Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

Huelva

Pueblos de Huelva

Huelva

Huelva está situada en el extremo sur-occidental de España, forma parte de la región andaluza y se encuentra limitada al norte por la provincia de Badajoz, al sur por el Océano Atlántico, al este por Sevilla y Cádiz y al oeste por Portugal.
Desde Sierra Morena bajan las corrientes fluviales menores que vierten en el Guadiana o el Guadalquivir, los dos grandes ríos que enmarcan la provincia de Huelva.

También allí, en la Sierra de Aracena, nacen los ríos Tinto y Odiel, netamente onubenses y de honda significación histórica y social para la ciudad.

Huelva ocupa una superficie de 148 Kilómetros cuadrados con una población actual que sobrepasa los 140.000 habitantes.

Con algunas variantes microclimáticas, el clima de Huelva es de transición entre subtropical (de variedad bética) y templado (clima mediterráneo). En cuanto al régimen de temperaturas, es de tipo marítimo, dulce y suave, con inviernos pocos fríos y veranos suavizados por la brisa.

En resumen, uno de los climas más benignos de España, un aliciente más para poderla visitar en cualquier época del año.

La población de Huelva se remonta a épocas prehistóricas, con asentamientos Paleolíticos y Neolíticos, aunque es en la Edad del Bronce cuando empiezan a existir abundantes testimonios en la zona, adquiriendo su auge con la civilización tartésica (ss. VIII-fines del VI a. C.) vinculada la producción de minerales y su comercio, fundamentalmente con fenicios (desde la primera mitad del s. VIII a. C.) y griegos ( s. VII a. C.), testimoniado por hallazgos tan elocuentes como el depósito de armas y el casco griego encontrados en la ría de Huelva.

El contacto con estos pueblos del Mediterráneo oriental supone una transformación de la sociedad tartésica, produciendose un proceso rápido de orientalización, como se demuestra en la rica necrópolis de “La Joya”. La importancia de la civilización tartésica transcendió los límites de la península ibérica.

En época romana la zona de Huelva abarca lo que los geógrafos llamaban Beturia: región comprendida entre los ríos Betis (Guadalquivir) y Anas (Guadiana) y estaba habitada por los “celtici”. Plinio y Ptolomeo citan a Huelva con el nombre de “Onuba Aestuaria”, ciudad que llegó a acuñar moneda.

De época visigoda quedan pocos restos en la zona. Solo decir que de toda la comarca la ciudad de mayor prestigio civil y militar sería Niebla (Elepla), que incluso era sede episcopal.

Hacia el año 713 las tropas musulmanas conquistan la ciudad, denominándola Welba, y por algún tiempo llegó a ser reino de taifa independiente con la dinastía de los “Bekries”, señores de Huelva y Saltés.

La dominación musulmana de la zona termina con la conquista de Niebla en 1262 por Alfonso X el Sabio. Posteriormente, a mediados del s. XV pasa a formar parte del señorío ducal de Medina-Sidonia, situación en la que permanecerá hasta mediados del s. XIX.A finales del s. XV un hecho histórico tiene lugar en estas tierras pero es de tal importancia que trasciende la historia local para convertirse en un punto culminante en la historia de la Humanidad: Huelva se convierte en alma y cuna del Descubrimiento de América.

En el Monasterio de la Rábida, Fray Juan Pérez y Fray Antonio de Marchena son impulsores y promotores de los proyectos de Colón. Onubenses son las Carabelas colombinas, los capitanes que las mandaban y la casi totalidad de los expertos y valerosos marineros que constituían la tripulación. Finalmente, del puerto de Palos de la Frontera parte la expedición descubridora el 3 de Agosto de 1492.

Es en el s. XIX cuando suceden dos hechos de trascendental importancia para la villa: Uno de ellos es su nombramiento en 1833 como capital de la provincia de su nombre, en la división administrativa de Javier de Burgos.

