Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Cuevas del Almanzora

Pueblos de Almeria

Cuevas del Almanzora

Cuevas del Almanzora se encuentra ubicado al nordeste de la provincia de Almería. El municipio cuenta con una extensión de 263 kilómetros cuadrados, limitados al sur y al oeste por los municipios de Vera y Antas, al norte por los de Huercal-Overa y Pulpí; y al Este lo baña el Mar Mediterráneo, a lo largo de 14 kilómetros de costa. En su término municipal se encuentra el Embalse de Cuevas de Almanzora.

En cuanto a la historia de Cuevas del Almanzora se lee en sus piedras, en su yacimientos arqueológicos y en sus monumentos. El Neolítico, la etapa de los pueblos comerciales (fenicios y cartagineses), el dominio romano, la posterior invasión árabe, la cristianización… nos han dejado un riquísimo patrimonio que hoy quiere mostrarse al visitante con el renovado brillo que le otorga su cuidado y aprecio.

Tampoco el XIX anduvo escaso en acontecimientos. El descubrimiento, en la primera mitad de aquel siglo, de plata nativa en Sierra Almagrera supuso un autentico revulsivo en el devenir histórico de la localidad. Se produjo entonces un desarrollo urbanístico sin precedentes que sembró de palacetes burgueses, espléndidamente construidos, el centro de la ciudad. El visitante que decida perderse por sus calles podrá deleitarse con el ornato de sus fachadas o con el exquisitos detalles de su original rejería. Pero este período de esplendor minero también nos ha llegado abundantes muestras de arqueología industrial, diseminadas estas por ambas laderas de Sierra Almagrera, y que sólo en la que se asoma al mar permite al visitante un cómo y fácil acceso.

Un tesoro cultural así solo merecía estar ubicado dentro de un espacio físico igualmente maravilloso. Quince kilómetros de costa, desde Palomares hasta el Pozo del Esparto, ofrecen al visitante la posibilidad de disfrutar de playas abiertas y arenosas, o bien aventurarse en el descubrimiento de pequeñas y encantadoras calas que aún conservan la belleza de lo poco frecuentado. El interior, de Sierra Almagrera hacia el oeste, descubre al viajero dispersos caseríos encalados en los que todavía es posible saborear el apego  de sus pobladores a la tierra que los sustenta. Labores agrícolas tradicionales, molinos de agua aún en uso, cortijos de antaño y gentes hospitalarias constituyen un poderoso reclamo para los amantes del turismo rural.

El clima de Cuevas del Almanzora, con sequías prolongadas y esporádicas precipitaciones de carácter torrencial, ha esculpido un paisaje que, no por árido, deja de ser hermoso y espectacular. Sin embargo, sorprenderá al visitante la aparición de fértiles vegas, heredadas de aquellos sabios moriscos que primero las cultivaron, en donde la tradicional agricultura de regadío comparte lugar con las modernas técnicas de cultivo. En los últimos años, con la construcción del pantano de Almanzora y de infraestructuras de abastecimiento y riego, el municipio que puede convertirlo en uno de los principales focos de desarrollo agrícola de la provincia.

Pasado y futuro, mar y tierra, paisaje e historia, lugar y gentes se conjuran para hacer de la estancia del visitante una inolvidable experiencia que, a buen seguro, colmara las perspectivas más exigentes.

Monumentos de Cuevas del Almanzora

Castillo del Marqués de Los Vélez (B.I.C)
El Castillo del Marqués de los Vélez es el edificio más significativo de Cuevas del Almanzora, ubicado en la Plaza de la Libertad, fue construido a partir del emplazamiento de la Torre Romana, ampliándose como fortaleza por orden de Don Pedro Fajardo y Chacón.

Se trata de un gran recinto amurallado compuesto poruna sola puerta de acceso; encima de la cual podemos ver los escudos de armas de la familia Fajardo. Una vez en el interior del recinto nos encontramos con un patio empedrado y un anfiteatro desde el cual observamos los tres grandes edificios que alberga esta fortaleza.

Torre del Homenaje (S.XV-XVI)
Se cree que es de época romana, mide 16x19m y está dividida en cinco plantas comunicadas por una escalera de caracol. Durante el siglo XVIII sirvió de cárcel quedando plasmado en sus paredes los deseos y fantasías de los presos

Palacio del Marqués (S.XVI)
Se trata de un edificio de dos plantas realizado en sillería y rodeado por cuatro bastiones cilíndricos. El interior está formado por numerosas salas que dan a un patio central, en la acutalidad es la sede del Museo de Arte Contemporáneo Antonio Manuel Campoy; una de las mejores pinacotecas de Andalucía.

