Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Almeria

Macael

Pueblos de Almeria

Macael, Comarca del Almanzora de Almería

Macael está situado a 535 m. de altitud, en la zona norte de la provincia en la comarca del Almanzora, al pie de la Sierra de Filabres, a orillas del río Laroya.

El municipio de Macael limita al norte con Olula del Río y Fines, al este con Cantoria y Lijar, al oeste con Purchena y Laroya y al sur con los municipios de Cherchos y Tahal.

Decir Macael significa hablar del mármol, famoso en todo el mundo y a lo largo de la historia, y utilizado en monumentos como la Alhambra, el Teatro romano de Mérida, la Mezquita de Córdoba, el Palacio de Medina Azahara, el Monasterio de El Escorial, el Palacio Real, etc.

Gracias a ello este pueblo, situado en la Sierra de los Filabres, y se ha convertido en una ciudad próspera y rica, en la que se utiliza con abundancia el preciado material, su verdadera seña de identidad.

La presencia del paso de pueblos antiguos por la villa de Macael es muy difícil de precisar, ya que no se han encontrado restos de ningún tipo. Por ello resulta muy complicado fijar la fecha en que se constituye esta urbe. No se han hallado vestigios de poblados ibéricos o romanos en lo que actualmente es el término municipal de Macael. Sin embargo, el uso de su piedra se remonta a los fenicios, quienes la utilizaban para construir sarcófagos, como se pudo comprobar con el hallazgo realizado en Cádiz de una tumba fenicia elaborada con esta piedra. Los datos que se tienen hasta la fecha permiten afirmar que los orígenes de la villa de Macael se centran en los siglos X y XI durante la ocupación musulmana. El núcleo original de Macael se situó en un montículo rocoso, en la confluencia de dos arroyos, al Sur del actual municipio y distante de éste unos 2,5 kilómetros.

Este primer emplazamiento fue destinado con posterioridad a canteras, por lo que no se han podido conservar adecuadamente restos de lo que los vecinos del pueblo llaman «Macael Viejo». Durante el asentamiento musulmán, las canteras del pueblo adquieren gran fama y de las mismas se extrae mármol para diferentes obras. Así, durante los siglos X y XI, según la documentación existente, se extrajeron de las canteras grandes bloques para la mejora de la Alcazaba de Almería y para los jardines de la ciudad. Eran tiempos del reinado de Almutacín, quien mejoró la ciudad de Almería y procuró embellecerla todo lo posible.

Durante los siglos XIII y XIV se extrajeron grandes cantidades de mármol cuyo destino era una obra realizada en Granada y que los siglos han conservado para deleite de la humanidad: la Alhambra y el Generalife.

La villa de Macael se rindió, junto a las otras ciudades de la comarca, ante los Reyes Católicos cuando éstos tomaron Baza en 1489. En las capitulaciones otorgadas por Isabel y Fernando, los habitantes quedan por moriscos, conservando sus derechos y tradiciones. Por Real Cédula de 1501 la Villa de Macael pasa a depender de la Ciudad de Baza por la importancia que suponían sus canteras.
La coyuntura económica desfavorable por: epidemias, cosechas insuficientes, nuevos impuestos, diferencias de tipo religioso, … dará lugar a que en 1568 se produzca un levantamiento morisco capitaneado por Aben Humeya.

La villa de Macael también se vio inmersa en la rebelión de los moriscos, aunque no exista mucha documentación al respecto. Su posición en una comarca que registró grandes levantamientos le hace estar inmersa en dicho movimiento. El historiador de la época, Ginés Pérez de Hita, asegura en uno de sus escritos que al párroco de Macael, el bachiller Román, se lo llevaron cautivo a la Alpujarra los moriscos sublevados, escapando de dicho lugar para volver a Macael. Antes pasó por Purchena para avisar a los cristianos de este pueblo que venían los moriscos a conquistar la comarca, lo que permitió que éstos huyeran y se salvaran.

El ejército liderado por el Marqués de los Vélez, que protagonizó el sofocamiento de la rebelión en esta zona, pasó el 6 de enero de 1569 por Macael, ya que descansó una jornada en Olula del Río, atravesando la Sierra de los Filabres para acampar en Tabernas.

Tras la rendición de Macael a las tropas de don Juan de Austria, se procedió a su repoblación, de acuerdo con la Instrucción de 1572 que regulaba este procedimiento. Macael, que tenía 293 habitantes antes de la expulsión morisca, fue repoblado por 22 familias venidas de la región levantina y de Castilla la Nueva.

Durante los siglos XVII y XVIII la población de Macael registra un incremento progresivo de sus miembros. En el año 1699 había 403 habitantes; en 1753, unos 824. En el Catastro de Ensenada, que se realizó sobre 1750-53, en Macael había 213 casas, 40 labradores, 135 jornaleros y 14 medio jornaleros. Asimismo había 221 cabezas de ganado vacuno y 1.600 de caprino.

