Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Fiñana

Pueblos de Almeria

Fiñana, Valle del Nacimiento

Fiñana es un municipio de la provincia de Almería. Tiene 2.672 habitantes y está situado en el Valle del Nacimiento, a 74 Km de la capital.

El término municipal de Fiñana tiene una extensión de 133,96 Km2. El núcleo urbano se localiza a 37o 10′ de Latitud Norte y 2o 50′ de Longitud Oeste a 946 metros de altitud sobre el nivel del mar. Principal actividad productiva: Cereales, olivares y remolacha. Industrias alimentarias. Minas de hierro.

Fiñana fue un confín en disputa. Hoy resulta una sucesión de culturas. Una fortaleza mora, una iglesia y una mezquita son sus hitos; centro de su término indiscutible, aunque su área de influencia lo rebasa por el valle del río Nacimiento. La iglesia y la mezquita, dos privilegios, hacen manifiesta la evolución de los credos, con sus modos de vida, como en otros lugares del entorno; cohabitación y superposición de moradores trascendente a la actual diversidad y complejidad paisajística. Los restos de la alcazaba declaran su ubicación en un pasillo natural de tierra fronteriza recurrentemente disputada desde fuera, pues se encuentra entre Guadix, Baza y Almería, y desde dentro, pues acaparaba los términos actuales de Abla, Abrucena y Las Tres Villas, a pesar de haber tenido distintos concejos. Se extiende hoy de NNW. a SSE.; 133,7 km2 de terreno interior con llano alto y amplio, destemplado y semiárido, entre las penibéticas, en el límite occidental de la provincia de Almería.

Principalmente la topografía, tan accidentada, diferencia en el municipio cuatro sectores asociados a otros tantos paisajes: el meridional, en el actual parque natural de Sierra Nevada, el de la tierra mesopotamia donde se asienta Fiñana, el del Llano de Abla o pasillo de Fiñana (fondo del alto valle del Nacimiento) y el septentrional, extendido sobre la solana de Sierra de Baza. La umbría de Sierra Nevada es aquí abrupta, con escarpes y alturas considerables (El Almirez: 2.519 m. ); terreno de nieves, quebrado, del que, a favor de fracturas y diaclasas, surgen las chorreras de agua.

Desde esta pared bajan unas lomas curvas, estribos repetitivos, que anidan cuencas afluentes con forma semejante a la mitad de la media luna, muy bien individualizadas. El estribo oriental, bajo el Cerro de la Cruz, queda jalonado por adecuaciones de turismo familiar (El Ubeire, Aldeire, La Dehesa), en la linde con Abrucena; antes de su inflexión en la loma donde toma su asiento esa villa, se deriva un interfluvio secundario que termina en San Antón (955 m.), cerro de materiales detríticos rojizos para un cortijo entre pinos y su ermita, vecinos de Fiñana. Dominado por Montaire, el estribo occidental, con similar curvatura, separa a ésta de la cuenca de Huéneja por el Oeste, y, por el Norte, la deslinda del colector de ambas, pasillo y llano que enlaza, imperceptible, con el Marquesado.

Entre ambos, la cuenca de Fiñana se drena por El Río, dice la gente, Río Nacimiento, recogen los mapas; evocaciones del transvase que sufren las aguas mediterráneas en su cabecera natural (Huéneja) hacia la vertiente atlántica, dejando tan seco el cauce entre las villas que merece el nombre de La Rambla.

Las cuencas de Sierra Nevada, salpicadas de cortijadas deshabitadas (salvo la Heredad: 56 h. , 1991), de sistemas hidráulicos (la pantaneta del Castañar se llenó en 20 días del húmedo y nivoso invierno del 96), rosarios de acueductos con industrias de molienda y fábrica de luz, y de dehesas, poblada de encinar, rozas con matorral, repobladas con pinos, robles, castaños; bosques-galería de álamos en sucesivas fases que datan, al menos, del inventario llevado por don José Espelius en 1759 (Gómez Cruz), constituyen el mediodía de los municipios. Parque natural hasta la N-340, en 1989, reserva indispensable, siempre, para las villas ubicadas en las proximidades a su desembocadura. Fiñana, como sus vecinos, tomó asiento en la solana del extremo terminal de su loma.

