Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Jaen

Hinojares

Pueblos de Jaen

Hinojares, Municipio en la Sierra del Pozo

La población de Hinojares está situada al sureste de la provincia, en las estribaciones de la Sierra del Pozo.

Hinojares limita con los municipios vecinos de Quesada, Pozo Alcón y Huesa.

Parte de su término está incluido en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el mayor espacio protegido de España: laberinto orográfico de valles, calares , tajos, montañas y altiplanos de gran importancia hidrológica (por la gran cantidad de ríos y arroyos que de él manan); botánica ( pino laricio, pino carrasco, pino negral y muchas especies endémicas ); faunístico-cinegética y paisajística. De todo lo cual se deriva que es uno de los espacios naturales más visitados y frecuentados del país.

Dentro de su pequeño núcleo urbano se encuentra la Iglesia de S. Marcos, único monumento de interés. Cuenta también con la interesante Necrópolis de Castellones de Ceal.

Para conocer la Prehistoria e Historia Antigua de Hinojares hay que referirse a Los Castellones de Ceal, uno de los más importantes asentamientos Ibéricos, localizado en sus inmediaciones. El origen de este asentamiento está en el control de la ruta comercial que desde levante introducía los productos manufacturados griegos en el Valle del Guadalquivir. Está situado en un espolón con una meseta de forma circular, por donde son abundantes los restos de murallas y construcciones de viviendas.. El estudio de la fase ibérica de la necrópolis con ricos ajuares en los que aparecen armas y cerámica griega señalan la presencia en este poblado de poderosos personajes aristocráticos. La primera fase de ocupación de este asentamiento fue a finales del siglo VII o VI a J.C., posteriormente se abandonó hasta que se construyó el poblado ibérico en el siglo IV a. J.C., que perduró hasta la etapa romana republicana..

El origen de la actual población de Hinojares es incierta, pues no se le cita en los documentos medievales de la conquista de la Sierra de Quesada-Cazorla, aunque el territorio en el que se enclava perteneció tras la conquista a Quesada. Sin embargo, en su término municipal hay aldeas y cortijos cuyos nombres si aparecen en las crónicas de la conquista castellana. En este periodo se produjo un traslado de la población de la montaña al valle. Uno de estos ejemplos es Cuenca, que fue convertida en aldea de Quesada en 1257. Estaba en la cima de un promotorio, defendida en parte por lo agreste del cerro y por una muralla con al menos cuatro torres. Disposición parecida tenía Chillar, que en 1245 era todavía un castillo y en 1257 fue entregada como aldea a Quesada.

Hinojares debió de ser una alquería o una nueva fundación en el valle tras la conquista castellana de estas tierras. Hasta 1648 dependió de Quesada, pasando entonces a ser aldea de Pozo Alcón.

En 1690 consiguió el título de villa y con ello la independiente de Pozo Alcón. Este título fue parejo a su concesión en señorío temporal a don Íñigo Rodulfo Fernández de Angulo y Sandoval, del hábito de Santiago, quien solicitó al monarca se le concediese la denominación de Hinojares. Este señorío pasó posteriormente a la casa nobiliaria del Conde de Arenales, quien solicitó al rey, que el título de Hinojares, quedase para los primogénitos de su casa. A finales del siglo XVIII el marqués de Guadalcázar e Hinojares, era señor honorario de la villa de Hinojares.

Monumentos en Hinojares

Iglesia de San Marcos.

Yacimientos arqueológicos

Aldea Cuenca. Se han encontrado restos de asentamientos romanos y árabes.

Castellones de Ceal. Restos de asentamientos ibéricos.

Urbanismo

Casas-cueva.

Barrios. Barrio Alto, Barrio Bajo, Cuevas Nuevas y Cuevas Viejas.

Gastronomía de Hinojares

Embutidos. Tocino fresco con jamón. Ajillo. Gachas con caldo de pimientos rojos. Migas. Maimones. Tallarines con conejo.

Dulces: Roscos de miga. Papajotes. Tortas de matalahúva.

Cómo llegar a Hinojares

  • A través de la A-92: coger la salida de Pozo Alcón, Cuevas del Campo, y continuar por la A-315 hasta Hinojares
  • Desde la N-IV: tomar la salida de Bailén por la N-322 hasta Torreperogil. Allí coger la A-315 hasta Hinojares

Distancias desde Hinojares

Jaén 103 km
Úbeda 69 km
Cazorla 45 km
Quesada 27 km
Pozo Alcón 7 km
Granada 119 km
Villacarrillo 70 km

Fuentes y Manantiales de Hinojares

  • Salinas de Chíllar
  • Fuente de la Iglesia
  • Manantial de Cuenca
  • Lavadero de Cuenca
  • Manantial de la Losilla
  • Manantial de la Losilla II
  • Manantial del Puente de la Cerrada
  • Fuente del Control de las Chozuelas

Sendero de las Siete Fuentes

Este sendero comienza en la plaza de la aldea de Cuenca, una pequeña aldea muy conservada y peculiar, perteneciente al pueblo de Hinojares y dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Por esta pequeña aldea discurre la cabecera del río Turrilla, donde un manantial de agua fresca y cristalina empieza a dar vida al valle y que tiene su nacimiento en Siete Fuentes.

