Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Frigiliana

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Frigiliana, Comarca de la Axarquía

El pueblo de Frigiliana se encuentra al este de la Comarca de la Axarquía, en las estribaciones de la Sierra de Almijara. El núcleo urbano se halla a más de 430 metros sobre el nivel del mar, dista 56 kilómetros de la capital de la provincia y sólo 6 de Nerja. La zona registra un índice pluviométrico anual en torno a 600 l/m2 y la temperatura media es de 18º C.

El pueblo es un entramado de calles estrechas empedradas alineadas por casas blanqueadas, con balcones de hierro forjado llenos de macetas de brillantes geranios rojos.

Pequeñas plazas que proporcionan un asiento en la sombra mientras los bares del pueblo se hacen populares con los visitantes que vienen aquí a saborear el vino de producción local. Hay también varias tiendas excelentes que venden alfarería y cerámica, incluyendo platos decorativos con su distintivo diseño árabe.

Historia de Frigiliana

Aunque todos los datos apuntan a que los primeros asentamientos humanos en el actual término municipal podrían pertenecer al periodo del Paleolítico Superior, en directa correspondencia con los hallazgos de la Cueva de Nerja, es igualmente cierto que hasta ahora no se han encontrado indicios fehacientes de este hecho en el yacimiento de la Cueva de los Murciélagos, utilizada como necrópolis por los primeros pobladores. Se podría afirmar que en esta cueva se encuentra el origen del pueblo de Frigiliana.

La presencia humana también se hace patente en las posteriores etapas de la Edad de los Metales, como atestigua el Poblado de Los Poyos del Molinillo, que se encuentra en una ladera de fuerte pendiente en uno de los márgenes del río Higuerón. Es un típico asentamiento de la Edad del Bronce, en el que se hallaron, entre otros, varios molinos nabiformes de gran tamaño, abundantes fragmentos cerámicos y algunos objetos metálicos. En las inmediaciones del poblado fue localizado el enterramiento de un individuo juvenil junto con un puñal argárico, la datación de estos restos nos sitúa la inhumación en una cronología comprendida entre 2500-1870 años a.C.

En 1965 fue descubierta la Necrópolis del Cerrillo de las Sombras. El hallazgo está compuesto de sepulturas individuales en fosas excavadas, en el interior de los cuales se colocaban las urnas funerarias que contenían los restos incinerados de los cadáveres. Además, en las urnas estaban presentes el ajuar del difunto, anillos, pulseras, broches… Esta necrópolis está fechada entre los siglos VII y principios del VI a.C. y constituye uno de los pocos ejemplo en Andalucía donde puede estudiarse la estrecha relación entre el mundo colonial fenicio y el sustrato de la población indígena del entorno cercano.

Igualmente podemos ver algunos indicios de una posible ocupación romana en Frigiliana, en los alrededores del actual casco urbano y, más específicamente, en el peñón de “El Fuerte” y umbrías de El Acebuchal, donde se han hallado algunos restos pertenecientes a estos momentos.

La construcción de una fortaleza árabe sobre la colina de Lízar, en cuya ladera suroeste se asienta el casco antiguo se data al menos en el s. XI.

Los árabes introdujeron los cultivos de la huerta y la caña de azúcar en las tierras más próximas, donde el sistema hidráulico conducía las aguas del río Alcóntar, hoy Higuerón.

El olivo, el almendro, la higuera otros propios del secano encontraron su lugar en las zonas pizarrosas que, por la configuración orográfica de los terrenos, eran más inaccesibles a tal sistema de irrigación. Otros lugares se reservaban a la plantación de moreras, como principal alimento de los gusanos de seda, generadores de materia prima para la confección de los afamados y ricos tejidos que se producían  en todo el territorio de la Axarquía (del árabe Šarqíyya, que significa “parte oriental”).