Cerro y antecerro (Olila) entallados por terreras en conglomerado rojo plio-cuaternario. A través suya, la villa establece la comunicación inter e intramunicipal. Loma domesticada: carreteras, sendas, cauces, vegas, huertos y casas. Bisagra entre la despensa de la sierra y el pasillo llano al que se asoma, vigilante, su alcazaba.

La villa enseña, modélica, la ubicación predilecta de los pueblos del alto valle del río Nacimiento. Su centro se halla en esta localidad alta (946 m.), próxima a Guadix y Baza, bien defendida y con suficiente agua. Los factores de localización que privilegian centros urbanos probablemente variaron en el Medievo, y un hipotético relevo, nada excepcional en la geografía ibérica, habría sido tan rotundo, sin embargo, que casi borró los vestigios de otra hegemonía anterior.

Monumentos de Fiñana / Qué ver

Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación

Del siglo XVI, es un importantísimo edificio del mudéjar en toda la provincia de Almería. De tres naves, planta basilical y torre adosada, se inició en 1540 por Simón de Moya y Juan García. El cabildo de Guadix envió al maestro Pontones para que hiciese un seguimiento de las obras del templo.

En el interior del mismo destaca la labor de taracea de las puestas del coro, que se encuentran en los pies de la iglesia, al estilo de cómo se realizaba en todo el reino Nazarí de Granada. El 11 de junio de 1569, llevando tan sólo 10 días terminado por completo, el templo se incendió en la rebelión de los moriscos y nuevamente será Juan de Urrutia quien se encargue de hacer la bella armadura, de lima bordón y rueda de ocho, a semejanza, esta vez, de la Iglesia de Santiago de Guadix.

Finalizada en 1592, obligado es destacar su portada renacentista. En dicha portada, a imitación de un arco de triunfo, el arco de entrada de medio punto está enmarcado por dobles parejas de columnas de mármol (de Macael) sobre plinto. Estas columnas son de fuste acanalado, de estilo dórico y sostienen un entablamento con triglifos y metopas con un friso en el que figura la fecha y el rey que gobernaba España en ese momento: Felipe II.

La Torre semi-exenta, de planta cuadrada y construida en ladrillo, tiene cuatro cuerpos. Los tres superiores se cubren con madera lisa, mientras que el primero sirve de Sacristía y en ella se pueden apreciar diversas reliquias, restos del retablo destruido en la Guerra Civil, así como imágenes de importancia, como el Ecce Homo de la escuela granadina de Alonso Cano. Todas estas piezas forman parte del Museo de la Sacristía. Ha sido declarada Monumento Nacional en el año 2002.

Iglesia Parroquial de la Anunciación de Fiñana

Iglesia Parroquial de la Anunciación

La Alcazaba

Anterior al siglo IX, en la actualidad sólo quedan los cuatro torreones del sector occidental y norte así como la Torre Vigía de la que fue una de las alcazabas que formó parte del sistema defensivo musulmán para controlar el acceso comercial al puerto de Almería, en dirección a la costa y al Marquesado del Zenete y a Guadix, como ciudad más cercana del interior.