El segundo, la adquisición por parte de la compañía inglesa “Matheson y Cía” de las Minas de Riotinto en 1873. A partir de entonces la fisonomía onubense experimentó un cambio espectacular: La compañía procede a la construcción del ferrocarril para el transporte de mineral ( que hasta entonces se había hecho con mulas), construcción de muelles para carga y descarga y modernización en el sistema de obtención de mineral.

Se produce un gran avance demográfico, con la incorporación de gran número de obreros, a la vez que un número considerable de familias inglesas establecen sus negocios en la ciudad, influyendo de manera determinante en ella. La ciudad se embelleció con nuevos edificios, teniendo lugar en ella los actos conmemorativos del IV Centenario del Descubrimiento de América.

El último hito histórico, ya en el siglo XX, fue la instalación en 1964 del Polo de Desarrollo Industrial, motor de la economía onubense durante los últimos años: La población pasó de 75.000 habitantes en 1960 a 140.000 habitantes en 1990.

Monumentos de Huelva

Casa Colón
Gran Teatro
Plaza de Toros
Casa del Millón
Instituto Rábida
Museo de Huelva
Estación de Renfe
Plaza de las Monjas
Ermita de la Soledad
Palacio de Congresos
Iglesia de la Milagrosa
Palacio de Mora Claros
Humilladero de la Cinta
Iglesia de la Concepción
Convento de las Agustinas
Cocheras para locomotoras
Parroquia Mayor de San Pedro
Santuario Ntra. Sra. de la Cinta
Muelle de la Compañía Riotinto
Paseo Santa Fe y Antiguo Mercado
Catedral de Ntra. Sra. de la Merced
Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús
Barrio Reina Victoria (Barrio Obrero)
Palacio Municipal de Huelva (Ayuntamiento)
Monumento a la Fe Descubridora (Monumento a Colón)

Monumentos Naturales

  • Pino Centenario Parador de Mazagón (Moguer)
  • Acebuches del Rocío (Almonte)
  • Encina de la Dehesa de San Francisco (Santa Olalla del Cala)
  • Montera de Gossan (Nerva)
  • Acebuche del Espinillo (Zalamea la Real)
  • Acantilado del Asperillo (Almonte)

Parques Periurbanos de Huelva

  • El Saltillo y Lomero Llano
  • La Norieta

Parajes Naturales de Huelva

  • Marismas del Odiel (Huelva, Punta Umbría, Aljaraque y Gibraleón)
  • Peñas de Aroche (Aroche)
  • Sierra Pelada y Rivera del Aserrador (Aroche, Cortegana, Rosal de la Frontera y Almonaster La Real)
  • Estero de Domingo Rubio (Palos de la Frontera y Moguer)
  • Marismas de Isla Cristina (Isla Cristina y Ayamonte)
  • Enebrales de Punta Umbría (Punta Umbría)
  • Laguna de Palos y las Madres (Palos de la Frontera y Moguer)
  • Marismas del río Piedras y Flecha del Rompido (Cartaya y Lepe)