El lento pero seguro avance de la Reconquista llegó a Frigiliana en 1485, siendo su alcaide Atanqueyden quien rindió la alquería a las huestes cristianas sin derramamiento de sangre. Siete años más tarde, la Reconquista concluyó finalmente con la rendición de Granada. Los Reyes Católicos, ante la necesidad de mantener productivas las tierras que eran abandonadas por los conquistados, los moriscos, y a la vez obsequiar a aquellos que les habían ayudado durante la conquista, ordenaron que estas pasaran a ser patrimonio del judío Maimón Leví en 1490, junto con tierras de Nerja y Maro, según consta en los repartimientos hechos por los Repartidores Francisco de Alcaraz, Cristóbal de Mosquera y por el Juez Reformador Juan Alfonso Serrano. Fue por tanto en la última década del siglo XV cuando Frigiliana integró las tres culturas: hispano-musulmana, cristiana y judaica. Sin embargo no duró mucho la propiedad en manos de Leví, ya que el decreto de expulsión de los judíos le obligó a vender al alcaide de Vélez.

A pesar de la amarga derrota, los árabes no perdieron su identidad y siguieron explotando sus tierras a cambio de tributos, respetándose por parte de los vencedores sus costumbres. A partir de entonces fueron conocidos como mudéjares o cristianos nuevos. Pero esta relativa tranquilidad duró tan solo algunos años, rompiéndose las promesas hechas a los musulmanes de respetar la fe islámica, obligándolos a convertirse al cristianismo en cristianos nuevos, llamados también moriscos, o de lo contrario, huir al norte de África. Esta circunstancia dio origen a revueltas y despoblación, y fue durante el reinado de Felipe II cuando esa represión tomó mayor virulencia con la promulgación en 1567de la Real Pragmática auspiciada por el inquisidor Pedro de Deza, en virtud de la cual se prohibía a los moriscos llevar armas, hablar y escribir en su lengua, tanto en público como en privado, usar sus vestidos tradicionales y practicar sus costumbres.

La rebelión de los moriscos de todo el Reino de Granada se inició en las Alpujarras granadinas en 1568 encabezada por Aben Audalla y llegó a esta comarca, por entonces llamada Bentomiz, un año después. Organizados por Martín Alwacir y comandados por Hernando el Darra, vecino de Frigiliana, los moriscos de Bentomiz, en número aproximado de 7.000, se hicieron fuertes en El Peñón de Frigiliana, conocido por los lugareños como “El Fuerte”. Estratégicamente, el emplazamiento era perfecto tanto para la defensa como para la huida en caso de derrota, pero el ejército cristiano, con mayor experiencia y mejor armado, bajo el mando de D. Luis de Zúñiga y Requesens, acabó con la resistencia el 11 de junio de 1569 en la conocida como Batalla del Peñón de Frigiliana. Aunque la guerra se prolongó durante un año más a causa de un pequeño núcleo de resistencia huido de la batalla, Frigiliana fue el último reducto musulmán en caer, la vida y civilización musulmanas que habían enriquecido durante ocho siglos la historia ibérica, desapareció de la faz de la corona para siempre. Así, a partir de 1570 se decreta la expulsión de los moriscos y consecuentemente la despoblación y hundimiento de la alquería de Frigiliana.

Fue en estos últimos años de s. XVI cuando la familia Manrique de Lara comenzó la construcción de su casa solariega, hoy conocida como “El Ingenio”, a la par que iniciaba la labor repobladora a base de cristianos viejos. EN el año 1600, Frigiliana contaba con 100 habitantes, a pesar de que en este último tercio de siglo hicieron acto de presencia varias epidemias como la peste y el carbunco, calamidades que se prolongaron durante varias centurias del s. XVII. En 1630 Don Iñigo Manrique de Lara recibió el título de Conde de Frigiliana de manos del entonces rey Felipe IV, quien también concedió a Frigiliana el título de Villa diez años más tarde, por lo que desde entonces dejó de pertenecer a la jurisdicción de Vélez-Málaga. A partir de entonces Frigiliana Comienza a organizarse social y económicamente con la delimitación del término municipal y el establecimiento del ayuntamiento.

