Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

El Ronquillo

Pueblos de Sevilla

El Ronquillo

El municipio de El Ronquillo se sitúa en el sector noroccidental de la provincia de Sevilla, siendo colindante con la de Huelva. Se localiza en las últimas estribaciones de Sierra Morena en su descenso hacia el valle del Guadalquivir. En 1.996 contaba con una población de 1.419 habitantes. Limita con los municipios vecinos de Santa Olalla de Cala, El Garrobo, Guillena, Almadén de la Plata, Castilblanco de los Arroyos, El Castillo de las Guardas y Zufre.

El núcleo urbano es atravesado de norte a sur por la carretera N-630 (Sevilla-Mérida), que funciona como eje estructurante de la localidad. El sector situado al oeste de la travesía es algo mayor que el oriental, aunque comienza a producirse un cierto desarrollo en dirección al cementerio y a lo largo de la carretera que lleva al Embalse de Cala. La mayor parte de la trama urbana está formada por manzanas irregulares. En el sector suroccidental, junto a la carretera, existe una pequeña zona de chalés unifamiliares.

La población surgió en el siglo XVI alrededor de la Venta del Ronco, que estaba situada en lo que hoy es la Plaza de la Constitución.

El primitivo pueblo perteneció, como entidad local menor, a la jurisdicción de Santa Olalla del Cala de Huelva.

Quedó destruido y se reconstruyó durante la guerra de la Independencia.

En 1808 el regidor de El Ronquillo mató a un correo francés que llevaba importantes planes para el desarrollo de la guerra. Este hecho le hizo merecedor del título de municipio en el año 1820 en que pudo independizarse de Santa Olalla del Cala.

Monumentos de El Ronquillo

Iglesia del Divino Salvador
Ermita de Nuestra Señora de Gracia

Gastronomía de El Ronquillo

Son típicos en la gastronomía de El Ronquillo los Embutidos. Queso. Sopa de picadillo. Gazpacho. Perdiz en salsa. Guiso de mollejas. Pestorejo. Manitas de cerdo. Conejo con tomate. Codornices con tomate. Gurumelos revueltos con huevo. Carnes de caza.

Dulces: Perrunillas. Miel. Pestiños. Roscos. Buñuelos. Torrijas.

Cómo llegar

Por carretera:
– Desde Sevilla por la carretera N-630.
– Desde Extremadura y Portugal por N-630

Distancias desde El Ronquillo

Zufre 38 km
Sevilla 46 km
Guillena 32 km
El Garrobo 15 km
El Real de la Jara 31 km
Almadén de la Plata 23 km
El Castillo de las Guardas 32 km
Castilblanco de los Arroyos 23 km

Senderos de El Ronquillo

Sendero Los Brezales – Umbría de Santa Fé

Longitud: 13,3 km
Trayecto: Circular
Duración: 4 Horas
Sombra: Escasa
Permisos: No
Dificultad: Media

Patrimonio: El Ronquillo se encuentra situado en un área montañosa en las estribaciones de Sierra Morena, en su descenso hacia el valle del Guadalquivir. Con una extensión de 76 km2 y a 43 km de la capital andaluza, es atravesado por la emblemática Ruta de la Plata, razón por la cual se ha visto marcada su historia, gracias al tránsito de viajeros y comerciantes. Dentro de su patrimonio arquitectónico destaca la Ermita de Nuestra Señora de Gracia situada a las afueras de la población. Las primeras noticias que se tienen sobre la ermita se remontan al siglo XVI, cuando según la tradición la Virgen se apareció sobre un pino a un pastorcillo que guardaba su ganado. La fiesta se celebra el 8 de septiembre realizándose previamente un triduo en la parroquia del pueblo.

También dentro de su patrimonio cultural destaca la Iglesia del Divino Salvador con su Retablo Mayor, de madera de pino policromada, datado del primer tercio del siglo XVIII. Recuperando parte del patrimonio histórico de este municipio, a las orillas del embalse de la Minilla y el valle de la Ribera del Huelva, se encuentra la Vía Verde de El Ronquillo, tramo de la antigua vía de ferrocarril que unía San Juan de Aznalfarache del siglo XX. Considerada como una de las mejores zonas naturales de la provincia de Sevilla para practicar deporte y disfrutar de actividades de ocio al aire libre.