En el periodo del califato, las rebeliones del sudeste, acaudilladas por Ibn Hafsun, eran un grave problema que desde Córdoba urgía poner fin. Los cronistas árabes del momento, concretamente Ibn Hayyan, comenta que el viernes cuatro de sawwal (14 de mayo del año 913) Abd al-Rahaman III, acampó frente a la fortaleza de Fiñana y tras once días de combate, fue tomada al asalto su alcazaba. A partir del siglo XVII, dicha fortaleza fue abandonada ya que, tras pasar la villa fiñanera a la corona de Castilla el 28-29 de diciembre de 1489 (los Reyes Católicos pernoctaron en Fiñana en dicha fecha) el sistema defensivo musulmán dejó de tener sentido.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Fiñana ha posibilitado un acceso directo al monumento, al adquirir una de las propiedades que circundan los escasos restos que a día de hoy quedan de la Alcazaba, y se ha construido un Mirador panorámico con unas vistas privilegiadas, tanto del pueblo como del Valle del Nacimiento, de Sierra Nevada y el Peñón de la Almirez (2.539 metros) que también forma parte del límite entre nuestro término municipal y el de Laujar de Andarax. Está declarada BIC.

Aljibe Árabe

En pleno arrabal musulmán, se encuentra uno de los aljibes construidos en piedra mejor conservados de toda la provincia de Almería. Cuando apreciamos este edificio, podemos entender el potencial demográfico con el que contaba Fiñana en el periodo musulmán, ya que su destrucción está datada entre los siglos XII – XIV.

Se trata de un aljibe de planta rectangular cubierto por una bóveda de cañón construida en pizarra, que ha sido rehabilitado en el año 2004. Se ha convertido en un edificio polivalente que se utiliza como centro de visitantes, sala de exposiciones (es sala del programa Itinerarte de la Consejería de Cultura), lugar donde se imparten cursos de patrimonio, sede de los cursos de verano de la Universidad de Almería, espacio de audiciones de música y de lectura.

Conserva la cimbra por donde entraba el agua, que era traída directamente de Sierra Nevada y también podemos apreciar en el centro de la bóveda de cañón pirámides truncadas a modo de tragaluces para la entrada del aire y la luz. Igualmente se ha usado como espacio para recoger el agua de lluvia cuando dejó de entrar agua desde la sierra.

Durante las fiestas de verano, se realiza en su interior, así como en todo el barrio de la alcazaba al Velada Fiñaní, realizándose bailes musulmanes y poniendo en valor la huella árabe que aún se puede apreciar en el barrio y el importante patrimonio que aún conservamos.

Mezquita Almohade

De finales del siglo XII y principios de XIII es la Mezquita Almohade de Fiñana. Gil Albarracín y Barceló Torres, afirman que, según el análisis de las yeserías, nuestra mezquita se ha convertido en la actualidad en el único conjunto almohade peninsular que, a pesar del paso del tiempo y de las agresiones sufridas, conserva el muro de la quibla y parte de la decoración que adorna la portada del mirhab, constituyendo el edificio más completo de todos los conservados de aquella época en nuestro país. Fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter nacional el año 1983.

Igualmente hemos de conocer que, cuando Fiñana pasa a formar parte de la corona de Castilla, éste fue el primer templo cristiano de la villa, por bula papal de 1504, recibiendo el nombre de la Iglesia de Santiago. Actualmente se le conoce como la Ermita de Ntro. Padre Jesús Nazareno.

Por último reseñar que fue a partir de este periodo: del siglo XII al XV cuando asistimos a un crecimiento económico y político de la villa de Fiñana, ligado a una importante industria sedera, (son famosos sus pañuelos de seda conocidos en toda la península con el nombre de “Alfiñames”) y al sistema geoestratégico del momento, que convirtió a Fiñana en un enclave que controlaba las comunicaciones entre Almería y Guadix hacia Granada.

Ermita de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Fiñana - Mezquita Almohade

Refugio de Ubeire

A quien le guste disfrutar de la naturaleza en estado puro, a 1.560 metros de altitud, en pleno corazón de Sierra Nevada y debajo del Cerro Almirez, tiene aquí un entorno privilegiado donde la estancia no pasará inadvertida y las rutas de senderismo, la vegetación y flora autóctona, así como la convivencia en familia o con grupos de amigos, tiene su mejor práctica.