Casa de la Tercia (S.XVIII)
Edificio neoclásico que fue construido en el siglo XVIII como granero y lugar donde el pueblo tributaba el diezmo al marqués. En la actualidad alberga la biblioteca municipal, el museo arqueológico y la sala de exposiciones la Tercia I. Anexo a este edificio se encuentra la Tercia II; sala de cristal que guarda en su interior numerosas tinajas semienterradas en el suelo así como la exposición permanente de grabados de Goya (Sala Goya).

Ayuntamiento
Preside la Plaza de la Constitución. Se trata de un edificio de estilo neoclásico de dos plantas cuya construcción finalizó en 1844. Destaca el resalte circular que alberga el reloj municipal y el gran balcón de la primera planta.

Iglesia de la Encarnación (BIC)
Declarada Monumento Histórico Artístico en 1983, es el segundo edificio religioso más grande de la provincia, fue construida en el siglo XVI en el mismo lugar donde se ubicó la antigua mezquita árabe.

El estado actual es fruto de diversas restauraciones, ya que en 1851 se aconsejó la demolición de la torre de la izquierda a causa de su mal estado (antigüedad, terremotos…) y su construcción en el ángulo izquierdo. En 1931 se reconstruyó la torre de la derecha, equilibrando así la fachada.

La portada principal es de estilo neoclásico, mientras que la lateral  y el interior son barrocas.

Está dividida en tres naves y su planta es de cruz latina; alberga diez campillas, una de las cuales fue donada por la Sociedad Minera Carmen y Consortes en 1854.

De tran interés es también la pila bautismal realizada en una sola pieza de mármol así coo el altar y el coro.

Lavadero Público (década 1950)
El Lavadero público del Calvario ha sido durante décadas punto de encuentro de las mujeres de la localidad, donde diariamente hacían la colada. Las pilas de lavar estaban ocupadas durante toda la semana por vecinas que las tenían asignadas, previo pago de las mismas. El precio establecido en esa época era de una perra chica (5 céntimos de peseta) la pila.

El agua usada en el lavadero se subastaba diariamente, a las 12 en punto de la mañana, para su uso en los pagos agrícolas del entorno. El precio de la subasta podía llegar hasta las 300 pesetas.

Castillo de Villaricos (Torre de Cristal)
Se encuentra en la orilla izquierda de la desembocadura del río Almanzora. Su construcción responde al objetivo del rey Carlos III de defender las costas españolas y mas concienzudamente las del Reino de Granada por los ataques piratas así como el temor a Francia e Inglaterra por sus continuos enfrentamientos con España. Fue costeada por Joaquín de Luna y Zapata, noble del regimiento de caballería, a cambio de su ascenso a capitán. Fue José Crame el encargado en 1765 de diseñar las defensas de esta costa con un sistema de fuertes y torres de vigilancia, apoyado por una escuadra de galeras que vigilaban también el espacio marítimo.

La torre es de planta de herradura muy semejante a la de Macenas y la de Mesa de Roldán. La cara al mar tiene forma de talud que termina en ángulos en la fachada principal, tiene once metros de altura con una superficie inclinada y curva que mitiga en parte el impacto de los posibles proyectiles y está dividida en dos plantas y una terraza con dos baluartes cubiertos con torrecillas aspilleradas.

Con el tiempo, superados los posibles ataques costeros, fue abandonada y más tarde utilizada como puesto de la Guardia Civil hasta su total abandono. A principios de los 90 fue adquirida por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, siendo rehabilitada para utilizarla como punto de información turística y sala de exposiciones.

Estatua de José Mª Muñoz y Bajo de Mengíbar
Se alza en la Plaza de la Constitución, junto a la fuente. El pie está realizado en mármol blanco de Macael y la estatua en bronce. Representa el agradecimiento de todo el pueblo a José Mª Muñoz y Bajo Mengíbar, conocido popularmente como el Santo Negro, ya que fue benefactor de este municipio cuando fue anegado por las inundaciones de 1879 y 1888.

Palacetes Burgueses
La burguesía minera provocó una revolución urbanística del casco histórico, dando lugar a edificios profundamente decorados en el interior y fachada; destacan los detalles arquitectónicos, las diferentes pinturas y como no, la singular rejería que adorna las puertas, balcones y ventanas. Palacete de Don Torcuato Soler Bolea, Palacete de los Figuera, Ayuntamiento y el Alcázar de la Sultana son algunos de los numerosos ejemplos.