Aquí podemos encontrar restos del Castillo Árabe situado en el cerro de la Salina y un gran lavadero tradicional donde se recuerda aquellos años de bonanza, donde todas las mujeres del municipio se reunían para su tertulia y donde más de una se tiraban los trapos a la cara.

También encontramos la cascada de la Vinatera, una cascada de agua de 100 metros que en época de lluvia y de forma temporal, nos brinda de su gran belleza.

Comenzamos la ruta tomando el camino que sale a nuestra derecha, cruzando el puente del río Turrilla, que nos lleva a las afueras de la aldea. A continuación seguimos el camino subiendo a la derecha por un serpenteante sendero, atendiendo muy bien a la traza descrita, hasta llegar a lo más alto.

Una vez alcanzada la altura, nos mantenemos en ese nivel durante unos metros, y cuando comenzamos a perder altura conectaremos con el PR-A 256, sendero de los cerros de Hinojares.

Sendero Vereda de Arroyo Molinos al Cerrillo-Cordel Romeral

Longitud de la vía: 8,58 km
Duración (ida): 3 horas
Grado de dificultad: Baja-Media
Ciclabilidad: 82%, en el resto del sendero estrechamiento.

El sendero que se propone coincide parcialmente con dos vías pecuarias que atraviesan el sur del Parque Natural, la «Vereda de Arroyo Molinos al Cerrillo» y el «Cordel Romeral». Este transcurre únicamente por caminos de tierra.

Las vías pecuarias son las rutas por las que tradicionalmente se ha desplazado el ganado para cambiar de pastos de verano a invierno, para llevarlos a los puntos de venta en las tradicionales ferias de ganado o simplemente en el recorrido diario entre las tinadas, pastos y agua.

Toda la zona presenta un ambiente árido, lo que es debido al efecto barrera al paso de los frentes nubosos que las montañas del entorno ejercen sobre esta pequeña depresión. El resultado es una vegetación más adaptada a la escasez de agua y la sequía, con espartizales y pinares de carrasco, el pino más resistente en estos ambientes. Estas comunidades, que albergan una interesante avifauna, constituyen ecosistemas muy valiosos.

El itinerario no presenta grandes pendientes pero se alternan subidas y bajadas, en un recorrido que nos llevará por lomas y laderas con interesantes vistas panorámicas. Junto a los ríos Turrillas y Tiscar, un exiguo bosque en galería con abundantes adelfas nos ofrecerá un toque de color y frescor.

La presencia de cultivos, entre los que predomina el olivar, es una constante en todo el recorrido.

Sendero las Salinas del Mesto SL-A 199

Longitud: 6,7 km
Altitud: 640 m
Desnivel acumulado ascenso: 244 m
Desnivel acumulado descenso: 246
Tipo de recorrido: Circular

Las Salinas del Mesto, que datan del siglo XIX-XX, pertenecen al municipio de Hinojares, y son salinas de manantial, es decir, agua salada procedente del subsuelo y que emerge a la superficie de forma natural. Actualmente se encuentran abandonadas.

El proceso para la explotación de la sal es sencillo. Durante el otoño, invierno y primavera, se recoge y concentra el agua salada procedente del manantial, que se conducía hacia los calentadores o concentradores (piscinas). A finales de primavera comenzaba la campaña de producción, en donde a partir de sucesivas inundaciones de las pilas o tajos y mediante la evaporación del agua, se va depositando la sal insoluble en la base de las pilas. Cuando las sucesivas capas de sal alcanzan un espesor de tres o cinco centímetros se procede a acumularla en las propias pilas, trasladándola con posterioridad a unas zonas llamadas secaderos, dónde la sal pierde la humedad, y por último se procede a su envasado como sal gorda.

Este sendero parte desde las instalaciones deportivas del municipio de Hinojares hacia la calle Real. Seguimos toda la calle sin tomar desvío hasta llegar a una fuente donde tomaremos a la izquierda.

Tras atravesar todo el municipio, continuamos sin tomar ningún desvío hasta llegar a la carretera de la travesía de Hinojares. Donde giraremos a la derecha hasta llegar a un nuevo cruce, el que tomaremos a la izquierda, llegando a Cuevas Nuevas. Seguiremos sin tomar ningún desvío hasta llegar al cruce de las «Salinas del Mesto», donde haremos un alto en el camino para disfrutar de la historia de este lugar.

Continuaremos caminando hasta llegar a otro cruce que tomamos a la izquierda. Desde aquí comenzamos el descenso entre olivos y almendros hasta llegar a una rambla. Cruzamos el río y continuamos subiendo hasta llegar a la zona asfaltada, seguimos subiendo hacia la derecha hasta llegar al final de nuestra ruta.

Fuente: Poste informativo Ayto. de Hinojares


0 comentarios