A comienzos del s. XVIII, Frigiliana contaba con 500 habitantes. Este siglo estuvo marcado por las manifestaciones de tipo religioso con la fundación de distintas cofradías, a la vez que se registraba un importante crecimiento de la población que se sitúa a finales de la centuria en torno a los 1.700 habitantes.

Los primeros años del s. XIX estuvieron marcados por la Guerra de la Independencia y las epidemias, que siguieron castigando a la población de forma virulenta. El cementerio parroquial se quedó pequeño para albergar a tan alto número de difuntos, por lo que hubo de hacerse uso del cementerio municipal, levantado en 1791.

Durante estos años las pasas, higos, vino, caña de azúcar y batatas son el soporte económico de la población, aunque ya se tiene constancia de cierto tejido industrial reflejado en la existencia de una almona (fábrica de jabón), una fábrica de papel de estraza, un molino harinero y los trapiches que ya existían en el siglo anterior.

El último tercio de siglo estuvo presidido por la presencia de varias partidas de bandoleros en las sierras de la comarca, aunque lo que verdaderamente marcó definitivamente los años finales del siglo XIX fue la aparición de la filoxera, esta plaga, que se extendió por todo el país, acabó con todos los viñedos de Frigiliana alrededor del año 1880, y consecuentemente con la producción de vino y pasa. Sin embargo, a pesar de esta nueva desgracia natural, y paradójicamente, el número del Padrón Municipal alcanza su máximo histórico, registrándose en 1887 la cifra de 3.197 habitantes.

En el s. XX cabe destacar el estallido de la Guerra Civil Española (1936-1939), que supuso en Frigiliana la destrucción de parte de su patrimonio a cargo de miembros anarquistas del Frente Popular, que quemaron los retablos e imágenes del templo parroquial de San Antonio y de la ermita de San Sebastián. Los años de la postguerra estuvieron protagonizados por el hambre y por los enfrentamientos en la sierra de Frigiliana entre los detractores del nuevo régimen de Franco (los maquis) y la Guardia Civil.

El 20 de enero de 1952 son capturados los últimos rebeldes en el puerto de Málaga, terminando así con unos años de terror e infausto recuerdo en la historia local.

Fuente: Ayto. de Frigiliana

Monumentos de Frigiliana / Qué ver

El Fuerte
Castillo de Lizar
La Fuente Vieja
Los Reales Pósitos
Restos Arqueológicos
Iglesia de San Antonio de Padua
Mosaicos de la Rebelión de los Moriscos
Casa Solariega de los Condes (El Ingenio)
Ermita Santo Cristo de la Caña o Ermita del Ecce-Homo

Casa del Apero / Museo Arqueológico de Frigiliana

Probablemente se construyó a principios del s. XVII, quizás coincidiendo con la edificación de la iglesia y el Ingenio, toda vez que la función de este Apero era la de servir de edificio de servicios para las actividades económicas de aquella época. Así, se usó como almacén de los instrumentos de labranza y algunos productos agrícolas, para dar cobijo a los animales de trabajo, además de albergar las viviendas para los trabajadores temporales o personal de los condes.

Hoy día las edificaciones que lindan con el patio interior son propiedades privadas, pero originalmente pertenecieron al edificio.

En la actualidad la Casa del Apero alberga en la primera planta, en lo que fueran las antiguas cuadras, el Museo Arqueológico de Frigiliana, inaugurado el 19 de diciembre de 2009, único Museo Arqueológico de la Axarquía, se encuentra inscrito dentro de la Red Andaluza de Museos. También ésta primera planta alberga la oficina de turismo y una Sala de Arte Contemporáneo. En la planta superior encontramos la Biblioteca Municipal y la Sala de Exposiciones Temporales.

