Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Cadiz

Jimena de la Frontera

Pueblos de Cadiz

Jimena de la Frontera

El municipio de Jimena de la Frontera está localizado en el Campo de Gibraltar en la provincia de Cádiz. Enclavada entre la Serranía de Ronda y la Bahía de Algeciras es una auténtica encrucijada, teniendo como añadido especial su enclave dentro del Parque Natural de Los Alcornocales, último bosque mediterráneo de Europa, donde la Naturaleza se encaprichó de esta población, declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1.983.

El municipio de Jimena de la Frontera limita al Norte con Cortes de la Frontera; al Sur con Castellar y San Roque; al Este con Gaucín y Casares; y al Oeste con Alcalá.

El municipio tiene una superficie de 345,24 kms cuadrados, una altitud de 203 m y dispone de tres rios (Guadiaro – Hozgarganta y Guadarranque)

Población que crece bajo su castillo en las laderas del cerro de San Cristóbal, al amparo de alcornocales, quejigales y riberas que, como el caudaloso y a la vez exiguo Hozgarganta.

La antigüedad de los primeros asentamientos humanos lo demuestran las pinturas rupestres del abrigo de Laja Alta, donde se encuentran las únicas escenas marítimas del Bronce Hispano. La ciudad cuenta con tres mil años de antigüedad, aunque suele identificarse con la antigua ciudad de Oba, colonia de los iberos. En ella nació en la época romana el bisabuelo del emperador Marco Antonio.

Los árabes la llamaron Xemina o Ximena, denominación adoptada por los cristianos tras la conquista en 1431 por su parecido con el nombre propio Jimena, al que añadieron de la Frontera, ya que constituyó durante dos siglos un importante enclave fronterizo, primero nazarí y luego para los cristianos, quienes la conquistaron en el año 1456.

Unos años más tarde, las tropas formadas en esta ciudad participaron en la toma de Granada al mando de Rodrigo Ponce de León. En el siglo XVI se asentó en la región el bandolero Pedro Machuca con trescientos seguidores, estableciendo su cuartel general en el territorio próximo de La Sauceda, en el actual término de Cortes de La Frontera. Es esta la primera partida de bandoleros de la que se tienen referencias escritas, la cual se cita en textos de Miguel de Cervantes y Vicente Espinel.

Durante la guerra de Sucesión, las tropas de Jimena colaboraron en la defensa de Gibraltar junto a Felipe V, lo que les valió el título de “muy fiel”. A Jimena se le concedió el título de ciudad en 1879, por el rey Alfonso XII. Con la pérdida de Gibraltar a principios del siglo XVIII, Jimena de la Frontera se volvió a convertir en destacado enclave militar. Ya a finales de este siglo, tuvo lugar la construcción del segundo alto horno andaluz a orillas del río Hoz-Garganta.

La Guerra de la Independencia supuso para Jimena el ser escenario de algunas batallas y la pérdida de gran parte de su patrimonio histórico-artístico.

Conjunto Histórico-Artístico de Jimena de la Frontera

Declarado Conjunto Histórico el 24 de Febrero de 2004, Jimena de la Frontera está plenamente amparada por los valores históricos, artísticos y arquitectónicos que aún conserva en parte de su urbanismo, cuyo exponente más claro es la propia fortaleza que corona la cumbre del Cerro de San Cristóbal, que interviene de alguna forma en la distribución alargada de las edificaciones conformando una serie de calles estrechas, en las que a su vez se crean plazuelas y manzanas irregulares, propias de época musulmana.

Son numerosos los edificios que se conservan, desde iglesias del siglo XVI como la Iglesia y Convento de la Victoria, sede de la de la Santa Misericordia-Santa María la Coronada; del siglo XVII la Iglesia de Santa María Coronada, de la cual sólo se conserva en la actualidad su torre campanario presente en la Plaza de la Constitución.

A estas dos construcciones hay que añadir una serie de edificaciones domésticas de los siglos XVIII y XIX y sobre todo una arquitectura de formas populares con una serie de características tipológicas propias: límite de altura, sobrado, cubierta de teja árabe, patios y corrales como ejes de distribución interior y sobriedad ornamental. Estas construcciones son contemporáneas a la construcción del Canal de la Real Fábrica de Artillería de Carlos III en la orilla oritental del Río Hozgarganta.

El Conjunto Histórico-Artístico de Jimena de la Frontera aparece estrechamente conectado con el Conjunto Monumental del Castillo, declarado monumento histórico-artístico en 1931, y localizado en la parte más alta de la ciudad. A su vez, está rodeado de numerosos senderos donde naturalez e historia van de la mano, como el sendero del Río Hozgarganta o el de Los Miradores del Risco, entre los más destacados.

