081. Girar a la derecha: A-3176. Travesía de Obejo. Atravesar Villanueva de Córdoba. Tomar CO-90. Llegar a Conquista.

Distancias desde Conquista

Azuel 19 km
Córdoba 90 km
Cardeña 26 km
Pozoblanco 36 km
Alcaracejos 47 km
Torrecampo 19 km
Fuencaliente 33 km
Villanueva de Córdoba 15 km

Parroquia de Santa Ana - Conquista

Parroquia de Santa Ana - Conquista Parroquia de Santa Ana - Conquista

RUTA DE LA DEHESA DE QUEBRADILLAS EN CONQUISTA

La Ruta

La ruta comienza en el cruce de la carretera A-3200, que une Conquista y Azuel, con la calle Barrio de la Estación, llamada así por ser el lugar donde se encontraba la estación de tren, hoy en desuso. El antiguo trazado del ferrocarril que unía las localidades de Peñarroya-Pueblonuevo y Puertollano nos servirá para adentrarnos en las dehesas de Conquista. En esta parte del recorrido encontramos una de las casetas del tren que, cada pocos kilómetros jalonaban la línea ferroviaria, y en las cuales vivía el personal dedicado al mantenimiento de la misma. Hacia el kilómetro 1.8 abandonamos la antigua vía del ferrocarril y continuamos por el Camino de las Anchuras, ya dentro de la Dehesa de Quebradillas, monte público cuyos orígenes se remontan hasta la propia fundación de la villa. Entramos de lleno en un paisaje creado por la mano del hombre y ligado a la comarca de Los Pedroches, como ninguno otro en la provincia: la dehesa. Algo más adelante tenemos la posibilidad de visitar el paraje de El Cendajo, en el que un panel interpretativo nos describe Sierra Madrona, y seguir de nuevo hasta enlazar con el Camino de las Herrerías, hacia el kilómetro 4.2 de la ruta. Llegamos después hasta otro de los puntos de interés de la ruta, el Chaparro de Tolobastián, encina conocida por todos los conquisteños, y que antiguamente marcaba la intersección con el Camino de la Loma del Fresno, hoy prácticamente desaparecido. En este tramo de la ruta, que se encuentra entre el oleoducto y la línea de AVE, se pasa junto a una de las numerosas tumbas excavadas en la roca que se encuentran repartidas por el término de Conquista y también de una antigua zahúrda, construcción típica de las zonas rurales, utilizada para guardar el ganado porcino durante la noche. Hacia el kilómetro 6.2, es  necesario cruzar la carretera A-3200, para continuar, durante apenas 900 metros, por un camino que nos llevará al Camino de los Estercolados, límite sur de la Zona en  la red ecológica europea Natura 2000 por sus valores naturales. Tras dos kilómetros de recorrido, llegaremos de nuevo a Conquista por la calle Barrio de la Estación, pasando por delante de la misma estación, y punto de inicio de nuestra ruta.

Las tumbas mozárabes de Conquista

En la zona nororiental de Los Pedroches destaca la concentración de tumbas excavadas sobre la roca. Hasta la fecha se han localizado casi un centenar. Igualmente se han encontrado en la misma zona, un buen número de sarcófagos elaborados en granito. Las primeras investigaciones sobre las tumbas excavadas en la roca se deben a D. Antonio Riesgo, que hacia 1934, describía varias en la zona oriental de Los Pedroches. Desde entonces, se han hecho varios inventarios, pero no hay estudios científicos que aclaren aspectos tales como el sentido de estos enterramientos o, lo que es más importante, su cronología.

En el término de Conquista se han encontrado, hasta ahora, trece tumbas de este tipo dos sarcófagos. Hay siete tumbas individuales y las otras seis se encuentran en grupos de dos. En cuanto a la forma, sólo cinco son de tipo antropomorfo, las ocho restantes son de forma rectangular o trapezoidal. La mayor concentración de tumbas se localiza al oeste del municipio. En ninguna de las tumbas se ha encontrado material de tipo funerario dentro de ellas, por lo que su datación resulta complicada. Algunos autores las atribuyen a los siglos IX-XI (de ahí la denominación mozárabe), pero otros, basándose en restos arqueológicos aparecidos en las inmediaciones de los enterramientos, creen que también pudieran pertenecer a época tardorromana o visigoda (siglos VI-VII).


0 comentarios

Deja un comentario