Andalucia Rustica

Buscar más

Pueblos de Jaen

Mancha Real

Pueblos de Jaen

Mancha Real, Comarca de Sierra Mágina

El municipio de Mancha Real se encuentra en el centro-sur de la provincia de Jaén, a 19 km al este de su capital y a 30 y 40 Km respectivamente de Baeza y Úbeda, con buenos accesos por carretera hasta el casco urbano desde todas las direcciones.

Mancha Real limita con los municipios vecinos de Villatorres, Begíjar, Baeza, Jimena, Torres, Pegalajar, La Guardia y Jaén.

Geográficamente, forma parte de la comarca de Sierra Mágina y constituye una perfecta entrada al Parque Natural del mismo nombre, de cuya zona de influencia forma parte. El término municipal se extiende desde el río Guadalquivir (al norte), zona de campiña olivarera, hasta las estribaciones de Sierra Mágina (al sur), donde se encuentran los terrenos forestales del municipio.

Mancha Real es uno de los pocos municipios de la zona con un crecimiento vegetativo positivo, gracias a las posibilidades de empleo y residencia que ofrece y a la calidad de sus servicios, lo que permite no sólo la fijación de la población autóctona, sino la acogida de una población inmigrante considerable.

Se trata de uno de los municipios más industriales de la provincia, con un equilibrio claro de la actividad económica. La economía local, tradicionalmente dependiente del cultivo del olivar y la industria oleícola, se apoya cada vez más en la progresiva implantación industrial, principalmente en el sector de la madera, además de contar con actividad estable de industrias de maquinaria y con la presencia de una empresa puntera a nivel nacional en la fabricación de equipos informáticos. El comercio y los servicios son otros sectores con una incidencia cada vez mayor en la actividad económica local. Pueblo con gran capacidad emprendedora, obtuvo el reconocimiento del Premio al “Municipio Dinámico de Andalucía 2003”, concedido por la revista Andalucía Económica.

Los primeros indicios de presencia humana en las tierras de Mancha Real se remntan al Paleolítico, en el asentamiento del El Soguero. En el Neolítico (V y IV milenio a.C.) y la Edad del Bronce /III milenio a.C.) se produjo una proliferación de asentamientos en esta zona, entre los que se cuentan los de Piedras Gil, Cerro Moreno, Cerro Alcalá y Peñaflor. La etapa ibérica ha quedado constatada en los asentamientos de El Toril y Las Casicas. El primero ha sido identificado con la legendaria ciudad de Letrania, aunque otros sitúan aquí otra hipotética ciudad, la de Gaiscal.

En época romana se localiza en Cerro Alcalá la Ossigi Latonium, citada por las fuentes, que gozó de un estatuto privilegiado. En su entorno proliferearon un gran número de villas: El Pino, Cirueña, Las Pilas, La Puente, etc.

Durante la época islámica la zona estaba poblada por pequeñas aldeas o alquerías; una de éstas es la de Peñaflor, que por los estudios arqueológicos conocemos que contaba con entre 20 y 30 viviendas. Tras la conquista cristiana se mantuvo este poblamiento disperso en torno a torres de control, entre las que se cuentan las de Peñaflor, el Risquillo, la Torre del Sorde, etc.

En cuanto al núcleo actual de población, la ciudad de Mancha Real fue fundada por Carlos V en el año 1537, dando con ello cumplida cuenta de los deseos expresados por su madre doña Juana en 1508. La villa tomó el nombre de La Manchuela. El motivo de su fundación se enmarca en el proceso repoblador de estas tierras tras la finalización de la reconquista, para la salvaguarda y defensa de los caminos.

La previsión inical para La Manchuela era acoger unas 100 familias, pero pronto quedó desbordada ante el aluvión de gentes de los pueblos de los alrededores que se asentaron en este lugar. Tan sólo 50 años después de su fundación ya contaba con 1.660 habitantes.

El auge y consolidación de La Manchuela como núcleo poblacional determinó la lucha por su independencia de la ciudad de Jaén desde prácticamente los albores de su fundación, en 1557. Felipe II le concedió el título de Villa, no sin antes haber desembolsado sus vecinos una importante suma de dinero, 58.000 reales. Pese a este reconocimiento no cesaron los conflictos entre esta villa y la ciudad de Jaén.

La importancia que adquirió La Manchuela es testimonio la parada en el viaje regio de Felipe IV en 1635 en este lugar, lo que propició su cambio de denominación por el actual de Mancha REal.

La población siguió creciendo a lo largo del siglo XVIII, a finales de la centuria. A mediados del XIX ya contaba con unos 3.996 habitantes y a finales sobrepasaba los 6.000.

Monumentos de Mancha Real

Iglesia Parroquial San Juan Evangelista: Se trata del bien cultural más significativo de Mancha Real, en cuya traza y ejecución se vinculan los nombres de prestigiosos arquitectos de los siglos XVI al XVIII como Andrés de Valdelvira (responsable según todas las fuentes del trazado de la iglesia), Juan de Aranda, Eufrasio López de Rojas o Ventura Rodríguez.

Antiguo Convento de los Carmelitas Descalzos: Fue fundado por el propio San Juan de la Cruz y en cuya inscripción dice: «Aquí estuvo en el año 1586 San Juan de la Cruz y fundo un convento de Carmelitas Descalzos bajo la advocación de la limpia y pura concepción de nuestra señora, Mancha Real a San Juan de la Cruz».

Ermitas del siglo XVIII de San Marcos y la Inmaculada.