Palacetes Burgueses de Don Torcuato Soler Bolea
Es el mejor ejemplo de vivienda burguesa perteneciente al siglo XIX. Compuesta de tres plantas; destacan las columnas que escoltan la entrada principal, las rejas trenzadas de los vanos de la primera planta y el balcón corrido de la segunda planta.

El interior bien merece una visita, ya que está formado por numerosas salas nobles, la mayoría de ellas pintadas al temple y decoradas con motivos en escayola y lienzos de gran valor artístico del autor Andrea Giuliani.

La escalera de acceso a la primera planta está realizada en mármol y escoltada por dos columnas pareadas del mismo material. Desde ella se pueden contemplar las vidrieras interiores en madera y cristal de colores del salón de actos.

Alcázar de la Sultana
Iglesia de San Sebastián
Convento de San Francisco
Ermita de San Diego o El Calvario
Iglesia Convento de San Antonio Abad
Estatua de José María Muñoz y Bajo de Megíbar

Palacete de los Soler
Palacete de los Figuera
Casa Solariega de Los Lissa
Palacete de los Grano de Oro
Palacete de los Toledo o Felipe II

Museos de Cuevas del Almanzora

Museo de Arte Contemporáneo Antonio Manuel Campoy
Antonio Manuel Campoy nació el 16 de Noviembre de 1924 en Cuevas del Almanzora. Licenciado en Filosofía y Letras y Técnico en Radiodifusión, siguió muy de cerca los movimientos artísticos contemporáneos, convirtiéndose en un gran coleccionista de arte.

Autor de innumerables publicaciones de arte, catálogos y artículos, publicó asiduamente sus críticas de arte en el diario ABC. Destacan entre sus obras «Museo del Prado», «Diccionario Crítico del Arte Español Contemporáneo», «Vida y Obra de Velázquez» y «Vida y Obra de Murillo».

El museo consta de diversas colecciones, entre las que destaca la de pintura, con unas 400 obras de autores contemporáneos tan significativos como Picasso, Solana, Miró, Pedro Bueno, Tapies, Revello de Toro, Vela Zanetti, Cristóbal Toral, Matías Quetglas, César Enrique, Barceló, Benjamín Palencia, Álvaro Delgado, Lapayese, Clave o Redondela.

Museo Arqueológico
Fuente Álamo: un yacimiento prehistórico de la Cultura de El Argar.
La Prehistoria de la Península Ibérica se conoce a nivel global por distintas etapas culturales de gran interés para conformar la historia dle «Viejo Mundo». Así es famosa por su etapa de Cazadores Paleolíticos (yacimientos con homínidos, cuevas con arte…), por sus aldeas campesinas Neolíticas y por la explotación de los minerales que permitió la comercialización de los objetos de metal.

Esta última etapa es conocida como Edad del Bronce y aquí, en el Sudeste de la Península Ibérica se hizo famosa bajo el nombre de «Cultura del Argar».

La sección del Museo Municipal está dedicada a uno de los más importantes yacimientos de esta época prehistórica: el Museo Arqueológico de Fuente Álamo (Cuevas del Almanzora).

El recorrido por las salas interpreta el territorio, el poblado, la vida y la muerte de los habitantes de este lugar, que ocuparon estas tierras durante más de 600 años (desde hace 4.000 años hasta hace 3.300).

Museo del Poeta José Mª. Martínez de Sotomayor
Ubicado en la Casa Figueras, junto a la Glorieta que lleva el nombre del poeta, el Museo «Poeta Álvarez de Sotomayor» abre sus puertas el 15 de Diciembre de 2007.

La mayor parte de las obras y el material que forma parte del museo datan de los siglos XVIII, XIX y XX.

El museo está formado por cuatro salas de exposición permanente en las que se recrea el ambiente de trabajo del poeta, con mobiliario de su propio despacho, comedor, dormitorio y biblioteca.

Se exponen también más de 200 obras literarias de los siglos XVIII y XIX, que componía la biblioteca personal de Sotomayor, y una serie de imágenes, grabados y cuadros del poeta.

Destacan, entre todas, sus obras manuscritas originales, su diario y su testamento. Su fascinación por el mundo árabe ha servido de inspiración para ambientar una parte del museo, en el que se exhibe una réplica de la bandera que él inventó y numerosos mosaicos que embellecían sus casas cuevanas.

Un busto del poeta preside el Museo.

Sala Goya
La sala Goya de Cuevas del Almanzora es una de las únicas que alberga una exposición permanente dedicada a los grabados de Goya en Andalucía.

