Andalucia Rustica

Buscar más

Miradores de Andalucía

Mirador de Valdeinfierno

Miradores de Andalucía

Mirador de Valdeinfierno – Los Barrios

El Mirador de Valdeinfierno se localiza en el término municipal de Los Barrios, Sierra Sequilla, Loma de la Dehesa de Ahojiz, en el Parque Natural de los Alcornocales.

Desde el mirador y frente a nosotros la loma de Valdespera y entre ambas la garganta del arroyo de Valdeinfierno. El nombre significa valle del infierno y en cuanto a su origen hay varias hipótesis: una de ellas hace alusión a lo exuberante de la vegetación, lo cual haría muy dificil transitar por la misma; la segunda dice que aquí se produjo una ferez batalla entre musulmanes y cristianos. Esta última podría explicar también el nombre del arroyo que baja para unirse a Valdeinfierno y que se llama «De las malas pasadas».

Estos montes son de areniscas silíceas, por lo que como estamos mirando hacia una ladera sur, una solana, la vegetación que encontramos es alcornocal. Si estuviésemos en aquella loma y estuvieramos mirando hacia aquí, observaríamos que aparecerían más quejigos, que es la especie (también productora de bellota) que sustituye al alcornoque en las zonas de más humedad en el suelo (cerca de los arroyos) y en el ambiente general como en las umbrías.

El alcornocal que tenemos aquí se encuentra muy degradado con muchas zonas donde solo hay matorral y donde podemos encontrar algunos árboles muertos. Es el problema de la seca del alcornocal, y es provocada por varios factores. Los árboles mueren por agentes biológicos, como hongo e insectos, que son los factores ejecutores, pero no los únicos culpables. Otro factor es que la mayoría de los árboles que observamos no nacieron de semilla, sino que son rebrotes de raiz de otros que ya ha muerto y por tanto no son lo jóvenes que parecen; sus raices son viejas. Por último está el cambio climático, que está provocando la aparición de periodos de sequía largos, que no aguantan los árboles y mueren al final del verano, principalmente los que están en orientaciones sur. Como ves el alcornoque (como otros árboles distribuidos por el mundo, a los que les pasa lo mismo) están sufriendo ya las consecuencias del desarrollo no sostenible en el que estamos enmarcados.

Como resultado de esa degradación, aparece un matorral como en el que estás situado. En él aparecen especies de sotobosque del alcornocal mezclado con especies propias de los matorrales montanos, aquí llamados herrizas. Entre estas plantas cabe destacar la presencia del brezo, brecina y la singular atrapamoscas, una planta que vive en suelos muy pobres, con poca sustancia que puedan aprovechar y que tiene que obtener de los insectos, a los que atrapa con una especie de pegamento donde tiene además una sustancia que funciona como «jugo digestivo» metabolizando los tejidos blandos del animal.

Al fondo podemos observar la Sierra de Montecoche. El color verde intenso de la vegetación delata que no se trata de alcornoques, sino de pinares; de pino piñonero en las zonas bajas y de pino negral en las altas. Son el resultado de introducciones en una época en la que se primaba más el crecimiento de la masa que la idoneidad por ser planta autóctona. Hoy día se pretende su progresiva sustitución por alcornocal, que es el bosque que le corresponde por la característica del suelo y su orientación.

También podemos observar actuaciones humanas como la atutovía Jerez-Los Barrios.


0 comentarios