Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Jaen

Lopera

Pueblos de Jaen

Lopera, Campiña Baja y Valle de Andújar

Lopera es una población situada al oeste de la provincia, en el límite con la de Córdoba, entre campos de cereal, herbáceos y extensos olivares. Cuenta con una importante Iglesia Parroquial.

Lopera limita con los municipios vecinos de Marmolejo, Montoro, Porcuna, Arjona, Cañete de las Torres, Bujalance y Villa del Río.

La localidad de Lopera conserva unas hondas raíces históricas y un largo devenir a lo largo de los siglos, puesto que los primeros datos de su existencia se remontan a la Edad del Bronce al haberse encontrado restos de esta época en los cortijos de Almazán, Lanzarino I y Cuatro Hermanas.De la época ibérica existen en el término municipal siete yacimientos, que vienen a demostrar, junto a las numerosas monedas encontradas, la presencia de iberos en toda esta zona, hecho que no es de extrañar dada la proximidad de la ciudad romana de Obulco (Porcuna).

Existen yacimientos de la época romana en diversas zonas del término municipal. No obstante, Lopera fue un lugar de segundo orden en la administración territorial romana. Su nombre en esta época era POLESI y formaba parte o dependía administrativamente del municipio de Obulco (Porcuna). El yacimiento mejor estudiado es el de la ciudad romano-visigótica de los «Morrones», que contaba con una basílica visigótica y estaba situada justo en el límite con el término de Cañete de las Torres. Existían dos vías romanas que cruzaban el término de Lopera, una al norte y otra al sur junto a Obulco.El actual núcleo poblacional surgiría en torno a los siglos VIII y IX d.c con el más que probable asentamiento del pueblo visigodo o musulmán en una de las faldas del Cerro de San Cristóbal. En 1240 Lopera fue conquistada por Fernando III «El Santo», que arrebató de esta forma la localidad a los musulmanes.

Lopera estuvo bajo la jurisdicción de la Orden de Calatrava hasta el siglo XVI y durante todo este tiempo pasaron por Lopera varios comendadores, que fijaron su residencia permanente en el castillo. A mediados del siglo XVI Lopera tuvo como comendador a Don Juan Pacheco y Torres, hijo de Doña Marina Fernández de Torres, de quien existe un sepulcro en el altar mayor de la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción.

Durante toda esta época Lopera dependía de la encomienda de Martos y Porcuna, hasta que el rey español Felipe II decide declararla en 1595 como villa independiente.

En el siglo XIX se produce la desamortización de los bienes de la iglesia, que fueron adquiridos en su mayor parte por burgueses que aumentaron así su patrimonio y dominio sobre el resto de la población. Entre estas personas hay que mencionar a Alonso de Valenzuela, diputado a Cortes en 1854 y alcalde de Lopera entre 1870 y 1874, quien en 1856 adquirió el castillo.

Una imagen típica del primer tercio del siglo XX era ver a los jornaleros desempleados en la plaza mayor del pueblo a la espera de que el capataz de turno los quisiera contratar.Fueron años caracterizados por un incremento de los conflictos sociales y de las continuas reivindicaciones laborales. En 1925 con la dictadura de Primo de Rivera se inicia la construcción de los Grupos Escolares,y cuya consecución fue gracias a la iniciativa del alcalde de aquellos años y maestro nacional Martín Valcarcel.

Durante la época republicana (1931-1936) aparece la publicación del periódico independiente «Ecos Loperanos», cuyo director era el agricultor Antonio Bellido Verdejo. (Respecto al periodo de la guerra civil ver el apartado específico que trata sobre este tema).

Monumentos de Lopera

Castillo árabe y torres de Santa María y San Miguel.

Iglesia Parroquial (gótico tardío, retablo barroco, sepulcro de Doña María Fernández).

Urbanismo

Casco urbano singular.

Gastronomía de Lopera

Son muchas las características destacadas de la gastronomía loperana. Algunas de ellas se distinguen poco de la comarca, tal es el caso del aceite y las comidas, otras, sin embargo, como es el caso del vino, le confieren carácter y personalidad a nuestro pueblo, fama y reconocido prestigio.

Potaje de ciruelas y orejones. Albóndigas de jamón y gallina. Encebollado de boquerones. Habas fritas. Pollo a la aldeana. Melones. Sandias.

Dulces: hojaldrinas. Huesos de santo. Empanadillas de sidra. Roscos de vino. Roscos de baño blanco.

Cómo llegar a Lopera

Salir de Córdoba. Tomar E-5 / A-4 en dirección: Madrid. Pasar cerca de las localidades de San Antonio, Montoro y Villa del Río. Tomar la salida 346 y seguir indicaciones, a unos 6 km nos encontramos con Lopera.

Salir de Jaén. Continuar en: Carretera de Córdoba. Girar a la derecha: A-316 y pasar cerca de Torre del Campo. Tomar la salida en dirección Torredonjimeno – Córdoba. En los alrededores de Torredonjimeno, tomar A-306 en dirección: Córdoba. Travesía de Porcuna. Continuar en: A-6175 hasta Lopera.

Distancias desde Lopera

Jaén 54 km
Arjona 16 km
Andujar 21 km
Porcuna 11 km
Morente 25 km
Córdoba 62 km
Montoro 22 km
Villa del Río 9 km
Cañete de las Torres


0 comentarios