Posee 4 módulos con capacidad para 30 personas. Dispone de luz eléctrica, (con placas de energía solar) y agua caliente, además comparten zonas comunes como barbacoa, horno, cocina equipada y comedor. Este refugio cumple con las normas arquitectónicas del parque y tradicionales de la comarca, ya que está construido a base de lajas de pizarra con techumbres típicas de las construcciones de montaña de la zona.

El agua, los castaños, la repoblación forestal del pino llevada a cabo en los años 70, la búsqueda de robellones y setas de álamo, la nieve, la tranquilidad y quietud de la naturaleza, la práctica del senderismo y la puesta en valor de la convivencia entre amigos y familia…, todo esto está garantizado en dicho refugio.

Fiesta del Corpus

De gran tradición y festividad solemne se recuerda y todavía se vive en Fiñana la festividad del Corpus Christi. A lo largo de todo el eje principal del pueblo, desde la Ermita de San Torcuato hasta la Ermita de las Ánimas, se engalanaba con la vegetación de ribera del río y la rambla: paraíso, álamos y similar vegetación, dando un aspecto propio y peculiar al pueblo y a un día de significativa importancia. Por tanto, el olor de dicha vegetación, el colorido que adquieren las calles adornadas, el esfuerzo conjunto de fiñaneros y fiñaneras, y la devoción por una fiesta que en nuestro pueblo tiene un sabor propio y especial, queda patente este día.

Los altares jalonaban los rincones de las distintas calles por donde procesiona la Sagrada Forma, que en dos sesiones procesionales, recorre durante la mañana el trayecto desde la Iglesia hasta la Ermita de las Ánimas y por la tarde, desde el templo parroquial hasta la Ermita de San Torcuato.

Caños de Jesús

Son tan antiguos y presentes en la tradición fiñanera que se han rescatado en diciembre de 2007 como algo consustancial a la tradición de nuestro pueblo y en todo momento ligado a la Mezquita de Fiñana o Ermita del Padre Jesús. Cambiando de forma a lo largo de la historia, de siempre han existido en la actual confluencia de la Calle Santiago, Calle Real y sus intersecciones Calle Zarza y Calle Sol.

De obligado paso debido al lugar céntrico en el que se encuentran enclavados, por todos son conocidos y valorados, no en vano el entorno de “Los Caños de Jesús” vienen a ser lugar de reunión de grupos, pandillas o lumbres en San Sebastián y paso obligado para contemplar al Padre Jesús Nazareno, talla barroca del siglo XVII de primer orden y de gran devoción por todos.

Como testigo de paso del tiempo, los Caños de Jesús, pretenden ser referente de la historia reciente y pasada de nuestro pueblo, como algo consustancial y propio de él, algo que siempre va a ser valorado por todos.

Caños de Jesús

Ermita de San Antón

Ermita de San Antón de Fiñana

Ermita de las Ánimas

Ermita

Fuentes y Manantiales

  • Fuente El Rosal
  • Fuente de Ubeire
  • Fuente de la Víbora
  • Fuente del Término
  • Fuente Encañada I
  • Fuente Encañada II
  • Fuente Encañada III
  • Fuente de las Candongas
  • Fuente del Refugio El Doctor
  • Rezúmenes del Barranco de Ortiz

Cortijos de Fiñana

– Cortijo La Noria
– Cortijo del Llam
– Casería del Faz
– Casería Venta Ratonera

Gastronomía

Hablar de la cocina típica fiñanera, es hablar de productos naturales, producidos en el municipio y sabiamente aderezados, al igual que ocurre en buena parte de nuestra geografía. Hoy día, aún podemos degustar las tradicionales gachas de harina de maíz, (familiarmente conocida también como harina de «panizo»). El complemento fundamental de las gachas es el caldo colorao con pimientos asados y pescado (jurel, boquerón o sardina). Las migas, bien de pan o en tortilla, como aparecen en la fotografía superior, se toman sobre todo en días de lluvia y se acompañan con pimientos orejones o tocino frito.

