Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Sevilla

Lora del Río

Pueblos de Sevilla

Lora del Río

La localidad sevillana de Lora del Río está situada en el Valle del Guadalquivir. El término municipal loreño queda dividido en tres grandes unidades geomorfológicas y paisajísticas diferentes: la Sierra al norte, la Vega en el centro y la Campiña en la parte meridional.

El municipio de Lora del Río limita al Norte con los municipios de Constantina y La Puebla de los Infantes, al Sur con Carmona y La Campana, al este con el municipio de Palma del Río (Córdoba) y Peñaflor y al Oeste con Alcolea del Río y Villanueva del Río y Minas.

Los recursos hidrológicos del término municipal de Lora del Río permiten la existencia de una rica vegetación natural: bosques de encinas, pinares, dehesas y matorrales, típicos de la flora mediterránea.

La abundancia de restos arqueológicos atestigua un rico desarrollo histórico.. El poblamiento tartésico de la “Mesa de Setefilla”, a partir de los inicios de la Edad del Bronce, hacia el 1700 a.C., continuado por otros asentamientos ibéricos en el núcleo urbano loreño y en las vecinas “Mesa del Almendro” y “Mesa de Lora” (“Lora la vieja”), marcan el comienzo de la historia local. A fines del siglo III a.C. los romanos se establecen en la comarca y con el nombre de “Axati” convierten a Lora en un gran centro productor-exportador de “aceite de oliva”. El emperador Vespasiano le concede el derecho latino y pasa a ser un “Municipium Flavium”. La romanización estaba hecha.

Aunque se carece de datos fiables, la época visigoda debió tener una cierta importancia en la zona a juzgar por el número de restos funerarios hallados. Algunos autores atribuyen a este período el origen del actual nombre de Lora “por la abundancia de laurel”. La “Lawra árabe” siguió siendo un núcleo de población importante y un centro defensivo notable entre Córdoba y Sevilla según cuentan los cronistas contemporáneos.

Fernando III de Castilla la conquista a mediados del siglo XIII, concretamente en el año 1247, donándola inmediatamente a la “Orden Militar de San Juan de Jerusalén” o de “Malta”, cuyos caballeros habían contribuido decisivamente a su rendición. Con estos territorios la Orden organizó un pequeño “señorío” que acabó configurándose en una “bailía” y varias encomiendas, cuya capitalidad residía en la villa de Lora, jurídicamente establecida en la “Carta Puebla” de 1259. Esta situación se mantendrá hasta la desamortización del siglo XIX.Por tanto, este pueblo estuvo seis siglos bajo la tutela de las mismas manos, el Prior o Bailio de Lora.

En sus alrededores existieron siete aldeas bajo su jurisdicción, que se llamaron “Septe filias”, de donde procede el nombre de “Setefilla”, lugar donde se alza hoy el “Santuario a la Virgen” de dicho nombre,es en estos primeros años, tras la conquista, cuando va a surgir el culto a la “Virgen de Setefilla”, imagen que la Orden trajo, o hizo esculpir, y entronizó en el templo setefillano, a los pies del castillo, plaza fuerte y vigía de la zona, muy probablemente a mediados del siglo XIV.

En época árabe se fortifica el castillo y se construyen las murallas, recibiendo el nombre de “LAWRA”.

Lora del Río va a alcanzar su máximo esplendor a lo largo del siglo XVIII, reflejado en la construcción de importantes edificios públicos (Ayuntamiento), religiosos (Iglesia de Jesús) e incluso privados (Casa de los Montalbo, Casa de los Leones).

A lo largo del siglo XIX se van a producir importantes cambios en la villa de donde surgirá la Lora moderna que hoy se conoce, aunque será ya en nuestro siglo cuando, gracias a la implantación de nuevos regadíos y a la llegada de inmigrantes de otras regiones, Lora se recupere e inicie un proceso de crecimiento que, aunque con ciertos altibajos, aún no se ha detenido. Así mismo, los procesos de colonización agraria de los años sesenta ha supuesto la creación dentro de su término municipal de dos nuevos poblados: “Setefilla” y “El Priorato”.

Monumentos de Lora del Río

Casa Consistorial
Casa de los Leones
Casa de la Cultura
Castillo de Setefilla
Ermita de Santa Ana
Casa de las Columnas
Ermita de Nuestro Padre Jesus
Santuario de la Virgen de Setefilla
Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
Convento de la Limpia Concepción de Nuestra Señora

Presas y Embalses

Presa de la Gitana
Presa de Zahariche
Presa de José Torán
Presa Santa Aurora y Las Lapillas

Cortijo de la Quinta

Gastronomía de Lora del Río

Son típicos en Lora del Río los caracoles, los espárragos trigueros y de campo, las gachas con coscurros, los sopeaos, las sopas hervidas y las migas del pastor.

Dulces: pestiños de Navidad, gañotes y torrijas.

Cómo llegar a Lora del Río

Desde Sevilla por autovía N-IV hasta Carmona, donde se enlaza con la ctra. A-457 hasta Lora del Rio.

Desde Córdoba: Autovía del Sur, dirección Sevilla, N-IV, desvío La Campana – Fuentes de Andalucía, dirección Lora del Río.

Desde la Sierra Norte de Sevilla A través de la carretera C-432.

Distancias

Sevilla 68 km
Priorato 10 km
Carmona 26 km
Cantillana 32 km
La Campana 15 km
Alcolea del Río 15 km
Villanueva del Río y Minas 21 km

Fuentes y Manantiales de Lora del Río

  • Pozo de Felipe
  • Pilar de Felipe
  • Pilar del Judío
  • Fuente del Ave
  • Pilar del Vicario
  • Fuente del Pilar
  • Fuente del Purito
  • Fuente del Tábiro
  • Pozo de Varguillas
  • Fuente de la Mora
  • Fuente de Setefilla
  • Pilar de la Trinidad
  • Fuente del Mazueco
  • Fuente de la Anguila
  • Fuente del Membrillo
  • Fuente de las Monjas
  • Fuente de Santa María
  • Pozo de la Benana de Miura
  • Fuente de Castillo de Setefilla
  • Fuente del Charco del Infierno
  • Fuente de la Huerta de Santa María

Plaza de Nuestra Señora de Setefilla de Lora del Río

Plaza de España de Lora del Río

Plaza de Andalucía de Lora del Río

Castillo de Lora del Río

Mercado de Abastos de Lora del Río - Plaza de Abastos

Palacio del Bailío
Arquitectura Civil
Museo y Sala de Exposiciones “El Bailío”

La Orden Hospitalaria de San Juan (conocida como Orden de Malta a partir de 1530) participó activamente en la conquista del Reino de Sevilla durante el s. XIII, recibiendo a cambio un amplio señorío con sede principal en Lora del Río. Su legado se reparte por la Vega de Sevilla y otros enclaves de la provincia de Sevilla.

El Prior o Bailío de la Orden del Hospital era la máxima autoridad sanjuanista en el señorío. Como propietaria de la mayor parte de las tierras, la Orden poseía una gran riqueza, traducida en importantes obras y edificaciones. El Palacio del Basilío era la residencia principal del prior, conformada como una gran casa señorial desaparecida en el s. XIX. Se conserva de forma singular el Pósito, almacén de grano que testimonia la riqueza agrícola del señorío loreño.

Palacio del Bailío de Lora del Río

Venta de Propiedades Inmobiliarias en Lora del Río

Alquiler de Casas Rurales en Lora del Río


0 comentarios

Deja un comentario