Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Jimera de Libar

Pueblos de Málaga - Municipios y Localidades Malagueñas

Jimera de Líbar

El término municipal de Jimera de Líbar se encuentra ubicado en uno de los más hermosos valles de la geografía malagueña, el Valle del Guadiaro, en pleno corazón de la Serranía de Ronda, quedando parte de él dentro del Parque Natural «Sierra de Grazalema».

Su población se asienta en el centro del término con una altitud média de 540m, y se divide en dos núcleos: Jimera de Líbar, en la parte más alta, y la Barriada de la Estación, junto al río, por donde pasa la línea férrea Bobadilla – Algeciras.

La protección de las montañas que rodean al valle, así como la orientación, favorecen el disfrute de unas temperaturas suaves a lo largo del año, y que sumado a la tranquilidad que se respira y al verdor del paisaje hacen que Jimera se a un lugar ideal para excursiones y vacaciones.

Jimera de Libar ha sido, desde siempre, lugar de asentamientos humanos como lo demuestra la cercanía a la Cueva de la Pileta por eso se cree que fue habitada por el hombre neolítico. Más tarde, se cree, fueron los fenicios quienes ocuparon la zona.

En la finca llamada el Tesoro se han encontrado vestigios de cerámica y restos de un poblado y su necrópolis, seguramente romanos con joyas y otros utensilios que formaban parte del ajuar funerario.

Los romanos le atravesaban a través de una calzada que unía el Campo de Gibraltar con Acinipo (Ronda la Vieja) siendo testigo del enfrentamiento Pompeyo y Viriato.

En época de los árabes llamaban a Jimera de Líbar Inz – Almaraz, que significa fortaleza o castillo de la mujer.

En el siglo XV con la reconquista de Ronda por los Reyes Católicos se llamó «Lugar de Ximera de Libar», haciendo alusión al casco de una armadura.

Es en 1669 cuando toma el nombre definitivo que tiene en la actualidad.

Monumentos

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario
Molino la Flor
Finca El Tesoro
La Fuente

Ermita de la Virgen de la Salud
La Ermita de Nuestra Señora de la Salud fue construida probablemente en el s. XVII en el lugar donde, según la tradición, se apareció la Virgen. las ruinas de la ermita original se pueden ver a través de una verja a la derecha del camino que conduce a la Estación de Benaoján, rió arriba.

La ermita tiene una planta rectangular y se accedía al interior a través de un arco de medio punto situado en la fachada principal.

Todos los años, entre mayo y agosto se traslada la imagen de la Virgen de la Salud -patrona de Jimera de Líbar-, desde la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en Jimera, hasta esta Capilla de moderna construcción para que sea venerada por los vecinos y vecinas de la Estación.

Gastronomía de Jimera de Líbar

La gastronomía de Jimera de Libar es típicamente mediterranea con marcado sabor andaluz y tradicional, donde abundan los potajes y platos fuertes, elaborados con aceite de oliva y productos de la matanza, típicos de la Serranía.

La cocina en esta localidad viene determinada, tanto por los productos del terreno (carne de caza, hortalizas, frutas), como por las estaciones del año y la climatologia que condicionan las costumbres en el comer, dando lugar a platos propios de la temporada ( setas en Otoño, espárragos trigueros en épocas de lluvia y tagarninas, hinojos y collejas en primavera).

Platos típicos: malcocinao, migas, sopa de vinagre, tortilla de tagarninas o espárragos trigueros.

Los Inocentes

Los Mártires de Igueriben fueron notorios soldados jimeranos que murieron en la guerra de África allá por los años 20.

El 28 de Diciembre de cada año era costumbre en Jimera en que los jóvenes que ese año entraban en quintas celebraban una gran comilona a costa del vecindario. Para ello, el Alcalde les entregaba ese día la vara de mando y las llaves de la cárcel.

Los Quintos disfrazados y con las caras pintadas se lanzaban a la calle y a quien apresaban debia pagar un rescate o, de lo contrario, acababa con sus huesos en la cárcel

Senderos de la Serranía de RondaRuta de los Parques Naturales y Cueva de la Pileta
La Serranía de Ronda Valle del Guadiaro

Cómo llegar a Jimera de Líbar

Desde la Costa del Sol se toma la autopista AP-7 (N-340) y a la altura de Manilva(último municipio de la zona occidental de la provincia de Málaga) se accede a la carretera A-377 dirección Ronda.Al llegar a Gaucín la carretera cambia de nomenclatura y se convierte en la A-369, y hay que pasar por Algatocín, Benadalid y Atajate antes de entrar en el desvío de la MA-508, que conduce a Jimera de Líbar. Desde Ronda hay que coger la A-369 hasta Atajate, y desde este pueblo, como en el caso anterior, parte la MA-508 hasta Jimera de Líbar.

