Andalucia Rustica

Buscar más

Monumentos en Málaga

Málaga Palacio de Zea Salvatierra

Monumentos en Málaga

Palacio de Zea Salvatierra de Málaga

El Palacio de Zea Salvatierra se encuentra situado en la calle Cister, en la esquina con calle Agustín y a escasos metros de la Catedral de la Encarnación.

El Palacio de Zea Salvatierra es uno de los hitos más importantes de la Málaga de los siglos SVII y XVIII, fecha en la que se construyó el edificio a instancias de doña María Salvatierra, viuda del capitán Blas de Zea Merino, cuyo escudo campea en la portada. Algunos documentos vinculan al arquitecto Felipe de Unzurrúnzaga (arquitecto guipuzcuano que trabajó en Málaga en obras como el camarín de la Victoria o la transformación de las parroquias de Santiago y del Sagrario) con el edificio, al menos tasándolo en 1730.

Las diferentes vicisitudes históricas llevaron a este palacio a ser la sede del Ayuntamiento durante el reinado de Isabel II, siendo asaltado en la revolución de 1868. Con posterioridad sirvió de Casa de Correos, uso en el que ha permanecido hasta bien entrado el siglo XX. En la actualidad es de propiedad particular. Su restauración permitió contemplar los elementos que mejor definen este edificio. Compuesto de planta baja más dos, se eleva sobre un zócalo de grandes sillares que intercala grandes ventanas enrejadas, abriéndose en el centro una amplia portada con sillares almohadillad os encuadrados entre pilastras cajeadas.Palacio de Zea Salvatierra

En este tipo de inmuebles del siglo XVIII, entre los que podemos incluir el palacio del Marqués de la Sonora en calle Granada, las entradas son de dimensiones considerables, dando como resultado un tratamiento monumental que las convierte en el elemento más llamativo del edificio. El cuerpo superior, levantado sobre ménsulas del triglifo, se abre con balcón adintelado entre volutas de escaso relieve que soportan los magníficos escudos de la familia Zea y Salvatierra. Se prolonga por casi toda la fachada principal y parte de la que tuerce a la calle de San Agustín. La última planta posee balcones con cierros del siglo XIX alternados con balcones sencillos.

En el interior, tras el zaguán, se accede al interesante patio central, remodelado en el siglo XIX. Está formado por arquerías sobre columnas de mármol con capitel corintio, estando abierto en la planta baja y cerrado en la alta. Del lateral izquierdo arranca la escalera principal con columnas de mármol en su embocadura.


0 comentarios