Cumpliendo con el deseo de Antonio Manuel Campoy, con la colaboración de la asociación que lleva su nombre y el Ayuntamiento; esta sala abre al público el 11 de junio de 2007.

En la sala se exponen dos carpetas de grabados: Los proverbios o disparates y la tauromaquia.

Cueva Museo Etnográfico
En Cuevas del Almanzora existen cuevas prehistóricas datadas entre cincuenta mil y cien mil años, aunque las mejor estudiadas tiene cinco mil años.

Los árabes también habitaron nuestras cuevas y desde entonces nunca han dejado de ser utilizadas, siendo un ejemplo de vivienda bioclimática de primer orden. Esta cueva representa la forma de vida cavernícola hasta mediados del siglo XX, conteniendo todos los útiles y aperos significativos. Pretende con ello constituirse en un Museo Etnográfico que acerque de manera didáctica un tiempo de nuestros antepasados que forma parte de nuestro patrimonio y herencia cultural.

Museos al aire libre

Yacimiento Arqueológico Fuente Alamo (BIC)
Se trata de un poblado ubicado en un cerro elevado de Sierra de Almagor, estratégica atalaya natural que permite el control visual del valle del río Almanzora y las rutas de acceso al interior de la sierra. Abarca una ocupación que va desde el Bronce Antiguo al Bronce Tardío, con esporádicas ocupaciones posteriores. El poblado está formado por dos grandes edificios de planta rectangular, una cisterna y estructuras de planta circular. Tanto en el interior como en el exterior  de las casas se han localizado más de un centenar de tumbas de diversa índole: inhumaciones, generalmente individuales, en covachas artificiales y cistas para las fases de ocupación más antiguas y enterramientos en pithoi o en cistas pequeñas para las fases del bronce tardío.

Yacimiento Arqueológico Baria (BIC)
La ciudad de Baria (Villaricos) fue fundada por los fenicios en el S.VII a.C, atraídos por la plata que ofrecía Sierra Almagrera, por sus tierras fértiles, sus abundantes recursos pesqueros y su buena situación estratégica. Siglos después se vio involucrada en la Segunda Guerra Púnica (209 a.C) y fue sitiada y conquistada por Publio Cornelio Escipión, apodado El Africano. Este hecho hizo qu epasara a ser municipio romano.

La historia de Villaricos se atestigua además de las fuentes literarias antiguas por los vestigios encontrados en las diferentes excavaciones arqueológicas, desde las que emprendió Siret a partir de 1890 hasta las repartidas por todo el siglo XX.

Su necrópolis, con más de 2.000 tumbas excavadas hasta el momento, muestra al público los hipogeos, tumbas familiares de personajes ricos excavadas en la roca.

Pedanías

Villaricos
Los Lobos
Palomares
La Portilla
Guazamara
Los Guiraos

Gastronomía de Cuevas del Almanzora

Uno de nuestros mejores platos es, sin duda, el ajo colorado que, a pesar de ser preparado y consumido a lo largo y ancho de toda la provincia de Almería, presenta aquí una serie de particularidades que lo hacen diferente. Los ingredientes básicos son el pescado, la carne y las hortalizas

Otra de nuestras deliciosas identidades culinarias es la olla de trigo, Originaria de la antigua Baria (Villaricos), cuando los campos estaban cubiertos de espigas amarillas. Entre sus ingredientes destacan los componentes del cerdo y sus derivados, como el tocino, la oreja, las patas, el espinazo, el rabo y las morcillas. A éstos de le unen las legumbres y conforman un plato enérgico y sabroso.

El guiso de pelotas, es un plato sustancioso que sigue combinando, con excelente resultado, los productos de la matanza con el cereal; la longaniza, el tocino y la magra de cerdo se mezclan, previamente sofritos en el mismo aceite de los pimientos secos, con la harina de maíz con esa masa se elabora después una especie de enormes albóndigas que conceden el nombre de «pelotas» al puchero. Éstas nadarán después en un cocido de legumbres y hortalizas que recuerda su origen campesino.

Uno de los platos más antiguos en Cuevas del Almanzora son los gurullos con conejo, su origen se remonta al periodo musulman, momento en el que determinado platos como la Kinafa, cuya base eran los fideos, van evolucionando y sustituyendo aquellos por unas diminutas porciones de masa, semejantes, en tamaño y forma a los granos de arroz. La harina de trigo, mezclada con agua, aceite de oliva y sal, forma una masa de la que se extraen largas tiras para, luego, irlas cortando con la punta de los dedos, dándole la forma aproximada de in grano de arroz, aunque un poco más largo. El resto de los ingredientes son de la huerta: tomate, cebolla, pimiento verde, pimiento rojo, ajo, patatas y judías blancas. Sin embargo, puede ocurrir que en tiempo de caza, el conejo sea sustituido por la liebre, de carne más dura pero igualmente exquisita.