Humedales de Huelva

  • Marismas de Isla Cristina (Isla Cristina)
  • Laguna del Pinillo (Ayamonte)
  • Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido (CartayaLepe)
  • Lagunas de los Cabezos del Terrón (Cartaya)
  • Turberas de Lancón (Cartaya)
  • Laguna de El Portil (Cartaya – GibraleónPunta Umbría)
  • Laguna de la Dehesilla (Punta Umbría)
  • Laguna del Cuervo (Punta Umbría)
  • Laguna de las Pajas (Chiclana de la Frontera)
  • Laguna de Gamonales (Punta Umbría)
  • Laguna del Chaparral (Punta Umbría)
  • Laguna del Medio o de los Barracones (Punta Umbría)
  • Marismas del Odiel (Aljaraque – Gibraleón – Huelva – Punta Umbría)
  • Laguna del Puntal Hondo (Gibraleón)
  • Laguna del Batán (Gibraleón)
  • Laguna del Taraje (Hinojos)
  • Gravera de Puntales (Gibraleón)
  • Pantaneta Güijarro (Gibraleón)
  • Gravera del Halcón (Huelva)
  • Laguna de la Herradura (Punta Umbría)
  • Laguna Primera de Palos (Palos de la Frontera)
  • Laguna de la Jara (Palos de la Frontera)
  • Laguna de la Mujer (Palos de la Frontera)
  • Laguna de las Madres (Moguer – Palos de la Frontera)
  • Estero de Domingo Rubio (Palos de la Frontera)
  • Lagunas del Abalario (Moguer – Lucena del PuertoAlmonte)
  • Turberas de Ribatehilos (Lucena del Puerto – Almonte)
  • La Rocina (Almonte)
  • Lagunas Peridunares de Doñana (Almonte)
  • Corrales del sistema de dunas móviles de Doñana (Almonte)
  • Navazos y Llanos de las Marismillas (Almonte)
  • Plana de inundación del Partido (Almonte – Hinojos)
  • Lagunas de Coto del Rey (Hinojos – Villamanrique)
  • Marismas de Doñana (Almonte – Hinojos – AznalcázarLa Puebla de Río – Isla Mayor)
  • Laguna Dehesa del Estero (Moguer)
  • Complejo Palustre Interdunar Dunas del Odiel (Palos de la Frontera)
  • Laguna del Águila (Cartaya)
  • Laguna de Doña Elvira (Niebla)
  • Gravera de la Balastrera (Niebla)
  • Gravera de Manzorrales  (Aljaraque)
  • Complejo Endorréico Lagunas de Matalagrana (Almonte)

Reservas Naturales

  • Reserva Natural Isla de Enmedio
  • Reserva Natural Marisma del Burro

Paisajes Protegidos

  • Paisaje Protegido Río Tinto (Berrocal, El Campillo, La Palma del Condado, Minas de Río Tinto, Nerva, Niebla, Paterna del Campo, Valverde del Camino, Villarrasa y Zalamea la Real, en la provincia de Huelva, y El Madroño en la provincia de Sevilla)

Paisajes de Interés Cultural de Huelva

  • Paisaje minero de Riotinto
  • Paisaje de Sanlúcar de Guadiana
  • Paisaje de la Puebla de Guzmán
  • Paisaje de Paymogo
  • Paisaje Minero de Tharsis
  • Paisaje de la romería de Sotiel
  • Paisaje de la romería del El Rocío
  • Paisaje de la defensa litoral de Doñana
  • Paisaje molinero del Río Tinto
  • Paisaje de Tejeda la Vieja
  • Paisaje pesquero de Isla Cristina
  • Paisaje de la romería de Alájar
  • Paisaje de la Dehesa del Chanza
  • Paisaje de Cumbres Mayores
  • Paisaje del agua de Cañaveral de León

Gastronomía y Artesanía de Huelva

La cocina de la Huelva marinera tiene su punto fuerte en los pescados y los mariscos frescos que cada día llegan a las lonjas y al popular Mercado del Carmen. Es un espectáculo para la vista ver el choco, la gamba blanca, la coquina, el langostino tigre o la chirla en los puestos de pescado y, que junto a los lenguados, son la base de la cocina marinera de Huelva. Sabrosas calderetas de pescado de roca, rape al vino blanco de la comarca del Condado, el cazón a la marinera o la raya al pimentón; los chocos con habas, el pargo encebollado o el atún mechado al horno son otros platos que dan justa fama a la cocina onubense, y a los que se une el jamón ibérico, con DO de Jabugo, las ricas chacinas, las carnes frescas del Andévalo y la Sierra de Aracena y los vinos, con denominación de origen Condado de Huelva.

