Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Córdoba

Espiel

Pueblos de Córdoba

Espiel – Valle del Guadiato

Espiel es una villa situada al norte de la provincia de Córdoba, en Andalucía,  Valle del Guadiato (Embalse de Puente Nuevo), a 50 kilómetros de la capital andaluza. En su término se alzan las barriadas de El Vacar y Fuente Agria. La población asciende a 2.833 habitantes (1990).

El municipio de Espiel es delimimitado por los siguientes municipios andaluces:  por el Norte, Villanueva del Duque y Alcaracejos. Por el Sur, Villaviciosa y Hornachuelos. Por el Este, Pozoblanco, Villaharta y Obejo. Por el Oeste, Bélmez, Fuente Obejuna y Villanueva del Rey.

Espiel parece ser está asentado sobre la Siciliana romana; los restos arqueológicos de la cultura romana son muy abundantes en la zona.

A principios del siglo XIII existía el actual castillo de hoy, que Fernando III donó a Córdoba.

En 1650 la villa de Espiel sería comprada por don Juan Jiménez de Góngora, caballero de la Orden de Calatrava que fue marqués de Almodóvar. Carlos III confirmará la donación a favor de don Pedro de Córdoba y Luján.

Monumentos

Parroquia de San Sebastián.

Ermita de la Virgen de la Estrella.

Yacimientos Arqueológicos

Ruinas visigóticas del Cerro del Gesmo.

Restos del castillo de El Vacar.

Museos
Orfebrería cordobesa, en plata del siglo XVII.

Navacastillo (Cortijo)

Embalse de Bembézar

Gastronomía de Espiel

Guisos de conejo y liebre. Fritura de ancas de rana. Hornazo (rebozado de carne, cuyos ingredientes son: masa de pan, chorizo, jamón, carne de lomo adobada y huevos cocidos).

Cómo llegar a Espiel

Salir de Córdoba. Continuar en: N-432. Travesía de El Vacar. Seguir indicaciones hasta Espiel.

Distancias

A Córdoba 48 km
A Villanueva del Rey 17 km
A Villaharta 15 km
A Obejo 28 km
A Villaviciosa de Córdoba 26 km
A Belmez 22 km
A Peñarroya – Pueblonuevo 30 km

El Río Guadalbarbo

El Guadalbarbo o río de los bereberes nace a 935 m en el Cerro Pelayo, término de Espiel, y sus 58,6 kilómetros de cauce recorren las sierras de Villaharta y Obejo antes de llegar al Embalse del Guadalmellato.

La formación vegetal predominante del Río Guadalbarbo es el matorral proveniente de olivares adehesados aunque también encontramos brezales y bosques esclerófilos. Cabe destacar la presencia en estas orillas del bosque de ribera, extinto ya en muchas zonas de Andalucía.

Situados en el “antiguo puente de tablas”, observamos río arriba una vegetación de más envergadura ligada al cauce. A nuestra derecha y en un primer plano se entremezclan olmos y sauces. Más arriba, un rodal de álamos blancos se enfrenta a otro, en la orilla opuesta, de álamos negros.

Especies de interés piscícola como el barbo gitano, la pardilla, la colmilleja o el calandino habitan estas limpias aguas y sin contaminar, donde también se refugia la rata de agua, la boga e incluso la nutria.

Esta diversidad faunística presente en el Río Guadalbarbo justifica la declaración de 17 kms de su cauce como Lugar de Importancia Comunitaria.

Sobre el río Guadalbarbo escribió el gran poeta cordobés Juan Bernier:

Las umbrías del Guadalbarbo con su profundo foso de rápidas pendientes, guardaron siempre este
lugar de la curidosidad ajena“.


0 comentarios

Deja un comentario