Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Málaga

Málaga – Mercado de Atarazanas

Monumentos en Málaga

Mercado de Atarazanas de Málaga

El Mercado de Atarazanas se encuentra en el lugar donde se disponían unos astilleros nazaríes en el siglo XIV que tras la Conquista cristiana de la ciudad fueron utilizados como almacén, arsenal, hospital militar y cuartel.

En 1868 la Junta Revolucionaria solicitó su demolición para dar trabajo «a las clases pobres», aunque no se llevó a cabo hasta 1870, aprobándose ese mismo año el proyecto del arquitecto municipal Joaquín Rucoba para nuevo mercado, posteriormente llamado de Alfonso XII. Gracias a la intercesión de la Academia de Bellas Artes de San Telmo consiguío salvarse la antigua puerta monumental del recinto, la cual se trasladó al centro de la fachada principal del nuevo edificio, que en un ejercicio historicista acorde con la obra preexistente Rucoba diseñó en lenguaje neoárabe, aunque aplicando a gran escala vidrio y hierro. De esta forma, aunque desaparecía casi la totalidad de la vieja construcción musulmana, Málaga conseguía a cambio un adecuado y necesario edificio de abastos (que llevaba años demandado), además de uno de sus mejores ejemplares de arquitectura decimonónica. La construcción fue inaugurada en 1879.

En su interior el espacio se dispone en calles rectas para la situación de los puestos. Su estructura metálica sigue en las fachadas la tradición granadina de arcos en número impar, siendo mayor el del centro, y se completa la decoración con columnas y capiteles granadinos, almenillas y atauriques califales, mezclados con gran libertad, en los que el autor afirmó la independencia de su juicio frente a lo codificado de los modelos clásicos.

La idea de construir un mercado era en los últimos años del siglo XIX signo del progreso de los tiempos, cuya puesta en marcha vino dada por Les Halles de Paris (1854-56). En Madríd proyectó Victor Horeau un mercado en arquitectura de hierro, y en Barcelona, Fontseré y Mestres el Mercado del Borne en 1874-76. De este último tomaría Rucoba las persianillas fijas de sus fachadas.

En el caso de Málaga, la construcción del mercado coincide con la expansión económica y urbanística de la ciudad a raíz de las leyes desamortizadoras y la revolución de 1868, que hicieron cambiar la faz de una ciudad que todavía conservaba parte de un centro lleno de instituciones religiosas y conventos.

Mercado Central de Atarazanas

Mercado Central de Atarazanas

Mercado Central de Atarazanas


0 comentarios