La artesanía onubense se centra fundamentalmente en la guarnicionería, con botos de excelente calidad y demandados internacionalmente. La alfarería y la elaboración de cencerros son también importantes, así como la creciente industria de la tonelería. El oficio de guarnicionero está muy presente en los municipios cercanos al Rocío. Sillas de montar, cabezales, alforjas y otros artículos para el caballo se elaboran en talleres artesanos de Almonte, La Palma del Condado, La Puebla de Guzmán y Zalamea la Real. Y en la localidad de Cortegana existen talleres de fabricación artesanal de bocados, frenos  y espuelas para los caballos. La condición vinatera de la comarca de El Condado ha derivado en la presencia de talleres de tonelería como los que encontramos en Bollullos del Condado. Escocia e Irlanda compran aquí sus toneles para la elaboración del whisky.

Fiestas y Tradiciones

Con la celebración de San Sebastián el 20 de enero, en la que se come el tradicional palmito, se inaugura el calendario festival de la ciudad que sigue en febrero con los Carnavales con el popular entierro del “Choco” que congrega a numerosas “viudas”. En Semana Santa merece la pena conocer el barroquismo de los tronos con motivos de la Pasión de Cristo. Mayo se viste de color con las Cruces de Mayo, cuando ya se preparan las Hermandades del Rocío para iniciar el “camino” hasta la aldea de Almonte para rendir amor y cariño a la Virgen del Rocío, la Blanca Paloma.

Las Fiestas Colombinas, en la primera semana de agosto, que conmemoran la salida de las carabelas hacia el Nuevo Mundo son el inicio de la temporada taurina y la celebración del Trofeo Colombino de Fútbol. En septiembre tiene lugar la Festividad de Nuestra Señora de la Cinta, imagen que es trasladada desde su Santuario a la Catedral, donde permanece durante un tiempo no superior a un mes antes de salir en procesión y ser llevada de nuevo a su Santuario. Esta devoción muy extendida entre los hombres de la mar, se remonta a cuando el propio Colón, al encontrarse en una situación apurada en su viaje de vuelta, hizo promesa de peregrinar a este santuario y así lo hizo. El Festival Iberoamericano de Cine, a mediados de noviembre, es uno de los eventos culturales más importantes de la ciudad de Huelva.

Rutas por Huelva

La luz de Huelva inspiró a Juan Ramón Jiménez, el poeta por excelencia de esta tierra, como antes había inspirado a Sorolla a la hora de plasmar la pesca de los atunes en Ayamonte. Es Huelva una provincia jalonada de atalayas desde las que admirar una luz que ofrece infinidad de gamas según se contemple sobre el río Guadiana, sobre las marismas, sobre el mar o la sierra.

El primer viaje a las Indias: Visitar las tierras de Huelva permite hacer una auténtica reconstrucción de los preparativos, partida y regreso del viaje descubridor. El estuario de los ríos Tinto y Odiel era un amplio puerto  natural de gran actividad náutica. Palos de la Frontera, Moguer y Huelva concentraban una población volcada al mar que emprendería arriesgados viajes de exploración y colonización. Nobles, mercaderes, religiosos, marinos y soldados participaban en estas aventuras. Hoy, sus castillos, conventos y casas se hacen eco de este brillante pasado.

En el término de Palos de la Frontera, el Monasterio de la Rábida (siglos XVI-XVIII) es el emblema por excelencia de los edificios andaluces relacionados con América, pues aquí se gestó el Descubrimiento. Antiguo ribat (fortaleza defensiva) musulmán, se convirtió en convento de franciscanos y activo centro científico, cosmográfico y marino, brindando su hospitalidad a los peregrinos que, como Cristóbal Colón, llamaban a sus puertas. Es aquí donde encontró sus primeros valedores en España, tras fracasar en la corte portuguesa.

