Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Cáceres

Higuera de Albalat

Pueblos de Cáceres

Higuera de Albalat

El municipio de Higuera de Albalat se ubica en la Comarca de Campo Arañuelo, en la provincia de Cáceres y pertenece a la Reserva dela Biosfera de Monfragüe. Limita con los municipios vecinos de Romangordo, Valdecañas de Tajo, Casas de Miravete y Campillo de Deleitosa. A pocos kilómetros también se encuentra Deleitosa, Almaraz y Mesas de Ibor.

Higuera es un pequeño pueblo serrano, en el que podemos disfrutar de la sencillez de las construcciones tradicionales, adaptadas a las condiciones climatológicas y a los materiales de la zona.

La zona ha estado poblada desde antiguo. De hecho, existen restos de poblamientos desde el Neolítico que se pueden seguir ininterrumpidamente hasta la Edad Media, incluidos íberos, godos o romanos, que dejaron su impronta en la población. Al igual que los musulmanes, que controlaron la zona hasta que paso a dominio cristiano aproximadamente en el siglo XII. Sin embargo, se trató de un dominio poco efectivo y acabó convirtiéndose en tierra de nadie. Fue entonces cuando se organizó una institución propia de la zona como es la Campana de Albalat, una municipalidad múltiple formada por varios concejos que estaban en comunidad.

La localidad vivió su momento álgido en los siglos XVI y XVII cuando se llevaron a cabo importantes infraestructuras como puentes  o la propia iglesia. La Campana se mantuvo desde el siglo XIII hasta el XIX, quedando hoy en el recuerdo de sus ciudadanos que rememoran el hecho histórico con una fiesta anual itinerante.

Finalmente en 1834 pasó a ser un municipio constitucional que llegó a tener 383 vecinos  en 1842.

Es conocido el funcionamiento de una antigua mina de zinc y plomo, abandonada en 1950, que llevó algo de industria a la zona, aunque fuera de modo testimonial. Finalmente la crisis endémica y el éxodo rural del siglo XX le han hecho perder un tercio de los habitantes de aquel censo. Hoy ofrece el entorno bucólico de un pueblo tradicional que asegura el disfrute total con la naturaleza.

Monumentos / Que ver en Higuera de Albalat

  • Puente de Albalat
  • Mina la Norteña
  • Iglesia de San Sebastián
  • Atalaya Árabe Castil Oreja
  • Alcornoque de los Cercones
  • Fábrica de Luz «La Luminosa»

Iglesia de San Sebastián. Fue construida en el siglo XVI en mampostería, excepto los arcos de las puertas, vanos y ventanas donde se utiliza el granito. Es de traza simple y su torre, de dos cuerpos de mampostería y ladrillo, es el emblema arquitectónico de la localidad. Alberga en su interior un interesante retablo mayor en honor a San Sebastián, de principios del siglo XVII, además de pinturas y joyas de algún valor. Sin embargo, la pieza más valiosa de la iglesia es un Cristo gótico que se encuentra en otro retablo lateral, también de corte clásico.

El entorno del pueblo es tradicional, con bonitas casas y calles de raíz popular que se complementan con algunos elementos arquitectónicos de los alrededores. Entre estos una atalaya islámica y su ciudadela de los siglos X y XI que se ubican en el monte de Castil-Oreja, de difícil acceso.

Puente de Albalat. A unos diez kilómetros encontramos el Puente de Albalat, construido en tiempos de Carlos I, un puente con dos ojos  y más de 125 metros de longitud. Conserva todavía el emblema del águila imperial bicéfala de los Habsburgo. El puente sirvió de paso para los ganados de La Mesta durante siglos y vivió en en el transcurso de la Guerra de la Independencia sus peores momentos, fue destruido y su reconstrucción no se emprendió hasta 1845 por falta de fondos.

Árbol Singular Alcornoque de los Cercones

Gastronomía de Higuera de Albalat

Son típicos del municipio los productos derivados de la matanza, las migas extremeñas, las roquillas y las floretas.

Fiestas y Tradiciones

  • Fiesta de la Virgen del Rosario (primer domingo de octubre)
  • Fiesta del Emigrante (7 y 8 de agosto)
  • San Sebastián (19 y 20 de enero)

Senderismo en Higuera de Albalat

Mina Norteña
Ruta Garganta de los Nogales – Castil Oreja

A unos dos kilómetros de Higuera de Albalat, junto a la Garganta de los Nogales, hubo una explotación minera conocida como Mina Norteña, o simplemente la Mina, a la que puede accederse gracias a caminos públicos.

Se desconoce cuando arrancaron las actividades extractivas en la mina en tiempos contemporáneos, pero si puede afirmarse que los filones de mineral fueron explotados en la Edad Media. El cercano yacimiento islámico conocido como Castil Oreja está estrechamente ligado al aprovechamiento de los ricos recursos mineros de la zona.