Distancias desde Jimera de Líbar

Ronda 24 km
Gaucín 23 km
Málaga 138 km
Cortes de la Frontera 9,5 km

Donde dormir

  • Venta del Rey
  • Molino Rodete
  • Molino La Flor
  • Casa El Cantón
  • Casas San Cristobal
  • Casa Rural Albahaca
  • Casa Rural El Molinillo
  • El Molino del Panadero
  • Cabañas Jimera de Líbar
  • Casita Turística Montion
  • Complejo Rural Los Lirios

Jimera de Libar

Jimera de Libar Jimera de Libar

Fuentes y Manatiales de Jimera de Líbar

  • La Fuente
  • El Chorro
  • Fuente del Horcajo
  • Pilar de la Dehesa
  • Manantial de Chapi
  • Manantial del Chapi
  • Depósito de los Almendros
  • Manantial de las Artezuelas
  • Fuente del Camino de las Artezuelas

Lavadero de Jimera de Líbar

Los Caminos de las Orquídeas
Explorando la Naturaleza de Jimera de Líbar

El municipio de Jimera de Líbar se localiza en el Alto Guadiaro, en la Serranía de Ronda, en un encajado valle fluvial con perfiles en V. Aquí las diferencias de cota se miden en centenares de metros desde la Sierra del Palo o Martín Gil (con cumbres sobre los 1400 m de altitud) y el río que está a una cota de 400 metros en la Estación. La orientación del conjunto de montañas es nordeste sudoeste.

En este escenario natural de fuertes pendientes generado por la erosión sobre las rocas calizas del Jurásico y las margas del Cretácico, la comunicación entre nuestro pueblo y sus vecinos se ha realizado durante milenios mediante una excelente red de caminos públicos. En las laderas izquierda y derecha hay al menos dos veredas a diferente altura que llevan hacia Benaoján o Cortes de la Frontera; en ambos casos las situadas a mayor cota por los flancos de las sierras del Cornio y Blanquilla se utilizan menos. El Camino de Atajate y el de Benadalid, por su parte, ascienden por el encajado valle del arroyo del Molinillo o Atajate.

Los esfuerzos del ayuntamiento y las distintas administraciones se han encaminado a convertir estos caminos tradicionales en infraestructuras educativas, turísticas y deportivas que contribuyan a dinamizar el municipio. El resultado son dos Senderos Homologados de primer nivel. La Gran Senda de Málaga es el GR 249, que tiene en Jimera de Líbar el final de una etapa y el comienzo de la siguiente en el lavadero y la fuente; coincide en esta parte con la Gran Senda de la Serranía de Ronda, el GR 141. Por otra parte, contamos con la Ruta de Fray Leopoldo, establecida sobre diferentes senderos homologados, con inicio en la Estación y finaliza en Alpandeire.

Esta red se complementa con sendas muy bien conservadas de corto trayecto que se cruzan con los anteriores y comunican el pueblo con la zona de huertas del río, y son estos los que memos de utilizar para conocer uno de los tesoros de nuestro pueblo, las más de 20 especies de orquídeas que hemos podido localizar recorriéndolos. El Sendero Fluvial del Chorro y el Sendero Ornitotológico de las Hazuelas completan la oferta de infraestructuras que ponemos a disposición de propios y visitantes para hacer de su estancia una experiencia natural.

Los Caminos de las Orquídeas
La Troca

La Etapa 25 de la Gran Senda de Málaga coincide con algunos de los tramos de la conocida Trocha, que va cortando la carretera MA-8307 que une Jimera de Líbar con la Estación. No obstante, el que desde aquí desciende en dirección al río Guadiaro queda fuera de los circuitos más frecuentados pese a ser sumamente interesante. Hacia el sureste, subiendo por el Sendero, la caja del mismo ha sido habilitada para el tránsito senderista, de modo que la flora silvestre se asocia más a los olivares anexos y al sesmo del camino. Bajando hacia el noroeste, por contra, el paisaje es algo más abierto. Es precisamente la tierra de bujeo que aquí encontrará uno de los lugares preferidos por las orquídeas, una vez que se han pasado a convertirse en pastizales anuales.

Es posible encontrar en un corto recorrido casi todas las especies de Ophrys del municpio (Ophrys scolapax, Ophrys speculum, Ophrys apifera, etc, acompañadas de Serapias parviflora, etc. La segunda oportunidad en cuanto a observación de ordquídeas estriba en que la Trocha termina en el paso elevado de la línea de ferrocarril, con acceso al PR-A 255 Jimera de Líbar – Cortes de la Frontera. Una vez en él se puede diseñar un itinerario propio accediendo a la Cañada del Olivar o la Dehesa, hacia el suroeste. De esta forma se amplía el abanico de posibles especies con las que tienen preferencia por los sotos fluviales del Guadiaro o el arroyo de Atajate, en ambientes más húmedos y frondosos.

Las Mariposas diurnas de Jimera de Líbar
Fomentando su diversidad

La restauración ambiental del paraje del Chorro se ha diseñado tomando como objetivo prioritario el fomento de la biodiversidad. De este modo, se han utilizado especies botánicas autóctonas que pudieran complementar el elenco de las preexistentes en las Hazuelas, las Canchas y el Almendro. Las especies arbustivas y arbóreas seleccionadas lo han sido atendiendo a su condición de planta nutricia para las orugas de las mariposas o por su floración escalonada a lo largo del año para la alimentación de los adultos.

La conexión de algunas mariposas diurnas con determinadas especies vegetales es conocida desde hace tiempo y, en ocasiones, es muy directa. Esto ocurre entre la mariposa cuatro colas (Charaxes jasius) y el madroño (Arbutus unedo) del que se alimentan sus larvas o, de forma similar, entre la mariposa arlequín (Zerynthia rumina) y el candilillo andaluz (Aristolochia baetica). La lógica es que tendamos a introducir estas especies vegetales o a potenciar su conservacion en aquellos lugares que queremos que se constituyan en Refugio de Mariposas.

Pero quizás la mejor estrategia sea la de conocer la diversidad de las mariposas de nuestro pueblo y aprender cómo convivir con estos bellos animales que, como otros muchos insectos, contribuyen a la polinización de las flores.


0 comentarios