Jardín Botánico

La idea desarrollada en este jardín es reunir una muestra de plantas que han sido útiles a los habitantes de Frigiliana a lo largo de los últimos siglos, bien sea para la alimentación, como para usos curativos, cestería, fabricación de calzado, industria de la seda (que alcanzó su máximo desarrollo en época musulmana), fabricación de papel o perfumes, etc.

El jardín se adapta a la topografía tradicional del terreno, abancalada, matriz paisajista de estos pagos, integrándose así con el entorno sin grandes artificios.

Con el tiempo este espacio se irá enriqueciendo con nuevas especies y las plantas actuales darán sombra, flores, frutos, para que así el pueblo de Frigiliana y sus visitantes sean testigos directos de todos los beneficios que estas plantas y árboles nos han dado a lo largo de la historia.

El jardín botánico fue inaugurado en 2010 y es accesible desde la Avenida Carlos Cano, y recientemente también desde otros dos puntos situados en el propio casco antiguo, accediendo al jardín desde el Callejón del Agua, en Calle Real, y también desde esta calle a través de La Huerta.

El jardín también incluye una pista de petanca, donde vecinos y turistas practican este deporte.

Gastronomía de Frigiliana

Si existe algún plato por el que se identifique culinariamente a Frigiliana, ese es el «choto». Este producto de la comarca suele presentarse con variedad de salsas.

Los «potajes» tan propios de la cocina axarqueña, alcanzan en Frigiliana multitud de variedades locales que los diferencian de los del resto de la comarca. De esta forma, potajes como el de coles, el de hinojos o el de Semana Santa, este último a base de bacalao que, junto con las tortillitas de huevo y harina mojadas en miel de caña, se considera el típico menú de vigilia propio de la celebración religiosa a la que debe su nombre.

La «Arropía y las Marcochas» representan el apartado repostero autóctono de esta cocina. El principal ingrediente de sus dulces es la miel de caña, su rica arropía.

Pero si bien toda esta cocina tiene como soporte exclusivamente productos naturales, la mayoría de ellos de producción propia como el aceite de oliva o la miel de caña, no le van a la zaga estos caldos a los que se conocen como «vinos del terreno», presentando diferentes tipos, tonalidad y graduación, los cuales pueden degustarse en esta Villa.

Fiestas y Tradiciones del municipio

  • San Sebastián (20 de enero)
  • Carnaval (primer sábado de cuaresma)
  • Semana Santa
  • Día de la Cruz (3 de mayo)
  • Feria de San Antonio (entorno al 13 de junio)
  • Festival Frigiliana 3 Culturas (último fin de semana de agosto)

Fuentes y Manantiales

  • La Fuente Vieja
  • Fuente de Simón
  • La Fuente El Chorro
  • Fuente de la Sargenta
  • Rezume del Río Chillar
  • Mina del Río Higuerón
  • Fuente de la Calentura
  • Fuente del Barrio Alto
  • Surgencia del Río Higuerón
  • Fuente del Pinarillo Espeso
  • Fuente de las Tres Culturas
  • La Fuente de la Venta Cebollero
  • Surgencia del Barranco de los Garzos
  • Fuente de los Cahorros Altos del Higuerón

Cómo llegar a Frigiliana

Hay que tomar la autovía del Mediterráneo (A-7; N-340) dirección Motril, y poco antes de llegar a Nerja, adentrarse en la MA-105, que desemboca directamente en Frigiliana.

Distancias desde Frigiliana

Nerja 6 km
Torrox 15 km
Málaga 59 km
Granada 111 km

Senderos / Senderismo en Frigiliana

Los amantes de la naturaleza están de enhorabuena ya que Frigiliana ofrece esta alternativa de ocio en su condición de puerta del Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama. Multitud de rutas a lo largo de estos parajes vírgenes cargados de historia donde disfrutar de la contemplación de la maravillosa fauna y flora mediterráneas, de sus cursos salvajes de agua, de sus barrancos encajados y si corona alguna de las cimas cercanas, de sus excepcionales vistas panorámicas hacia los montes africanos, la bahía de Málaga y las costas granadinas.

