Andalucia Rustica

Buscar más

Parques Naturales de Andalucía

Laguna de Fuente de Piedra

Parques Naturales de Andalucía

Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra

La Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra se encuentra al norte de la provincia de Málaga, en la Comarca de Antequera, término municipal de Fuente de Piedra, a escasos metros del núcleo urbano.

La Laguna de Fuente de Piedra es un enclave de alto valor ecológico tanto por las características relacionadas con sus aguas subterráneas como por la flora y la fauna que alberga. En reconocimiento a sus valores, fue incluida entre los Humedales de Importancia Internacional por el Convenio RAMSAR en 1983. Declarada Reserva Integral por Ley 1/1984, 9 de Enero, por el Parlamento de Andalucía. Reclasificada Reserva Natural, por Ley 2/1989, de 18 de Julio y Zona de Protección Especial para las Aves (Z.E.P.A) en virtud de la Directiva 79/409/CEE, en 1988.

El régimen de precipitaciones determina que la Laguna de Fuente de Piedra esté sometida a una marcada estacionalidad, alternándose los periodos anuales e interanuales de encharcamiento y sequía, lo que condiciona tanto su aspecto paisajístico como la avifauna presente y las restantes comunidades bióticas.

En el interior de la Laguna podemos distinguir una serie de pequeños islotes, utilizados por las aves acuáticas para nidificar, que son restos de las antiguas infraestucturas salineras construidas a finales del siglo XIX.

Para una mejor observación del paisaje y la fauna de esta Reserva Natural, la Consejería de Medio Ambiente pone a su disposición 4 miradores, 5 observatorios y 2 senderos señalizados. Dada la fragilidad de este humedal y de las comunidades bióticas que acoge, el acceso al interior de la Laguna está restringido únicamente a fines de conservación e investigación y para ello son necesarias las correspondientes autorizaciones de la Consejería de Medio Ambiente.

Para mayor información sobre este Espacio Natural, es recomendable que se pasen por el Centro de Visitantes José Antonio Valverde o atiendan a las direcciones de interés.

La laguna de Fuente de Piedra es la mayor laguna de Andalucía y está considerada como uno de los complejos endorreicos más extensos y característicos de España. Posee una extensión de 1.365 hectáreas, su altitud media es de 400 m sobre el nivel del mar y constituye el desagüe natural de una cuenca de 15.350 hectáreas.

Sus aguas son salinas de carácter variable, de modo que cuando más baja es la cantidad de agua en la cuenca, mayor es la concentración de sales. El periodo comprendido entre los meses de Noviembre y Julio es el más propicio para la observación de aves. Fuente de Piedra es la localidad más importante para la nidificación del flamenco común en la Península Ibérica y, cuando las condiciones son favorables, en todo el Mediterráneo.

La Laguna de Fuente de Piedra acoge la mayor colonia de flamencos rosas de la Península Ibérica y la segunda más importante de Europa. Otras especies que se pueden observar en la reserva son la pagaza piconegra, la gaviota reidora y la picofina, el chorlitejo patinegro, la cigüeñuela o la avoceta. También se pueden observar grullas, pato cuchara, etc.

Miradores de la Laguna de Fuente de Piedra

Mirador de la Vicaría
Mirador Cerro del Palo

Laguna de Fuente de Piedra

Laguna de Fuente de Piedra

Sendero Las Albinas

Longitud del trazado: 2,4 km
Duración: 1 hora
Grado de dificultad: Baja

Se incia el sendero en la zona denominada «Los Juncares» que en años húmedos se inunda y que se encuentra parcialmente encharcada por los aportes de aguas depuradas de la EDAR Fuente de Piedra I. El sendero transcurre rodeando el sector norte de la laguna, en la zona de las desembocaduras de los arroyos Santillán y María Fernández y termina en la curva de la Vicaría donde existe un observatorio y un mirador.

A finales del S.XIX esta zona fue desecada mediante la construcción de canales con el objeto de convertir estas tierras en cultivables. Con el Proyecto Life Humedales la Consejería de Medio Ambiente ha adquirido estas fincas y ha llevado a cabo trabajos de regeneración y repoblación recuperando su carácter de estepas salinas mediterráneas que forman parte de la orla de vegetación natural de la laguna.

En años de precipitación inferior a la media esta zona se comporta como una estepa salina, siendo ocupada por aves esteparias como el alcaraván, la calandria y el cernícalo primilla.

En años húmedos se asientan aves acuáticas como el ánade real, flamenco chorlitejo, acovoceta y cigüeñuela, entre otras.


0 comentarios