Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

La Nava

Pueblos de Huelva

La Nava, Valle del Río Múrtigas

El pueblo onubense de La Nava está situado en el Valle del río Múrtigas, rodeado de altos montes en el centro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo, ideal para la ganadería, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones ideales.

La Nava limita con los municipios vecinos de Cumbres de San Bartolomé, Valdelarco, Galaroza, Jabugo, Cortegana y con el municipio de Aroche.

Además de su paisaje y medio natural es interesante visitar la Iglesia de Ntra. Sra. de Gracia, catalogada como Bien de Interés Cultural; los restos de la calzada romana y las presas o azudes del Múrtigas.

Aunque parezca una incongruencia es así, en La Nava se ha perdido el recuerdo de su historia y, no es que no la tenga, es que hasta ahora nadie se había preocupado de investigarla.

Desde tiempos muy remotos, el valle del Múrtigas ha a atraído a numerosos pueblos por la riqueza que les proporcionaba sus tierras; primero como lugar de caza y cuando se hicieron sedentarios, como tierras de cultivo y de explotaciones mineras.

Varios son los yacimientos arqueológicos que atestiguan el paso por el término de La Nava de los diferentes pueblos que lo han habitado. De estos yacimientos podemos destacar tres de gran importancia: Papatortas, al Oeste de la población hacia la aldea de Puerto Lucía., Valdegalaroza, a 2,5 Km. Al sur del pueblo y junto a la N-435, y el mejor de todos, que es la Sierra de la Algaba.

La llegada de los romanos a las tierras de La Nava, propició el trabajo en las diferentes explotaciones mineras de la zona, de las que extraían el hierro, cobre y plata en abundancia, llegando incluso a edificar una pequeña villa para acoger a los mineros que en estas minas trabajaban. El lugar escogido para levantar la villa se encontraba cerca de donde hoy está la Ermita de las Virtudes. Muchas de las piedras de esta villa han servido para la posterior construcción de la Ermita, pues en sus paredes podemos observar diverso material de acarreo procedente de la villa romana.

Al sobrevenir la decadencia del imperio romano, llego también la decadencia de las explotaciones mineras que se fueron abandonando, esto ocasiono el despoblamiento de la villa dejándose a su suerte durante la dominación visigoda.

La conquista cristiana fue realizada por el rey portugués Sancho II entre el año 1230 y 1235, ayudado por la Orden del Hospital, hasta que en el año 1255 pasa a la corona de Castilla.

El siglo XIV fue muy duro para la vida de La Nava, la epidemia de peste de 1311 consiguió despoblar la villa, no volviéndose a ser habitada hasta 1341.

Las guerras con Portugal harán que hacia 1476, La Nava quede destruida, por lo que la reina Isabel I concede la exención de tributos para ayudar a la recuperación del pueblo.

La vida continúa con sus avatares en el pueblo hasta 1811 que es ocupado por las tropas francesas el 10 de Abril, robando el pan y la comida que estaba pareparada para los pobres y matando a su alcalde.
El final del siglo XIX supuso para La Nava un periodo de prodperidad, pues se comenzaron a trabajar varias de las 86 minas que existen en el término.

La población de La Nava pasó de 782 habitantes en 1950 a tener 1040 en el año 1960; todo este incremento de población vino a consecuencia de la puesta en explotación de la mina María luisa, pero al parar la extracción de mineral en la década de lo 70, la emigración fue la única salida para la población.

Monumentos de La Nava

Ermita de la Virgen de Gracia.

Ermita de Na. Sra. de las Virtudes.

Yacimientos Arqueológicos

Restos de la antigua población romana.

Gastronomía de La Nava

Como en todos los pueblos de la Sierra, La Nava tiene platos autóctonos de la localidad y de los que sus mujeres se sienten orgullosas:

Cocido de gurumelos.- Se trata de un guiso a base de garbanzos, gurumelos y vinagreras (hierbas del campo), al que se le agrega de todo lo relacionado con el cerdo: tocino, morcilla, chorizo, rabo, espinazo, oreja y carne magra.

Bollo de papas.- Especie de puré muy espeso que se cocina abase de patatas cocidas, tomate, pimiento, cebolla, ajos y al que se le agregan trozos de tocino frito.

Picadillo de asadura.- Para este plato se utilizan los tomates embotellados, cebollas, culantro, aceite, vinagre y sal y se le añade asadura de serdo asada y picada en trozos pequeños.
Gazpacho de invierno.- A baase de patatas cocidas y machacadas, con tomates embotellados, culantro, ajo, aceite, vinagre y sal.

Caldillo,- Comida típica de matanzas, con patatas cocidas, asaduras, costillas y diferentes partes del cerdo.

Olla de coles.- Otro de los platos que se consumen en los dias de matanzas y que se confeccionan agregandele a las coles cocidas las partes internas comestibles del cerdo.

Entre los postres más populares del pueblos se encuentran: Orejones, dulces de castañas, compota de membrillo, melocotones embotellado, etc.

Cómo llegar a La Nava

Por la N-435 (Huelva-Badajoz), tomar el desvío a La Nava.

Por la N-433 (Sevilla-Portugal), tomar el desvío hacia Badajoz hasta llegar al desvío de La Nava

Distancias desde La Nava

Huelva 109 km
Aracena 22 km
Galaroza 7 km
Jabugo 7,5 km
Aroche 30 km
Cortegana 15 km
Higuera de la Sierra 35 km


0 comentarios