Típico plato fiñanero es la zaramandoña, compuesta a base de calabaza pasada, pimientos secos, tomate pasado, aceitunas, cebolla, bacalao y una buena cantidad de aceite de oliva. Muy sabrosa está la fritada de conejo, bastante sencilla de realizar a base de pimiento y tomate. Al igual que el ajillo de choto o conejo.,

En la amplia y rica variedad con la que cuenta la cocina fiñanera, también podemos mencionar los tradicionales gachicos o las gachas tortas con liebre, entre otros sabrosos platos. La repostería con ser sencilla, no deja de ser suculenta: buñuelos, roscos fritos de sartén, roscos de vino, o arroz con leche, pueden ser una buena representación de la misma.

Cómo llegar a Fiñana

Salir de Almería en dirección Huércal de Almería, atravesar éste y continuar en carretera nacional 340. Seguir en dirección: Almería – E-15 – N-340 – Nijar – Murcia. En la rotonda, tomar la salida 1 Continuar en: A-92A en dirección: A-92 – Benahadux – Guadix. Travesía de Benahadux. En la rotonda, tomar la salida 3 Continuar en: A-92 en dirección: Guadix – Granada. Tomar la salida en dirección: Salida 333 – Parque Natural de Sierra Nevada – Fiñana. Continuar hasta Fiñana.

Distancias

Níjar 92 km
Almería 69 km
Abrucena 7,5 km
Doña María Ocaña 15 km
Láujar de Andarax 48 km
Alhama de Almería 65 km

Donde dormir

  • Las Paratas del Faz I

Senderos de Fiñana

Ruta de los Molinos de Fiñana
Sendero Refugio de Ubeire – Cortijo del Rosal

Plaza de la Constitución

Ayuntamiento de Fiñana

Las Tahas de la Alpujarra Almeriense

La Comarca de la Alpujarra ocupa una estrecha franja que se extiende desde las cumbres de Sierra Nevada hasta el mar Mediterráneo, acogiendo a la llamada “cadena litoral”, formada por las sierras de Lújar, Contraviesa y Gádor.

Como consecuencia, solo el surco intramontañoso de los valles de los ríos Guadalfeo y Andarax, así como el “pasillo del río Adra”, junto con algunas zonas costeras, contienen espacios relativamente llanos que se sustraen al dominio montañoso del conjunto.

Por su parte, la Comarca del Alto Nacimiento ocupa la ladera norte de la Sierra Nevada almeriense, extendiéndose por el altiplano surcado por este río, para ascender a las cumbres de la Sierra de Baza – Filabres.

Hundiendo sus primeros asentamientos humanos en la prehistoria, con importantes yacimientos de la Edad de Cobre, correspondientes a la Cultura de los Millares, singulares vestigios argáricos, fenicios, púnicos y romanos salpican nuestra geografía.

Sin embargo el principal referente paisajístico del territorio es la profunda huella islámica, reflejada en el aterrazamiento de la media ladera, sustentada por balates de piedra, y la creación de una extensa red de acequias (esfuerzo titánico continuado en época cristiana).

Desde la época nazarí, última etapa de la cultura musulmana en Al-Andalus, hasta la repoblación de Felipe II en 1575, La Alpujarra se encontraba organizada en tahas, demarcaciones de pueblos cercanos entre sí con una fuerte vinculación social y económica.

La cartografía nos muestra una adaptación de aquella demarcación a nuestra propuesta turística, creada para que el visitante pueda profundizar en el conocimiento cercano de la comarca.

Las Tahas de la Alpujarra Almeriense - Alto Nacimiento

Dipalme

Visita a Fiñana realizada el 07/05/2022, desgraciadamente todos los monumentos estaban cerrados!!!!


0 comentarios

Deja un comentario