Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

Hinojales

Pueblos de Huelva

Hinojales

El pueblo onubense de Hinojales está situado al norte de la provincia, en el límite con la de Badajoz, que cuenta con interesantes edificios y puntos de interés como la Ermita de Ntra. Sra. de la Tórtola y la Iglesia de Ntra. Sra. de la Consolación, ambos catalogados como Bienes de Interés Cultural.

El término municipal de Hinojales está incluido en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo, ideal para la ganadería, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones ideales.

Historia de Hinojales

Hinojales tiene su origen en la época de repoblación, aunque se ha detectado la presencia humana anterior. La repoblación convierte a esta localidad en una avanzada del reino de Sevilla, en cuyo alfoz se incluye en 1253.

Incluida en tierras de realengo y dependiente del municipio de Aracena, Hinojales conoció un importante aumento de la población en el siglo XIV, en que comienza a construirse la iglesia parroquial.

Lograría su independencia de Aracena por un real decreto firmado por el emperador Carlos V, en un momento en el que la corona vende este tipo de derechos para sanear su maltrecha economía.

Monumentos de Hinojales

Ermita de de la Tórtola. Estilo Barroco, reconstruida en el S. XVIII sobre un templo anterior: Los orígenes de esta construcción resultan inciertos, pero parecen remontarse a época visigoda, aunque su aspecto actual corresponde a las ermitas del siglo XVI y XVIII. En esta ermita se encuentra la Virgen de la Tórtola, obra anónima del segundo tercio del XVI, talla muy venerada en esta localidad. En honor a esta Virgen se celebran las fiestas de Hinojales entre el último día de Abril y los primeros de Mayo.

En el interior, incrustada en el suelo, se halla la famosa lápida paleocristiana, con inscripción visigoda, fechada en el año 568 d.C. correspondiente al reinado de Amalarico.

Templo Parroquial de Nuestra Señora de la Consolación: De estilo gótico-mudéjar, de fines del siglo XV o principios del siglo XVI.

Yacimientos Arqueológicos

Lápida paleocristiana, siglo VI.

Gastronomía de Hinojales

Son típicos en el municipio los productos derivados del cerdo, y es común que las familias engorden uno o varios animales para la celebración de la matanza.

Dulces: Flores. Perrunillas. Pestiños. Roscos.

Cómo llegar a la localidad

Salir de Huelva en dirección San Juan del Puerto – Trigueros y Fregenal de la Sierra. En los alrededores de San Juan del Puerto, girar a la derecha: N-435 en dirección: Trigueros – Badajoz. Atravesar Valverde del Camino. Continuar en: Carretera de Zalamea. Continuar en: N-435 y pasar cerca de El Pozuelo. En los alrededores de Zalamea la Real, girar a la derecha: A-461. En Campofrío, girar a la derecha: A-479. Atravesar Aracena. Pasar Aracena en dirección Cañaveral de León. Atravesar Cañaveral de León y seguir indicaciones hasta la localidad.

Distancias desde Hinojales

Aroche 61 km
Jabugo 39 km
Sevilla 112 km
Huelva 130 km
Aracena 27 km
Badajoz 124 km
Zalamea la Real 78 km
Cañaveral de León 6,5 km

Senderismo en Hinojales

Sendero Camino de la Víbora

Longitud del trazado: 1,6 km
Duración (ida): 45 minutos
Grado de dificultad: Baja

El sendero se adentra en una variada dehesa de encinas, alcornoques y quejigos en la que hay intercaladas pequeñas huertas familiares, dedicadas a olivos y frutales. Destaca el elaborado manejo de la piedra que se hace patente en las construcciones rurales y, especialmente, en el camino empedrado, muros y acequias. Fauna con abundancia de aves frugívoras como mirlos, zorzales, currucas, etc y también de especies cinegéticas, siendo conejos, liebres, perdices, ciervos y javalíes las más frecuentes.

En la mayor parte del recorrido predominan los materiales carbonatados cuya peculiar meteorización conduce a la formación de suelos de color rojo intenso.

En su parte norte, el sendero discurre por la Colada de las Tablas. Se trata de una antigua Vía Pecuaria o camino usado estacionalmente por los ganaderos trashumantes, desde tiempos inmemoriales hasta hace pocos años, para trasladar sus rebaños a las zonas de pasto.


0 comentarios