En la ciudad e Palos se puede reconstruir el escenario de la expedición colombina. En la Iglesia de San Jorge (siglo XV), edificada por los señores de la villa en estilos gótico y mudéjar, fueron convocadas las tripulaciones de las naves. En el caserío urbano se distingue la Casa de los Pinzón, legendario solar de los expertos marinos que secundaron a Colón en su primera singladura.

El Monasterio de Santa Clara (siglos XIV-XVI) de Moguer, fue objeto de una devoción especial por parte de Colón. Su estilo y proporciones encarnan un modelo que se verá repetido en la arquitectura colonial americana. Destacan sus claustros, sepulcros de alabastro de la iglesia, azulejos y pinturas murales y Museo de Arte Sacro. El convento de San Francisco (siglos XIV-XVIII), los restos del Castillo y las casas del casco histórico de Moguer, como la mansión de los almirantes Yáñez Pinzón (siglos XVIII), completan la visión de esta ciudad íntimamente ligada a los primeros viajes europeos a América. En Huelva capital, el Santuario de la Cinta (siglo XV), rememora los momentos más difíciles de la travesía de Colón, que se encomendaría en su zozobra a la virgen de esta ermita.

Las culturas metalúrgicas:

Hacia el 800 a.C. da comienzo en Andalucía Occidental una cultura con gran personalidad. Relacionado comercialmente con el mundo fenicio se desarrolla Tartessos, reino que cuenta con la figura del mítico rey Argantonio, el rey de la plata. Muchos son los poblados dedicados a la metalurgia, el comercio y las actividades agropecuarias que se encuentran en Andalucía. Huelva, sin embargo, destaca por la calidad de sus filones metalíferos. La industria metalúrgica, de plata y cobre, dejará una profunda huella de transformación social, económica y paisajística ya desde la Edad del Cobre, en Tartessos, Roma Imperial, el Medievo musulmán y la colonización inglesa del siglo XIX.

Riotinto es el foco donde se han sucedido las explotaciones mineras desde la prehistoria a nuestros días. La arquitectura victoriana y las gigantescas canteras al aire libre conviven con los antiguos pozos y escoriares mineros tartésicos y romanos. Su Museo Minero expone con acertado criterio este singular destino. Más adelante, pasada Zalamea la Real, los dólmenes de El Pozuelo corresponden a la abundante serie de sepulcros colectivos de los primeros metalúrgicos de la Edad del Cobre (s. IV-III a.C.), destacando el espectacular dolmen de Soto, en Trigueros. El museo de Huelva guarda espléndidas piezas de los reyezuelos tartésicos, bronces de inspiración oriental y piezas fenicias y griegas, que contrastan con el descargadero de mineral ingles del puerto. En la isla de Saltés se excava una ciudad musulmana (siglos XI-XII) dedicada a la transformación del material y su embarque.

Ruta por la Ciudad Portuaria:

El Centro de Recuperación y Documentación del Puerto de Huelva, en las antiguas cocheras, es el punto de partida para realizar un recorrido junto a las orillas del Odiel. En los jardines del Muelle se halla el Monumento a Alonso Sánchez, considerado el pre descubridor del Nuevo Mundo, ya que dio a conocer a Colón la existencia de la ruta que éste siguió en su primer viaje indiano. Junto a la antigua estación de Zafra, se sitúan la Plaza Doce de Octubre proyectada con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, de cuya época conserva un conjunto de farolas y obeliscos, y el Muelle de las Canoas, desde el que parten las embarcaciones que conducen hasta Punta Umbría, por el Paraje Natural Marismas del Odiel.

Tras desviarnos un poco de nuestro recorrido para admirar el hermoso edificio neo mudéjar de la Estación de Sevilla, retornamos a la zona portuaria para así poder contemplar el Muelle de Riotinto de 1165 metros de longitud, con su Cargadero de Mineral, punto final del trazado del ferrocarril que desde las minas transportaba el cobre hasta la ciudad. Y de allí pasamos al pétreo Monumento a Colón, en la Punta del Sebo, con una colosal estatua de 20 metros erigida en 1929.