Algunos estudios afirman que desde 1913 hasta 1920 una empresa inglesa extrajo mineral de La Norteña, siendo muy productiva en aquel momento. A mediados del siglo XX se retomaron los trabajos mineros. En 1956 fue definitivamente abandonada, siguió un proceso similar al de muchas otras explotaciones extremeñas debido a los elevados costes de producción y transporte, lastradas por unas comunicaciones deficitarias que hacían poco competitivos los minerales aportados.

En la Norteña se extraía plomo, zinc y plata, de galerías excavadas en la roca mediante sistemas mecánicos y manuales tradicionales. Una vez arrancada la piedra de las entrañas de la tierra, era sacada al exterior mediante vagonetas sobre raíles para su selección.

De aquellos tiempos se conserva un interesante patrimonio minero, que en un futuro inmediato será adecuadamente valorado para disfrute público. Del poblado minero se mantienen en pie algunas edificaciones. Pozos de ventilación, bocaminas, canalizaciones de agua, una pequeña presa, que también derivaba agua hacia la «fábrica de luz», son algunas de las estructuras visibles.

La Junta de Extremadura ha realizado obras de cerramiento y sellado de las bocaminas en un intento de minimizar la peligrosidad para la seguridad de las personas inherente a complejos mineros abandonados. Gracias a estas actuaciones se han recuperado materiales de trabajo: vagonetas, carros, raíles, motores, picos, palas, barrenas, esportones y mazas.

Ruta Garganta de los Nogales

Distancia: Ruta 1: 8,4 km | Ruta 2: 7,1 km
Tiempo de recorrido: Ruta 1: 3 h 10 min. | Ruta 2: 2 h 50 min.
Tipo de ruta: Circular
Dificultad: media-alta
Época recomendada: primavera, verano, otoño

La ruta se inicia en Higuera de Albalat, a la altura del Centro Social. Es un recorrido circular de 8,5 kilómetros de longitud, ideal para ser realizado a pie, en un tiempo estimado de entre 3 y 4 horas.

El tramo inicial discurre en dirección sureste, siguiendo la carretera que une Higuera con Deleitosa. Superado el kilómetro inicial, ha de tomarse un desvío a la izquierda por un camino terrero. Transitará el caminante, entonces, entre alcornoques, olivos, encinas y apretados matorrales de retamas y jaras.

UN nuevo desvió, también a la izquierda, lleva la ruta hacia el paraje de La Parrilla. Recorridos 700 metros el itinerario nos lleva hacia la Mina Norteña. Este yacimiento tuvo dos funciones básicas, consolidar la defensa de la frontera en la margen sur del río Tajo, y la explotación de las vetas de mineral existentes en la zona. Centurias después, en el siglo XX, en la finca llamada El Corcho, se abrieron nuevas minas para la extracción del plomo, zinc y plata.

Poco antes de llegar a un puente sobre la Garganta de los Nogales se toma un camino a la izquierda, que, paralelo a la corriente del agua, conduce a la mina. Los filones fueron explotados en dos etapas, entre 1913 y 1918 y entre los años 40 y 50. Las instalaciones mineras pueden ser visitadas siguiendo las precauciones de seguridad habituales para este tipo de lugares. Pertenecientes al patrimonio minero son el poblado para los trabajadores, bocaminas estructuras hidráulicas (presa y canalizaciones).

Superadas las instalaciones industriales, la ruta continúa por la garganta, donde, muy próxima, se encuentra una represa que genera un pintoresco escenario de verdor en el que los alisos y otras plantas de ribera crean un oasis para el caminante.

Hacia el norte, sobre la sierra, pueden contemplarse los restos del Castil de Oreja, un interesante asentamiento arqueológico de origen islámico, habitado entre los siglos X y XII.

Desde la pequeña presa el agua se canalizaba a la «fábrica de luz», a donde llegaba con fuerza acompañada de las aguas aportadas por otro arroyo a ella conducido. La electricidad se generaba en un viejo molino harinero debidamente transformado para este fin. La energía generada abastecía a Higuera, Romangordo y Casas de Miravete.

Siguiendo el canal, se alcanza el arroyo La Gargantilla, muy encajonado aquí. Rebasado el curso de agua, la ruta continúa por su margen izquierda, teniendo referencias y señalizaciones en todo momento. Ochocientos metros más tarde, tras pasar la unión de las dos gargantas, se aprecian estructuras hidráulicas ligadas a un molino harinero. Se llega a contemplarlo a través de un camino de piedra ligeramente desviado del itinerario principal.

La ruta continúa siguiendo la margen derecha del arroyo, hasta alcanzar la carretera que une Deleitosa y Valdecañas con Higuera. Se vuelve así al punto inicial del trayecto.

Una variante más larga dela ruta que lleva, desde el molino y circundando por la margen derecha de la Garganta de los Nogales, a antiguos huertos y a la ladera del Cancho de la Gitana, se ascenderá entre pinos, encinas y jaras hasta la carretera mencionada.

Distancias desde Higuera de Albalat

Cáceres 98 km
Almaraz 30 km
Jaraicejo 20 km
Romangordo 3,5 km
Casas de Miravete 10 km

Ayto. de Higuera de Albalat


0 comentarios

Deja un comentario