Hasta el siglo XIX la población macaelense había vivido tanto de la agricultura como de las canteras. Incluso en ocasiones se dio más importancia a los cultivos y hubo años en que los vecinos del pueblo se desplazaron hasta las provincias de Granada y Jaén para realizar la siega. En la actualidad el proceso es a la inversa, ya que Macael ha recibido a un gran número de foráneos, que se han desplazado hasta la villa para trabajar como operarios en las canteras de mármol de la comarca.

Lo cierto es que la economía de la localidad se va centrando en el mármol y se inicia un proceso de industrialización y mecanización del mismo, para mejorar su extracción y manipulación.

En el siglo XX, la presencia de esta piedra se situará en el mercado y desatará una fuerte demanda y popularización de su uso. Se empleará tanto para obras monumentales como para utensilios y objetos de decoración.

Al existir una mayor demanda, Macael se convierte en un centro rico y próspero, punto a tener en cuenta dentro de la economía almeriense, ya que es uno de los pilares básicos, junto con el turismo de la costa y los invernaderos del Poniente, para el desarrollo de esta provincia andaluza.

Monumentos de Macael

Iglesia Parroquial, siglo XVIII. Contiene torre mudéjar.

Yacimientos Arqueológicos

Macael viejo.
Situado en la falda oeste de la sierra de los Filabres, apenas se pueden reconocer unos escasos vestigios de este asentamiento de Al-Andalus.
Urbanismo

El casco urbano y la sierra horadada ofrecen un espectáculo singular.

El Marchal.

Obelisco del siglo XVII.

Calle porche.

Cruz de mayo.
Obelisco con una cruz en la parte superior que se encuentra a la entrada del pueblo.

Museos
Se celebra anualmente la exposición nacional Mármol-Arte.

Gastronomía

Embutidos. Migas de harina y pan. Arroz con conejo. Olla. Puchero. Gachas.

Cómo llegar a Macael

Salir de Almería en dirección: N-340 – Murcia – Ronda de Almería – A-92 – Granada. Tomar la salida en dirección: Salida 453 – Viátor – Base Militar La Legión – A-92 – Guadix – Granada. En la rotonda, tomar la salida 4 Continuar en: A-92. Tomar la salida en dirección: Salida 373/376 – Tabernas – Murcia – N-340a. Pasar cerca de Tabernas. En la rotonda, tomar la salida 4 Continuar en: A-349. Pasar cerca de Tahal y seguir indicaciones hasta Macael.

Distancias desde Macael

Serón 25 km
Albox 20 km
Tíjola 18 km
Almería 78 km
Cantoria 14 km
Purchena 10 km
Albánchez 27 km
Olula del Río 3,5 km

Senderismo

Sendero SL-A 283 Antiguo Camino a Macael Viejo

El Antiguo Camino a Macael Viejo comienza en la pista de tierra que asciende al Yacimiento Arqueológico de Macael Viejo desde la pista asfaltada que recorre el Arroyo del Baile.

Ascendemos medio kilómetro por la pista, para tomar una pista secundaria a la derecha, la cual abandonamos 250 metros más arriba para tomar el camino que asciende a la izquierda.

Dicho camino zigzaguea para ascender por la vaguada situada al suroeste de la meseta que conforma Macael Viejo.

Coronado el collado, el resalte rocoso que nos separa del punto más alto de la meseta lo salvamos mediante un sistema de escaleras y rampas con barandillas.

Una vez en la meseta vamos descendiendo por ella, ya que presenta una inclinación hacia el norte. En seguida alcanzamos una antigua cantera, y a partir de ella, seguimos el camino por el que se accedía a ella.

Así, alcanzamos los restos de las estructuras excavadas en el yacimiento arqueológico, a donde llega la pista de tierra que habíamos abandonado al principio del recorrido. Siguiéndola regresamos al punto de partida.

El entorno

El sendero se desarrolla en el centro del área de explotación de las famosas canteras de mármol de Macael, explotadas desde época romana.

Accede al Yacimiento Arqueológico de Macael Viejo, abandonado en 1573, tras la expulsión de los moriscos, en el que se han encontrado estructuras y objetos de épocas morisca, islámica, romana y neolítica.

Macael Viejo está asentado en una meseta rodeada de acantilados rocosos que dotaba al asentamiento de un fuerte carácter defensivo.

En la propia meseta existen canteras de mármol blanco y gris, tanto actuales como históricas, con restos de elementos dedicados a la explotación.

La meseta se sitúa sobre la unión del Arroyo del Baile y el Arroyo del Marchal, con vistas al Valle del Almanzora.

Es un ecosistema semidesértico en el que abundan especies como el esparto, el tomillo y la retama.

Respecto a la fauna destaca la presencia de cabras montesas.


0 comentarios

Deja un comentario