Paseo por el Conquero: El Conquero es una de las zonas más emblemáticas de Huelva, tanto por la presencia en ella de numerosos Cabezos que configuran su peculiar fisonomía y forman parte del pulmón verde de la ciudad, como por las hermosas vistas que se puede contemplar desde los miradores ubicados sobre sus laderas. Bajo los Cabezos se hallan los restos de un acueducto romano subterráneo del siglo I d.C. Cerca, en el Parque Moret, ser conserva cuatro túmulos tartésicos. Corona uno de los promontorios el Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, del siglo XIV. Bien de Interés Cultural, y que es un centro de devoción popular, con su notable claustro de entrada con galerías porticadas y los azulejos de los testeros, que rememoran la visita de Cristóbal Colón a su vuelta de las Indias.
Fuente: Guia Práctica de Huelva

Cómo llegar

Coche

Hay una buena red de autopistas desde distintos puntos del país, con lo que los accesos son, por lo general, muy buenos.

En vehículo propio las opciones desde el centro de España son dos:
– desde Madrid tomando la nacional IV (autovía de Andalucía) hasta Sevilla, donde cogeremos la A-49 (autopista del V Centenario).
– La otra opción desde Madrid es tomar la carretera N-V (autovía de Extremadura) hasta Mérida, donde en un corto tramo hasta Zafra se conducirá por la nacional 630 (ruta de la plata) para desde aquí coger la N-435 hasta Huelva.
Existe otra opción y es continuar por la ruta de la plata hasta Santa Olalla del Cala y desde allí tomar dirección al pueblo serrano de Zufre y Riotinto, hasta enlazar en Zalamea la Real con la N-435.

Desde el levante español la opción es tomar la autovía del 92 (A-92) hasta Sevilla.

Desde el nor-oeste español lo más rápido es la “ruta de la plata” (N-630) hasta Zafra y luego coger la N-435.

Si nuestro acceso viene por Portugal son dos los caminos, uno por la nueva autovía que enlaza Faro ( capital del Algarve portugués) con Huelva y Sevilla, atravesando el Guadiana cerca de Ayamonte por el puente internacional y la otra es bajando desde Rosal de La Frontera, por la carretera A-493 y C-443 para enlazar en Gibraleón con la N-431 y llegar a Huelva.

La red de carreteras esta en buen estado por lo general, aunque en verano suelen existir atascos en algunos puntos de la red.

La red viaria de Huelva se apoya de manera fundamental en la autovía a Sevilla que, desde la capital hispalense, enlaza con la autopista de peaje a Cádiz y las autovías al resto de las capitales andaluzas y Madrid. Al sureste, se une con la autopista del Mediterráneo A-7 de peaje. Al suroeste, la carretera nacional 431 conduce a Ayamonte (62 km.), que es la puerta de entrada a Portugal.

Por Avión

El aeropuerto más cercano es el de Sevilla, que se encuentra a 95 kilómetros de distancia de la ciudad de Huelva por carretera.

Además, los emplazamientos turísticos de la provincia de Huelva se han colocado a muy escasa distancia del aeropuerto de Faro. La capital del Algarve se encuentra a tan sólo 50 kilómetros del límite provincial de Huelva (Ayamonte).

Tren

Huelva cuenta con una estación de ferrocarril que la pone en contacto directo con Sevilla y Madrid. La línea regional A-7 en dirección a Zafra no deja de ser un viaje maravilloso que transcurre en su mayor parte por la Sierra de Aracena.

Distancias

Jaén 321 km
Cádiz 211 km
Sevilla 94 km
Lisboa 341 km
Madrid 591 km
Málaga 291 km
Cáceres 310 km
Badajoz 235 km
Almería 495 km
Córdoba 227 km
Granada 333 km


0 comentarios

Deja un comentario