Hornacina del siglo XVII del Cristo de la Salud en la calle Sancho, del Cristo de la Yedra del siglo XIX en la calle la Cruz, y de la Virgen de las Angustias en la calle San Francisco.

Torre del Risquillo

Castillo de Ríez

Urbanismo

Portadas monumentales de edificios particulares.

Gastronomía de Mancha Real

La gastronomía de Mancha Real es la típica de la Sierra Mágina: migas, pipirranas, gazpacho, roscos, gusanillos (dulce), etc. Todos los platos giran alrededor del aceite de oliva virgen extra, unos de los mejores aceites del mundo.

De su dulcería son famosos sus bizcochos y sus roscos de vino, conservándose para Navidad la costumbre de raíces moriscas de elaborar unos exquisitos almendrados y alfajores.

Fiestas y Tradiciones

La festividad de San José, el 19 de marzo, patrón del gremio de carpinteros, implantándose en su honor la costumbre levantina de construir fallas que al igual que las valencianas dejan tras sus llamas y los rescoldos de sus «nitot» -muñeco de cartón piedra que es objeto popular de todas las críticas burlonas- el espíritu hacendoso y emprendedor de los hijos de Mancha Real. La falla manchega es la única que se quema en Andalucía y está declarada de Interés Turístico Nacional.

San Marcos, el 25 de abril, patrón de Mancha Real y santo al que tradicionalmente se le ha encomendado que vele por los campos librándolos de plagas y pedriscos.

La Feria y Fiestas en honor de la Virgen del Rosario, Patrona de Mancha Real, se celebran el 7 de octubre, realizándose una romería en fechas cercanas y posteriormente la feria principal de nuestra localidad. Propias de esta festividad son las llamadas moniduras, o grupo de hermanos cofrades que acompañados de instrumentos musicales de cuerda, y antaño también de viento, recorren las calles del pueblo cantando, a la hora del alba, e invitando a los vecinos a que participen en los actos en honor de la Virgen.

Cómo llegar a Mancha Real

Para llegar a Mancha Real desde el norte lo mejor es ir hasta Madrid y allí coger la Autovía de Andalucía N VI, antes de Bailén tomar el desvío a Jaén, N 323. Después por la A 316 hasta Mancha Real.

Desde el sur de Andalucía por la A 324, y por la A 301 desde Granada.

Distancias desde Mancha Real

Jaén 19 km
Torres 12 km
Jimena 17 km
Cirueña 10 km
Cuadros30 km
Bedmar 25 km
Garcíez 20 km
Pegalajar 8,5 km
La Guardia de Jaén 24 km
Albánchez de Mágina 24 km

Fuentes y Manantiales de Mancha Real

  • Fuente Paulillo
  • Pilar del Puerto
  • Fuente de las Pilas
  • Fuente de Obras Públicas
  • Fuente de los Morelguillos

Fuente de las Pilas: Antiguo manantial y abrevadero de ganado el cual se convirtió en plazoleta posteriormente, bajo la sombra de un centenario árbol. Está situada justo en la entrada a la carretera que conduce a la Peña del Águila y del Pico Almadén.

Vías Verdes

La recién creada Red de Senderos es una puesta por elsenderismo a través de los recodos de una sierra de gran belleza. Adéntrate y disfruta de la magia de la Puerta de Mágina.

Iniciaremos nuestro recorrido del Nivel 1 por un sendero que discurre paralelo a la Carretera de Almadén, por las faldas de la Peña del Águila. A ambos lados de este primer tramo podemos observar un denso pinar de pino carrasco que puebla la práctica totalidad de la sierra. Pasados unos 200 metros llegamos a una bifurcación, donde continuaremos por el sendero de la derecha para cruzar a escasos metros de la carretera que anteriormente quedaba a nuestra izquierda. Siguiendo la indicación de la Cueva de los Murciélagos nos adentramos en un trayecto el cual se hace muy estrecho a escasos metros. A los 300 metros desde el cruce realizaremos la primera parada para observar el bello paisaje y las vistas al Aznaitín, macizo calizo del Parque Natural de Sierra Mágina. Es fácil visualizar alguna que otra ardilla correteando por el suelo o trepando por los árboles en este primer nivel.

Tras 800 metros de marcha, llegaremos al lugar en que únicamente continua el sendero de Nivel 2, ascendiendo por la margen derecha del barranco conocido como Morelguillos, donde habita una importante población de majoletos y rosales silvestres mezclados con encinas, coscojas y cornicabras. Si el recorrido lo realizamos en otoño, además podremos ver diversos timpos de setas, destacando varias especies de boletos, algunos no comestibles, y los apreciados níscalos.

En poco tiempo habremos coronado y encontraremos una bifurcación que nos marca el Nivel 3 a escasos metros llegamos a la carretera asfaltada que llega al Almadén, avanzamos en la dirección marcada y tras 1,5 km veremos un desvío a la izquierda para acceder a una pista forestal que conduce hasta el pico Morrón, por el camino nos encontraremos un abrevadero de piedra. Nuevamente llegamos a la carretera asfaltada y cruzaremos hacia el sendero que llega hasta el mirador de la Peña del Águila. A escasos metros comenzaremos un descenso mas pronunciado por la ladera izquierda al Arroyo del Montejón. Pasados unos metros llegaremos al punto en el que confluye con el Nivel 2 hasta la carretera asfaltada y llegaremos finalmente al punto de partida de nuestra ruta.

Fuente: Ayto. de Mancha Real | Diputación de Jaén


0 comentarios