El Puente de los Borbones: «En época de Carlos III, fueron apareciendo los caminos reales o carreteras pavementadas; fueron las primeras de estas características desde las antiguas calzadas romanas. Junto a estas calzadas se construyeron centenares de puentes.

He aquí el origen de este puente que cuenta ya con más de doscientos años de antigüedad manteniéndose todavía en buen estado de uso por us gran robuztez.

El Puente de los Borbones, más conocido en el lugar como el Pente de la Minilla, (por estar situado en su parte extremo norte junto a la fuente y bocamina del mismo nombre), trajo grandes beneficios a la aldea de El Ronquillo ya que todo el tráfico de viandantes, caballeros y carruajes que durante catorce siglos habían venido desviando su itinerario entre Sevilla y Extremadura por otras rutas, esquivando el arriesgado y casi impracticable paso de la Minilla, volvió a utilizar esta olvidada vía que acortaba el recorrido y ofrecía las ventajas de un nuevo trazado y un moderno firme.

Sin embargo, este beneficioso puente se tornó en gran desventura para su pueblo ya que Napoleón no duda en incluirlo en el itinerario que estaba planificado para el paso de sus cañones destructores.

Este desafortunado uso del puente hizo que los ronquilleros lo maldijeran ya que facilitó el paso de los ejércitos napoleónicos que a su paso por el poblado lo sembró de violencia, desolación y muerte.

Un buen puente y una mala guerra ocasionaron sucesivamente en un corto intervalo de tiempo la felicidad y desgracia de aquellos pobres y pacíficios habitantes del lugar». (Díaz Forero, 1995).

Paisaje: Desde el punto de vista paisajístico, a lo largo de nuestro recorrido, las especies vegetales que encontraremos son las típicamente mediterráneas en monte bajo, abundando la presencia de jaras (Cistus ladanifer), escobones (Cytisus striatus), aulagas y tojos (Ulex spp). El estrato arbóreo está compuesto principalmente por encinas (Quercus ilex), en coexistencia con algunos pinos (Pinus pinea) y eucaliptos (Eucalyptus spp), algunos de gran antigüedad. En los márgenes de los arroyos son frecuentes los juncos (Phragmites spp), adelfas (Nerium oleander), zarzas (Rubus ulmifolius) así como algunos representantes de chopos (Populus spp).

Al alcanzar nuestro sendero la orilla izquierda del Embalse de Cala, el paisaje se enriquece en gran medida, con mayor variabilidad de especies, destacando la presencia acebuches (Olea europea var. Sylvestris), carrascas (Quercus coccifera), brezos (Erica spp) y lavandas (Lavandula angustifolia).

Fauna: Durante el paseo podremos divisar diversas especies cinegéticas, como perdices (Alectoris rufa), conejos (Oryctolagus cuniculus), liebres (Lepues spp), ciervos (Cervus elaphus) y jabalíes (Sus scrofa), y mamíferos de pequeño tamaño, como el meloncillo (Herpestes ichneumon), jineta (Genetta genetta), y el zorro (Vulpes vulpes).

En el tramo que discurre por la orilla izquierda del Embalse de Cala, disfrutaremos con la presencia de especies de pesca como el barbo (Barbus barbus), la perca americana (Micropterus salmoides), la carpa (Cyprinus carpio) y el lucio (Esox lucius), mientras, majestuosas aves como la cigüeña negra (Ciconia nigra), así como garzas (Ardea spp) y garcillas (Bubulcus spp) surcan cielo a nuestro paso. Más adelante, podemos apreciar también la presencia de rebaños de ovejas y cabras, pertenecientes a los ganaderos de la zona, avistándose además en los cercados, animales domésticos como cerdos y gallinas.
Fuente: Ayto. El Ronquillo / Diputación de Sevilla


0 comentarios