Dulces :
Gurullos, Hornazos, Casildos, Alfajores de almendra

Fuentes y Manantiales de Cuevas del Almanzora

  • Fuente Álamo
  • Fuente del Piojo
  • Pozo de Agua Amarga
  • Galería de la Rambla de Gomara

Cómo llegar a Cuevas del Almanzora

Salir de Almería. Continuar en: N-344. Tomar E-15 / A-7 en dirección: Níjar – Murcia – N-340. Tomar la salida en dirección: Salida 471 – San José de Escobar – Tanatorio – Parque Natural Cabo de Gata – Níjar. Girar a la izquierda: ALP-204. Travesía de Viso. Atravesar Campohermoso y seguir todo recto. Girar a la derecha: E-15 / A-7 en dirección: Vera – Murcia. Seguir en dirección: Salida 516 – Sorbas – N-324 – Guadix. Tomar la salida en dirección: Salida 529 – Vera. En la rotonda, tomar la salida 1 Continuar en: N-340A en dirección: via de servicio. En los alrededores de Vera, tomarA-352. En Martinete, tomar A-332 / Carretera de la Garrucha-Aguilas y continuar hasta Cuevas del Almanzora

Distancias desde Cuevas del Almanzora

Vera 7 km
Antas 11 km
Turre 24 km
Aljariz 11 km
Lubrín 29 km
Almería 92 km
Mojácar 23 km
Palomares 11 km
Los Castaños 30 km
Los Gallardos 19 km

Senderos

Sendero de los Reforestadores de la Sierra de Almagro SL-A 251

Para acceder al lugar de comienzo del sendero primero hay qu ellegar la núcleo principal de población de Cuevas del Almanzora a través de la carretera autonómica A-322. Una vez dentro del núcleo hay que buscar el diseminado de El Alhanchete en la señalización local hasta llegar a la Carretera del Pantano, por la margen derecha del Río Almanzora.

El Área Recreativa del Canal de Remo se encuentra en la margen izquierda, por lo que es preciso cruzar el río por uno de los dos pasos habilitados para cruzarlo y seguir el camino de tierra que sube junto al río hasta llegar al Área Recreativa.

El sendero de Los Reforestadores de Sierra Almagro es un recorrido que nos muestra la historia del Pantano de Cuevas a través de las sendas utilizadas para reforestar sus laderas.

Tipo de ruta: Lineal
Punto de partida: Área Recreativa del Canal de Remo
Punto de llegada: Fin de pista cementada Camino de Los Albarracines.
Distancia: recorrido principal: 5,7 km
Tiempo empleado: 1 hora y 55 minutos (solo ida)
Cota máxima: 298 m
Cota mínima: 91 m
Desnivel: ascenso 319 m / descenso 166 m
Tipo de terreno: veredas, caminos de herradura, pistas de tierra y cementadas.

El sendero parte desde el Área Recreativa del Canal de Remo y paralelo a este discurre hasta encontrar las Orejicas del Diablo, y gira a la izquierda por la Rambla Avellán. Junto a esta asciende pasando junto a una balsa hasta encontrar un barranco a la izquierda por cuya ladera asciende una senda que va a parar a una pista, por la qu ese sigue ascendiendo pero de manera más suave y que va a encontrarse con un nuevo barranco que después de algunos metros se termina cruzando para continuar hasta llegar a un punto en el que el camino se bifurca en dos caminos aparentemente de la misma importancia.

Tomando el camino de la izquierda, pronto se estrecha para convertirse en una vereda que desciende hasta cruzar un pequeño barranco. A continuación la senda va bordeando por una ladera mientras salva las pequeñas barranqueras formadas en estas hasta llegar a un collado a partir del cual el camino parece descender directamente al pantano. Conforme se va descendiendo se divisa en el barranco a la derecha una presilla hacia la cual el sendero se dirige hasta pasar justo a su lado. Tras cruzar el barranco el sendero asciende otra vez hasta encontrarse el Camino de Los Albarracines, una pista cementada que se sigue en leve descenso hasta llegar la Mirador del Pantano, final del recorrido de ida. Para regresar al Área Recreativa del Canal de Remo se sigue el mismo recorrido pero en sentido contrario.

Fuente: Ayto. de Cuevas del Almanzora


0 comentarios