Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Huelva

La Granada de Río Tinto

Pueblos de Huelva

La Granada de Río Tinto

La Granada de Río Tinto es un pueblo perteneciente al Andévalo y situado entre la zona de Las Minas, en un paisaje telúrico y misterioso de cerros de poca altura con poblaciones de pinos y eucaliptos.

Son escasos los testimonios históricos acerca de La Granada de Riotinto anteriores al siglo XVIII, motivado por su carácter de aldea dependiente del Cabildo de Aracena y su poca entidad como núcleo de población. Conquistadas estas tierras a los musulmanes en la segunda mitad del siglo XIII, desde entonces la aldea de La Granada perteneció al reino de Sevilla en calidad de tierra de realengo.

Desde la Baja Edad Media la vida de sus habitantes, y en general para todos los pueblos serranos, no tuvo que ser nada fácil. Los fuertes gravámenes censales, el pago de los diezmos y primicias al Priorato de Aracena, de cuya jurisdicción dependía… Ello suponía una pesada carga para la pequeña aldea, caracterizada por una precaria y frágil economía de subsistencia, pero cuya contribución resultaba para el cabildo una interesante fuente de ingresos. Todavía para el siglo XVIII La Granada continuaba siendo una de las 15 aldeas pertenecientes a Aracena. A mediados del siglo XVII aparecen las primeras alusiones directas sobre la aldea. De esta manera, el historiador J. Núñez (1935) nos comenta: «en las postrimerías del siglo XVII les fue donada a los vecinos de Campofrío y La Granada la dehesa de Valdehigueras o de los Bueyes, que aún conservan por mitad, en concepto de bienes comunales».

Será la propiedad de Valdehigueras la que se erija en protagonista de una parte de su historia, por los continuos contenciosos mantenidos con la población lindante de Campofrío. Esta antigua propiedad comunal fue donada por una moradora al uso común de los vecinos de ambas aldeas. Se dividió en dos mitades, quedando la mitad de cada una de ellas al lado contrario de su demarcación municipal, con la curiosa intención de fomentar las relaciones entre ambas; y es que por estas fechas parece ser que existió una propuesta de unión para los dos núcleos tomando precisamente como asentamiento la dehesa comunal de los Bueyes.

Hacia 1754 vuelve a surgir el viejo litigio de la titularidad y uso de la propiedad comunal, cuando el ahora «villazgo» de Campofrío, de manera unilateral, procede a vender los frutos de la dehesa prescindiendo de la otra aldea comunera. Ello motivó una disputa, que acabó en la Audiencia de Sevilla y que no se resolvería hasta 1773, con distintas suertes según los momentos. El último fallo de los contenciosos planteados fue favorable para los vecinos de La Granada, ante la osadía del pueblo vecino de declarar para los suyos la libre entrada del ganado en la finca durante cualquier época del año, sin contar con la otra parte y en perjuicio directa de ésta, Actualmente, la dehesa de Valdehigueras continúa siendo propiedad de ambos municipios, aunque ha quedado delimitada la superficie que gestionará cada Ayuntamiento.

Con la desamortización de Mendizábal, en 1835, el poder y las funciones ejercidas por la Iglesia comienzan a perder importancia, Paralelamente, la valoración social de esta institución, en sus aspectos socioeconómicos, desciende considerablemente. Nuevas teorías liberales se abren paso, en oposición al tradicionalismo del clero, muy arraigado en los medios rurales. De esta manera, este fenómeno también tuvo su repercusión en este pequeño municipio. Fueron subastadas propiedades de la Cofradía de las Ánimas, que poseía algunas hectáreas de tierras ocupadas por encinas y algunos cultivos, y las propiedades de la iglesia de Nuestra Señora de La Granada y parroquia, con sus fincas de encinas y de alcornoques.

En conjunto, llegaron a representar unas 5.040 hectáreas. (J, M. Lasso, 1990), y un global de 14 fincas cambiaron de manos. Este acontecimiento debió de ser trascendental en la vida social de este pueblo, sobre todo si tenemos en cuenta el poder y el papel dinamizador para la economía del pueblo que hasta entonces ejercían algunas hermandades y cofradías, a través de los arriendos y subasteos, y cuyos resultados repercutían en mayor o menor medida entre los vecinos del pueblo.

La tradición oral «alfillanca» en relación con el origen del nombre de la población, cuenta que data de la época de la conquista, llevada a cabo por Alfonso X, quien colocó en la primigenia aldea la figura de Nuestra Señora de la Granada, dando nombre a la población «La Granada Vieja».

Siglos más tarde, coincidiendo con la presencia inglesa en Riotinto, uno de los alcaldes de la villa, empleado en la entonces compañía minera Riotinto Company Limited, decidió añadir el topónimo de «Riotinto», con el que se completa de forma definitiva su actual denominación de La Granada de Riotinto. Las razones esgrimidas para este cambio, hoy poco entendido por sus actuales vecinos, aludían a continuas confusiones con Granada capital, sobre todo en los envíos postales. Aunque en el comentario popular se presume que debieron de existir otras razones.

Sin embargo, la opinión general de algunos conocedores locales de la historia hace referencia a que su nombre original fue «La Adelfilla», en alusión a una antigua fuente de la que se dice era punto equidistante entre los tres primitivos asentamientos en torno a la cual se concentraría el núcleo definitivo que hoy conocemos. Es precisamente con una derivación de este nombre popular con el que los vecinos del pueblo gustan identificarse, tomándose como gentilicio el de alfillancos, en lugar de otros que pudieran resultar más afines a su nombre original. De hecho, es común en los pueblos vecinos referirse a La Granada de Riotinto con el topónimo deformado de la «Alfilla».

Monumentos de La Granada de Río Tinto

Parroquia de Nuestra Señora de la Granada.

Yacimientos Arqueológicos

Restos de una ermita rural de estilo mudéjar.

Gastronomía de La Granada de Río Tinto

Excelentes guisos con carnes. Ajo de patatas.

Cómo llegar a La Granada de Río Tinto

Salir de Huelva. Continuar en: Autopista del Quinto Centenario en dirección: H-31 – Sevilla. Continuar en: H-31. Continuar en: E-1 / A-49. Tomar la salida en dirección: salida 75 – San Juan del Puerto – Trigueros. En los alrededores de San Juan del Puerto, girar a la derecha: N-435 en dirección: Trigueros – Badajoz. Continuar en: A-493. Atravesar Valverde del Camino. Continuar en: Carretera de Zalamea. Continuar en: N-435. Pasar cerca de El Pozuelo. En los alrededores de Zalamea la Real, girar a la derecha: A-461 y seguir indicaciones hasta La Granada de Río Tinto.

Distancias desde La Granada de Río Tinto

Zufre 19 km
Nerva 15 km
Sevilla 80 km
Huelva 85 km
Calañas 48 km
Zalamea la Real 23 km
Ventas de Arriba 11 km
Higuera de la Sierra 11 km


0 comentarios