Monumentos de Jimena de la Frontera

Pinturas rupestres en la Laja Alta
Castillo
Chinchilla
Santuario de Nuestra Señora Reina de los Ángeles
Torre Campanario de la Antigua Iglesia de Sta. Mª la Coronada
Iglesia de la Misericordia
Iglesia de San Francisco
Iglesia de Ntra. Señora de la Victoria
El Baño de la Reina Mora
Cao de la Real Fábrica de Artillería de Carlos III

Fuentes y Manantiales

Cortijos en Jimena de la Frontera

Cortijo Barría
Cortijo de Buenas Noches u Hoyos del Guadarranque
Cortijo Fábrica la Bomba
Cortijo Sambana

Rutas

Las Naranjas
Paseo del Santuario
La Ruta del Toro – El Paraiso del Venado
Rio Hozgarganta
Vereda Ubrique – Las Asomadillas
Sendero Río Hozgarganta
Ruta del Toro

Gastronomía de Jimena de la Frontera

Son productos típicos de Jimena de la Frontera la carne de cerdo, cabrito o de caza, hortalizas, legumbres y verduras, y una buena repostería, de tradición árabe.

Se elaboran recetas de platos como guiso de pata, compuesto por piezas de cerdo, así como otros guisos de cordero o cabrito. Con carne de caza se hacen estofados de venado y de perdiz y conejo a la cazadora.

Son conocidas las naranjas de las huertas de la pedanía de San Martín del Tesorillo, así como frutales de la zona.

En repostería, destacan los roscos de vino, y el postre más típico: el piñonate de Jimena, elaborado con harina, miel y almendras, siguiendo una receta ancestral de clara inspiración andalusí.

Cómo llegar a Jimena de la Frontera

Desde la parte Sur (zona Algeciras): por la autovía E-15/A-7 nos salimos en la salida 115 (Taraguilla, Ronda, Jimena de la Frontera). Por la A-369 hasta llegar a la Estación de Jimena. Desde aquí el pueblo queda a varios minutos.

Desde la parte Norte (Ronda): bajamos la serranía de Ronda por la A-369 hasta entrar en la provincia de Cádiz (San Pablo de Buceite) y a unos 9 km tenemos a Jimena de la Frontera en la ladera a la derecha.

Distancias desde Jimena de la Frontera

Cádiz 110 km
Ubrique 58 km
Sevilla 161 km
Málaga 136 km
Marbella 78 km
Algeciras 42 km
Los Barrios 40 km
Alcalá de los Gazules 50 km

Jimena de la Frontera - Entre la Naturaleza y la historia

jimena-de-la-frontera-panoramica

Jimena de la Frontera 20/12/2015

Jimena de la Frontera - Mirador de la Cruz Blanca

Jimena de la Frontera - Río Hozgarganta

Jimena de la Frontera - Río Hozgarganta

Ruta Vega del Hozgarganta

Debido a su emplazamiento estratégico, la villa de Jimena de la Frontera se muestra como una encrucijada de caminos, caminos de herradura, pastoriles y de hierro que confluyen en esta zona en el paso natural del curso de río Hozgarganta.

La ruta parte del sur del municipio al otro lado del puente del río hozgarganta por la Pasada de Alcalá en el área limítrofe del parque Natural Los Alcornocales. El recorrido deja atrás la villa histórica, antigua ciudad romana de Oba, con los restos de su castillo de origen nazarí como atalaya urbana.

Este trayecto recorre los antiguos caminos de herradura utilizados por los arrieros, intransitables para carros de transporte, que antaño estaban rodeados de mntes y bosques ribereños. La ruta fluye por la vega del río hacia el rancho de Los Lobos, coincidiendo en este tramo con una parte del GR-7, sendero de gran recorrido que transita por las sierras de Málaga y Cádiz. Se circula en paralelo al trazado de la línea férrea de Algeciras a Bobadilla hacia el sur que, a lo largo de sus 177 kilómetros, forma parte de la fisonomía de la cuenca del Guadiaro y del Hozgarganta. Sin embargo merece la pena visitar hacia el norte la barriada de Los Ángeles o La Estación, por el Convento de Nuestra Señora de Los Ángeles construido en 1450.

El territorio denota el paso del ferrocarril entre los campos de cultivo y el límite de las sierras dejando lomas y cerros de alcornocal que han provisto de diversos productos a estas tierras: corcho, leña, jpesca fluvial, caza, aromáticas, miel, frutos y pastos para el ganado. Llegando prácticamente al final de la ruta propuesta, el camino se estrecha en una agradable galería arbórea ideal para le paseo. Varios cruces se dirigen hacia el caserío disperso de las laderas y a los cultivos y huertos de la vega. En el paraje de Las Bridas la ruta gira a la izquierda y cruza el río por una plataforma cementada accediendo a la vega abierta. El último punto de interés se encuentra tras el cruce de la carretera en Marchenilla, antigua villa romana donde confluyen caminos pastoriles como la Cañada Real de los Ángeles.

Mirador Puerto de las Asomadillas


0 comentarios

Deja un comentario