Con una extensión de 40.663 hectáreas, este Parque Natural abarca gran parte del macizo montañoso que va desde el río Puente de Piedra en Alcaucín (Málaga), hasta la carretera de la cabra montés de Otívar (Granada).

Aquí se incluyen una alineación continuada de escarpes rocosos que constituyen la altura más prominente de la geografía sureña hasta la costa portuguesa. Con sus 2.068 m de altitud, el pico Maroma no encuentra rival, siendo la atalaya dominante hacia el poniente con espectaculares panorámicas sobre las dos orillas del Mediterráneo.

Además de las rutas ya establecidas, que le pueden llevar a la Fuente del Esparto, los restos del Castillo de Lízar, el Acebuchal, El Fuerte o Alcóntar, si visita Frigiliana coincidiendo con el último domingo de cada mes, el consistorio organiza rutas guiadas a pie por los parajes más significativos de nuestra sierra y alrededores, con rutas para personas de todas las edades y condición, llevándoles a parajes tan conocidos como las cimas de La Cuesta del Cielo, Navachica o La Maroma, esta última a 2.068 metros sobre el nivel del mar, o bien disfrutar de paseos más sosegados haciendo, por ejemplo, la ruta de las ventas, en la que pasará por las antiguas ventas de Cándido, Pradillos, María Guerrero, u otras más conocidas como la de Cebollero o Panadero.

Sendero Frigiliana – El Fuerte + info
Sendero Frigiliana – Fuente del Esparto + info

Mirador Puerto de Frigiliana

Barrio Morisco de Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana.

Frigiliana

Frigiliana

Callejón del Arriero, Frigiliana.

Callejón del Arriero portada. Frigiliana

Callejón

Frigiliana

El Torreón de Frigiliana

Peñón de la Sabina

El Peñón de la Sabina se localiza justo por detrás de El Ingenio.

Este histórico Peñón, llamado de la Sabina, se desplazó de su base el 27 de Enero de 1.936 a causa de las persistentes lluvias, produciendo la consiguiente alarma en el vecindario. Se afirmó a la roca madre con potentes cables de acero.

Peñón de la Sabina de Frigiliana.

Alojamientos Rurales

  • La Posada Morisca
  • Hotel Villa Frigiliana
  • Los Tajos (6 personas)
  • Casafaye (4 personas)
  • Villa Nuria (6 personas)
  • Casita Ana (2 personas)
  • Casa David (4 personas)
  • Casa Rubio (4 personas)
  • Casa Purica (4 personas)
  • Casita Estela (4 personas)
  • El Algarrobo (4 personas)
  • Casa Marina (5 personas)
  • Casa Salomé (4 personas)
  • Hotel Rural Los Caracoles
  • Casa del Sol (10 personas)
  • Villa Herrero (4 personas)
  • Casa Morango (5 personas)
  • Casa Herminia (4 personas)
  • Villa Sunshine (10 personas)
  • Haza Redonda (11 personas)
  • Villa Los Cerezos (4 personas)
  • Cortijo del Peñón (6 personas)
  • Casa La Araucaria (6 personas)
  • Hacienda Vistamar (9 personas)
  • Cortijo Javier López (4 personas)
  • Pago Fuente Conejo (6 personas)
  • Hotel Rural Almazara (8 personas)
  • Apartamentos Axarquía (6 personas)
  • Casa Rural Los Naranjos (6 personas)
  • Conjunto Rural Las Rosas (42 personas)
  • Hospedería El Caravansar (10 personas)
  • Casa Rural Miller’s of Frigiliana (16 personas)
  • Casa Rural Alquería del Duende (16 personas)

0 comentarios

Deja un comentario